BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

Archivo de la categoría ‘Sumatra’

El tsunami en Sumatra 10 años después: barcos tierra adentro

Por Rocío Cruz desde Indonesia, Cruz Roja Española.

El hermano de Fauzi estaba entre los miles de cuerpos a los que él mismo retiraba los objetos de valor antes de ser enterrados para ayudar a los que no tenían nada.

El hermano de Fauzi estaba entre los miles de cuerpos a los que él mismo retiraba los objetos de valor antes de ser enterrados para ayudar a los que no tenían nada.

Decenas de miles de personas perdieron la vida en la isla de Sumatra en diciembre de 2004, cuando el tsunami azotó cruelmente sus costas. Hablamos con sus habitantes y todos nos cuentan historias dramáticas sobre cómo ellos salvaron la vida pero perdieron a alguno o a todos sus familiares. Hoy viven felices y la normalidad ha llegado a sus vidas de nuevo, pero al contarnos lo que pasó se emocionan y recuerdan con mucha tristeza aquellos días en que lo perdieron todo.

Un millón de personas se quedó sin sus medios de subsistencia: tierras de cultivo, animales, barcos, mercados, negocios… todo quedó asolado, destruido y convertido en escombros y desolación.

Fauzi era voluntario
de Cruz Roja en 2004. Colaboraba atendiendo a las personas heridas en el conflicto bélico de Banda Aceh, bien fueran guerrilleros bien fueran militares. Quería demostrar así su imparcialidad y neutralidad, dos de los principios fundamentales que caracterizan a Cruz Roja. Cuando vino el tsunami, Fauzi logró salvar su vida, pero desaparecieron su hermano y sobrinos. No puede evitar derramar unas lágrimas cuando nos cuenta que su hermano estaba entre los miles de cuerpos a los que él mismo retiraba los objetos de valor antes de ser enterrados. Decidieron recolectar todo el oro posible para venderlo después y conseguir fondos con los que poder ayudar a las personas que lo habían perdido todo. Hoy en día Fauzi es el responsable de preparación para desastres de la Cruz Roja Indonesia en Banda Aceh.

Nuestro conductor durante la visita a Indonesia es Din, un hombre muy tranquilo, sosegado e íntegro. Hoy tiene este trabajo, pero en 2004 era pescador y su historia nos pone los pelos de punta. Perdió a su familia al completo, ya que el tsunami les pilló en casa y no pudieron hacer nada. Él sin embargo se encontraba trabajando en el barco, no muy lejos de la costa. El patrón decidió rápidamente que lo mejor sería cambiar la dirección y poner rumbo a la ola. Le pareció lo más acertado y así fue: el barco logró pasar una primera ola, una segunda mucho más alta, de cerca de 30 metros de altura, y una tercera ola más pequeña. De esa manera tan valiente consiguieron salvarse todos los marineros que en ese momento se encontraban en el barco pesquero de apenas 40 metros. En esos momentos Din no era consciente de lo que esas olas provocarían minutos después en su querida Banda Aceh, y por tanto lo que le sucedería a su familia. Nos dice que no le da miedo volver a embarcarse, pero que este trabajo estaba esperándole.

En la lonja de pescado de Banda Aceh murieron todas las personas y las flotas pesqueras resultaron gravemente dañadas.

En la lonja de pescado de Banda Aceh murieron todas las personas y las flotas pesqueras resultaron gravemente dañadas.

El sector de la pesca fue uno de los más castigados por el tsunami, tanto por las pérdidas humanas que supuso como por los daños materiales. En la lonja de pescado de Banda Aceh murieron todas las personas que se encontraban allí esa mañana. El emplazamiento del edificio y su estructura impidieron que pudieran escapar del agua. Las flotas pesqueras resultaron gravemente dañadas. En memoria de este acontecimiento aún se puede visitar un barco como el de Din que quedó encallado en lo alto de unas casas del centro de la ciudad. Realmente nos parece mentira que el agua viniera con tanta fuerza como para arrastrar este pesquero a tanta distancia de la costa.

Las reservas naturales también se vieron seriamente dañadas por el tsunami. El agua salada inundó las tierras de cultivo kilómetros al interior. A día de hoy los manglares tan característicos de esta zona costera aún tratan de recuperarse del impacto, y los arrecifes de coral prácticamente desaparecieron, pero ya muestran una alta recuperación gracias sobre todo a un cambio en las técnicas de pesca usadas por el hombre. Aun hoy se pueden contemplar restos óseos de coral en las playas de Sumatra.

A pesar de tan severo castigo de la naturaleza, hoy en día los indonesios se han adaptado a vivir lo que les ha tocado, trabajando en lo que han hecho siempre o realizando nuevas tareas o nuevos oficios con los que poder subsistir y sacar a sus nuevas familias adelante. Todo un ejemplo, para el resto de la humanidad, de resiliencia y adaptación.

cultivos