BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Archivo de Noviembre, 2008

Lo que aprendimos de Cachuli

Claro que sí: yo fui uno de los 2.600.000 españoles que vieron a Cachuli el viernes en Telecinco. Aunque es verdad que yo, igual que él, lo hice por dinero.

También es cierto que su entrevista me pareció uno de los momentos clave de la televisión en España.

Por ese momento maravilloso en el que Jorge Javier Vázquez quiso darle a Cachuli las “Gracias por las tardes de gloria que ha proporcionado a AQUÍ HAY TOMATE” para, acto seguido, justo antes de que empezarara la entrevista, espetarle a Jordi González un taurino “¡Suerte, y al Julián Muñoz!”

Creo que ese momento fue clave en esa entrevista. Tele5 había criado en sus dehesas a un toro bravo que el viernes estuvo banderilleando y picando. Incluso la reacción del público en el plató (un público más torista que torerista) fue de puro circo romano o coso, con gritos y abucheos al animal, que salió manso, para que embistiera.

Un animal que, como el toro de Pipas Facundo, utilizó el don fabuloso del habla para jalear a su poco voluntarioso matador, Jordi González, con un muy torero “Olé tú”.

Un torero, El Niño de la Noria, que hizo todo lo que estuvo en su mano para que el astado saliera indultado, no se fuera a terminar el negocio tan pronto, e incluso contribuyó con una estremecedora estampa de rosa blanca y retrato de la hermana muerta del entrevistado en primer plano. Conmovedor:

Aunque si algo, de verdad, aprendimos en entrevista con Muñoz fueron las razones clave de la crisis financiera mundial: todos sus bienes -según él- los pagó con créditos e hipotecas (casas, relojes,…), y el dinero todavía se lo debe al banco. Lo que pone de manifiesto que operaciones como la Malaya son las culpables de la crisis bancaria española, clarinete total. Que de no haber desmantelado sus tramas, los bancos segurían forrándose a costa de esos bandidos (que se vayan preparando las cajas de ahorro de Castellón…)

Eso, y que lo peor que nos podía pasar esa noche, nos pasó. ¿Indignación por ver a un chorizo llevárselo calentito por no decir nada? NO ¿Ascazo al ver como los tertulianos del estudio demostraban una vez más tal bajeza moral que su ojeriza podría devolverle la dignidad a cualquiera que ellos pusieran en la picota? TAMPOCO.

Lo peor que nos podía pasar, y nos pasó, fue ver en imágenes de archivo a Rappel vestido de faralaes.

Tras verlo y saber que Rappel sigue en libertad, demasiada condena parece un tercer grado para Muñoz. Vamos, digo yo.

Otra gran noche de viernes

Vaya o no vaya Cachuli a Telecinco mañana por la noche, por si acaso en Dónde estás Corazón han decidido apostar fuerte y ofrecer la primera entrevista en Europa con Thomas Beatie, el hombre embarazado.

Un asunto que me despierta algunas dudas que, en mi generosidad habitual, pienso compartir con vosotros:

1. ¿Sabe este señor en qué clase de estercolero se está metiendo? ¿Le ha informado alguien del tono de DEC?

2. ¿Será una entrevista mano a mano con Cantizano o nos provocarán vergüenza ajena y soltarán a Beatie, embarazado por segunda vez, frente a la jauría de patiños, Chelos G punto y adláteres para que demuestren una vez más su carácter reaccionario y su ignorancia?

3. ¿Quién hará la traducción simultánea de la entrevista? Yo no dejo de pensar en el traductor o traductora a quien le hayan encargado el trabajo. De pensar en él o ella y compadecerme. Tanto estudiar, pa’eso.

Y de vuelta al Cachuli Affaire, aprovecho la oportunidad para aplaudir -otra vez- a Buenafuente por lo bien que supo hilar ayer su asunto con el supuesto regreso de Sardá al late-night marciano de Tele5:

“Hemos visto cómo volvían a Telecinco grandes héroes como Luis Roldán o Julián Muñoz. Todo vuelve, como el gazpacho. Hoy he leído en la prensa que Javier Sardá vuelve a la cadena amiga. Es una buena noticia: por fin estos señores podrán ser entrevistados como se merecen”.

Bravo.

Plas

Plas

Plas

‘Malviviendo’

Cada último lunes del mes -a partir de ayer- podemos ver online esta nueva serie pensada y hecha para la red. Yo acabo de terminar de ver el primer episodio y me ha dejado una buena sensación.

Los actores son buenos, me gusta el tratamiento de la imagen y me interesa el mundo que retrata. Es verdad que hay momentos en que parece más un cuento que un episodio televisivo, que tira de algunas brillantes teorías ajenas (el asunto de las feas y su excelencia sexual lo leí hace años en una novela de Philip Roth) y que funciona mucho mejor la narrativa con voz en off que las escenas de diálogos. Que lo mejor del episodio, cuando levanta el vuelo y me hace pensar que estos chicos tienen entre manos algo prometedor, es la construcción de los personajes: el yonqui bailarín y el cleptómano narcoléptico me gustan mucho, igual que la descripción del camello. Hay ahí cierto aliento poético -siempre quise escribir ‘aliento poético’- que tal vez los creadores de ‘Malviviendo‘ deberían tratar de explotar en posteriores entregas, quizás sacrificando cierta comicidad.

Sadomaso softcore gay: ‘La Biblioteka’

No sé si habréis visto alguna vez este programa de las tardes de Antena 3 NEOX, basado en un formato japonés y con el que me encuentro de vez en cuando en pleno zapping. Es impresionante. A las pruebas me remito:

Independientemente de lo falsa que resulta la ambientación, los figurantes y los decorados, las pruebas de los muchachos me parecen la bomba. Puro porno light twink.

(Claro, que a lo mejor soy yo y mi mente calenturienta…)



Cachuli a cachitos: descacharrante

El viernes, Tele5, Jordi González y sus secuaces convirtieron material de documentación y promo en presunta mercancía de primera. Y lo consiguieron, aunque no en su propio beneficio sino en el programa de la competencia amiga, ¿Dónde estás corazón?, donde se dedicaron -pinganillo en pabellón auditivo- a retransmitir y apuntillar las declaraciones del chorizo de palo curado al aire de la cantora.

Julián Muñoz y Jordi en Tele5, 11,5% de share

¿Dónde estás corazón?, 22%

Jódete y baila.

Si yo fuera Vasile, prohibiría a Tele5 usar imágenes de Tele5 los viernes por la noche.

El sábado en La Noria, Cachuli llamó en directo para decir que el viernes que viene -de verdad de la buena, palabra de honor- estaría en directo en Tele5 para contarlo todo. Cantizano debe de estar ya probándose los tangas de vestir…

Shane Mercado: de su dormitorio a TV

Primero se grabó en su habitación y lo colgó en YouTube:

Un mes después, estaba en un programa de televisión:

A mí me parece divino. Más auténtico que los muslos de Beyoncé en ese vídeo. Y un buen ejemplo del signo de los tiempos.

¿Dónde está el dinero? ¿Dónde estás corazón?

Leo en Fórmula TV que el viernes Jordi González entrevistará a Julián Muñoz en Tele5.

Y me pregunto qué estará preparando la productora de AR para su DEC del viernes por la noche, que la semana pasada logró reventarle la fiesta a MariTere Campos con Roldán gracias a un espectacular desfile de llamadas en cadena: Campanario madre, Campanario misma, Belén Esteban (en riguroso orden de aparición).

Y voy incluso más allá. ¿Sabía ya la semana pasada AR que no sería ella quien estrevistara a Cachuli, por expreso deseo del presidiario?

¿Tendría algo de venganza personal el programa bomba que montó en Antena 3 la semana pasada y que dejó en audiencias menores la entrevista roldaniana e hirió de muerte las cifras de la próxima de Muñoz?

No sé por qué me da que la guerra de Telecinco contra todos es también una lucha interna…

‘Generación D.F.’, ¡qué vidas más tristes!

IMPARES ha fichado a la voz de off de Ven a cenar conmigo para construir un pildoreo nocturno con ínfulas de comedieta pero más triste que un circo pobre. Triste para bien.

Ya sabéis que a mí me gustaba IMPARES. Y que duró dos telediarios. También me gusta Generación D.F. Porque no me hace gracia. Porque no le veo el chiste. Porque es amarga, patética y áspera. Me gusta porque estoy cansado de que todo tenga que ser divertido. Me he aburrido de esta dictadura de la diversión.

Malraux cuenta que un día le preguntó a un viejo sacerdote católico acerca de las enseñanzas que había obtenido del género humano tras tantos años de confesión:

Le diré dos cosas. La primera, que la gente es mucho más desgraciada de lo que creemos. La segunda, que no hay grandes personas.

Está bien que la ficción televisiva, de vez en cuando y sin pretensiones, nos lo recuerde.

FF (Felicidades Follonero)

Reconozco que cuando La Sexta decidió hacer de ‘Salvados‘ un programa semanal, me preocupé un poco. No estaba seguro de si iban a ser capaces de mantener el altísimo nivel, me daba miedo que acabaran quemando el formato o lo convirtieran en un espacio el montón a mayor gloria -y combustión- de Jordi Évole. Afortunadamente, mis temores eran infundados. No había contado con su astucia. Que es mucha.

Después de varias semanas de SS (Salvados Semanal) y tras ver ayer su duelo FFF (Follonero, Franco, Falangistas) me confieso admirador de su equipo de guionistas, de la inteligencia de sus propuestas y SOBRE TODO, de lo bien que funcionan gracias a la bonhomía de Évole, la baza fundamental del programa. Sería impensable un ‘Salvados’ sin él. Imposible mantener ese carácter provocativo y transgresor con un tipo menos simpático. Es perfecto.

Él, y la parejita gay bailando en el patio del Valle de los Caídos a ritmo de facha-chá, qué rico facha-chá…

(Si bien es cierto que la imagen de una pareja gay vestida de falange ha perdido algo de fuerza en estos tiempos de líderes neonazis liados entre sí y el contubernio del mariconeo bloguero neocon).

O la potentísima imagen de la bandera republicana floral sobre la tumba del dictador. Fabulosa. Y fabuloso descubrir cómo esto consigue sacar de sus casillas al facherío frente a sus teclados (no hay más que leer los comentarios que la noticia sobre el avance del programa ha recibido por parte de ellos en 20 minutos. Una delicia).

Aunque mi parte favorita, lo reconozco, fue la nueva sección de alfombra roja de gente anónima en el mercado. Una maravilla, y algo que yo siempre quise hacer en televisión. Muy muy bueno, de verdad.

(Y ahora, amiguitos, preparaos para el bailoteo facha-chá en los comentarios…)

Trabajo de Campos

Sí; anoche me tragué enterita la entrevista con Roldán.

Ese huevo kinder hermético.

Tres horas de nada al servicio del espectáculo vacío de la televisión.

– Show me the money!

– ¡Que se lo pregunten a Paesa!

– ¡Chorizo!

– ¡Yo nunca robé a los huerfanitos de la Guardia Civil!

Tres horas de un larguísimo publirreportaje de ansiolíticos.

– ¡Que tire de la manta!

– ¡Pero si no hay manta!

(Y los de Lo Monaco no tuvieron la picardía de comprar una promo para aprovechar el momento y marcarse una sinergia que te cagas).

1.800 millones de pesetas desaparecidos.

– Show me the money!

A los que habría que añadir un nuevo hurto: el del escaso prestigio profesional que le quedaba a María Teresa Campos, que anoche se esfumó.

– ¡Yo nunca robé a los huerfanitos de la Guardia Civil!

Una mierda. Todo. Lo único bueno del asunto es que fue tan flojo, tan decepcionante y tan intranscendente, que a Telecinco le va a costar que nos creamos que la entrevista con Julián Muñoz pueda ofrecer algo diferente.

1.800 millones de pesetas.

Y varios puntos de share a la futura exclusiva de la cadena con Cachuli. De lo último, me alegro.