BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Archivo de la categoría ‘N, de Nacho Vidal’

¿Natascha Kampusch? Yo tengo algunas preguntas…

Bien, bien, bien. Ahora que el asunto anda más tranquilo, que ya no voy a reventar ninguna entrevista exclusiva y que Natascha ya ha descubierto que todo sufrimiento tiene un precio – que ella ya tiene ingresado en su cuenta bancaria -, me gustaría decir algunas cosas, quizás poéticamente incorrectas:

1. El secuestrador muerto, que vivía de las rentas gracias a una herencia, ¿habrá testado a favor de Natascha?

2. La casa donde Natascha estuvo retenida, ¿pasará a ser de su propiedad?

3. ¿Acabará Natascha viviendo en esa casa y secuestrando a cincuentones para no sentirse rara?

4. ¿Alguien sabe si el señor secuestrador suicidado ha dejado escrito un libro de autoayuda para padres titulado “Cómo retener a una adolescente en casa“? Sería un bestseller. Ríete tú de Supernanny.

5. Esa pañoleta en la cabeza, nena, ¿por qué?

y

6. Terenci, ¿por qué no me secuestraste de pequeño?

Nocturno Nietzsche

Paseábamos después de cenar y yo le pregunté

  • por la cárcel

    la cárcel no sirve para nada. Yo no se la deseo ni a mi peor enemigo. La cárcel te hace peor de lo que entraste

  • por el miedo a la muerte

    si yo estoy hoy vivo es porque nunca he mandado matar a nadie. Yo he sido un hijo de puta y he tenido a un tío encerrado días en un garaje, a pan y agua, hasta que me pagase. Pero nunca he mandado matar. Se lo juré a mi madre. Pero sé que han mandado matarme a mí

  • por el negocio

    en esto no hay más asesinos que en el negocio de la construcción, o en el del juego

    Llegué a mi casa y sentía miedo de saber más de lo que habría querido. Y cariño hacia él, respeto.

    Y pensé que lo mismo que pudo haberle matado, que estuvo a punto de hacerlo, le había hecho tan fuerte.

    Un día, tienes que escribir de mí.

  • Gana Nadal

    Ganó Nadal y qué gustazo. Para mí – que soy fetichista de los sobacos (sí, SOBACOS; nada de axilas: SOBACOS. Igual que TETAS, ni senos, ni pechos: TETAS) – no hay nada mejor que ver a Nadal celebrar su triunfo con los brazos (¡esos brazos!) en alto.

    Gana Nadal y me conmuevo frente al televisor (ya, ya sé que debería estar viendo el fútbol, pero, ¡qué coño!, es Nadal). Nadal sin mangas. Aunque quizás con los pantalones demasiado largos (en uno de los mejores patrocinios de producto que he visto nunca: jamás habría pensado que esos pantalones Nike tan largos permitieran esa libertad de movimientos).

    Es divino Nadal que se alegra, se emociona, grita, celebra sus tantos; es humano Nadal que demuestra una enorme capacidad de concentración, fuerza e inteligencia. Tan joven, Nadal. Me admira y me conmueve. Igual que me conmueve escuchar a Alex Corretja agradecerle desde su rol de comentarista de TVE que le haga sentirse ganador en Roland Garros, porque él – Alex Corretja, dice – siempre se fue de Roland Garros como perdedor.

    Ganó Nadal.

    ¡Cuántos años hacía que un Nadal no me daba una alegría así!

    Bruce Henning y David Sandman

    ¿Quiénes son estos dos señores? Dos hombres importantísimos.

    ¿Y por qué?

    Porque su compromiso apareció esta semana en la famosísima sección de Weddings & Celebrations del New York Times.

    Porque son la primera pareja gay que he visto anunciar su enlace en tan míticas páginas; aquéllas por donde desfilaron primero los vástagos de la alta burguesía de Park Avenue y los Hamptons, y que después se abrió a las parejas de clase media (previo pago, of course), que siempre habían soñado con aparecer ahí…

    Páginas donde – incluso – anunció su futura boda la modosita Charlotte en ‘Sex and the City

    Y donde ahora POR FIN, aparecemos las parejas gay. Esta pareja gay, Bruce Henning y David Sandman: altos ejecutivos neoyorquinos que anunciaron su unión en el New Leaf Cafe de Manhattan en una ceremonia de compromiso oficiada por el rabino Burt Aaron Siegel.

    Aunque a mi amiga Cuqui no le parece tan buena noticia como a mí: “un ejemplo más de cómo va el mundo. Cualquier día vemos ahí el compromiso del hijo de Aznar.”

  • Y UN RUEGO, LECTORES: ¿Alguno sabéis si ya ha aparecido alguna boda gay en las páginas de sociedad del Hola, ésas con fotos horrendas en blancoynegro, llenas de pamelones y apellidos compuestos? Decidme, por favor.
  • Niños de Primera Comunión

    Ayer leía en la portada de este, mi periódico: Los niveles de polen han alcanzado máximos anuales.

    Y pensé:

    Las comuniones agreden mucho más que el polen.

    Muchísimo más. A mí el cricrí y el frufrú de esos atuendos infantiles femeninos me afecta muchísimo más que el polen (que el polen malo, entendedme; que a mí nunca se me ocurriría comparar los efectos nocivos de un metro y medio de tul ilusión acampanado, o de esos atuendos masculinos pseudo-marciales o sport de medio pelo, con los benéficos efectos del polen bueno).

    Las comuniones agreden muchísimo más que el polen.

    Las comuniones son las primeras fiestas de despedida de soltero que tienen las criaturas en su vida, solo que en vez de pollas en la cabeza, llevan un misal; y en lugar de latas de medio litro de cerveza, gominolas en los bolsillos.

    Sé de lo que hablo: vivo encima de un parque con terraza de verano y hay tardes de mayo en que preferiría que hubiera perroflautas haciendo botellón en vez de esas respetables familias (beodas) con niños (hiperactivos), capaces de levantar una polvareda tal que he llegado incluso a pensar que se habían cumplido mis deseos más perversos, y el polvo era la típica tormenta de azufre protocolaria previa a la aparición del Príncipe de las Tinieblas, que vendría para llevárselos a todos, “¿Primera Comunión? LO VAIS A FLIPAR”, he llegado a escuchar en mi imaginación, en la voz de Satán.

    Aunque después pensara, “¡Qué bobada! ¡Cómo se los van a llevar al Infierno! ¿No ves que esa madre de ahí es amiguísima de Belzebú (con zeta, que es príncipe…); que fue él mismo quien le susurró al oído que se pusiera las tetas en Corporación Dermoestética?”

    Los niveles de polen han alcanzado máximos anuales.

    ¡Y habrá comuniones hasta el final del mes!

    Nico

    Que se inventó haber trabajado para Coco Chanel y haber “sido pervertida por ella”.

    Que contaba que Hemingway le había abordado en un café de París. Que contaba lo mismo de Burroughs.

    Que actuó en “La Dolce Vita” de Fellini. Que tuvo un hijo de Alain Delon. Que fue Warhol Superstar y protagonizó varias de sus películas, entre ellas “Chelsea Girls“. Que fue amante de Lou Reed, hasta que una mañana le dijo “Ya no puedo follar más con judíos“. Que cantó con la Velvet Underground. Que fue amante de Jim Morrison, Brian Jones, Bob Dylan… Que anunció en España el coñac Centenario, desnuda y a caballo. Que murió arruinada en Ibiza en 1983.

    Berlín, 1956

    Nico, se llamaba Christa hasta que su amigo, el fotógrafo Herbert Tobias le cambió el nombre en honor de “el hombre más maravilloso que he visto en mi vida (…) Es amigo del escritor Jean Genet y he averiguado no sólo que es propietario de la Rouse Rouge sino también cómo se llama. (…) es griego, aunque nació en Etiopía, y se llama Nico Papatakis“.

    Roma, 1959

    Nico, en una conversación con Anouk Aimée durante el rodaje de La Dolce Vita de Fellini: “Es curioso que te llames Nico, mi marido se llamaba Nico. Ahora estamos divorciados. Es griego y solía regentar un club nocturno en París” (Genet había sido su padrino de boda. Papatakis produjo y dirigió varias películas basadas en sus textos.)

    París, 1960

    Nico , en una sesión de fotos con Avedon, conoció a Nico Papatakis y le confesó: “Yo también me llamo Nico; por ti“. Vivieron un romance de dos años. Nico y Nico.

    Nico… una estupenda biografía de Richard Witts.

    Javier Núñez Gasco

    Fue Fernando Núñez en una edición del programa de Telemadrid presentado por Jesús Vázquez, “Esta es mi gente”, para el que inventó una disparatada Noche de San Juan en la que “había viajado de Madrid a Valencia con un grupo de amigos para celebrar la noche de San Juan y había decidido bañarse desnudo en el mar para pedir como deseo que le fuera bien con las dos novias que decía tener.” [Esta es mi gente, 2002. pdf]

    Fue el hombre que se encaramó a una fuente en Salamanca para celebrar la novena Copa de Europa del Real Madrid y apareció en los informativos del Canal 4 Salamanca.

    Fue Javier Núñez, el salmantino que apareció en numerosos programas de televisión y en la prensa contando que se había implantado un chip de perro bajo la piel y ofreció en cada entrevista una explicación completamente diferente acerca de sus motivos, sin que ninguno de los medios tratara de investigar la verdad del asunto. [Microchip, 2002. pdf]

    Javier Núñez, salmantino, en Gente de TVE:

    En Telemadrid:

    Todo ello para poner en evidencia la voracidad informativa contemporánea y su falta de rigor; un rigor incompatible con las prisas y la necesidad de historias que generen interés, aunque sean falsas.

    Javier Núñez Gasco es un interesantísimo artista salmantino a quien descubrí gracias a la exposición “Un nuevo y bravo mundo” y que os recomiendo visitar.

    Núñez Gasco elabora mentiras que convierte en alimento envenenado para los medios de comunicación y nos descubre que si es tan sencillo un engaño con medios limitados, cómo no lo van a ser las grandes mentiras financiadas por los dueños del dinero.

    Además de otros proyectos igualmente interesantes e inquietantes que podéis encontrar en su portafolio online.

    Nacho Vidal (una teoría. O dos)

    ¿Es tan bueno Nacho Vidal? Sí. Sin embargo sus escenas sexuales no son tan fascinantes sólo por él: Nacho Vidal es tan bueno porque sus actrices compañeras lo saben, se esfuerzan y lo bordan.

    Me explico: para una actriz porno, protagonizar una escena junto a Nacho Vidal supone llegar a un público mucho más amplio que el fiel habitual. Porque el actor ha cruzado la frontera de la mitomanía pornófila para instalarse en el imaginario popular nacional. Y eso es muy bueno para él, pero también para las que follan con él frente a las cámaras; por eso ellas parecen disfrutar de verdad, resultan tan buenas actrices. Porque saben que es su gran oportunidad.

    Contemplar a las actrices que trabajan junto a Nacho Vidal me recuerda siempre al MANGUERAZO del que habla Martin Amis en su última y estupenda novela, “Perro callejero” [Manguerazo: situación en que el actor o la actriz porno llegan a disfrutar de verdad gracias a la habilidad del partenaire. En la novela de Amis, suponía el fin de su carrera]. Me recuerda al MANGUERAZO, pero a uno no real.

    Tengo ¡otra teoría! sobre Nacho Vidal -y sobre Rocco, y otros grandes porn-stars masculinos que se retiraron en la cima de su carrera: cuando se trabaja demasiado desde el trono de Rey del Porno, llega un momento en que la “verdad” con que las actrices traspasan la pantalla es percibida por el actor (hay verdades cercanas que no descubrimos hasta que nos llegan devueltas), que deja de ver su trabajo como una rutina y para quien empiezan los conflictos emocionales, los enamoramientos y las dudas. Ese debe ser el momento de la retirada.

    Dos teorías al precio de nada, así, de sopetón. ¿Absurdas? Probablemente. No lo sé. ¿Equivocadas? Tal vez lo estén y la verdad del asunto sea la propia teoría de Nacho Vidal:

    “Yo a las actrices les como el coco y el coño.”