BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Entradas etiquetadas como ‘bicicleta’

Pasa un mes pedaleando sin darse cuenta de que iba en dirección contraria

Con la esperanza de volver a casa a tiempo para el Año Nuevo chino, un caballero se dio cuenta de que había estado pedaleando con su bici en dirección contraria durante 35 días. O-O ¡¡¡Más de 500 kilómetros!!! alejándose de su lugar de destino.

Esta especie de Forrest Gump sobre dos ruedas estaba contratado en una empresa de Rizhao, provincia de Shandong (China), pero tras gastar la mayor parte de sus ahorros en un cibercafé, no tenía suficiente dinero para pagar un billete de tren a su ciudad natal Qiqihar, en el noreste del país. Lee el resto de la entrada »

Instalan badenes en un carril bici para ‘proteger a los ciclistas’

Los ciclistas de un barrio de la localidad de Montmagny, en el norte de París, están en pie de guerra con el Ayuntamiento porque ha colocado unos badenes en el carril bici para que los ciclistas circulen más seguros. O-O El mundo al revés.

El responsable de urbanismo del consistorio ha indicado que “su colocación se debe a que los coches invadían el carril y era la única forma de evitar que entraran“. ¿Y los que van en bici? ¡¡¡A saltar!!! Lee el resto de la entrada »

Se juega la vida sobre un tren en marcha por entregar un pedido a tiempo

temeridad1

Un repartidor de la cadena de restaurantes Jimmy John’s, en Florida (EE UU), se cansó de esperar en una paso a nivel y colgó su bicicleta al hombro, cruzando las vías por encima del tren en movimiento. O-O ¿Amor por su trabajo? ¿Temeridad en grado superlativo? ¿Bronca por retrasarse un minuto? Siendo sincero, me decanto por la última cuestión.

El caso es que muchos trabajadores, por no perder su empleo, se juegan algo más que el físico por cumplir con la hora exacta de los pedidos. Lee el resto de la entrada »

Esta bicicleta esconde una desagradable sorpresa en su cuadro

bicicletap

Un grupo de youtubers grabó lo que ocurre cuando se deja una bicicleta abandonada sin candado en una calle solitaria: que será robada antes o después.

Lo que no sabían los rateros, mangantes o amigos de lo ajeno es que el vehículo de dos ruedas escondía en su interior, bajo el sillín y el manillar, una sorpresa a modo de descargas eléctricas. De esas que te dejan calentitas las partes pudendas. Lee el resto de la entrada »

Un ciclista graba a los ladrones mientras le atracan a punta de pistola

ladronbiciDos avisos a navegantes: 1) Si eres un deportista o estás en plena ‘operación bikini’, mucho cuidado con el sitio que eliges para hacer deporte a lomos de tu bici de montaña. Hay zonas peligrosas. 2) Si eres un ratero, vigila que tu víctima no lleve encima una cámara, que puedes hacer el ridículo. Una vez advertidos todos los que podáis sentiros identificados, os traigo hoy una historia de latrocinio poco profesional, como tantas y tantas que suceden últimamente. Coñe, es que ya cualquiera se mete a ladrón, aunque no tenga el mínimo talento.

Hace unos días, un caballero de identidad desconocida, iba montando en bici por una zona agreste, seguro que afinando su forma con la mente puesta en lucir tipazo en la piscina municipal. De repente, el hombre fue asaltado por el sujeto cuyo rostro sirve como imagen ilustrativa del post. El ratero, cos ese gorro tipo ‘Chavo del Ocho’, se acercó al ciclista empuñando una pistola y le obligó a apearse de la bicicleta mientras otros dos compañeros de fechorías le robaban el teléfono móvil, las gafas de sol, las llaves del coche y la propia bici.

Sin embargo, ninguno de los tres ladrones se dio cuenta de un detalle muy importante: ¡la cámara GoPro que su víctima llevaba en el casco les estaba grabando! Como además de malos ladrones tampoco están muy puestos en tecnología, ni se plantearon despojar del casco y la cámara al ciclista, que ya ha colgado en YouTube el vídeo con el robo en modo POV, esto es, desde su propio punto de vista.

Las imágenes, sin duda, ayudarán a la policía a atrapar al ‘trío calavera’, que seguro que se lo piensa dos veces antes de volver a delinquir o, en su defecto, se cerciorará de que su próxima víctima (¡di*s no quiera que haya más!) no lleva encima una videocámara. Lo dicho, ¡hasta para robar hay que tener talento!

Ps. De nada por la cuña, amigos de GoPro…

Fuente: YouTube.

El vídeo más delirante del año: un hombre en bicicleta lleva una cabra a caballito

Si Luis Buñuel levantara la cabeza hoy estaría frotándose las manos. Y no hablo sólo por la abdicación del rey Juan Carlos, sino porque tendría nuevo material audiovisual para rodar una de sus deliciosas películas. Y es que hace unos días, unos turistas grabaron el vídeo más delirante y surrealista de lo que llevamos de 2014: un hombre en bicicleta que lleva una cabra a caballito. Parece un galimatías, pero no lo es. Repito: ¡un hombre en bicicleta que lleva una cabra a caballito! ¿No es maravillosa la vida?

Fuente: YouTube.

Fuente: YouTube.

Las imágenes se grabaron en Adís Abeba, capital de Etiopía, y lo que para nosotros es un acontecimiento asombroso, parece ser natural allí. Nadie, salvo los turistas, pone cara de póker al cruzarse con el peculiar ciclista y sólo algunos hacen un leve giro de cuello para contemplar la escena durante unos segundos extra. Con todo, lo más llamativo -al menos para mí- no es la casi inexistente reacción de la gente, sino la naturalidad con la que la cabra se aferra a la espalda de su porteador. ¡Coñe, es que resulta más ergonómica que algunas mochilas!

Ensalzada la majestuosa (¡qué buen día para usar esta palabra!) posición de la cabra en la bici, también es momento de piropear al ciclista. Pegarse un paseo semejante con el lastre que lleva, tiene mérito, ¿no? El caballero, sin más energía que la de sus piernas y sin descomponer la figura ni por un segundo, acarrea al animalito como si nada. ¡Olé por él! Un poco más de entrenamiento a este nivel y seguro que está listo para subir el Tourmalet sin necesidad de chutarse EPO, no como otros.

Caballero etíope, sepa usted que acaba de entrar sin reparos en mi imaginario de ídolos universales, junto a Leonardo da Vinci, Clint Eastwood, Bob Dylan o Rafa Nadal. Y eso que no le conoció a usted Buñuel, que si no su épica sería cantada allende las fronteras, como merece. Y saludos a la cabra, que no se puede tener un porte más elegante yendo de paquete sobre dos ruedas.

Tiene un accidente en bici y se le queda el pene erecto siete semanas

mountain_bike

Desconozco si este puede ser el capricho más oculto de un consumidor de Viagra, pero el calvario que ha sufrido un joven irlandés de 22 años no se lo deseo ni a mi peor enemigo. El muchacho ha estado durante siete largas semanas con su pene como el palo mayor de un velero. ¡¡¡Qué dolor!!!

Todo comenzó tras un accidente con su bicicleta de montaña. El pobre tuvo la mala suerte de golpearse con la barra metálica del cuadro en su zona más íntima. Minutos después comenzó una erección a la que en un principio no dio importancia, hasta que observó que no bajaba y la ‘tortura’ iba en aumento. Asustado, acudió al Tallaght Hospital, en Dublin, donde los médicos no supieron darle un diagnóstico acertado. Simplemente le indicaron que podía ser debido a un trauma por el porrazo, y que disminuiría con el paso de las horas, así que regresó a su casa.

Pasaban los días y sus nervios iban en aumento porque su miembro viril seguía más erecto que el de un adolescente un sábado por la noche. De nuevo acudió a urgencias del centro sanitario y tras una revisión más profunda, los facultativos detectaron que el joven sufría priapismo (un exceso de aporte de sangre arterial en el pene que produce un crecimiento de los cuerpos cavernosos, generalmente tras un fuerte golpe).

Tras cinco semanas ingresado en la clínica, el equipo médico dio con la tecla ya que tuvo que eliminar un coágulo que en principio no había detectado. Por fin el muchacho empezó a ver la luz y la ‘erección infinita’ comenzó a reducirse. Eso sí, tuvieron que pasar otras dos semanas más hasta que el miembro volvió a su estado natural.

En declaraciones a un medio local, el joven indicó que estaba muy contento por el resultado. Cosa que no me extraña porque los dolores que soportó durante tantos días debieron ser inaguantables.

(Foto: FLICKR / Gerold Schneider)

Detienen a un japonés que robaba sillines de bicis de mujeres para “olerlos y lamerlos”

En términos de fetichismo, los occidentales somos extremadamente comedidos, si nos comparamos con los japoneses. Años atrás, tuvimos conocimiento de un próspero negocio en el país del sol naciente, consistente en vender bragas usadas que los compradores olisqueaban para excitarse. Lo llaman Burusera y llegó a ser tal el volumen de ventas que se pusieron hasta máquinas expendedoras, posteriormente ilegalizadas. Esta obsesión nipona por las bragas yo la descubrí con Chicho Terremoto y, desde entonces, me sorprenden poco las excentricidades que llegan desde allí.

Fuente: Sergi Gisbert (Flickr)

Fuente: Sergi Gisbert (Flickr)

Sin embargo, no he podido pasar por alto la última perversión de un ciudadano japo. Joji Kondo, de 35 años, robaba asientos de bicicletas de mujeres para, según sus propias palabras, “gozar de los persistentes olores femeninos”. El tarado caballero ha prolongado su fechoría durante más de un año, tiempo en el que se multiplicaron las denuncias por este hecho.

Fue cazado por las cámaras de seguridad de un parking mientras caminaba con tres asientos bajo el brazo. Las imágenes fueron cedidas a la policía. Tras una breve investigación, los agentes tuvieron la certeza de que el caco era Kondo y fueron a su casa a arrestarlo. Allí, descubrieron su santuario: ¡¡¡197 sillines!!! El hombre no tuvo el menor reparo en reconocer su parafilia, ¡que puede ser un ratero degenerado, pero no un mentiroso! “Me gustan los sillines en los que montan las mujeres, su olor y su textura. Me encanta olerlos y lamerlos” (¡ay!).

Al tratarse de un delito menor, Kondo sólo tendrá que pagar una fuerte multa… y soportar el escarnio de sus vecinos. O no, porque igual sus vecinos son de los que compran bragas usadas para embriagarse de sus esencias.

Un niño de 12 años asalta un banco en Detroit ¡¡con una bicicleta!!

Los responsables de seguridad de Bank of America deben ser las personas menos competentes del mundo. ¿Qué tipo de pruebas pasarán para alcanzar ese puesto? ¿Les preguntarán el orden de los días de la semana y les obligarán a hacer sumas con decimales? No es que yo les tenga una manía especial. De hecho, ni siquiera conozco de oídas a ninguno de ellos. No es manía, no. Es que acabo de enterarme de que un niño robó en una de sus sucursales mediante el método del alunizaje… ¡¡¡¡con una bicicleta!!!! ¡Manda narices!

detroit-nino-ladron

El segundo banco más grande de Estados Unidos no gana para sobresaltos. Días atrás nos enteramos de que una mujer de mediana edad y aspecto desaliñado se llevó algo más de 1.000 dólares enseñando simplemente una nota amenazante a uno de los cajeros. Ahora, el asunto es más grave: un muchacho de 12 años (sí, amigos, las nuevas generaciones vienen pegando muy fuerte, también en asuntos de latrocinio) asaltó una sucursal de madrugada. Que digo yo, ¿qué demonios hace un chaval fuera de su casa a las 3 a.m.? ¿Qué estaban haciendo sus padres a esas horas?

El asunto es que el muchacho, que vive en uno de los suburbios de la ruinosa Detroit, accedió al interior del banco con suma facilidad. Sólo tuvo que estampar su bicicleta contra uno de los cristales de la fachada, que se rompió como si fuera una delicada copa de una vajilla de cristal de Bohemia. Pero, ¿qué m***da de seguridad es ésta, Bank of America? ¿Cómo es posible que haya gente que deposite sus ahorros allí, viendo el poco cuidado con el que los guardan? Como decíamos, el chaval alunizó en el banco y se guardó en los bolsillos unos cuantos billetes y varios tacos de monedas. Sin embargo, no tuvo tiempo de escapar, ya que igual de inútiles que son los sistemas de seguridad del banco fueron de rápidos los policías de Southfield que acudieron a la escena del asalto.

Su reacción debió ser de incredulidad, cuando descubrieron que el ladrón era un mocoso, que primero aseguró tener nueve años, luego dijo diez y, finalmente, confesó tener 12 primaveras. ¡Alma cándida! De inmediato, los policías esposaron al joven ratero que fue llevado a su casa a la espera de juicio, pues el fiscal del condado de Oakland va a procesarle por “allanamiento de morada”. El niño podría acabar en un centro de menores, para intentar apartarle del mal camino que ha emprendido, mientras sus padres tendrán, previsiblemente, que hacerse cargo de los costes del estropicio causado y corren el riesgo de perder su custodia. Mientras, los responsables de seguridad del Bank of America se irán de rositas, como si su inutilidad supina no mereciera un castigo

La bicicleta revolucionó el sexo

 

Fuente: b.pellizzon.

Fuente: b.pellizzon.

Lo de los estudios científicos es un misterio inescrutable. Los hay de todo pelaje y condición, aunque a mí los que me subliman son los que vinculan prodigios a objetos nacidos para otro fin. Me explico. ¿Qué tienen que ver la bicicleta, cuyo fin es el transporte, y el sexo? A algunos os vendrá a la mente la leyenda urbana de que hay gente que las utiliza sin sillín, pero la investigación de la que hablamos no se refiere a eso, precisamente.

Dice el célebre genetista británico Stephen Jones, del University College de Londres, que la bicicleta revolucionó las relaciones sexuales y que fue clave en la evolución de la especie humana. Hasta tal punto está convencido Jones de que la bici ha sido fundamental para el hombre (y la mujer), que asegura que es el invento más importante de los últimos 100.000 años. Ni más, ni menos. La razón es que los hombres ampliaron su radio de cortejo gracias a este medio de transporte. Esto es, si antes sólo podían aspirar a aparearse con hembras de su entorno cercano, al entrar en escena la bicicleta, el campo de acción aumentó considerablemente. Ya no sólo se copulaba en el pajar del pueblo, sino que, en palabras del científico, “pudieron trasladarse a aldeas vecinas y mantener relaciones sexuales con la chica del pueblo de al lado”.

Tal fue la revolución ciclista que, según medios de la época, por su culpa (o gracias a ella, según se vea), disminuyó la asistencia a las iglesias e, incluso, provocó un declive en el uso del piano, que era el hobby preferido por los británicos pudientes en el siglo XIX. Las tediosas homilías y la paz musical dejaron paso al furor amatorio.

Además, esta influencia de la bicicleta en la ‘revolución sexual’ trajo consigo otros beneficios para la especie humana. Según Jones, fue el instrumento que propició la diversidad genética, base de la evolución y clave en el desarrollo de nuestro sistema inmune.

Moraleja: tira más una bicicleta que dos carretas.