BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Archivo de la categoría ‘internet’

Hay futuro para la prensa, aunque sea imperfecto

Los editores de prensa miembros de AEEPP celebramos hoy y mañana en Madrid nuestro congreso anual. Llevaba estas notas para la inauguración, aunque he añadido algunas otras cosas:

“Bienvenidos.
Voy a ser muy breve. Porque tenemos unas primeras sesiones de trabajo muy intensas y no conviene que acumulemos retraso en la agenda.
Como sabéis todos, los editores estamos pasando por tiempos difíciles, por la coyuntura económica y por la transformación radical que está sufriendo nuestra actividad. Pero creo que, pese a las dificultades, hay que ser optimistas.
Hemos tenido que hacer todos un esfuerzo enorme de adaptación al nuevo hábitat. No sólo de transformación de nuestras empresas sino de refundación de nosotros mismos, de aprender nuevas habilidades, de formarnos continuamente, de reinventarnos.
Pero creo que, en general, lo estamos haciendo bien, estamos afrontando todos esos procesos como una oportunidad, y la estamos aprovechando para crear modelos nuevos, productos nuevos, innovadores, diferentes, adaptados al nuevo entorno.
Hemos descubierto, además, que el nuevo mundo de la comunicación, del periodismo, de la edición de prensa es un mundo inmenso donde hay muchísimos territorios por explorar, donde todo está por hacer. Un mundo casi infinito para probar, para inventar, para crear.
Este es nuestro noveno congreso de editores. Me acuerdo del primero, en 2004, en Valencia. Nuestro mundo de hoy se parece poco a aquel, y sólo ha pasado una década. Dentro de otra década, habrá otro mundo que también se parecerá poco a este.
Concebimos nuestros congresos, como bien sabéis, como una puesta a punto, una puesta en común de lo último en nuestro sector. Sobre los lectores y sobre los anunciantes. Sobre los soportes y sobre las tecnologías. Sobre las normativas y sobre los modelos.
El programa que hemos preparado este año responde a esos estímulos. Y el eslogan del congreso, “Hay futuro, aunque sea imperfecto”, responde a esa convicción. Tenemos futuro, estamos ya en el futuro. No es un futuro fácil ni cómodo, pero de esas dificultades y parece que hostilidades del nuevo habitat nacen nuestras fortalezas.
Y una cosa más, y ya acabo. No somos una industria más, no somos una actividad más. La prensa es un pilar básico de nuestra sociedad. Por muchos motivos, pero dejadme que os recuerde dos importantísimos. Uno: Somos transmisores de conocimiento. Y dos: Somos, mediante el ejercicio libre del periodismo, los garantes de la pluralidad, de la libertad de prensa, del debate público… y por tanto uno de los grandes garantes del funcionamiento de la democracia”.

Olvido es tan víctima hoy como ayer

“Vuelco en el sextape de Los Yébenes”, dicen algunos. Pues no, en mi opinión ha habido cambios en las últimas horas en lo circunstancial, en lo lateral, y no hay ningún vuelco en lo sustancial: Olvido Hormigos es igual de víctima si el vídeo que se grabó a sí misma lo ha difundido un amigo suyo o lo han hecho sus rivales políticos, es tan víctima hoy como ayer.

Olvido -como cualquiera de nosotros- tiene todo el derecho del mundo a hacer en su vida privada lo que quiera (siempre que no cometa un delito o lesione derechos de otros), y todos -amigos, ex amigos, correligionarios, rivales políticos, vecinos, conocidos y desconocidos- tenemos el deber de respetar su intimidad, de no revelarla o difundirla.

Y una cosa más: Buscar con casos como este ventajismos políticos -por los correligionarios de Olvido o por sus rivales, que ambos casos se han dado- es infame, es inaceptable. Eso sí que es obsceno.

Y otra cosa más: Del caso de Olvido Hormigos debiéramos aprender todos dos cosas. Una, que con las nuevas tecnologías no se ha  abierto una especie de mundo paralelo donde rige la ley de la selva y donde se puede invadir intimidades, amenazar, insultar, calumniar… sin que nunca pase nada. No es así, no debe ser así. Las leyes y los códigos siguen vigentes también en el mundo virtual. Otra, que el anonimato en la Red dura poco. Que cuando una víctima denuncia, se tarda poco en coger al verdugo.

 

Cita para blogueros el 7 de noviembre

Sólo para blogueros y aquellos de vosotros muy interesados en el mundo de los blogs: el lunes 7 de noviembre, desde 20 minutos / 20minutos.es organizamos la Jornada BlogsCom. Será de 10 a 14 horas, en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.
Mesas redondas, debates, muchos blogueros relevantes… y la presentación de la VI edición de los Premios 20Blogs, con algunas novedades respeto a ediciones anteriores. El programa definitivo de la Jornada lo haremos público en los próximos días, pero vete apuntándote la cita en tu agenda. ¡Entrada libre, por supuesto!

Los Premios 20Blogs, con muchas novedades

Sé que algunos estábais impacientes. Ahí va la primicia: ya hemos puesto en marcha la sexta edición de nuestros Premios 20Blogs. Lo anunciamos oficiosamente anoche en El Escorial, en una reunión con directivos de comunicación, y os lo anuncio oficialmente hoy aquí. Ya podéis anotar una fecha en vuestras agendas: el jueves 2 de febrero de 2012 será la fiesta de entrega de los premios. El proceso comenzará a finales de septiembre, cuando arranque el periodo de inscripción para los que queráis competir, y la fase de votaciones irá desde mediados de noviembre a mediados de enero. En 20minutos.es y en las ediciones impresas de 20 minutos os iremos comunicando todos los detalles.

Nuestros premios, probablemente los más prestigiosos de blogs en lengua española, acumulan ya una trayectoria de la que nos sentimos muy orgullosos. En las cinco ediciones anteriores han competido en total 19.501 blogs y hemos entregado 112 premios. En la sexta edición, la que ahora lanzamos, habrá novedades. Hemos cambiado algunas de las 20 categorías. Os enumero las que tendréis este año, para que vayáis pensando en cuál de ellas vais a inscribir vuestra bitácora. Son estas 20, por orden alfabético:

– Actualidad
– Blogosfera 
– Ciencia, Tecnología e Internet
– Cine y Tele
– Cultura y Tendencias
– Deportes
– Economía
– Gastronomía
– Humor
– Medio ambiente
– Moda o Belleza
– Motor
– Multimedia y Microblogs
– Música
– Personal
– Salud y Vida Sana
– Solidario
– Tu ciudad
– Viajes
– Videojuegos
En cada una de ellas hay una estatuilla para el ganador, el bronce basado en un dibujo de Eneko y elaborado por Pablo Gómez.
Además de las 20 categorías temáticas, estarán también los dos premios grandes, el Gran Premio del Jurado y el Premio de los Blogueros, y un nuevo premio transversal, de cualquiera de las 20 categorías temáticas, al blog con mejor diseño. Los dos primeros de éstos, como sabéis, llevan estatuilla, premio en metálico y la posibilidad de convertirse en bloguero de 20minutos.es y columnista de 20 minutos.

Hay muchas más novedades, os las iré contando en las próximas semanas. Animaos a competir. Esperamos batir en esta edición los 5.011 blogs incritos el año pasado.

El futuro de la prensa

Hoy se ha celebrado en Madrid un Encuentro Europeo de Medios, dentro de los actos de la Presidencia Española de la UE. He intervenido en una mesa sobre el futuro de la prensa impresa, y he dicho esto:

“A finales del siglo pasado, coincidiendo con la eclosión de Internet, comenzó a extenderse entre los profesionales que nos dedicábamos a la prensa impresa cierto pesimismo. No tenemos futuro, decían algunos. Hubo incluso quien le puso fecha al punto final. El profesor Philip Meyer auguró que en 2043 desaparecería la prensa impresa. Tanto nos auto diagnosticamos nuestra propia muerte, y con tanta convicción y resignación, que renunciamos a ponerle remedio, a intentar siquiera algún tratamiento médico que la evitara.
Por fortuna, aquellos años del pesimismo parece que están remitiendo y los profetas del desastre han enmudecido un poco. Hasta el propio Meyer dice ahora que aún tenemos futuro. Y en mi opinión, lo tenemos. La prensa impresa puede aspirar a seguir existiendo cuando llegue el 2043 o cuando acabe este siglo. Tenemos futuro, lo que ahora hay que hacer es trabajar duro para encontrarlo. Analizar, reflexionar, innovar. Someter a escrutinio todo lo que venimos haciendo hasta ahora, preguntarnos si tenemos que seguir haciéndolo igual, discernir entre las cosas que hacemos bien y que aún funcionan en este entorno que cambia a toda velocidad y aquellas otras cosas que son pura inercia del pasado. Adaptarnos al cambio, en suma.
Desde la AEEPP, la asociación de editores que presido, nos gusta precisar algunos conceptos previos cuando hablamos de la prensa. La prensa no son sólo los grandes diarios de pago. La prensa son también los pequeños diarios locales de pago o gratuitos y los grandes diarios gratuitos, y los semanarios, y los quincenales, y los mensuales; los que hacen información general para todos los públicos y los que tienen contenidos especializados, profesionales, de nicho. Los que obtienen sus ingresos de dos distintos clientes, el anunciante y el lector, y los que sólo cobran al anunciante y son gratuitos para el lector. Entre los asociados de la AEEPP, tenemos de todo: editores grandes y editores pequeños, diarios y no diarios, generalistas y especializados, gratuitos y de pago. Tenemos también como asociados, por supuesto, a editores que sólo tienen publicaciones on line, en Internet. Somos, por tanto, la asociación más transversal, la más heterogénea, la más variada. En mi opinión, la que mejor representa en España a la industria de la prensa.
A nadie se nos oculta que la prensa, esa prensa variada y heterogénea de distintas periodicidades, contenidos y modelos de ingresos, se enfrenta ahora a la crisis probablemente más grave de su historia. Se nos han juntado dos crisis al mismo tiempo, tenemos una fuerte tenaza de dos brazos diferentes sobre nuestras cabezas. La crisis coyuntural por la grave situación económica y financiera que desde hace ya más de dos años vive el mundo globalizado, y especialmente España, y la crisis estructural, que se ha desatado por la revolución tecnológica y por el desarrollo de Internet.
La primera de las crisis pasará, confiamos en que pronto. Pero la segunda crisis, la del cambio del modelo, tiene mucho más alcance, mucho mayor impacto. Nada volverá a ser lo mismo. La revolución tecnológica ha cambiado todo: nuestro trabajo y nuestro ocio, nuestras casas y nuestras ciudades, el uso de nuestro tiempo, nuestra vida cotidiana, nuestras relaciones personales… Y también, por supuesto, el comportamiento y los hábitos de nuestro público, de nuestros lectores y de nuestros anunciantes. Los editores que sólo se dedican a la prensa impresa asisten atónitos a un fenómeno para ellos extraño, por el que los nuevos públicos, los nuevos lectores, apenas buscan papel impreso; los viejos públicos ahora lo buscan con menos frecuencia y entusiasmo, y todos se informan, se entretienen y se relacionan cada vez más en los nuevos medios digitales. ¿Y los anunciantes? ¿No emigrarán también algún día en masa los anunciantes?, se preguntan esos editores.
Nosotros no vemos a Internet como un enemigo, como una amenaza, sino como una oportunidad. Creemos que Internet, además de ser factor que desencadena y acelera nuestra crisis, es también el que nos está abriendo a la prensa impresa la puerta del futuro. Creemos, estamos convencidos, de que en ese futuro una de las claves del éxito será la combinación de soportes en papel y en Internet, preferentemente arropadas bajo un mismo paraguas: la marca. El papel, las ediciones impresas, han creado la marca, dan rigor y credibilidad a los contenidos, se llenan de atributos positivos, e Internet traslada todo ello a los nuevos públicos. Lo importante será hacer lectores en uno y otro soporte y mantenerlos leales a la marca.
Hace pocas semanas, en una intervención pública, el presidente de la agencia Efe, Álex Grijelmo, decía que “Internet es un basural lleno de joyas” y que “para navegar por su ciberespacio no necesitaremos tanto la habilidad del manejo informático como la habilidad del discernimiento”. Pues bien, si eso es así, creo que muchas de las joyas de Internet tendrán una base en el papel, y que la credibilidad de la marca que hace de paraguas a soportes de papel y de Internet, ayudará mucho a los lectores en el discernimiento, en la separación de la basura y de las joyas. El papel necesita a Internet e Internet también de alguna manera necesita al papel, le ayuda mucho a conseguir reputación. Combinados, uno y otro tienen mucho más despejado el futuro.
Volvamos a la prensa, sólo a la prensa impresa. No somos un sector económico más. Somos más cosas. Somos una pieza clave en la transmisión de conocimiento, jugamos un papel cultural y técnico relevante. Y somos también un pilar fundamental de las sociedades democráticas y de nuestro sistema de libertades. Somos un bien de interés público. Si la crisis nos vence, no sólo se destruiría riqueza y se perdería mucho tejido empresarial y mucho empleo, en nuestro propio sector y en todos los que orbitan a nuestro alrededor, sino que se producirá también una grave merma de la libertad de expresión, de la pluralidad, de la riqueza democrática.
Desde la AEEPP creemos, por ello, que las instituciones públicas han de apoyarnos en la resolución de nuestros problemas, han de ayudarnos a desbrozar el camino hacia el futuro. Hace menos de un mes, los pasado 10 y 11 de mayo, mi asociación celebró en Zaragoza su congreso anual. Llevaba por lema “Oportunidades en tiempos difíciles”, y en sus conclusiones, formuladas en la llamada Declaración de Zaragoza, pedíamos un Plan Nacional de Apoyo a la Prensa en el que intervinieran el conjunto de las administraciones públicas. Hay otras asociaciones de editores que no ven bien este tipo de iniciativas, creen que van en detrimento de la independencia de los medios. Respetamos esa opinión, pero déjenme que les explique nuestra propuesta. Permítanme que les lea dos párrafos de la Declaración de Zaragoza. Dicen así:
“El Plan debe fomentar la calidad y la competitividad de los medios, de las empresas y de todos los profesionales de la comunicación, así como el funcionamiento transparente del mercado. Ha de ser beneficioso para toda la prensa en su conjunto, independientemente del tamaño de las empresas, de la periodicidad de los medios, de su temática general o especializada, y del carácter gratuito o de pago de los productos.
Este plan debe incluir medidas que fomenten la reconversión tecnológica, la mejora de procesos y la competitividad en todos los eslabones de la cadena de valor, desde la producción, la impresión y la distribución hasta la comercialización y el paso al mundo digital, e incluir procedimientos eficaces de financiación”.
Fin de la cita. No pedimos subvenciones arbitrarias, no queremos mecanismos que fomenten el clientelismo y menoscaben la independencia de los medios, no deseamos que desde el poder se mantengan artificialmente fórmulas o productos que no sepan adaptarse a la libre competencia, al mercado, a los cambios que está provocando la crisis estructural. Queremos lo contrario: que haya marcos legislativos claros y objetivos, que se fomente la competitividad, que se elimine desde el poder el trato de favor y la discriminación para que ese bien de interés público que es la prensa refuerce su papel social y encuentre un nuevo modelo sostenible.
Concluyo ya y resumo. Yo sí veo un futuro a la prensa. En papel y tinta y en Internet, apoyados mutuamente. Será una prensa más transparente, más independiente y de mayor calidad. Basará mucho su éxito en la reputación de la marca. Tendrá probablemente un carácter más de análisis y de profundización y de opinión que de noticias y de última hora. No será ya, en mi opinión, un “notario de la actualidad”. Es muy probable que ya no sea para el gran público, para públicos mayoritarios, sino que ofrecerá muchísimos productos diferentes para diferentes nichos muy homogéneos de lectores. Y será una prensa, espero, en la que no haya publicidad de explotación sexual, por ejemplo, o en la que, también por ejemplo, la publicidad institucional se reparta con criterios objetivos, como marca la ley, y no por las viejas prácticas de trabuco y pesebre”.

Diez preguntas y respuestas sobre la nueva ley de Internet

Diez preguntas sobre la nueva ley de Internet

1. ¿Por qué se aborda ahora esta reforma?

2- ¿En qué consistirá ese procedimiento para cerrar una web?

3- ¿Cuál será exactamente el papel del juez de la Audiencia Nacional?

4- ¿Es la propiedad intelectual un derecho fundamental?

5- ¿Quién compondrá la comisión?

6- ¿Qué pasa si la web está fuera de España?

7- ¿Por qué se pone en marcha un protocolo rápido?

8- ¿Por qué se escoge la Audiencia Nacional?

9- ¿Cuenta el PSOE con apoyos suficientes para sacar adelante la reforma?

10- ¿Cuándo entrará en vigor?

Y sus respuestas, en un artículo de Ignacio Escolar en estrelladigital.es

En defensa de los derechos fundamentales en Internet


MANIFIESTO

En defensa de los derechos fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del Ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia, las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este texto se publica hoy en (esperamos) multitud de sitios web, ante la iniciativa del Gobierno de permitir el cierre de páginas web sin autorización judicial. Si estás de acuerdo, publícalo también en tu blog.

Nettby ya tiene 7.500 usuarios registrados

Nettby, la red social lanzada por 20minutos.es, ha superado hoy los 7.500 usuarios registrados. Ha estado en fase beta unos meses y hemos comenzado a dárosla a conocer a los lectores de 20 minutos y de 20minutos.es hace apenas una semana. Desde entonces llegan unos 200/300 usuarios registrados nuevos cada día. En breve se acelerará ese ritmo. En Noruega, donde se lanzó hace menos de dos años, nettby.no ya tiene 700.000: uno de cada siete noruegos está registrado en esta red social.

¿Se diferencia algo nuestra comunidad on line de otras que han tenido éxito en los últimos meses? ¿Aporta algo nuevo? Se lo he preguntado a Miguel Castillo, el máximo responsable de nettby.es. “La principal ventaja y diferencia de Nettby es que te permite de forma rápida y sencilla conocer a gente, tanto de tu ciudad como a otros con los que compartir aficiones e intereses. En otras redes que han crecido mucho en España no es fácil conocer a gente nueva. Van más orientadas a trasladar a Internet tu círculo de conocidos o de amigos del mundo off line. Consiguen con éxito mantenerte en contacto con amigos, familia o compañeros de estudios o trabajo, pero no es sencillo interactuar con gente de fuera de ese círculo. Nettby es distinto: va orientado a conocer a gente nueva, a hacer amigos”.

“Además -añade Castillo- tiene una orientación muy local. Nettby se estructura como una ciudad on line formada por tantos barrios como localidades hay en España. Cada usuario se inscribe automáticamente en el barrio o grupo local de la ciudad o pueblo en donde vive. Este barrio tiene su propia portada de noticias publicadas por los usuarios y un listado de vecinos o usuarios que viven en ella”.

“Existe además la posibilidad de crear grupos temáticos en torno a cualquier afición (una banda de música, una serie de televisión, un videojuego, una actor preferido…). En estos grupos se puede debatir en foros, compartir fotos y escribir noticias. Las noticias escritas por los usuarios en estos grupos también se destacan en la portada de Nettby, algo que otras redes no tienen. Una portada hecha exclusivamente con los contenidos de los usuarios”.

Miguel añade algún detalle más: “Nettby ofrece funcionalidades similares a las de otras redes a la hora de personalizar tu perfil con fotos o vídeos, subir y clasificar tus propias fotos, escribir tu diario, enviar mensajes privados, usar un sistema de mensajería instantánea o convocar eventos”.

¿Hay quien dé más? Prueba.

350 blogs en las primeras horas en nuestros premios

Como os adelanté en junio, acabamos de poner en marcha la tercera edición de los Premios 20Blogs, con mucha novedades en el sistema de inscripción, las votaciones, el jurado…

En nuestras primeras horas de inscripción nos han llegado unas 350, y más de la mitad de ellas ya están validadas a esta hora (12.30 de la mañana) por el comité que revisa si cumplen las bases, muy sencillas.

Si os fijáis, aparte de Diseño (categoría en la que pueden inscribirse todos los blogs), la de Blog Personal parece que va a ser la estrella en participación este año.

Vuelven los Premios 20 Blogs

Rara es la semana que no me pregunta alguno de vosotros por los Premios 20 Blogs. “¿Este año no vais a organizarlos?”.

¡Por supuesto que sí! Pronto os anunciaremos la tercera convocatoria de los premios. Hemos cambiado las fechas (pasa de la primavera al otoño), y habrá también otras novedades: en las categorías, en el modo de inscripción, en la composición del jurado, en la forma de votar (no queremos que nadie encuentre un camino para hacer pequeñas trampas)…

Otras cosas no cambiarán: habrá 20 premios por categorías y dos grandes premios mayores: el de votación popular y el del jurado. Quien gane este último se convertirá en columnista de 20 minutos y en bloguero de 20minutos.es, como en 2006 Rafael Fernández y en 2007 Daniel Díaz.

El proceso, como sabéis por anteriores ediciones, es muy largo, y remata en la fiesta de entrega de los premios. Será, muy probablemente, a finales de noviembre. Si eres bloguero, anótatelo ya en la agenda.