BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

Haití, catorce meses después

Por Segimon García-Prades Querol (Haití, Médicos Sin Fronteras)

Salgo a la calle después de una sesión informativa sobre el cólera en una escuela de secundaria en Carrefour Feuille. El calor y el ardiente sol me recuerdan que estoy en el Caribe, pero en uno de los barrios más tocados por el terremoto del 2010 y también por el cólera. Estoy en Puerto Príncipe, capital de este país incombustible que es Haití.

Los alumnos y alumnas de 12 a 16 años han hecho un montón de preguntas en una sala con desconches y grietas que siguen recordándonos a todos el seísmo que sacudió la ciudad. El polvo, omnipresente e inevitable desde el temblor, lo sigue cubriendo de nuevo todo cada día, pese a los denodados esfuerzos de los haitianos por deshacerse de él.

Sin embargo, los alumnos, sentados en bancos de madera frente a una pizarra pintada en negro sobre la pared, lucen impolutos uniformes con camisa azul celeste y pantalón azul marino, los chicos, y blusa azul celeste y falda azul marino, las chicas. Cintas del mismo color adornan de una forma alegre y naíf los diferentes peinados y trenzas “afro” de las chicas.

Las preguntas, sobre el cólera, son discutidas y analizadas entre ellos y algunos que conocen la respuesta. Los profesores alientan el diálogo. También intervienen la pareja de sensibilizadores, especialmente aclarando dudas sobre la transmisión de la enfermedad. Todos hablan en criollo haitiano, que más o menos puedo seguir.

Hablan con confianza y seguridad, con el desparpajo y alegría natural de los haitianos. Y como siempre cuando se habla de caca, letrinas y hábitos de higiene, surgen ocurrencias y risas. Una vez terminado el debate, los más pequeños cantan una canción sobre las moscas y lo que hay que hacer al salir del “baño”.

Es muy importante que ellos sepan cómo se transmite el cólera.

Por muchas razones.

Porque ellos pueden ser posibles víctimas de la enfermedad si no se protegen.

Porque ellos pueden alentar a sus familias a seguir normas de higiene.

Porque ellos son casi todos y todas responsables de transportar el agua de consumo doméstico. Desde la fuente municipal, el depósito o el tanque, hasta su casa o lo que queda de ella. Veinticinco litros en equilibrio sobre sus cabezas sobre los bonitos trenzados del pelo. Deben saber de la importancia de beber el agua tratada y de mantener desinfectado el cubo para transportarla y guardarla en casa.

Y ese es nuestro trabajo en MSF en el ámbito de la promoción de la higiene y la salud. Comprender cuáles son las inquietudes y dudas de la población sobre la enfermedad del cólera, y ayudarles a entender cuáles son las mejores maneras -en el marco de sus posibilidades- , para protegerse contra ella, y cómo actuar en caso de caer enfermo.

Como en cualquier epidemia, especialmente si causa mortalidad, los rumores y falsas informaciones desatan una vorágine de malentendidos que no ayuda en nada, y lo único que consigue es aumentar la confusión y la propagación de la enfermedad y a estigmatizar a aquellos que caen enfermos. Recordemos por ejemplo la cantidad de prejuicios y malas informaciones que durante años han revoloteado, y revolotean, alrededor del sida.

El cólera tiene además una virulencia enorme y la falta de información puede provocar –y ha provocado- terribles efectos sobre la vida de las personas. Enfermas o no.

En próximos posts seguiré contándoos algunas experiencias que estoy viviendo en Puerto Príncipe en esta lucha contra el cólera que aún hoy continúa. ¿Alguien recuerda la epidemia de cólera en Barcelona de 1853? ¿Cuál es el papel de los sacerdotes de vudú? Continuará…

___________

Foto superior: Lavado de manos, una de las medidas preventivas para evitar la propagación del cólera, en el Centro de Tratamiento de MSF en Tabarre, Puerto Príncipe (© Aurélie Baumel/MSF).

Foto inferior: Personal de MSF lavando los recipientos utilizados en la atención a pacientes de cólera, en el Centro de Tratamiento de MSF en Sarthe, Puerto Príncipe (© Aurélie Baumel/MSF).

7 comentarios

  1. Dice ser Oier

    aquí ahora nadie se acuerda de Haití, hay sobredosis de catástrofes, qué desastre, Dios mío:

    http://ingenioconsaboralaca.blogspot.com/2011/03/se-escucha-mucho-en-ambitos-deportivos.html

    15 Marzo 2011 | 11:51

  2. Dice ser michael myers

    Oier

    Tampoco se acuerdan aquí en España de los japoneses o mejor dicho parece que la tragedia de Japón es menos que la de Haiti, porque no se ha enviado ayuda desde España o se ha hecho campaña de recogida de productos para ayudarles

    15 Marzo 2011 | 13:00

  3. Dice ser Clica aquí

    Yo si que me acuerdo de la epidemia del 1953 en Barcelona . Fué terrorífico, los ataudes no paraban de cicular por todas las calles a todas horas. Aquello parecia una pelicula de terror y raro era el hogar donde no se moria alguien . Afortunadamente en mi casa no sucedió nada , todos pasamos unos dias de fibres intensas que logramos vencer tomando unas pastillas que se llamaban “Koki de mentol y penicilina” ( que además eran muy baratas) En fin de aquel tiempo podria escribir una novela porque en el ambiente habia musas que te inspiraban con furia .

    15 Marzo 2011 | 13:10

  4. Dice ser JFK

    Japón es un país inmensamente mas rico que haití. No tiene la menor comparación salvo que el sufrimiento por el ser querido sea el mismo en cualquier parte del mundo.

    Japón es un pais importantísimo que con toda seguridad se levantantará muy rápido por la propia naturaleza de los japonenes y por la ayuda internacional que desde el minuto 1 se puso en archa sin necesidad de la menor reunión.

    Todo el mundo quiere ser el mejor amigo de Japón y no me cabe duda que no le faltarán ayudas hasta su total recuperación.

    Me preocupa infinitamente mas, los desastres naturales en los paises pobres, donde mas allá de la consternación inicial, nadie se acuerda de ellos, porque no tienen nada que rascar en esos territorios. Sirva de ejemplo Haití y mi total apoyo a ellos.

    Por supuesto y esto no quiero pasarlo por alto toda desgracia humana o civil es en si un drama y cuentan con mi pesar todos y cada uno de ellos.

    15 Marzo 2011 | 16:34

  5. Dice ser carmen

    Siento mucho lo que acaba de pasar en Japon, lo que pasó en Haiti, Chile, y todos los que sufran esas desgracias, pero perdonarme si cometo el error de decir que vale que Japón es un pais mas rico que los otros pero vamos que para limpiar o dejar de llorar no se mira el nivel economico, y el añadido en Japón es en este momento su contaminación radiactiva, cosa que en los otros no ha ocurrido, entonces decirme ¿continuamos lamentandonos de Haiti, o les enseñamos a que se valgan por ellos mismos?

    15 Marzo 2011 | 16:56

  6. Dice ser Diego Juarez

    Que pena que este pasando todo esto en el mundo pero en fin todo esto lo hacemos los seres humanos y recuerden que el fin de los tiempo esta cerca.

    Saludos

    Como Perder Peso Rapido

    16 Marzo 2011 | 00:12

  7. Dice ser maria Martínez

    Que pronto nos olvidamos de quien mas lo necesita, pobres hasta la médula, despreciados, pero ahora claro está Japón que les interesa a los poderosos, no estoy en contra del pueblo japonés ya que es como en todo el mundo, pero si a los dirigentes de japón y de las potencias del mundo, todo nos llega a todos, por supuesto siempre a los que menos tienen, termines de arreglar algo y no todo a medias. Japón llegó a lo máximo, algunos países ni siquiera a lo mínimo. Por favor tomemos conciencia para tratar de vivir en paz.

    17 Marzo 2011 | 00:53

Los comentarios están cerrados.