BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

Tres veces víctimas

Por Javier Fernández Espada (Colombia, MSF)

 Unos dirán que todo empezó hace casi cincuenta años con la aparición de las FARC; otros dirán que hace setenta años, con la época de La Violencia; algunos dicen que hace doscientos, con la independencia; e incluso hay otros que dicen que todo empezó hace algo más de quinientos años.

Lo cierto es que durante todo este tiempo, e independientemente de cuándo empezara, los colombianos vienen viviendo desde hace mucho las consecuencias directas de un conflicto armado. Podríamos incluso asegurar que todas las generaciones que comparten el presente han vivido en tiempo de violencia y conflicto.

Por supuesto que esta situación afecta de manera diferente a cada persona, pero lo que nadie puede negar es que todo el mundo se ve interiormente afectado de una manera o de otra. Por suerte, sólo una desafortunada minoría sufre las consecuencias físicas, pero ¿qué ocurre con las consecuencias psicológicas? De esas no se libra nadie.

En todas las actividades que Médicos Sin Fronteras realiza en sus proyectos en Colombia, se incluye la presencia de psicólogos con el único interés de apoyar a las personas que están padeciendo las consecuencias de este conflicto. ¡Las historias que escuchan son aterradoras! Por supuesto no las vamos a reproducir en este texto, por un lado por la confidencialidad que merecen estas personas y que les proporcionamos en todo momento, y por otro lado porque no me quiero enfocar en los orígenes, sino en las consecuencias, y las consecuencias son que un porcentaje muy alto de la población necesita apoyo en términos de salud mental para lidiar con los efectos que los eventos traumáticos han producido en ellos.

Sin embargo y pesar de las necesidades acuciantes, el presupuesto que se dedica a la salud mental en Colombia es muy inferior al que se dedica en otros países de la región sin un conflicto armado activo; por ejemplo, Bolivia destina un porcentaje a salud mental del presupuesto global de salud el doble de grande que el colombiano, Perú veinte veces mayor, Brasil veinticinco veces más, y Surinam 42 veces más[1], países todos ellos donde las necesidades psicológicas son en principio menos dramáticas.

MSF acaba de publicar el informe “Tres Veces Víctimas”. Durante su elaboración simplemente hemos constatado cn datos lo que nuestros ojos nos habían mostrado durante los últimos años: por un lado el devastador efecto del conflicto en la salud mental, y por otro el hecho de que muchos colombianos son víctimas primero de la violencia, después pasan a ser víctimas del silencio y de la estigmatización por los propios eventos traumáticos que les ha tocado sufrir, y finalmente se convierten en víctimas del abandono al no recibir el apoyo que merecerían por parte de las instituciones.

Trastornos adaptativos, depresión, duelo, problemas de relación… Son algunos de los diagnósticos que más a menudo nos estamos encontrando en nuestras actividades médicas. Urge que se replantee el apoyo en salud mental en el sistema de salud colombiano.

Es cierto que las víctimas no se morirán “de esto” (salvo las excepciones dramáticas de los episodios de suicidio), pero sí que se morirán “con esto” si no se les trata correctamente. Su vida será mucho mejor, más digna y más amable cuando reciban el apoyo psicosocial que se merecen. Al fin y al cabo, ellos no eligieron nacer en un país en guerra.


[1] Asociación Colombiana de Psiquiatría

Fotos: Dibujos realizados por pacientes del proyecto de MSF en Caquetá.

1 comentario

  1. A veces parece que como no te estés muriendo no necesitas ayuda, cuando en muchas ocasiones la ayuda psicológica es incluso más necesaria, porque duele tanto o incluso más que las físicas. Sabe Dios lo que se les pasará por la cabeza de estas pobres víctimas de la guerra 🙁

    27 Julio 2010 | 13:41

Los comentarios están cerrados.