BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

“Mi trabajo: llevar agua a los campos de refugiados sirios”

Por Rafik ElOuerchefani, oficial de comunicación de UNICEF

Turki está enzarzado en una discusión con su supervisor y no nos hace demasiado caso. Se pasa un buen rato dando vueltas alrededor del camión y revisando cada uno de sus ocho neumáticos. Después, le pide al hombre que está encima del camión llenando el tanque de agua que se dé prisa para poder atendernos.

“No tengo todo el día. Ya voy con retraso y tengo que moverme. ¿Qué necesitáis?”, nos pregunta bruscamente mientras busca con su mano derecha el manillar de la puerta del camión.

Turki es uno de los más de 200 conductores de camión que reparten agua cada día en el campo de refugiados de Zaatari. UNICEF, a través de su aliado ACTED, y gracias a la financiación del Departamento de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO), proporciona alrededor de 4 millones de litros de agua diarios en los campos de refugiados; lo que se traduce en unos 35 litros de agua por refugiado al día y que estos conductores se encargan de distribuir.

“Creo que mi trabajo es muy importante. ¿Quién puede vivir sin agua? Todo el mundo la necesita. El agua es vida. Todos los días me levanto temprano para venir aquí y que todo el mundo tenga agua a tiempo”, dice.

Turki en su camión de reparto de agua (UNICEF/Rafik) ElOuerchefani

Turki en su camión de reparto de agua (UNICEF/Rafik) ElOuerchefani

Turki desempeña esta labor desde hace un año y, aunque ha tenido más trabajos antes, está convencido de que este es el más importante. Todos los días hace 4 o 5 viajes en el campo, dependiendo de las necesidades. Recoge el agua de pozos que se encuentran tanto dentro como fuera del campo. Una vez que ha llenado la cisterna de su camión, un técnico revisa la calidad del agua ante de darle el visto bueno. Después, Turki reparte el agua por las calles que le han sido asignadas, descargándola en los depósitos que están distribuidos estratégicamente por el campo.

Debido a su clima semirárido, Jordania es uno de los países del mundo con mayor escasez de agua. En la actualidad, la situación se ha visto agravada por la llegada de los refugiados sirios. Los depósitos de agua aseguran que los 98.000 refugiados que viven en los campos de Jordania disponen del agua adecuada. Sin embargo, se están realizando grandes esfuerzos para intentar que los campos se autoabastezcan con fuentes internas, reduciendo su dependencia de los depósitos y los costes que estos conllevan.

“Tenemos que ir más allá del mero suministro de agua y asegurar también el componente del saneamiento. Existe una clara relación entre el agua y el saneamiento en cuanto a prevención de enfermedades se refiere”, cuenta Ismaeil Ibrahim, Jefe de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF.

El acceso inadecuado a fuentes de agua potable y servicios de saneamiento, unido a unas malas prácticas higiénicas, mata y hace enfermar a miles de niños en el mundo cada día. En este sentido, UNICEF también se encarga de recoger los residuos sólidos de los campos de refugiados. Diariamente, se retiran una media de 800 metros cúbicos de residuos. También se han construido baños comunitarios, con un comité de personas refugiadas a cargo de su limpieza.

“Para seguir avanzando, estamos construyendo una red de distribución de agua, que pretende reducir las conexiones ilegales a la infraestructura actual. También queremos promover un reparto más equitativo en todo el campamento de Zaatari”, afirma Ismaeil Ibrahim.

3 comentarios

  1. Hola;
    es agradable; Su sitio! Hay mucho que ver y saben … lo pongo en mis favoritos y yo sin duda.
    Buena suerte y larga vida a tu blog!

    02 Abril 2015 | 10:50

  2. Dice ser Marcus

    Esto si merece ser llamado santo y no el “fervor” y el negocio de la semana santa.
    Gran blog

    02 Abril 2015 | 18:18

  3. Dice ser Una

    “Creo que mi trabajo es muy importante. ¿Quién puede vivir sin agua? Todo el mundo la necesita”.

    UNICEF ayuda muchísimo a los países islámicos, Palestina, Siria… hay muchos niños que trabajan voluntariamente en esos países para expandir la paz, como podemos observar en algunos vídeos que se filtran.

    35 litros diarios para cada refugiado musulmán. Por lo visto beben mucha agua.

    03 Abril 2015 | 18:48

Los comentarios están cerrados.