BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

El movimiento de las casas pequeñas

El número de personas que se cuestiona qué para vivir mejor no hace falta una casa grande va en aumento a Estados Unidos y Canadá. Es el movimiento de las casas pequeñas, que defiende reducir el espacio doméstico para eliminar lo superfluo, gastar menos en alquiler e hipoteca, disminuir nuestra huella ecológica y compartir máscon los vecinos

Si se junta todo el suelo residencial que existe en Estados Unidos, cada ciudadano dispondría unos 77 metros cuadrados. En el caso de España, el dato se sitúa en los 35 metros per cápita, en la línea de Japón (35), Reino Unido (33) o Italia (31), según publica La buena vida. La cifra refleja el desigual reparto del espacio dedicado a la vivienda en nuestras sociedades, pero también da una idea de los tamaños de determinadas casas, los precios y los costes de mantenimiento, elevados y difíciles de asumir, especialmente en el contexto de una crisis hipotecaria y económica.

casas pequeñas1

 

Hace ya algunos años, un grupo de gente comenzó a preguntarse si nos estábamos equivocando con la idea de que “cuanto más grande, mejor”. Así surgió el movimiento de las casas pequeñas, que defiende que vivir en casas más pequeñas no sólo reduce mucho los costes de acceso a una vivienda sino también el gasto energético. Dicen que es un estimulante para vivir de una forma más sostenible: “al tener menos espacio, sólo almacenamos lo que realmente necesitamos”.

Brian Levy, que ha montado una comunidad de casas pequeñas (con ruedas) en la zona de Washington DC, explica el por qué de este movimiento en la web Studio-Shed: “Para mí, la vida es demasiado corta como para vivir a lo grande, malgastando energías en diseñar, construir, financiar, limpiar, decorar, mantener y reparar cuando mejor podríamos estar amando, descubriendo, viajando, creando…”.

El movimiento de las casas pequeñas es una muestra más del proceso de reflexión en torno a la vivienda que arquitectos, ingenieros, ambientólogos o sociólogos están realizando en los últimos años, especialmente tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Otro ejemplo es el cohousing, que anima a reducir el espacio de vivienda propio y compartir más con tus vecinos: sala de lavadoras, cocinas, comedor, sala de juegos… La idea no es sólo reducir costes y vivir en casas con menos huella ambiental, sino también vivir en casas mejores donde los vecinos son comunidad. De hecho, este sistema de viviendas cooperativas está siendo ya una de las soluciones preferidas para envejecer.

6 comentarios

  1. Dice ser consuli

    Mi marido, mi hijo y yo vivimos en 60 metros cuadrados y necesito una casa más grande, lo siento pero creo y considero que con más espacio para cosas y personas se gana calidad de vida.
    El problema es su precio.

    14 enero 2015 | 13:19

  2. Dice ser Nombre

    Es de gilipoyas aceptar casas pequeñas. Lo unico que se consigue asi es que
    te las acaben vendiendo al mismo precio que las grandes (por puro equilibrio
    economico).

    14 enero 2015 | 14:53

  3. Dice ser borderline

    Claro que hay un límite para todo, pero algo tiene este movimiento.
    Toda propiedad también esclaviza y una propiedad pequeña esclaviza menos.
    A lo mejor tiene razón el dicho: se trata más de hacer que de tener.

    por cierto: que innecesariamente y sin venir a cuento lanzamos un insulto

    14 enero 2015 | 15:47

  4. Dice ser Atenta

    He pensado lo mismo que Nombre, si todo el mundo vive en casas pequeñas, empezarán a subir hasta costar lo mismo que las grandes.
    Supongo que esos 77 metros saldrán de las pedazo de casas que tienen algunos (según vemos en las películas), porque dudo que en Nueva York la gente normal viva en pisos muy grandes.

    14 enero 2015 | 16:00

  5. Dice ser albitaguapa2

    panda de envidiosos si tuvieran dinero y quien se las currase todos querrian mansiones, es como los que dice que le gusta el caming mas que un hotel de lujo, palurdos

    14 enero 2015 | 18:40

  6. Dice ser Tia de SobrinoS

    Que verdad es que no es mas rico el que mas tiene ni el que menos necesita.
    Tener casas grandes solo sirve para almacenar cosas innecesarias. La mitad de las cosas que tenemos no las necesitamos, algunas ni siquieras las usamos nunca pero ahi las tenemos almacenadas.

    15 enero 2015 | 03:00

Los comentarios están cerrados.