BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

Los demonios de mi personal bestiario

Por J. Mas Campos, coordinador de Emergencias de Médicos Sin Fronteras en Kivu Sur, República Democrática del Congo*

Jueves, 11:00 horas. Vuelo en una minúscula avioneta de hélices de cuatro pasajeros (más pequeña aún que aquella de la que salté en paracaídas), dibujando el trayecto Isiro–Bunia, en la Provincia Oriental de la República Democrática del Congo (RDC). Una sabana verde y frondosa, como musgo bullente de vida, se extiende bajo nuestra ruta. Me acuerdo de El paciente inglés, pero ni aquí hay desierto ni yo soy muy paciente. Saco una libreta de hojas rayadas. Me prometo escribir poco.

Hace dos semanas regresé a RDC previo briefing** en Barcelona. Al vuelo me agarran no bien entro en la sede y me despachan a la emergencia de Ébola de la Provincia Oriental, ubicada fuera de mi hábitat natural: los Kivus, las armas. “Ve a formarte, chaval, que los ébolas van a abundar los próximos años y nos tenemos que experimentar”, me dicen los jefes.

El Ébola, tantas veces llevado a la gran pantalla, es una fiebre hemorrágica vírica que mata a entre el 30 y el 90% de los que la contraen. La tragedia: se desconoce todavía el reservorio original (¿monos? ¿murciélagos?), pero el mal se contagia por contacto entre humanos, en concreto a través de los fluidos corporales. En estas misiones está prohibido tocarse y hay que lavarse las manos con agua clorada de distintas soluciones docenas de veces al día: así se crea un estado de alerta que ayuda a establecer medidas higiénicas y de control básicas.

Es igualmente por eso por lo que hay que vestirse de cosmonauta en la antecámara del pabellón de tratamiento, y a la salida te pulverizan sistemáticamente antes de asegurarse de que estés “desinfectado”. Por eso llevamos doble guante, doble capa, por el acaso de si alguna se rajara y fatalmente hiciera contacto piel a piel con los pacientes. Miento a mi familia diciéndole que vuelvo a los Kivus para que no tengan miedo.

Paso varios días profesionalmente jodido, cuestionándome y sintiéndome completamente imbécil, inútil, sin sentido. El último día y medio en cambio es adrenalínico y me recobra de nuevo para la batalla: me percato de que sin querer he aprendido tanto que he encontrado cosas fascinantes. Creo que he vuelto a enamorarme de este trabajo.

Pero me pasa lo mismo que me ocurre siempre: marché de Etiopía antes de que explotase la emergencia de desplazados de Somalia, de Yemen cuando los houthis amenazaban con sus invasiones bárbaras, de Hauts Plateaux (RDC), lugar en el que había muchos casos de violencia sexual, cuando se suspendían temporalmente las clínicas móviles, y ahora me voy del Ébola justo cuando se han confirmado nuevos casos y la epidemia aún está lejos de extinguirse…

Cómo jode marcharse cuando las cosas se ponen  feas. Disculpen, ya saben, los demonios de mi personal bestiario.

(Continuará)

 

 * Pepe es, desde el pasado mes de julio, responsable del RUSK, equipo de “Réponse d’Urgence Sud Kivu” (Equipo de Respuesta de Emergencia en Kivu Sur), en República Democrática del Congo.

** Sesión informativa en la que el personal de MSF recibe información previa a su salida a terreno sobre contexto, funciones y el proyecto

 Foto: El equipo de emergencias de MSF en Uganda se prepara para entrar en la zona de aislamiento de pacientes de ébola en el hospital de Kagadi en la reciente epidemia de la fiebre hemorrágica (julio de 2012. © Agus Morales).

5 comentarios

  1. Dice ser Sicoloco del castin de Foolyou

    A ver si vas a traernos a España una infestación epidémica africana.

    01 Octubre 2012 | 15:53

  2. Dice ser Odilonne

    Bueno… consuelate, de entre todos los “cooperantes” sois de los mas decentes. Hay que tener hue**s para meterse en la boca del lobo. Buen trabajo y ánimo!

    01 Octubre 2012 | 16:25

  3. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Yo tambien os felicito por tan encomiable trabajo, cuidaros mucho.

    Clica sobre mi nombre

    01 Octubre 2012 | 18:02

  4. Dice ser Jav-Psy

    Amigo Pepe, aquí el psicólogo de Bukavu. No recuerdo ya el papel que me asignó el log Jesús en aquella ronda nocturna del equipo de Bukavu, pero sí de las cosas de que hablamos. ¡Maldita sea! Tu blog rezuma un existencialismo descarnado parecido al de aquella noche; casi me dan ganas de volver a Congo. Me lo ofrecieron, pero soy un psicólogo descreído y rechacé la oferta, veamos: me sigue costando ver urgencias en salud mental, y no resultar incomprendido. Además, parece que los intentos por forzar a las cepas del virus a tumbarse en un diván para que el terapeuta les hable, no dieron buenos resultados…
    Que tengas suerte!
    Un abrazo y espero con la paciencia del inglés esa segunda parte…

    04 Octubre 2012 | 23:17

  5. Dice ser JOSÉ FÉLIX SALINAS

    QUERIDO PEPOTE:
    LA AFICIÓN ESTÁ CONTIGO AUNQUE SOLO SEA EN EL RECUERDO.
    CARLOS, FERNANDO, JAVIER, YO Y LAS CHICAS SIEMPRE PREGUNTAMOS A TUS PADRES EN DÓNDE ANDAS Y SI ESTÁS BIEN.
    YO EL ÚLTIMO DÍA O SEA HACE 15 DÍAS LE PREGUNTÉ A TU PADRE COMO TE ARREGLABAS EN ESO… YA SABES…
    Y TU PADRE CON ESA SONRISA QUE TIENE, PÍCARA, ELEVANDO EL DEDO EN POSICIÓN HORIZONTAL DIJO: “PUES YO ME MALICIO…” Y AHÍ SE QUEDÓ.
    QUE SEPAS QUE TE RECORDAMOS
    UN ABRAZO

    10 Octubre 2012 | 22:06

Los comentarios están cerrados.