BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Las mil vidas de una caja de fruta

Artilujos es un portal dedicado a los muebles elaborados a mano por artesanos locales, que le dan una segunda vida a objetos que ya no tienen valor o que se habían tirado a la basura. De esta manera, consiguen hacer muebles asequibles, al alcance de mucha gente, pero con la calidad de la artesanía.

artilujos

Entre otras iniciativas, Artilujos ha creado una plataforma para artesanos que fabrican muebles reciclando materiales a partir de lo que llaman ellos la filosofía del upcycling (convertir productos que normalmente irían a la basura en otros objetos de mayor valor). Además, de manera periódica, organiza pedidos colectivos. Así, el fabricante puede optimizar la producción y se obtiene un precio más económico para quien compra.

 

mesa

Ahora está en marcha un pedido colectivo de cajas de madera, al estilo de las cajas donde antes se transportaba la fruta. En casa son muy versátiles: además de ser una forma de almacenaje, pueden servir para hacer estanterías, una silla, una mesa… Y si se combinan varias, se pueden crear todo tipo de muebles, desde una mesa de comedor a una librería, señalan.

Las cajas son de madera de pino maciza con certificado de sostenibilidad ambiental. Han sido fabricadas en Albacete, en la sede de Fundación Asla, institución dedicada a ofrecer oportunidades a personas con discapacidad.

Siempre que la distancia y el tamaño de los objetos lo permite, distribuyen los pedidos por bicimensajería.

3 comentarios

  1. Dice ser Alicante Gusta

    Que chulo y original. El problema muchas veces, yo que he hecho cosas con palets y demas, que no se encuentran facilmente la materia prima ó si se encuentra el coste. Pero con paciencia en reunirlos es super gratificante y sencillo

    salu2

    http://alicantegusta.com/servicios-profesionales/1223-ing-direct-la-cuenta-sin-comisiones.html

    20 noviembre 2014 | 08:28

  2. Dice ser Antonio Larrosa

    Las cajas de fruta eran las sillas de mi casa cuando yo me casé en el año 63, o sea que la historia esta llena de miserias que con lucha y trabajo a veces se alivian.

    Clica sobre mi nombre

    20 noviembre 2014 | 09:54

Los comentarios están cerrados.