BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Entradas etiquetadas como ‘buenafuente’

BFN en el Show de ZP

Un momento durante la conversación de anoche entre los dos hombres consonantes:

BFN.– ¿Pueden ustedes distanciarse de esa imagen agresiva que desprende en la práctica la política? Por ejemplo cuando Rajoy le visita, que le ha visitado a menudo. (…) Él sale y dice: ‘No se por qué he venido’. ¿Sabe usted distanciarse y lo lee en la clave que lo tiene que leer?

ZP.– Sí absolutamente. Es más yo creo que hasta hay un cierto entendimiento, digamos tácito, no explícito de lo que representa el papel que cada uno juega como líder de un partido. Pero puedo asegurar que las siete veces, creo recordar, que me he entrevistado con Rajoy aquí en La Moncloa el diálogo ha sido un diálogo agradable. No ha habido un mal momento de tensión. Hemos hablado, hemos discrepado. Cada uno ha dado su opinión, hemos coincidido en algunas cosas, pero luego la aparición pública normalmente tiene otros registros completamente distintos. Habitualmente con Rajoy siempre que nos hemos reunido, pues solemos hablar de la familia, nos preguntamos por nuestras respectivas familiar por nuestros hijos. Es decir lo que podría hacer cualquier persona con una relación normal que se ve de vez en cuando. Esto es así y evidentemente en el momento que hubiera cámaras, sería completamente distinto. Cada uno tiene que fijar su posición.

Me gusta mucho. Tanto la pregunta de BFN como la respuesta de ZP. Me encantan los juegos de códigos, y me parece que todo el mundo debería tenerlos presentes al interpretar cualquier comparecencia pública, ya sea de políticos, de actores, de cantantes o de reputadas felatrices de plató.

Me encantan esos juegos, y me inquietan. Porque nadie nos ha explicado las reglas y porque los papeles no están claros, no dependen de la trama sino de las propias creencias y actitudes del espectador, sobre cuyo conocimiento se reparten los papeles.

O quizás sí dependen de la trama. De una trama que van generando los medios de comunicación en distintas versiones, con formas diferentes de construir una realidad que no existió, que fue sólo una representación: una serie de escenas de recurso creadas para su edición.

Os voy a confesar que cuanto más veo la televisión, más miedo tengo a que nada sea real. Menos mal que hoy es viernes. Menos mal. Hasta el lunes.

BUENAFUENTE en La Sexta

A ver cómo os lo explico; a mí me cae muy bien Buenafuente pero todavía no sé si su programa me gusta o no.

Anoche vi su nuevo show de La Sexta y aún no sé qué me pareció.

Bien, supongo. Aunque me dio la sensación de que algunos de los sketches estaban vacíos (el del perro policía, por ejemplo). Algunos chistes eran demasiado obvios (Amor de GH y el Kinder), y el monólogo inicial fue bastante más flojo que el de anteanoche (que fue brillantísimo, la verdad).

Aunque creo que me gustó mucho la conversación telefónica con Carme Chacón – que se dedicó a dar un telemitin y a quien Buenafuente trató como a esa amiga pesada que se lanza en picado verborrea abajo y no deja meter baza (como yo al aparato, sin ir más lejos).

Una lástima que después me entrara el bajón con la sección del primito lejano o con la entrevista/promoción a Valdano (uy… ¡un ripio! ¡A Anson que voy!)

Así es que termino como empecé: me gusta Buenafuente, pero su programa… no lo sé. Aunque lo que sí tengo claro es que me parece muy agradable que esté en el televisor de casa, me hace sentir bien acompañado.

¡Eso es!

¿Me gusta el programa de Buenafuente? No lo sé. Pero me hace sentir bien. (Yo sé que es raro, lo sé…)

¿Me gusta el programa de Buenafuente? es una pregunta incorrecta.

La fetén sería: ¿Me gustan los programas de Buenafuente? Y la respuesta, cuando es afirmativa, es de lo más entusiasta; me acabo de dar cuenta al releer un post que escribí hace más de un año sobre él.

Antena 3 busca presentadores

Hace pocos días, Antena 3 se lanzó a la caza y captura de nuevos talentos, de almas cándidas que sueñen con presentar ”un programa de televisión real, uno de verdad” (una inquietante aclaración, tal y como anda el patio…)

Y para eso han decidido usar uno de sus canales online, tuclip.com – que lo mismo les sirve para recibir pruebas de cámara que para acumular vídeos caseros de accidentes o peleas con los que apañar algunos minutos de cualquiera de sus programas ”reales, de verdad”, o para darle cuartelillo a Buenafuente .

Y los candidatos ya han empezado a enviar sus vídeos:

El de esta chica, Débora, que – suscribo las palabras de Buenafuente – llegará muy lejos…

O los de Pablo Regueiro, el rey del camuflaje…

A ver, Pablo Regueiro,

a la entradilla. Clásica pero elegante.

NO a la tipografía del título del programa.

NO a ese estampado en lycra que contrasta con ese papel pintado a rayas y provoca un efecto óptico lisérgico en el espectador.

NO a la técnica Nati Mistral de vocalización interdental.

Ay, Pablo Regueiro, OTRA VEZ.

Ese estampado… ese fondo… de armario tuyo. Qué barbaridad. Lo tuyo no es un ropero, es una bomba de relojería que podría fulminar a Karl Lagerfeld

Y hay más. Pero ya no me atrevo…