BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Lo que hace uno mismo ahorra y es más gratificante

He conocido a una pareja que vive en la Vera, una comarca extremeña que linda con el Valle del Tiétar. Tienen una casa acondicionada para no perder calor, que se calienta con leña, recogen el agua de la lluvia para regar su enorme huerto, que los alimenta durante todo el año, porque siembran cada temporada lo que es de temporada y no fuerzan otros cultivos que en esa zona, que ya es bastante productiva, no se dan.

pimientos

Además, tienen gallinas ponedoras que surten de huevos no sólo a ellos, también a los que les rodean. Hacen yogurt, queso de cabra, conservas y un pan de centeno que estoy deseando aprender a hacer. Ellos mismos hacen la mayoría de cosas que necesitan desde unos años antes de que empezara la crisis. O sea, que no lo hacen por necesidad pura y dura, sino por convicción de que esa forma de vida, además de ayudar a conservar el medio natural, es la que quieren llevar. Por aquí hay mucha gente que vive así, como se ha vivido siempre, antes de que nos invadiera el consumismo feroz. Pero como ahora se ha puesto de moda el Do it yourself, además así, en inglés, pues parece que todo esto es de antesdeayer.

tomates

A mí, que sí me ha empujado la crisis y algún desalmado hasta aquí, me da envidia la gente que sabe buscarse las castañas con muy poco. Estoy en ello. En un año, he aprendido a cultivar algunas verduras, a hacer compost, a ahorrar en electricidad, a aprovechar el agua de lluvia, a coser lo más básico -tricotar ya sabía- y a hacer conservas. Me falta saber hacer queso y pan, pero me doy una semana. Y lo de las gallinas, no lo pierdo de vista. Al tiempo.

8 comentarios

  1. Dice ser Moxin

    Me alegro por esta pareja. ¿Pero con niños incluido?

    Muchos matrimonios o parejas con niños, pensamos antes en la comodidad de los más pequeños.

    Si los niños ya están casados, pues entonces si es más fácil.

    17 febrero 2014 | 09:44

  2. Dice ser Robertti Gamarra

    Bueno, la cuestión es tener capacidad para hacer las cosas, porque, por desgracia, esta sociedad nos ha empujado hacia un estado donde muy pocos saben manejar herramientas o saber decidir por sí sólos.
    http://goo.gl/XsU80j

    17 febrero 2014 | 10:52

  3. Dice ser Mónica

    Quizás en el colegio nos deberían enseñar este tipo de cosas y no tanta aritmética, algebra y chorradas que nunca jamás nos servirán de nada http://xurl.es/9ik46

    17 febrero 2014 | 11:05

  4. Dice ser Noa

    #Mónica, estoy contigo. En los colegios debían desde ya impartir la nueva asignatura del futuro: ‘Cómo sobrevivir a estos tiempos turbulentos y no morir en el intento’.
    He comenzado con un mini huerto en la terracilla, una jardinera con cogollitos y otras dos con hortalizas. De momento todo está verde, sin frutos…habrá que esperar 😉

    17 febrero 2014 | 11:15

  5. Dice ser Local food

    Otra idea también es cosechar lo que la propia naturaleza nos brinda. Recoger hierbas y frutos del campo: acederas, cardillos, manzanas, moras, castañas, endrinos, frambuesas… que se pueden utilizar a su vez en conservas para disfrutar durante todo el año.

    Entre muchas otras cosas que hablo en mi blog: http://www.britishlocalfood.com

    17 febrero 2014 | 12:56

  6. Dice ser Anonimo

    Es cierto Mónica, las matemáticas no sirven de nada… Por favor… Así van las cosas.

    Ojalá tuviese un terrenito o una terracita donde plantar mi hortalizas!

    17 febrero 2014 | 13:12

  7. Dice ser salmantina

    Un día por otro no acabamos de animarnos a montar un huerto en una zona soleada del jardín que está muerta de asco. No sé si después tendremos constancia y tiempo para estar pendientes de cosechas y fases lunares o al final termine todo empantanado y hecho cisco.

    Cántabro no os sofoquéis que el tema para muchos está claro, nosotras lo tenemos diáfano y coincidimos con la visión de los ‘aludidos’, aunque también entiendo que por amistad sincera, a otros que son buena gente, la venda no se les caiga de los ojos de un día para otro. Sólo hay que buscar cómo en otra ocasión con un lío por el estilo, el apoyo a los que se quedaban las naranjas confiscadas y que también llevaban uniforme, fue unánime. La amistad, divino tesoro..

    17 febrero 2014 | 13:32

  8. Dice ser Suso

    Yo ya tengo güertuco y pinche para mi minifundio. Uno de mis rubiales se encarga de escamocharme a conciencia los cherry, las zanahorias baby…todo lo que pilla a mano con su camioneto. Empecé con muchas ganas, pero hay que estar muy encima y no siempre me es posible. Ilusión mucha, cuando te comes algo que es tuyo y has plantado y cuidado con mimo y lo de las gallinas, lo he pensado mil veces. Pasa, que no quiero que me echen de casa. Bastante zoo, tenemos ya montado.

    **Pelitos, yo vengo de vuelta. Nada de sofocos. Entiendo y respeto lo que decida hacer cada cual -menos los anónimos poligoneros. Tengo mi punto de vista, of course, pero por respeto a la persona que abre su casa a todo quisqui, que es un tío diez y por cariño infinito hacia él y los suyos, prefiero no opinar y que cada uno desde su marco, ejem, debata, exponga, cuente, asevere, o haga lo que crea que debe hacer. Saludos a ambas dos.

    17 febrero 2014 | 19:37

Los comentarios están cerrados.