BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Lo siguió para devolverle la cartera, pero como le hizo una ‘peineta’ se vengó

fingerp

El conductor de un coche fue descortés y desagradecido con un motorista. Vamos, se comportó como un auténtico (…, poned el calificativo que os plazca). Lo que seguro que no esperaba es que el karma se la devolviera con intereses casi instantáneamente.

Su primer acto para enmarcar fue salir de manera imprudente de una estación de servicio en Inglaterra y obligar a una motocicleta, que circulaba bien, a frenar. La señal de ceda el paso se la pasó por el arco del triunfo.

El móvil de la discordia.

El móvil de la discordia.

El caso es que en la maniobra se le cayó la cartera que se había dejado olvidada en el techo de coche. Segundo error del día. El piloto de la moto que observó la ‘jugada’, la recogió del suelo y lo siguió a gran velocidad para devolvérsela.

Mientras, el conductor del automóvil debió pensar que el motociclista lo estaba persiguiendo para vengarse, así que cuando se puso a su altura, le regaló una ‘peineta’ antológica, o lo que es lo mismo, sacó su dedo corazón a pasear sin ningún pudor. O-O Tercer fallo imperdonable que le iba a costar muy caro.

La reacción del dueño de la moto fue un ¡¡¡zas en toda la boca!!! que dejó a Mr. Finger como si fuera el protagonista de un mannequin challenge.

PD. Os dejo otros casos de ‘karma instantáneo’ con final funesto.

El primer caso que nos ocupa, de un karma más funesto que el de un recién casado que le ponen los cuernos en su noche de bodas, sucedió a la salida de una autopista en EE UU.

Un coche sigue a un todoterreno, que se puede incorporar sin problemas a una avenida porque el tráfico lo permite, pero frena de repente con el peligro que eso supone. La consecuencia: se lleva una pitada de proporciones bíblicas del conductor que grababa las imágenes. Pero eso no es lo realmente gracioso. Lee el resto de la entrada »

Mientras, unas horas después en otro lugar del mundo (esto parece un continuo espacio-tiempo), otro hado iba a hacer de las suyas.

En este caso, un amigo de lo ajeno fue aplastado por unos cuantos ‘toneladas’ de karma. Si no sabes, pa’ qué te metes.

(Fotos: Tu Bui Anh – YOUTUBE)

10 comentarios

  1. Dice ser pues me parece mal la reacción

    Yo no habría hecho eso. Me refiero a tirar el móvil. También se los habría entregado tranquilamente.

    07 Diciembre 2016 | 14:16

  2. Dice ser lamentable

    Sobre el segundo video… no sé qué tendrían que decir los agentes de seguridad en carretera, o tráfico, cuando una persona reduce velocidad sin detenerse porqeu hay un ceda y por detrás otro le pita… Si hubiera provocado un accidente igual no se reìa…

    07 Diciembre 2016 | 15:22

  3. Dice ser morlaco

    Pues muy mal por el motorista. Un zas en toda la boca hubiera sido dárselo todo amablemente, empezó bien pero lo estropeó todo al final.
    Me recuerda a un compañero de piso, el más pirata que pisa la tierra. Una vez le devolvieron su cartera días después con el dinero dentro y desde aquella se volvió mucho más generoso.

    07 Diciembre 2016 | 18:56

  4. Dice ser yaya

    un poco raro, quien deja su cartera y movil en el techo y se monta en el coche sin cogerlos? y el motorista grabandolo?

    07 Diciembre 2016 | 20:24

  5. Dice ser Alex

    Si claro, y el casco del motorista lleva cámara incorporada, como nos engañan, lo peor de todo es que hay gente que se cree estas cosas.

    NO sabia que el Iphone estaba diseñado para no caerse a una velocidad normal, deberían haber hecho la cartera del mismo material.

    Que tonta es la gente madre mía.

    07 Diciembre 2016 | 22:08

  6. Dice ser Puaj

    “Lo siguió para devolverle”

    Desde luego, los mesteros tenéis lo más bonito de la gramática vulgarística. Primero fue el repugnante laísmo, y ahora que se ha consolidado y lo habéis conseguido universalizar cual metástasis, estás a tope con el loísmo.

    Menudos mierder que no saben ni hablar su propio idioma.

    08 Diciembre 2016 | 2:00

  7. Dice ser Veritas

    1-http://www.rae.es/consultas/uso-de-los-pronombres-los-las-les-leismo-laismo-loismo

    Eso por una parte.

    2-Los descuidos de la gente llevan a límites insospechados. Es común que si alguien se deja esos objetos en la parte de arriba del vehículo se deba a que se estuviera ajustando los pantalones para una mejor conducción. No es extraño y en mi grupo de amigos ha pasado dos veces. Se llama tener poca capacidad de atención.

    3-Las cámaras en los cascos son cada vez más frecuentes para tener pruebas ante un posible conflicto de tráfico. Las comisarías las aceptan como pruebas y han ahorrado dinero a aseguradoras.

    4- Coincido. Un caballero lo es siempre. Se entrega todo y si el maleducado reflexiona o no es su problema. Al final, la conciencia con la que lidiamos en la almohada es la propia.

    08 Diciembre 2016 | 2:33

  8. Dice ser Realistas

    Dudo más que infinito que la intención del motero fuera devolverle nada, con/sin peineta incluida.

    08 Diciembre 2016 | 8:32

  9. Dice ser Iván

    @Puaj:

    “Lo siguió para devolverle…” es totalmente correcto, en este caso “lo” está cumpliendo la función de objeto directo masculino singular, si utilizas “le” estarías incurriendo en “leísmo”, leísmo aceptado por su gran extensión pero leísmo al final del camino. Consulta el enlace de la RAE que situó @Veritas.

    Un consejo, si vas a decirle a alguien algo tan fuerte como “que no sabe ni hablar su propio idioma”, antes consulta, asegúrate de lo que vas a decir, de lo contrario quedas en evidencia tú de no conocerlo.

    08 Diciembre 2016 | 10:42

  10. Dice ser Francisco de Asís de Ureñas

    ¡¡ATENCIÓN!! EL CONDUCTOR NO ERA UN MALEDUCADO SINO…
    .
    …¡Viajante de comercio! Pues sí, amigo Becario, lo que son las cosas. Este señor es un viajante de comercio de joyas, antaño denominados también viajantes de plaza, placistas, corredores, viajantes de industria, corredores de plaza, agentes de comercio, representantes, comerciantes, comerciales o agentes domiciliario.
    .
    …Y como todos los agentes de comercio actuales –que han de competir contra internet– su labor ya no es sólo la de distribuir catálogos por las joyerías, sino también la de ir mostrando el género a compradores potenciales. Anillos, pulseras de flamenca, brazaletes de perro, sellos diplomáticos, pelucos analógicos y digitales, collares para maridos, esclavas filipinas, medallas de aluminio, cadenas gitaneras, argollas de casamiento, pendientes para orejas y bálanos, etc.
    .
    …De ahí que el día de autos fuera mostrando al mundo 2 anillacos muy cucos. El anillo de oro pulido, marca Tochón, para dedos índices moqueros, y el anillo de oro de prometido vicioso, marca Kaskajo, con escamas de acero inoxidable y perilla de goma trasera o matasuegras para lanzar agua en verano. Yo a ese señor, muy simpático, por cierto, le compré unas gafas con irisaciones azulverdosas, marca ‘Maikel nai’ un día que coincidimos en un semáforo. 10 euros me cobró.
    .
    …Repito: ESTE SEÑOR NO ES MALA PERSONA. NI UN GAMBERRO. SOLO ES REPRESENTANTE DE JOYAS Y LA PEINETA ES SU JOYERO EXPOSITOR. Yo le he visto exponer mientras conduce un set de dedales multicolores, férulas para dedos rotos, sacapuntas con un baño de oro, anillos para las uñas (o uñas de mentira, colección lujo), prótesis de silicona para amputados, vendaje para dedos (el indice y corazón los llevaba unidos y empingorotados, como si acabara de estar con la novia), etc.
    .
    …Este señor es un pobre diablo, un vendedor en decadencia, un viajante de comercio en peligro de extinción. Hace tiempo que se acabaron ya los viajantes aquellos de los años 80, ricachos, que iban por ahí exhibiendo su Mercedes Clase E, o su BMW Serie 5 o su Renault 25, de elevalunas eléctrico y computadora de a bordo que informaba de todo (¡p-u-e-r-t-a a-b-i-e-r-t-a!, ¡¡b-a-r d-e c-a-r-r-e-t-e-r-a a l-a v-i-s-t-a!!). Nada de eso, ahora los viajantes de comercio conducen un Hyundai de segunda mano, gasolina, con una gran meada de perro en el asiento trasero y un arbolito de pino ambientador en el espejo retrovisor. Y ellos mismos exponen el género… como otros sectores profesionales de la Casa de Campo ¿Qué hay de malo?
    .
    …¡Solidaridad con ellos, hombre!

    10 Diciembre 2016 | 22:16

Los comentarios están cerrados.