BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

Reflexiones

Por Carmen de Nova (Colombia, Médicos Sin Fronteras)*

 

¿Qué es en lo primero que pensamos cada uno de nosotros cuando hablamos de Acción Humanitaria? ¿Acaso no pensamos en buenas intenciones, ayuda al necesitado y, en definitiva, en todas aquellas mejores virtudes de la condición humana? ¿Acaso no pensamos en un arma de lucha contra la necesidad extrema? Durante toda mi vida creí firmemente en este discurso, sin pensar que la Acción Humanitaria pudiera tener ningún posible efecto contrario al deseado.

Sin embargo, después de todo un año de estudio de maestría sobre el tema, no me quedó más remedio que hacerme algunas preguntas. De repente no todo parecía tan claro: mi trabajo, que con algún que otro esfuerzo conseguí orientar hacia aquello en lo que yo más creía, se veía de repente cuestionado por un montón de economistas, antropólogos, sociólogos, abogados, y más cerebros respetables y respetados.

Que la Cooperación Internacional y la Acción Humanitaria pudieran llegar a ser planteadas por algunos estudiosos como una herramienta de freno a los procesos de desarrollo de un país es algo que queda lejos de la lógica más inmediata de muchos. Ahí van los argumentos y razones.

Hablando de la Acción Humanitaria, que es a lo que MSF se dedica (la destinada a preservar la vida, aliviar el sufrimiento y restablecer la dignidad de las personas en periodos en los que su supervivencia está amenazada), esta es básicamente la provisión de unos servicios que deben ser responsabilidad de los distintos Estados, podemos decir que, en esencia, se corre el peligro de que los agentes humanitarios sustituyan a estos en sus funciones.

Y esta sustitución en muchas partes del mundo puede provocar un efecto contrario a lo deseado, es decir, se exime a los Gobiernos de la obligación de crear un “Estado de Bienestar”… “Si Médicos Sin Fronteras ya está haciendo el trabajo allí, ¿por qué invertir yo en lo mismo?”. Y esto puede llevar a un debilitamiento de las instituciones y a otra serie de consecuencias para las poblaciones a las que atendemos y que, tarde o temprano, se quedarán sin nosotros.

Bien, muchos de los que sostienen fervientemente esta lógica argumentan que, para que la ayuda sea realmente eficaz, debería estar dirigida por una organización multilateral (es decir, compuesta muchos Estados donantes), internamente democrática, justa, sin intereses económicos en los países receptores, comprometida, etc.

Además aseguran que los aportes económicos deben ser donados a los Gobiernos locales, previas condiciones y mecanismos de rendición de cuentas establecidos, para que ellos diseñen sus propios procesos de desarrollo, y así fortalezcan las instituciones locales. Pero hay millones de personas en el mundo cuya salud, o cuya vida, están amenazadas ahora, y que no pueden esperar.

Es cierto que las causas más profundas de la pobreza en el mundo no las puede atacar la Acción Humanitaria. Es cierto que poco podemos hacer contra un sistema global injusto, unas instituciones pobres o inexistentes, unos mercados financieros que no atienden al llanto de los hambrientos, unas políticas exteriores dañinas, la ignorancia de muchos y la avaricia de pocos, la pésima distribución de la riqueza en el mundo, el consumo desenfrenado y las causas más globales de este mal mundo en el que vivimos. Todo eso es cierto, pero mientras, los que pagan son los mismos.

Muchos dicen que organizaciones como Médicos Sin Fronteras lo único que hacen es “poner tiritas”, y yo digo que alguien tendrá que ponerlas. Que las heridas duelen y sangran, y que duelen y sangran siempre a los mismos, que el dolor se trata, aunque no podamos curar la enfermedad de raíz, y también es importante tratarlo.

Hay otras formas de lucha, todas necesarias, y esta es una de ellas. La lucha por salvar vidas aquí y ahora, cuando nadie puede o quiere hacerlo, la lucha por alzar las millones de voces de los olvidados, de denunciar las consecuencias de todas esas causas profundas de las que hemos hablado, la lucha por cambiar las vidas de personas con nombre y apellidos.

Aquí, en Colombia, estamos en ello.

* Carmen de Nova es matrona en el proyecto de MSF en Cauca.

___

Foto superior: Tras un extenuante parto, Daniela Mosquero dio a luz a una niña sana en el Hospital San Francisco de Asís de Quibdó (Chocó), en cuya maternidad trabaja MSF. Este hospital es la única estructura pública de salud con servicios de atención secundaria en maternidad en el departamento del Chocó. (© Mads Nissen, 2010).

Foto inferior: Atención primaria a víctimas de la violencia y la exclusión en Barbacoas, Nariño (© Juan Carlos Tomasi, 2007).

9 comentarios

  1. Dice ser Cocu

    Yo creo que mucha gente confunde ayuda humanitaria con ayudar a un país, cuando en realidad de lo que se trata es de ayudar a personas en peligro, estén donde estén, en USA, España o Nigeria.

    Una cosa es proporcionar a un país los medios para desarrollarse, y otra salvar la vida de poblaciones en hambruna, en el momento en que están muriendo. Son dos conceptos diferentes.

    Quizá las ayudas a países debe ser cosa de grandes organismos internacionales, mientras que la ayuda a las personas la llevan a cabo las ONG.

    24 Noviembre 2011 | 13:32

  2. Dice ser antonio larrosa

    Cada vez es más dificil desprenderse de un solo euro con tanta crisis mundial y eso supongo que hace imposible ayudar a nadie .Sabemos que hay muchos niños pasando hambre y muriendo por ello, pero tambien se supone que hay muchas personas que se quedan parte de esas pocas ayudas , pues hay oficinas , hay intermediarios y hasta los caciques que reciben el dinero se lo quedan en vez de emplearlo en lo que deberian. La verdad es que si yo estuviese en un pais de esos saldria huyendo antes de que me comieran , y no es un chiste , es lo más triste que se me ha ocurrido. El mundo va de mal en peor , lo que se deberia hacer es concienciar a la gente a ser responsable a la hora de tener hijos y no hacerlo si no los vas a poder alimentar.

    Clica sobre mi nombre http://www.antoniolarrosa.com

    24 Noviembre 2011 | 13:53

  3. Dice ser Vanessa

    Entre la compassió i la denúncia: l’Àfrica negra vista per les ONG:

    http://www.centredestudisafricans.org/index.php?option=com_content&view=article&id=52&Itemid=63

    27 Noviembre 2011 | 14:52

  4. Dice ser Diego

    Totalmente de acuerdo con la visión. Hay que trabajar por cambios estructurales sin olvidar “poner tiritas”.

    27 Noviembre 2011 | 19:22

  5. Dice ser matea

    Economistas,antropólogos,sociólogos,cerebros respetables y respetados se cuestionan la Acción Humanitaria.Yo digo ¡paparruchas! los que estais en primera linea sois los cerebros respetables y respetados y ademas con un corazón como una catedral.
    Gracias a Vanessa por los enlaces,creo que Carmen tambien sabe un poco de la realidad africana,en 2009 y 2010 tenia un blog en elmundo.es llamado Crónicas desde Africa

    27 Noviembre 2011 | 20:49

  6. Dice ser el Jozze!!

    Ole ahi Carmen!!
    Ojala siempre haya gente que se ocupe de otros y les ponga tiritas cuando las necesiten…

    28 Noviembre 2011 | 19:04

  7. Dice ser Rafael Gracia Galvez

    Claro que hay respetables desaprensivos que mientras buscan la solución mágica para arreglar los problemas de los pobres de una vez por todas se les mueren, se mueren de verdad aquellos a los que dicen querer salvar.
    No hay solución posible para estos males en el mundo en que vivimos, dominado por intereses, poder, dinero y productividad. No es posible. De ahí el valor, la generosidad y el corazón que ponen estos ” locos ” repartidos por el mundo para que con su solidaridad y su dignidad, su esfuerzo y su coraje lleven la alegria del consuelo y el apoyo humanitario a tanto necesitado, curen el cuerpo y el alma a tanto desprotegido.

    28 Noviembre 2011 | 21:08

  8. La solución es controlar la natalidad y ayudarles a crecer por sí mismos. A base de limosnas estarán agonizando perpetuamente.

    Todos los secretos para seducir mujeres haciendo click sobre mi nombre.

    30 Noviembre 2011 | 05:20

  9. A Cocu:

    ¿Conoces la llamada regla de oro?

    La regla de oro dice: quien tiene el oro hace las reglas.

    Pues eso es exactamente lo que pasa con las reglas de esos organismos internacionales: OMC, G8, G20, BM, FMI y hasta la ONU y UNICEF se ven cada vez más mediatizadas por el poder del oro.

    Hoy en día las medidas que estos organismos internacionales apoyan, proponen o imponen ya directamente tan sólo están beneficiando a los grandes capitales (y has de recordar que hoy por hoy menos de la mitad de las 100 mayores economías del mundo son países)

    A matea:

    ¡Pues yo cuestiono la actividad de esos economistas, antropólogos, sociólogos y cerebros respetables y respetados!

    Lo único que está mal con la solidaridad es que es una actividad minoritaria en el género humano. Los que la critican desde el punto de vista neodarwiniano son los que aún piensan en la raza humana como en una especie predadora y triunfante, cuando el único triunfo posible de esta forma de ser y de actuar es la autodestrucción.

    A Antonio Larrosa:

    Pues no hace falta que entregues un solo Euro para ser solidario, ni que te vallas hasta el quinto cuerno, aquí mismo, al lado de tu casa hay alguien que necesita ayuda urgentemente. Hazte voluntario, o sal a buscar a alguien que necesite e invítalo a desayunar contigo en el bar… seguro que no te ha de ser necesario buscar demasiado.

    Por otra parte, no niego que haya organizaciones (supuestamente) humanitarias en las que se hace un mal uso o una mala asignación de recursos. Pero la mayoría (y entre ellas Médicos sin Fronteras) son tremendamente transparentes en sus finanzas. Es nuestra responsabilidad averiguar donde ponemos nuestro dinero solidario.

    A Diego:

    ¡En el centro de la diana! (desde mi no suficientemente humilde opinión)

    Al de los secretos de seducción,

    Creo que en este foro a pocas mujeres habrás seducido 😉

    De todas formas, y hablando ya seriamente, lo que dices en el fondo no es mucho más que la creencia generalizada de que los pobres y los necesitados lo son porque “se lo han buscado”, preferimos verlo de esta manera que detenernos a pensar en profundidad y darnos en cuenta del alcance de nuestra responsabilidad histórica como “hermanos más favorecidos”

    A Carmen de Nova:

    En nombre de todos, aquellos que se dan cuenta y aquellos que no, sólo una palabra: Gracias

    A todos:

    Cuando cierren los comentarios aquí podemos seguir con esta u otras discusiones en mi blog http://solidaritura.wordpress.com/

    02 Diciembre 2011 | 09:16

Los comentarios están cerrados.