BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

“No pueden encontrarte si te sumerges”

Testimonios de la violencia en Sudán del Sur (3ª parte). Testimonio de un paciente de 39 años que resultó herido de bala en un brazo en el ataque a Pibor el 31 de diciembre de 2011*.

Cuando se produjo el ataque contra mi aldea, huimos al bosque sin comida, sólo con agua para los niños. Recibí un tiro en el brazo. Estuve escondido en el bosque durante 8 días. Sangraba tanto que a veces perdía el sentido sin darme cuenta. Por la noche, me dolía tanto que no podía dormir. Tardé otros tres días en llegar andando al hospital.

Yo he tenido suerte. No encontraron a mi familia cuando me dispararon porque ellos habían huido antes. Llegaron al río y se sumergieron. Sacaban la boca del agua de vez en cuando para respirar y volvían a esconderse bajo el agua. Si te escondes en el bosque pueden encontrarte, pero en el agua no.

En mi comunidad, algunas personas han sido asesinadas y muchas otras han desaparecido. No sabemos si están vivas o muertas. Vimos como mataban a algunas. También se han llevado a algunos niños.

Pensábamos que MSF no volvería a trabajar aquí porque lo saquearon todo. Temíamos que no regresasen. Pero han vuelto y estoy contento. Si no estuviesen aquí, quizá no habría sobrevivido.

Mi casa ha sido reducida a cenizas, entera, con todas nuestras pertenencias. No sé si puedo volver a casa, porque hay tanta gente desaparecida y tantos muertos… Queremos volver para cultivar maíz y sorgo para los niños, pero ya no queda nada allí.

¿Que qué pensamos, quienes hemos sobrevivido, de toda esta muerte y estas desapariciones? Muchos todavía lloran, todavía siguen buscando a sus esposas e hijos desaparecidos. ¿Cómo podemos siquiera pensar en el futuro?

* Testimonios recogidos por los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) entre los pacientes atendidos tras los ataques en Pibor y Lekwongole a finales de diciembre.

___

Foto: Vista de Pibor, mayo de 2011. (© Liang Zi).

1 comentario

  1. Dice ser Carol

    que horror, esto si que es un infierno… tanta muerte y violencia y para que? si al final no sirve de nada, la violencia solo genera odio

    14 Febrero 2012 | 12:26

Los comentarios están cerrados.