BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Un loro revela a su dueña la infidelidad de su marido con la asistenta

lorop

La historia de este emplumado delator ha ocurrido en Kuwait, donde una mujer ha descubierto los desmanes de su marido con la empleada de hogar gracias a que su loro lo ha cantado todo.

El romance clandestino se descubrió cuando el ave comenzó a repetir como si no hubiera un mañana las frases amorosas que el esposo le dedicaba a la asistenta en sus escarceos. Al escuchar tan esclarecedora confidencia, la mujer protegió al pájaro como oro en paño y fue inmediatamente a una comisaría de policía.

Así pudo terminar su propietario.

Así pudo terminar su propietario.

En este país el adulterio es ilegal y se castiga con prisión o una condena a trabajos forzados. Si las palabras reproducidas por el loro hubieran sido admitidas como prueba, el hombre se podía haber enfrentado a una pena de unos cuantos años, según pública Al Shahed Daily.

Pero el magistrado encargado de revisar la denuncia indicó que no se podía comprobar si el ave oyó la conversación amorosa en la televisión o en la radio, así que no podía ser considerado como un testimonio creíble. ¡¡¡Vaya chasco!!! Me hubiera encantado poder ver el juramento y la declaración del testigo con pico en el juzgado.

Y aunque parezca mentira, no es la primera vez que un pájaro con ganas de conversación ha delatado un adulterio. En 2006, otro camarada en el noble arte del soplo reveló que su propietaria era infiel a su pareja. El inocente pajarillo no paraba de repetir: “Te quiero Gary, y en su casa no había nadie que respondiera a ese nombre. ¡¡¡Pillín!!!

PD. Os dejo otro caso de testigo emplumado que no se queda callado ni comiendo pipas.

Un loro bocazas delata a su propietario en un control de alcoholemia

Una noche de juerga y descontrol etílico le ha salido muy caro a Guillermo Reyes, un mexicano de 49 años que fue traicionado por su mascota: un loro con la lengua muy larga.

(Foto: DP de Ciudad de México)

(Foto: DP de Ciudad de México)

Después de varias horas dándole al ‘alpiste’ como si no hubiera día siguiente, el señor Reyes se quedó sin suministros. Sin importarle lo más mínimo la seguridad del resto de conductores, cogió su coche y se dirigió a la tienda de licores más cercana. Eso sí, no se olvidó de su ave (con problemas de estrés si se queda sola) y situó cuidadosamente la jaula del pájaro en el asiento trasero. Un error que le iba a costar muy caro.Lee el resto de la entrada »

(Fotos: Gonzoo – Pixabay)

5 comentarios

  1. Dice ser Bern

    Benditos loritos, ¡cuántas verdades han sacado a la luz!
    Conozco yo uno que reveló a un vecino, punto por punto, las aventuras amorosas de su recatada señora con el butanero.

    27 octubre 2016 | 14:12

  2. Dice ser pelopolla

    jajajajajajajajajaja

    27 octubre 2016 | 16:06

  3. JAAAAAAAAAA, ¡por fin una noticia para echarse unas risas!

    27 octubre 2016 | 17:02

  4. Dice ser Ana

    Pues hace años, en una pensión donde vivía, había un loro llamado Lorenzo, en donde un matrimonio tenía cinco hijos adolescentes y tenían un carro que cuidaba el matrimonio en demasía, ya que lo sacaban solo los domingos para ir a misa.

    Total, que este matrimonio, un día se fueron a Veracruz de vacaciones por tres días y les dijeron que no tocaran para nada el carro. Pero uno de ellos, ni caso hizo y lo sacó, con tan mala suerte que lo rayó un poco y ese día hubo una discusión entre los hermanos y llegaron al acuerdo de no decir nada, sin darse cuenta que el loro estaba en su jaula presente en la habitación.

    El domingo que llegaron los padres, sacan el auto y se dan cuenta del rayón y citaron a todos los hijos y los empezaron a regañar y nadie decía quien había sido. Los padres los amenazaron con quitarles su mesada y ni así, hasta que el bendito loro, empezó a gritar y decir “fue Paco, fue Paco”, y todos se quedaron callados, hasta que el mismo Paco se echo de cabeza cuando le contesta a Lorenzo “cállate loro argüendero, porque lo tenías que decir”, y ahí es donde se supo quien había sido.

    Esta anécdota fue tan chistosa que esta familia, cada que se reúnen, la vuelven a contar porque no es común y es hasta chistoso como un animalito logro resolver este problema.

    27 octubre 2016 | 19:11

  5. Dice ser JUANI

    Para #4 dice ser Ana

    El carro ese del que nos hablas ¿es el mismo que le robaron a Manolo Escobar?

    28 octubre 2016 | 12:34

Los comentarios están cerrados.