BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

Cuando no acostumbrarse es la única respuesta

Raúl Torres, coordinador de Médicos del Mundo en Mauritania

Cuarenta y tantos niños viviendo en un espacio de unos 20 metros cuadrados. Niños que han sido confiados por sus padres a un marabú (maestro religioso que enseña el Corán) sea por tradición, sea, como en muchos de los casos, simplemente por no poderlos alimentar. Niños obligados a mendigar. Niños que nunca han visto un médico ni han pisado una escuela convencional.

Ésta es la estampa tantas veces vista al transitar por distintas ciudades africanas. Ésta es la realidad de los niños talibés, todos ellos varones y de etnia peul ¿Qué pensar al respecto? ¿Acaso entenderlo como una ‘peculiaridad sociocultural’? ¿O más bien denunciar la situación? Si es así, ¿A quién? ¿Quién es el culpable? ¿Los padres, el marabú, la sociedad, todos nosotros?

Hemos llegado a un punto en nuestro mundo en que ya nada nos escandaliza. Todo es ya sabido. Se supone que es una consecuencia inevitable de… ¿De qué? Yo mismo tampoco me escandalicé. Ya sabía de su existencia. Ya me había cruzado con estos niños en muchos lugares. Tampoco me consideraba capacitado para cambiar esa situación, al menos sustancialmente.

O sea que allí estaba. Negociando para que nos dejaran poner una tirita en forma de saneamiento, educación para la salud, vacunas y revisiones médicas, una tirita que, en cualquier caso no curaría la herida, sólo la aliviaría.

No paraba de preguntarme: ¿Qué más podemos hacer? ¿Rebelarse? ¿Cómo? ¿Es mejor dejar que las cosas cambien por sí mismas y limitarse a poner esa tirita que alivia el dolor? ¿Quizás sea testimoniar lo mejor que podemos hacer? ¿Denunciarlo? ¿A quién, cómo y dónde? ¿Sólo con contarlo basta, quizás? Era todo preguntas, ninguna respuesta.

De camino de vuelta a la oficina cambiamos de tema, hablamos de ya no recuerdo qué. Nadie se había sorprendido. Al fin y al cabo es la realidad cotidiana de este lugar. Así es el mundo en que vivimos.

No sabía si conocerlo de primera mano era un lujo o una penitencia libremente autoimpuesta. Lo que sí que sabía es que ello me obligaba a no permanecer impasible. No sólo debíamos tratar de mejorar la situación concreta de aquellos niños que habíamos visto, debíamos ir más allá.

La única clave que encontré, por tanto, pasaba por no acostumbrarse. Nunca dejar de conmoverse por estas realidades. Si lo hacemos, jamás, nunca cambiará nada. Como nada ha cambiado hasta hoy. Por la indiferencia colectiva. Por esa indiferencia que hoy me ha amenazado, pero a la que, gracias a estas líneas, estoy tratando de alejar definitivamente.

Mañana seguiré conociendo otras realidades similares. Espero mantener mi capacidad de indignación logrando dejar la indiferencia a un lado. Hoy más que nunca, debo aplicar el lema de Médicos del Mundo: combatimos todas las enfermedades, incluida la injusticia.

10 comentarios

  1. Dice ser shoes on sales

    La verdad es que el taxi debe de ser un buen sitio para que las parejas se echen en cara todo, porque me ha tocado aguantar más de una discusión que si no ha terminado en ruptura inmediata como ésta, no ha llegado mucho más lejos… y es bastante violento, porque sientes que es un momento bastante personal como para verlo desde la primera fila.http://www.mbtshoesale.net/mbt-mwalk-shoes-c-1111.htmlhttp://www.handbagsonlinesale.com/guess-handbags-c-1301.html

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Gema

    A mi me sigue sorprendiendo que a estas alturas siga habiendo niños pasando hambre y sin atención médica,muriendo de enfermedades que aqui en 5 dias se curan o se evitan con vacunas….no es posible¡¡¡

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Sara G. de Blas

    No nos acostumbremos, ni dejemos que los demás se acostumbren. Hagámosles saber que estas situaciones no son normales ni justas.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  4. Dice ser laura

    Es verdad, no nos acostumbremos pero, a nivel personal ¿que mas podemos hacer que dar una ayuda económica mas o menos puntual?. Debíase acostumbrar a esos padres que engendran criaturas que saben no van a poder mantener, ni mucho menos educar. Que sus políticos pusieran a disposición medios anticonceptivos y les mentalizaran. ¡que utopía!.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  5. Dice ser Susana

    ¡Sí señor! Qué buen post y qué razón tienes Raúl, mientras sigamos indignándonos, no está todo perdido…

    28 Abril 2010 | 10:22

  6. Dice ser sybila

    si no nos ponemos una coraza no podriamos vivir en la sociedad consumista en la que lo hacemos, pensar en la comida que tiramos, en como gastamos el dinero y en la gente que se podria alimentar, pero si ni ayudamos a los mendigos que vemos en nuestras calles, no les miramos, por que si nos paramos a mirar, a pensar, tendriamos la casa invadida de mendigos, de animales abandonados, de vecinos que no tienen para pagar la hipoteca por que estan en el paro, en fin nos ponemos la coraza para poder seguir con nuestras vidas sin que nos afecte el sufrimiento de los demas

    28 Abril 2010 | 11:31

  7. Dice ser lala

    Y siendo prácticos, de qué sirve indignarse si estamos aprotonados? Si somos una sociedad -en la que por supuesto me incluyo- que no mueve un dedo si no le duele a ella misma. que estamos sufriendo una crisis de la leche con casi un cuarto de españoles en paro y ni tan siquiera así somos capaces de hacer nada más que quejarnos al vecino de cañas?..Cada día que pasa veo algo por lo que me indigno, y sufro aun más cuando pienso que sé que no voy a poder hacer nada..que no tengo poder de convocatoria.Sabemos eso de piensa globalmente y actua localmente, y lo intento siempre que algo me indigna y que sea cercano, pero no puedo dejar de pensar que los que dirigen la humanidad están malditos y el resto de los mortales somos borregos.. por tonterías más gordas han estallado guerras, pero no, mientras tengamos prensa rosa, futbol y comida rápida..Y me indigno, me cabreo soberanamente porque sé que no voy a hacer nada al respecto más que eso, cabrearme y publicar alguna nota en el facebook.

    28 Abril 2010 | 11:59

  8. Sí, era Miguel Ríos el protagonista de los vídeos. Pero no, no perdió los nervios. Simplemente se trataba de “dar rienda suelta a su alma rockera”, según reza el comunicado de prensa de la agencia responsable del viral. Y como aliados en la gracieta, Loquillo, Pereza y Ariel Rot.http://www.mbtshoesale.net/timberland-promotion-c-1119.htmlhttp://www.handbagsonlinesale.com/bottega-veneta-handbags-c-1276….

    28 Abril 2010 | 14:55

  9. la globalización será real cuando no mueran niños en paises subdesarrollados que en los paises desarrollados serian curados en 5 minutos. Mientras la globalización es sólo entre paises ricos.–consulta los BANCOS QUE DAN MAS INTERESES por tu dinero

    28 Abril 2010 | 17:09

  10. Efectivamente, la respuesta está en “no acostumbrarse”, porque quien se acostumbra a la injusticia comienza a colaborar con ella. Gracias por tu artículo, y adelante con vuestra labor.http://atriogentiles.blogspot.com/

    10 Mayo 2010 | 15:43

Los comentarios están cerrados.