BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Archivo de Octubre, 2008

‘Un, dos, tres’ vuelve (a internet)

Oh, cielos, esto es maravilloso. La web de RTVE acaba de lanzar online la primera de las entregas históricas del UN, DOS, TRES.

Se trata del programa dedicado al terror, emitido el 4 de diciembre de 1972. Es fantástico.

Lo estoy viendo en este instante y dándole vueltas a los mecanismos de la nostalgia. “La poesía es un arma cargada de futuro”, escribió Celaya. La nostalgia, en cambio, es un arma cargada por el diablo.

Ahora, sigo con el programa y mañana os cuento más.

Retratos en vídeo de Robert Wilson

Durante estos días me he dado cuenta de que el nivel de los lectores de este blog está subiendo muchísimo, que el interés de mis comentaristas por asuntos mundanos disminuye y buscan desesperadamente realidades más elevadas. ¿No es conmovedor?

Para ellos, para sus delicados espíritus, sus exquisitas plumas y su sed de belleza, va este post sobre la exposición de retratos en vídeo de alta definición realizados por Robert Wilson -una de las figuras más importantes del teatro contemporáneo, un artista inmenso, un esteta y un caballero a quien adoro- que se inaugura hoy en Singapur, aunque lleva algunos años de gira.

Este de Brad Pitt que apareció algunos años en un especial arte del Vanity Fair es una belleza (hay que verlo y escucharlo):

Podéis ver más en la web oficial del proyecto: VOOM PORTRAITS. Una belleza. Solo para vosotros, comentaristas hiperestésicos, enfermos del síndrome de Stendhal , sutiles poetas de lo sublime. Disfrutadlo.

Daniel Cowart, la Neonancy calva

Llevo un rato echando un vistazo al MySpace del nazi memo (perdón por la redundancia) que quería cargarse a Obama. Un coñazo. Salvo por el indiscriminado uso del gloss labial y sus naturalezas muertas de armas, un aburrimiento.

Bueno, no del todo. Hay un detalle que me ha llamado mucho la atención. Entre sus preferencias cinematográficas incluye Family Guy (Padre de familia).

Inquietante esa preferencia que vuelve a dejar de manifiesto lo poco que sabemos (o por lo menos yo) de ese grupo de tarados neonazis born in the USA, de las cositas que les entretienen y les gustan. Como por ejemplo esa serie, que comparte con ellos la incorrección política (aunque en dos estratos muy diferentes, por supuesto, que ellos no entienden. Ni cuando se mofan de ellos).

La neonancy calva de miedo, sí. Pero también me aterra el uso que pueden hacer los grupos conservadores de sus preferencias televisivas, para lograr que cualquier discurso transgresor y fuera de la tibia estupidez generalista -como lo es el de la genial Family Guy– acabe siendo abatido por los guardianes de las buenas costumbres, que ya no tienen que aferrarse a su defensa del buen gusto o la decencia, sino a la nociva influencia que productos así ejercen sobre asesinos en potencia, o cualquier memez por el estilo que se les pueda ocurrir argumentar. Al tiempo.

La neonancy acojona, pero cómo pueden utilizarlo los que son como él -en versión listo y discreto- acojona mucho más. No sé si me he explicado.

‘Estados alterados’

Acabo de terminar de ver el último estreno de La Sexta: una sitcom supuestamente basada en los comics de Maitena, que nunca me interesaron demasiado, si bien su retrato de algunas obsesiones contemporáneas y ciertos toques de autocrítica me parecían interesantes. Pero nunca divertidos.

De eso, en la adaptación televisiva no queda nada. Bueno sí; que no me parece nada divertida.

Queda media hora de mujeres borrachas,

de mujeres que llaman gordas a otras mujeres,

de mujeres que intentan zumbarse a pilotos,

de mujeres que le gritan ‘maricón’ a un tipo porque prefiere comerle la boca a un camarero antes que a ella,

de mujeres de describen la nouvelle cuisine como una ‘mariconada’,

y

de mujeres sumisas en la cocina.

Queda la sonrisa iluminada de José Luis Moreno flotando en el aire, como la del gato de Cheshire.

Paris Hilton, presidenta (el jit)

Esto es solo un pequeño avance. El domingo, estreno mundial de la nueva canción de esta gran estrella de la Factory 2.0.

Sí, sí, tonta la Hilton

‘Se llama Copla’ en Canal Sur (y el francés de Rafael Amargo)

La culpa la tiene mi amiga Chica Lista, que anoche durante una cena deliciosa en mi italiano preferido de Barcelona –I Buoni Amici– me habló del jitazo televisivo de Canal Sur, que va por su segunda temporada y está provocando que gente de lo más respetable (como son todos los amigos de Chica Lista, excepto yo) enloquezca con los votos por sms, quiera ir de público al programa y haya perdido el norte.

Pues el programa tiene web, y puedes ver todas las actuaciones de la primera temporada y lo que llevan de la segunda.

Me dijo. En mala hora. Me he pasado la noche enganchadísimo.

Y ya soy súper diva de varios, especialmente de Miguel Angel Palma, que me parece una totalidad:

Y del perfil de Rocío Guerra. Ojo:

Rocío vive en el pueblo de Dos Hermanas con Pepe, su reciente marido. Es una chica muy extrovertida, trabajadora y muy religiosa. Su mayor afición es coleccionar estampas de santos y visitar a la virgen de Valme y de Consolación de Utrera. Le encanta el deporte, bailar y la moda. Ha compaginado su amor a la copla con clases como modelo y aún tiene pendiente su luna de miel porque le coincidió con los casting de “Se llama copla”.

Toma del frasco, Rocío… Carrasco.

Lo dicho. Que el programa es lo más, con su orquesta en directo, sus coreografías, sus batas de cola, sus trajes con brillos… Yo me acabo de hacer adicto y en cuanto mi marido vuelva de Panamá, pienso someterle a intensivas sesiones. Lo va a flipar.

POR CIERTO… hablando de grandes talentos y grandes programas, no os perdáis este vídeo de Rafael Amargo, que es profesor en el Star Academy (el OT francés) de este año, como ya lo fue en el patrio hace unas temporadas:


Qué don de lenguas, qué maravilla…

Mensajes televisivos

Leo en 20minutos este titular:

“Están mintiendo. Solté al bebé cuando ya había muerto por los tumbos que dimos”

Y que la madre, protagonista de la noticia,

Ahora se siente “enojada por la manipulación tramposa y engañosa” que han registrado sus declaraciones cuando han pasado por el filtro de las cámaras y micrófonos. “Han cortado cuatro palabras y ya está, han creado una imagen que no se corresponde en nada con lo que pasó”.

Intento buscar material televisivo para saber a qué se refiere, y me encuentro con un vídeo donde la madre aparece saliendo de su casa el mismo día del entierro de su hijo menor, rodeada de cámaras y micrófonos. Es repugnante.

Y, de pronto, me doy cuenta de que alguien ha asesorado a esa mujer sobre lo que tiene que ponerse para ir al velatorio de su bebé, sobre el mensaje televisivo que tiene que lanzar ante esa “manipulación tramposa y engañosa” que denuncia:

La temida gota fría que año tras año azota las tierras levantinas se cebó en la tarde del pasado domingo sobre la carretera por la que circulaba Loli -originaria de Tarragona- con sus tres pequeños, Eric, Dylan y Bryan, de ocho años, seis y siete meses de edad, respectivamente. El bebé no sobrevivió al horror. La madre salió del hospital el pasado lunes, tras recuperarse de una hipotermia. Ayer por la noche, por teléfono, y después de haber enterrado a su hijo en su localidad natal, relató a ABC lo ocurrido.

Cindy ‘Pasti’ McCain: el as en la manga de Obama

Según los datos que maneja la oficina electoral de Barack Obama, actualmente solo un 5% de los norteamericanos conoce la Gran Historia de la esposa del candidato demócrata, Cindy McCain, cuando él era solo un senador, allá por los 90, y Cindy trabajaba para una ONG fundada por ella misma que se encargaba de conseguir y distribuir medicamentos en países pobres… bueno, y de robar partidas enteras para su consumo personal. Un hábito muy feo, sí, pero difícilmente evitable cuando eres adicta a las pastillas. Drogadicta.

¿Yo, drogadicta? Pero… ¡encima me insulta!

(Igualita, pero con mejor tinte y sin tener que recurrir a farmaceúticas bordes).

El asunto del robo se solucionó con tres meses en una clínica de desintoxicación, y la prensa apenas habló de él. Eran otros tiempos, y Cindy no tenía posibilidades de llegar a Primera Dama. Pero las cosas han cambiado. De ahí que los asesores de Obama estén considerando -en caso de extrema necesidad y de unos resultados en las encuestas que no les sean todo lo propicios que necesitan- relanzar la bomba: enviar a uno de los suyos a una entrevista televisiva en un medio afín para que vuelva a poner el asunto en circulación, se ponga el caso en manos de la DEA (Drug Enforcement Administration) y se investigue si el senador McCain tuvo algo que ver en la absolución de su mujer.

Suena muy sucio. Lo sé. Pero nada descabellado. Por lo que parece, los compañeros de partido de Obama no tienen muy claro la legitimidad de este bombazo, si bien admiten que

“al menos evitará que el equipo de campaña de McCain lance cualquier clase de Sorpresa de Octubre. Saben que tenemos esto, y saben que lo usaremos si es necesario. Es nuestra versión de la destrucción mutua asegurada”.

Cierto. Los republicanos lo saben:

“Siempre nos preguntamos si lo usarían contra nosotros. A decir verdad, estoy sorprendido de que hayan sido lo bastante disciplinados como para mantenerlo tanto tiempo guardado.”

Aunque, cuidado, porque esos golpes de efecto no siempre salen bien:

(Vía Ian Undercover)

EPÍLOGO:

Anómalo: pobrecico McCain. ¿Tú has visto ‘El ala oeste de la Casa Blanca’ completa?

Bob: no

Anómalo: McCain tampoco, o nunca se habría presentado. Esta campaña la ha escrito Aaron Sorkin.

‘¡Qué vida más triste!’ en La Sexta

Qué gran noche la de ayer. Gran gala de bloggers televisivos en mi humilde salón/cocina/dormitorio/despacho para asistir juntos y en directo al estreno de ¡Qué vida más triste! Magno acontecimiento: Anómalo, el autor del blog de tele del Diario Público Mi televisión y otros animales, y yo –Bob Pop para servirle al rey de las camas y a usted- cachete con cachete en mi sofá desplegable disfrutamos de la premiere de QVMT. Acojonados, todo hay que decirlo. Preocupados por si el paso a la televisión de esa genialidad web nos decepcionaba. Y no. Para nada.

QVMT en La Sexta sigue siendo la hostia de buena. Lo sé porque nos reímos a carcajadas, yo grité ¡Qué grande! varias veces -que es una expresión que utilizo en dos casos: uno, cuando veo televisión en compañía y algo me sulivella. Y dos… – y aplaudimos al final. Plas plas plas. ¡BRAVO!

La serie tiene todos los componentes para funcionar muy bien: es barata, es muy modulable, sencilla e inteligente. Y, sobre todo, tiene a Rubén Ontiveros. Qué grande, qué simpático y qué ingenioso. Todo un personaje, un jitazo audiovisual y un tipo listo, con muchísimo encanto y enorme gracejo. Un tesoro.

(Y toda una lección para olvidados y olvidables personajes infames que piensan que cualquier analfabeto con una cámara digital y problemas de dicción es capaz de hacer tele. Ja. Ja. Ja.)

Caiga quien Caiga

Me gusta mucho la nueva etapa de CQC. Creo que el programa ha recuperado su fuerza gamberra inicial y su mordacidad, al tiempo que ha ganado en puntería e inteligencia. Me gusta este CQC porque caen más. Porque es un programa impertinente, jodón, simpático lo justo y -claramente- no apto para todos los públicos.

Y me gusta porque -creo- es el único espacio de la televisión donde alguien le puede hacer esta pregunta a Zapatero:

“Presidente, ¿por qué es más fácil salvar el capitalismo que luchar contra la pobreza?”

(MINUTO 02:00)

Lo vi anoche y salté del sofá. La respuesta me volvió a tumbar.