BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Entradas etiquetadas como ‘tele5’

Ay qué RIS, tía Felis

Nuevo estreno televisivo de la temporada. Nueva versión española de una versión italiana del original norteamericano CSI. Una nueva hecatombe neuronal asola mi cráneo. Pero vayamos por partes:

– Hay partes de RIS que provocan hilaridad. Que parecen un remake del “Robobo de la Jojoya” de Martes y 13 o del CSI de Homozapping. Son situaciones que pretenden fascinarnos con un despliegue de medios tecnológicos pero que nos atacan la risa con estampas ridículas como la de una llave de sacristía colgada en una campana de vacío y tres investigadores que dicen cosas tales como “Vamos allá”, “Esto es un bingo” o similares.

[POR CIERTO, mucho crimen en iglesias veo yo últimamente en televisión. “El código Da Vinci” sigue haciendo mucho daño.]

– Hay otras partes en las que me quedo turulato al contemplar cómo en las oficinas de esa brigada especial de policía se han tomado tan a pecho el rollo de la imagen corporativa y aparecen logotipos de RIS por doquier y en gran tamaño. Incluso en el enorme coche que utilizan aparecen los logazos. Se me ocurre que puede ser una treta de los guionistas para recordarle a Coronado que aquello no es Periodistas, que es una serie nueva: “RIS, Jose, mira alrededor, ¿lo ves? RIS”. Aunque yo no veo que funcione, porque Coronado no cambia de registro…

– Reconozco que algunas partes del primer episodio me gustaron: las escenas de la chica con el asesino en serie estaban bien rodadas, eran inquietantes, no estaban nada mal.

Tal vez debería darle otra oportunidad y esperar al segundo capítulo (sobre todo por ver si se resuelve de alguna manera el bombazo final al cura pedófilo o la cosa queda así), aunque me temo que no va a mejorar mucho mi opinión. Y voy a seguir haciéndome las mismas preguntas, “¿Por qué RIS? ¿No tenían nada mejor que hacer?”

————————————————————————————-

Y después del estreno, nueva ración de Jordi González en el Debate GH con Amor, que es un animal televisivo a quien auguro un futuro brillante como tertuliana/colaboradora/experta en moda y belleza en alguno de los engendros de la cadena.

Debate GH, donde mi amiga Maggie y yo volvemos a sorprendernos ante el loquísimo dress code de los programas nocturnos de chismes y cotilleos: mucha mecha, señoras siliconadas vestidas con excesivos trajes de cóctel, pashimnas, plumas y lentejuelas. Todo muy elegante, con muchísimo glamour (pero del de Carmen de Mairena, del que rima con Ambipur).

Feliz lunes a todos y hasta mañana.

Noche de dobles

Zapeo del infierno entre

HORA CERO, de TVE1 ,

Donde descubro para mi estupor a Francisco Jackson, un señor que imita al cantante travesti amateur al tiempo que ”impresiona como David Copperfield” [confío en que no de aquella manera en la que David impresionaba a Claudia Schiffer, francamente…]

Y que cuenta en el programa que los niños ingleses que acuden a ver su ‘show’ año tras año a Benidorm piensan que él es el auténtico Jacko. Y que el señor que se desmaya en los juicios es un doble. Buenísimo….

Vi también a una señora – asturiana, creo – que afirma ser la doble de la Pantoja. Glups.

[ZAP]

TONI ROVIRA Y TÚ, de 25TV,

Un formato inenarrable presentado por un señor imposible, que anoche acudió a una fiesta de travestis brasileñas – estas federadas – y tuvo como invitada en su programa a una Carmen de Mairena abatida, cansada, triste…

[ZAP]

HORMIGAS BLANCAS, de TELE5,

Segunda entrega del Especial Duquesa de Alba.

Y llego a una inquietante conclusión: a la televisión le encanta mostrar a gente que imita a estrellas encarceladas – Jackson, Pantoja, Mairena

Real Madrid: el día que ganamos ………………………………………………….. ¡que no, pringaos!

¡Oh, no, qué inquietantes revelaciones! ¡Oh, no, no puede ser! ¿Chanchullos en la presidencia del Real Madrid?

Imposible.

Malditos periodistas de Telecinco, que contrataron a la clásica panda de muchachos de vida marginal para que mintieran y echaran por tierra “la grandeza del club”.

Ramón Calderón se defendió en Onda Cero. «Hay una persona del club ahora mismo en el juzgado de guardia para denunciar a Tele 5», dijo. «Han pagado una fortuna a una persona para que mienta», explicó. «Es la basura tradicional». (Fuente: La Razón)

Y yo que pensaba que iban a emitir “Real Madrid: el día que ganamos“, un especial Raúl en La Cibeles

… pero qué va. Fue muchísimo más divertido. “Asalto a la Casa Blanca” se llamaba la cosa. La cosa, que no aparece hoy en la web de Telecinco ni en el Youtube, de momento.

Asalto a la Casa Blanca“, el clásico reportaje de cámara oculta – aunque con una enorme novedad: Mercedes Milá no andaba por ahí – en el que a través de un gancho – un gancho genial; un empresario gallego que pretende hacerse con el Deportivo usando los mismos métodos que Calderón – consiguen que una nutrida representación de excolaboradores de la campaña del actual presidente le cuenten cómo duplicaron, falsificaron, robaron, compraron y vendieron votos para la elección de su Señor. Y de qué manera, tras darse cuenta de que no podrían ganar ni con todas las trampas del mundo, decidieron que su única opción sería impugnar el voto por correo (con técnicas torticeras, juicio de por medio e incluso perjurio. Olé ahí. Hala Madrid…)

¿Y estuvo bien? Hombre, a mí me pareció bastante más divertido que un especial Raúl en La Cibeles. Pero la cosa no acabó de cuajar. Les faltó llegar a peces más gordos y el asunto se quedó en una charla de bar.

Yo soy Bea

No. No es que me haya vuelto loca del todo, y tras afirmar ayer mismo que ‘I am what I am‘ hoy me dé por confesar un cambio de sexo. No. Vamos a tranquilizarnos.

Lo que pasa es que llevo una semana enganchadísimo a la telenovela de las tardes de Tele5 – sí, ya, tenéis razón; a buenas horas… después de más de doscientos capítulos ahora llego yo a hablar de ”Yo soy Bea”.

Bueno, pues así es. Qué le vamos a hacer.

Además – qué coño – que una telenovela tan larga como ésta consiga engancharme en el episodio 230 tiene muchísimo mérito. Y más después de haberlo intentado con los primeros capítulos y no haberme interesado nada.

Probablemente, el mérito de la simpleza y de lo obvio. Que no me parecen en absoluto elementos despreciables en el caso de una teleserie para la hora tonta de las tardes y que para sí querrían en pequeñas dosis los productores de ”Círculo Rojo”, esa serie de Antena 3 donde en cuanto te descuidas aparece un nuevo mensaje secreto, un nuevo villano, una nueva víctima o una sociedad secreta de sopetón.

Yo soy Bea” tiene el encanto de la televisión confortable. De la televisión sin sobresaltos. ”Yo soy Bea” retrata con inteligencia, humor y ternura las intrigas laborales de la empresa privada, el aroma a azufre de los pasillos de cualquier sede de una publicación de prensa femenina – y se queda muy corta, me atrevería a decir -, y a lo largo de los meses que lleva en antena ha sido capaz de mostrar una excelente evolución de personajes, que va desde la buenísima que decide disociar bondad de candidez,

el canalla redimido por amor

o la mosquita muerta que acaba por demostrar que nadie es lo que parece. Para bien.

Me gusta ‘Yo soy Bea‘ porque sé que todo acabará bien. Y hay días en los que uno necesita esa certeza. Aunque sea en la ficción.

Mientras tú estás en el atasco de vuelta del trabajo, alguien gana miles de euros en televisión

Curioso fenómeno.

Antena 3

Cuatro

Tele 5

[Maaaaaaaaaaambo]

Emiten casi a la misma hora cada día sus concursos vespertinos.

¿Quién quiere ser millonario?

Money, money

¡Allá tú!

Una curiosa trilogía del juego y del euro seguido de muchos ceros, de la posibilidad, del azar y del conocimiento descendente.

Porque en ¿Quién quiere ser millonario? todo depende de la memoria y los conocimientos del concursante.

En Money, money hay que saber algo, pero además tener suerte al elegir al bailarín – eso es tremendo – que muestre el premio obtenido tras cada respuesta acertada.

Y en ¡Allá tú! – directamente – todo es azar. Y tedioso compadreo. Y una mecánica que uno tarda varios años en descubrir [lo peor es que cuando la descubres te das cuenta de que la cosa es estúpidamente simple].

Bah, pero eso no es lo importante. El formato es lo de menos. Lo de más es que en los tres programas el espectáculo es el dinero. Las enormes cifras que pueden llevarse los concursantes y que funcionan como reclamo de una audiencia que tal vez en ese momento no esté sentada frente al televisor, sino que acaba de llegar a casa y lo escucha de fondo mientras se dedica a cosas mejores.

Pero el anuncio de tantos euros en juego, de tan buen dinero, le lleva a la pantalla sólo para comprobar si eso es posible, si será verdad que se lo van a llevar…

Y qué buenas son las hermanas ursulinas que nos llevan de excursión…

… Y qué buena es la televisión que regala a diario dinerales…

Y qué casualidad que los tres concursos se emitan justo antes del informativo nocturno de cada una de las tres cadenas [5, 4, 3…] y al tiempo que La Primera emite Gente Viva Gente Muerta, donde queda claro que las penas con pan son menos, que el dinero no da la felicidad pero ayuda, y toda esa retahíla de píldoras de incultura popular tan recurrentes.

Porque en el fondo de todo esto hay un mensaje. Un mensaje bien claro: la vida es una mierda. El mundo es una mierda. Y tal.

Sí.

Pero en tu mano está salir del vertedero, coño. ¿No ves que la televisión te está ofreciendo la posibilidad de forrarte en media hora y olvidarte de las miserias que suceden a tu alrededor?

Así es que deja de quejarte y de pensar que todo está fatal. Pues claro que todo está fatal. Porque eres pobre. Porque no te dejas ayudar por Sobera o por Vázquez. Que pueden hacer del mundo un lugar mucho mejor. Que lo hacen cada tarde.

Porque mientras tú estás en el atasco de vuelta del trabajo, alguien gana miles de euros en televisión.

Who wants to be a millionaire? I don’t.

Have flashy flunkeys everywhere? I don’t.

Who wants the bother of a country estate?

A country estate is something I’d hate!

Who wants to wallow in champagne? I don’t.

Who wants a supersonic plane? I don’t.

Who wants a marble swimming pool too? I don’t.

And I don’t `cause all I want is you.

COLE PORTER

Nostalgia TV: Todo vale

La Primera decidió celebrar el sábado la muerte de Rocío Jurado con la repetición de esa última Gala televisiva – Rocío Siempre – que montó la pública pocos meses antes del óbito de Lah Mah Grandeh:

– Mmmm, hombre, ”celebrar” es un verbo feo para una muerte.

– Ya, ya. Díselo a los programadores de TVE que aún no se creen que este sábado empataran en audiencia con el Dolce Vita de Tele5

– Coño.

– Pues eso.

No voy a insistir en mi opinión sobre el necrófilo espectáculo, gracias a la que hice tantos amigos – [”Roberto Enríquez te crees interesante pero lo que escribes es barato y huele mal, como debes de olor mal tu, lavate cochinillo y de paso lavate la boca”] -, aunque me reafirmo en todo lo dicho entonces. Lo mismo o peor.

– Pero, oye, a La Primera le fue fenomenal…

… seguramente igual de bien le irá mañana a ”Hormigas Blancas”, que después de comprobar en ”El español de la Historia” de Antena 3 que España aún se acuerda – y mucho – de Adolfo Suárez, ha preparado una revisión de hemeroteca de su vida. Con una promo que, por supuesto, incluye morbos matrimoniales. Apasionante.

Y muy interesante que Suárez sea el segundo hombre a quien el programa dedica monográfico, después de haberse cebado en el pasado de diez señoras…

A todo esto, el sábado TV3 celebraba también 20 años de La Trinca. ”Que veinte años son nada”… joder. Pues en nada, La Trinca pasó de hacer humor grueso al por menor a montar un imperio del género. Apasionante también.

Rafael Fernández [Ezcritor] en ”Paranoia Semanal”

Como Rafa Ezcritor había anunciado a sus lectores que el sábado saldría en Antena 3, en un programa presentado por Juan Imedio – que es un señor a quien yo aborrezco, porque es un señor que siempre asegura ser buenísima persona, y respetar a los viejitos, visitar a los enfermos, adorar a las mujeres y abrazar a los niños [no sé si en este mismo orden…] -, decidí ser profesional y quedarme en casa el sábado por la noche. Y renunciar a ir al cine a ver ‘Zodiac‘, que me apetecía muchísimo.

Porque Rafa Ezcritor salía en la tele, y – qué coño – algo tendría que decir yo.

Sábado noche. Antena 3. ”Paranoia Semanal”. Que es una mezcla – mala – entre ”Moros y cristianos” y ”La parodia nacional”. Pero aún peor: con Juan Imedio – ese santo varón, tan considerado con la infancia, la tercera edad, el sexo débil y los moribundos. Ese señor que, lo mismo que las folclóricas, le debe tanto a su público.

Vi primero a un escritor – con ”eSe”- que aseguraba que el sexo está sobrevalorado y que es cosa de pobres y de débiles mentales. Algo que mi amigo JQ ya había afirmado años ha, pero con muchísima más gracia.

Y a una colaboradora de una revista calentorra que fingía escandalizarse por tales declaraciones.

Bla, bla, bla. Aburrido, previsible.

ZAP – ¡BÁRBARA REY EN TELECINCO!

Pero cómo me gusta Bárbara Rey. Y qué versatilidad la suya para pasar del Tía María a madre coraje… Hmmmm…

PERO, tengo que ser profesional…

ZAP – ”PARANOIA SEMANAL” EN ANTENA 3

Un cuerpo de baile disfrazado de espermatozoides – imagino – evoluciona sobre el escenario al tiempo que dos de ellos entonan una simpática tonada a propósito de la mala calidad del semen español y fingen tratar de alcanzar a una muchacha en deshabillé recostada en una chaise-longue. (Lo sé, lo sé, demasiado galicismo para tanto humor inglés… ¡qué le vamos a hacer!)

E inmediatamente después, el presentador anuncia la presencia en el programa de alguien que afirma que la sociedad está enferma, que estamos poco liberados… en fin… esto fue lo que pasó:

Bárbara Rey en Dolce Vita en Tele5. ¡Qué graciosa estuvo Bárbara Rey! ¡Cómo me gusta Bárbara Rey.. !

”Dutifrí”, el (decepcionante) retorno de Sardá

Ha vuelto Sardá.

El Sardá regresó anoche a Telecinco con un programa de viajes ”diferente”, con una buena idea, un formato prometedor con una realización excelente – qué bien rodado está todo – y dinero, mucho dinero. A la BBC.

Como bien resumió mi fiancé cuando terminamos de ver Dutifrí: ”es un programa muy divertido… para el que lo hace”.

Anoche volvió Sardá a la tele, se marchó de viaje a Brasil y a punto estuvo de acertar. Pero no. O no para mi gusto, al menos.

Porque todo parecía estupendo, muy buena idea:

Loles León en plena selva amazónica podría haber dado mucho juego, pero todo se redujo a Loles León muy impostada en una situación muy forzada. Me aburrió.

– el Río de Janeiro de El Dioni era una idea buenísima. Pero se quedó en una gracieta, sin más. Un desperdicio.

– el juego de intervención de Sardá en el espectáculo para turistas que fotografían el exotismo de una tribu de indígenas era una ocurrencia muy feliz. Qué lástima que no la desarrollara bien.

– el carnaval y el fútbol, mira qué original…

Como si a Sardá, de nuevo, le hubiera vuelto a perder la velocidad, la prisa, la obsesión por el ritmo del entretenimiento, que descarta cualquier amago de profundidad y construye brillantes superficies deslizantes, sin una sola muesca. Pura superficialidad deslumbrante.

Y después de Sardá, ”La que se avecina – la versión de Tele5 de ”Aquí no hay quien viva”. Con los mismos actores que interpretan otros personajes junto a nuevas incorporaciones no muy afortunadas. Y situaciones humorísticas que retratan no ya la cutrez del vecindario de barrio de-toda-la-vida-de-dios, sino el horror de los bloques periféricos de reciente construcción y la convivencia entre hipotequeros de manual. Me aburrió también.

Lo mejor de todo fue que ambos programas en Tele5 anoche estaban patrocinados por una bebida isotónica, cuyo eslogan es

Lo demás se desgasta…

¡Qué gran verdad!

Miss favoritas Señorita España 2007

PRÓLOGO

A mí lo que más me gusta de los concursos de belleza es que son una alegoría de la vida, pero a lo bestia. Lo que pasa es que en la vida no hay concursos de riqueza – que son los buenos – y tenemos que conformarnos con los informes anuales del Fortune o del Forbes.

Con eso, y con Miss España – que es el fetén, el pata negra; de hecho tengo la sensación de que Mister España es más bien un ensayo general, un previo a esta Gala anual que genera muchísimo más interés que la de los misters – probablemente porque estamos acostumbrados a que todo el mundo pueda opinar de belleza femenina mientras que aún hay muchos caballeros que afirman eso de que ‘yo es que de belleza masculina no entiendo’. Pues bueno.

Una clarísima prueba de ello es que la Gala Mister España 2007 se retransmitió en diferido de madrugada y la de Miss España 2007 se retransmite en directo y en prime-time. Ambas por Tele5, que son los amos de este cotarro y que no sólo ponen la cobertura mediática, sino a su plantilla de famosos con contrato de obra y servicio.

Y una vez dicho esto…

MISS FAVORITAS

Ellas no van a ser Miss España este año, pero a mí me encantan. Las he visto de camino a la carpa, las he visto desfilar en la Pregala… y me chiflan. Tienen algo. Una actitud, un aire de figurante de ‘showgirls’, de azafatas de algún concurso televisivo de media tarde, de ‘starlettes’.

Y ELLAS SON…

Miss La Rioja, cuyo vestido homenaje a Divine en Pink Flamingos y posterior desmayo en la Pregala de hace tres noches, me obligó a incorporarla a mi atestado iconostasio de divas absurdas [y teñidas].

Miss Girona, la inigualable Odilia Pamela, de quien soy fan desde el principio de los tiempos, desde que recibió aquella plancha para el pelo como regalo de consolación por ser la primera en abandonar Supermodelo 2006 después de haber padecido la inquina de sus compañeras, todas muchísimo más altas, más delgadas y más modelos que ella.

Pero a Odilia Pamela no le falta valor…

Y Miss Palencia, cuya cabeza bien alta y su amago de fostiar a Miss Pontevedra – que le pisó la cola del vestido – han hecho de ella mi top. Súperdiva de ella que soy. Atención a Miss Palencia. Que promete. Hostias, probablemente.

Ahora me marcho a comer. No puedo retrasarlo más. Llevo tres días alimentándome de zumos y cafés, pero de hoy no pasa. Hoy tengo que volver al buffet libre del hotel de 3 estrellas y tratar de encontrar algo que no lleve una salsa de esas que brillan en la oscuridad, o que no se haya frito en aceite de motor. Deseadme suerte. Mañana os cuento la gala.

‘Hormigas blancas’ en Tele5. ¡Toma ya Memoria Histórica!

Ayer, cuando leí que Tele5 estrenaba nuevo programa nocturno de investigación con JJ Vázquez como presentador y CarmenCITA Martínez Bordiú FRANCO como investigada inaugural, me eché a temblar. Por eso quise verlo anoche.

Y lo que vi me gustó mucho – aunque tengo que aclarar que no vi ni el principio ni el final, por lo que me perdí el florido verbo acerado de Vázquez.

Me encantó ver en televisión imágenes de archivo de los Franco de vacaciones en el Pazo y comprobar lo clase media que fue nuestra dictadura, con esas sillitas de plástico en el jardín y ese columpio de banco.

Me fascinó pensar que millones de españoles veíamos en ese mismo momento a los Príncipes de entonces – hoy Reyes – y a sus retoños – hoy Príncipe e Infantas – compartir encantadoras veladas con el Dictador y los suyos. Entrañable.

Hormigas blancas me volvió a demostrar que si hay un buen trabajo de archivo y hemeroteca, hay un buen programa. O casi. Que lo de menos es la excusa de partida – en este caso, la nietísima – cuando hay un buen material al que hincarle el diente. Y que cuando las imágenes dicen tanto por sí mismas, sobran las locuciones en off sensacionalistas.

Anoche, Tele5 emitió su programa más crítico con la monarquía. Y no le hizo falta hablar de la delgadez de Doña Letizia, de los hábitos de Don Jaime o de los osos muertos del Rey. Les bastó con mostrarnos imágenes de un pasado que la televisión lleva años tratando de hacernos olvidar.

[Y acaparó un 28,5% de la audiencia. Lo que no está nada mal.]