BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Archivo de la categoría ‘Ada Colau’

Pedro Sánchez mete presión a Pablo Iglesias: Si no te mueves, sigue Rajoy

Directos o indirectos, tajantes o sutiles, explícitos o tácitos, y siempre en tono moderado, sin acritud, quizás intentado no herir la fina piel del destinatario ni darle una excusa para un nuevo distanciamiento. Pedro Sánchez sembró de mensajes a Pablo Iglesias la entrevista que le hice ayer. Con frases como estas:

Voy en serio. Insto a todas las fuerzas del cambio a que den también otro paso al frente.

A Podemos, de Pablo Iglesias, le estamos esperando. La puerta la tiene abierta. Espero que podamos sentarnos a negociar un programa de Gobierno.

El monopolio del cambio no lo tiene un partido político y un líder, sino que lo tenemos distintos líderes de distintos partidos.

Nosotros hemos puesto encima de la mesa un programa de Gobierno, que incluso el propio Iglesias ha dicho que comparte en buena medida. Encuentro difícil para los votantes de Podemos que Pablo Iglesias se niegue a debatir sobre cómo resolver la pobreza energética, sobre cómo reducir la tasa de paro a la mitad en cuatro años, de cómo aprobar el Estatuto de los Trabajadores que recupere muchos de los derechos laborales perdidos. Hay mucho terreno común que tenemos con el partido de Pablo Iglesias, y le estamos esperando.

Si la alcaldesa de Barcelona [Ada Colau] quiere reunirse conmigo, yo no tengo ningún problema. Al contrario, para mí será un placer. Pero yo respeto mucho que son los partidos políticos quienes deciden quiénes son los interlocutores a la hora de negociar.

La suma entre Podemos, Izquierda Unida y el Partido Socialista no da mayoría respecto a una suma entre Partido Popular y Ciudadanos. Por tanto tenemos que abrir el espectro.

Al final tenemos que exigir a todos que estén a la altura del momento político que hay en España.

Para sacar adelante el cambio todos tendremos que ceder, y ceder no significa perder, ceder significa sumar.

A día de hoy, y no quiero por esto criticar a Iglesias, quien ha demostrado voluntad por sentarse a debatir sobre las políticas ha sido Ciudadanos. A Iglesias le estamos esperando. (…) Espero que recapaciten, que rectifiquen.

Lo que no podemos permitirnos son cuatro años más de Mariano Rajoy al frente del Gobierno, y los vetos pueden tener una consecuencia, y es que Mariano Rajoy siga siendo presidente del Gobierno. A mí cuando me dicen “el PSOE tiene que decidir entre Podemos y Ciudadanos”, yo digo “no, no; el PSOE ya decidió, y es que no gobierne el PP y se produzca el cambio”.

Eso fue ayer, por la mañana. Hoy, esta mañana, el propio Sánchez ha enlazado en su cuenta de Twitter la entrevista…

Como veis, con un titular diferente al que le puse yo anoche. “Muchos partidos han entendido que tenemos una oportunidad de cambio”. Muchos partidos… Quizás haya estado Sánchez tentado de añadir: “y el tuyo por ahora no, Pablo. Muévete, que si no sigue Rajoy”.

¿No le cabría en el tuit?

Nuevo mapa y nueva etapa política

Aguantan PP y PSOE algo mejor de lo que les auguraban algunas de las encuestas, sobre todo al segundo, pero el mapa político español ha sufrido una convulsión. La España política de hoy se parece poco a la de la anterior legislatura. Se abre una nueva etapa, llena de retos y de oportunidades. Estas son algunas de las principales claves de lo que ayer pasó en las urnas

1. El PP sufre una enorme sangría de votos y de escaños. Ha perdido 3,6 millones de votos respecto a 2011, pues pasa de 10,86 millones hace cuatro años a 7,2 millones ahora. En escaños, pierde 1 de cada 3, al pasar de 186 a 123. La fragmentación del voto en el resto del arco parlamentario le dan a su líder, Mariano Rajoy, posibilidades de seguir gobernando, pero lo haría en una posición débil, sin garantías de estabilidad.

2. El PSOE también retrocede bastante, pues pasa de 7 millones de votos en 2011 a 5,5 ahora y cae del 28,76% al 22,0% en votos y de 110 a 90 en escaños. Es el peor resultado de los socialistas desde la Transición democrática, pero no tan malo como el que le auguraban la mayoría de las encuestas. Los socialistas quedan claramente por encima de Podemos en votos y sobre todo en escaños, lo que probablemente le baste a Pedro Sánchez para seguir al frente del partido y evitar el ajuste de cuentas interno que algunos barones territoriales le preparaban.

3. Podemos, uno de los grandes triunfadores. Fundado hace menos de dos años, ha logrado cosechar -con sus aliados en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia- más de 5,2 millones de votos, el 20,6% de los emitidos, y 69 diputados. Su cabeza de lista, Pablo Iglesias, y sus aliadas Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y Mónica Oltra, vicepresidenta valenciana, muy activas en la campaña, refuerzan sus posiciones de liderazgo en la izquierda y de impulso a unas nuevas políticas sociales y territoriales.

4. Ciudadanos, otro emergente emergido. Apenas un año después de saltar desde Cataluña al conjunto de España, la formación reformista liderada por Albert Rivera suma 3,5 millones de votos, casi el 14%, y logra 40 escaños, una cosecha muy valiosa en un sistema electoral que penaliza a los medianos y pequeños. Por su posición central en la escala ideológica, con capacidad de pactar hacia izquierda y hacia derecha, previsiblemente jugará un papel determinante en los pactos de la legislatura.

5. En Cataluña, mucho cambio. Aunque son elecciones muy diferentes, los resultados de ayer se parecen poco a los de las autonómicas de septiembre. En Comú Podem -el gran dominador- multiplica por 2,5 los votos que tuvo entonces, ERC supera a DiL (antes Convergencia) y cosechan por separado casi medio millón de votos menos que juntos en Junts pel Sí en septiembre, Ciudadanos pincha en casa (unos 735.000 votos entonces, 490.000 ahora)… Ese nuevo mapa, con ERC por encima de la vieja Convergencia, debilita aún más a Artur Mas y probablemente determine en breve algún cambio en el proceso secesionista.

6. Sorpresas en País Vasco y Navarra. Podemos gana en votos en la primera, aunque logra un escaño menos que el PNV, y se acerca mucho al ganador en la segunda, UPN-PP. Uno de los perdedores es Bildu, que es solo cuarto en el País Vasco -con dos escaños, como el PP- y no logra representación en Navarra. En esta última tampoco logra escaño Geroa Bai.

7. Andalucía, granero socialista, pero menos. Le aporta al PSOE uno de cada 4 diputados, deja muy atrás en la región a Podemos (a unos 650.000 votos menos), pero ha visto cómo se le acerca mucho el PP, que consigue 21 diputados por 22 los socialistas.

Y 8. El sistema electoral sigue provocando distorsiones. Al PP, cada escaño le cuesta de media unos 58.500 votos. Al PSOE, unos 61.300. A Podemos, unos 75.000. A Ciudadanos, unos 90.000. Y a la Izquierda Unida de Alberto Garzón, ¡unos 460.000!

Nadie puede con Rajoy como político peor valorado

Eran encuestas distintas y ámbitos diferentes: España entera en un caso, una comunidad autónoma o un gran municipio en los otros. Las fechas, parecidas. Del 1 al 9 de julio en el caso de la encuesta a nivel nacional y de finales de mayo a finales de junio en el resto. El encuestador, el mismo: el CIS. Y la pregunta exactamente la misma:

“Le agradecería que me indicara si conoce a cada uno/a de los/las siguientes líderes políticos/as y que valoración le merece su actuación política. Puntúelos/las de 0 a 10, sabiendo que el 0 significa que lo/a valora muy mal y el 10 que lo/a valora muy bien”

La primera encuesta era el Barómetro del CIS de julio pasado, publicado a primeros de agosto. Las segundas, las Postelectorales de las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2015, publicadas ayer. Podemos por tanto, considerar las notas prácticamente homogéneas. Y son estas, ordenadas de mejor a peor:

Uxue Barcos, 6,20

Ada Colau, 6,05.

Manuela Carmena, 5,99.

Mónica Oltra, 5,85.

Ángel Gabilondo, 5,83.

Guillermo Fernández Vara, 5,47.

Miguel Ángel Revilla, 5,39.

Joan Ribó, 5,06.

Xavier Trías, 4,88.

Cristina Cifuentes, 4,73.

Juan Vicente Herrera, 4,61.

Ximo Puig, 4,51.

José Antonio Monago, 4,43.

Pedro Santisteve, 4,28.

Luisa Fernanda Rudi, 4,23.

Javier Lambán, 4,21.

Emiliano García Page, 4,18.

Javier Fernández, 4,11.

Pablo Echenique, 3,91.

Pedro Sánchez, 3,84.

Gaspar Llamazares, 3,61.

María Dolores de Cospedal, 3,51

Cayo Lara, 3,42.

Alberto Fabra, 3,38.

Soraya Sáenz de Santamaría, 3,17.

Rosa Díez, 2,97.

Esperanza Aguirre, 2,96.

Rita Barberá, 2,87.

Mariano Rajoy, 2,61.

El listado no recoge a algunos políticos relevantes que ni tenían elecciones en mayo pasado ni están en el Congreso de los Diputados -Artur Mas, Oriol Junqueras, Susana Díaz, Íñigo Urkullu, Alberto Núñez Feijóo, Albert Rivera, Pablo Iglesias, Alberto Garzón…-, pero aun así, da para muchas conclusiones. Algunas mías:

-Los políticos nuevos tienden a irse a la parte alta de la tabla, estén en el partido que estén.
-Los que llevan ya muchos años en el candelero tienden a irse hacia abajo.
-Muchas mujeres en la parte buena de la lista. Copan las 4 primeras posiciones.
-Los nombres del ámbito local y autonómico salen por lo general mejor valorados. Y los de ámbito nacional, peor.
-Nadie le disputa al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el título de político peor valorado, al menos nadie del primer nivel de la política nacional, autonómica y local (en su Gobierno, sí: Báñez, 2,40; Soria, 2,27; Montoro, 2,07…).

Y una pregunta:
¿Puede alguien tan mal valorado como lo está ahora Rajoy ganar unas elecciones tan reñidas como serán las generales del próximo 20 de diciembre?

Ada Colau, en 16 claves dichas por ella

El pasado 13 de enero, le hice una larga entrevista a Ada Colau en las oficinas de la calle Castillejos donde se montaba Guanyem Barcelona, la marca anterior de Barcelona en Comú. La publicamos el 22 de enero, íntegra en 20minutos.es y extractada en las ediciones impresas de 20minutos.
Ya aquel día dijo Colau: “Guanyem aspira a ganar las elecciones municipales en Barcelona”.
La entrevista periodística -y especialmente la entrevista política- es por lo general un género perecedero. Se marchita en poco tiempo. Pero Colau dijo en aquella ocasión algunas cosas que creo que aún tienen hoy cierto interés. Te la extracto aquí, para que conozcas un poco mejor a la en breve plazo probable alcaldesa de Barcelona.

1. Qué es política. “La política para mí es ese impulso social que tenemos los humanos de juntarnos con los otros para intentar mejorar nuestras condiciones de vida. Me parece de lo más noble que puede caracterizar a un ser humano, junto con la cultura y el arte. Lamentablemente, la política profesional ha desvirtuado la política con mayúsculas. Hay que recuperar esa política usurpada por la política profesional y por la política corrupta”.

2. Los orígenes. “Lo que cambió más mi forma de ver el mundo y mi forma de actuar fue seguramente las movilizaciones antiglobalización. En 2001, se organizan movilizaciones muy grandes aquí, en Barcelona, contra el Banco Mundial. Muchas inquietudes y muchas cosas que no me cuadraban de repente empezaron a tener un relato global alternativo a la globalización neoliberal. Muchas cosas que ahora se están denunciando y que se han generalizado como crítica, por ejemplo la democracia secuestrada, se empiezan a denunciar ahí. El hecho de que hay un poder económico profundamente antidemocrático que está decidiendo, cuando deberíamos estar decidiendo los ciudadanos que vamos a votar en las elecciones”.

3. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). “La Plataforma ha sido de los procesos de transformación más profundos e importantes que yo haya vivido en toda mi vida política. Las acciones en los bancos, los escraches, las recogidas de firmas… Pero más allá de todas las acciones, se han conseguido muchas pequeñas grandes victorias. Paralizar miles de desahucios, cuando era impensable al principio de la crisis. Forzar a los bancos a negociar miles de daciones en pago. Alquileres sociales. Movilizar a los jueces, que es un colectivo que habitualmente no se moviliza y no se posiciona. Conseguir el apoyo de instituciones nada antisistema como el Parlamento Europeo. Se han conseguido muchas pequeñas grandes victorias, pero la gran victoria de la Plataforma en realidad ha sido demostrar el poder de la gente. Demostrar que la gente más excluida, la más ninguneada, la más culpabilizada y criminalizada, la gente expulsada del sistema, sin trabajo, sin vivienda y encima criminalizada, tienen un poder absolutamente desconocido y casi sin límites”.

4. La crisis. “Igual que durante la burbuja escuchábamos 24 horas que la vivienda era la mejor y más segura de las inversiones, en cuanto estalla la crisis empezamos a escuchar por todas partes que los españoles siempre han querido vivir por encima de sus posibilidades, que todos quieren ser propietarios. Es la estigmatización de las víctimas de la crisis por parte de los propios responsables, que son evidentemente las entidades financieras y las grandes empresas inmobiliarias. Los responsables públicos, que son los que deberían haber intervenido para corregir esa situación, empiezan a hacer una versión oficial de la crisis donde básicamente la población es la gran culpable. Ahora, después de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, después del 15M, se ha cambiado ese imaginario social y esa versión oficial. Cuando empezó la crisis, lo más difícil de todo fue que las víctimas no se percibieron como víctimas, porque realmente vivían culpabilizadas y, en lugar de pensar en protestar frente a la entidad financiera o frente al responsable gubernamental, estaban pensando en tirarse por el balcón o irse del país”.

5. La repolitización de la sociedad. “La crisis también ha traído cosas buenas, ha habido una repolitización de la sociedad después de años de consumismo, de individualismo y de despolitización. La gente se ha dado cuenta de que, efectivamente, solo hay democracia si la ejercemos en el día a día y no solo votando cada cuatro años”.

6. El liderazgo. “Apuesto por una forma de liderazgo distribuida y con gestión colectiva. Creo que tiene mucha más potencialidad transformadora y democratizadora”.

7. Mujeres. “Estamos en una sociedad que claramente es todavía hoy machista y en la política hay muy pocas mujeres en general. Desgraciadamente es la norma, y efectivamente algo pasa si cuando somos la mitad de la población y ya llevamos décadas de democracia y de educación en paridad, en cambio esa paridad no llega a la participación en la política”.

8. La mafia, en las instituciones. “Quienes han gobernado las instituciones a todos los niveles (municipal, autonómico y estatal) han gobernado beneficiando los intereses de la minoría a costa de empobrecer a la mayoría en convivencia con los poderes económicos, que son corruptos”. “Quien está hoy en el Gobierno está para mantener unos intereses particulares, muy determinados. Y el bienestar de la gente, la democracia, la justicia, la igualdad les traen sin cuidado y ni siquiera se ven en la necesidad de justificarse”. “Una mafia organizada, el crimen organizado, se ha apoderado de nuestras instituciones en general. ¡Hay tantas pruebas ya! Los casos de corrupción no son manzanas aisladas. Son estructurales. Es evidente que hay un problema estructural que forma parte de una forma de hacer sistemática, donde hay una minoría que utiliza los recursos públicos y la capacidad de intervención pública para un beneficio privado”.

9. El soberanismo. “Las fronteras nacionales es un horizonte a superar, no a reforzar. Estamos en un mundo globalizado donde las fronteras hoy solo existen para los pobres, literalmente. La valla de Melilla es una gran demostración de eso. Los ricos y las mercancías, el dinero, no tienen fronteras y se mueve de paraíso fiscal en paraíso fiscal, sin ningún límite. Mi horizonte político es superar las fronteras en general, en Cataluña, en España y en Europa”. “Está claro que hay un problema con el modelo de Estado español que heredamos de una dictadura y de una transición hecha de una determinada manera. Ese modelo se ha agotado a muchos niveles, en su nivel centralista y en su relación con las periferias y con los diferentes pueblos que componen el Estado”.

10. Estado aconfesional. “Un Estado democrático es un Estado laico y aconfesional, donde no haya privilegios a ninguna confesión religiosa. Con todo el respeto por las creencias religiosas, no se trata de atacar a las creencias, pero que haya instituciones que tengan un trato de privilegio y que no paguen impuestos, que reciban un montón de dinero público sin un control democrático sobre cómo se utiliza ese dinero… eso también es un déficit democrático”.

11. Podemos. “Podemos es una muy buena noticia. De todas maneras, no hay que caer en el error del fetichismo de las siglas. Aquí el protagonismo es el ciudadano, aquí quien ha pegado un golpe sobre la mesa es la ciudadanía”.

12. Ni revolucionarios ni radicales. “Sin haber matado a una mosca, me han llamado terrorista. Ha habido un intento de criminalización, de demonización, de situarnos como revolucionarios y radicales, cuando en realidad se están defendiendo el Estado de derecho, se está defendiendo la democracia, se está defendiendo que no haya corrupción…”.

13. Los socialistas. “Hay muchísima gente honesta que ha dado toda su vida desde dentro del Partido Socialista para hacerlo lo mejor posible y se han hecho cosas bien y se han conseguido conquistas sociales en este país. No se trata de demonizar y de decir que todo es malo, pero está claro que la forma de hacer política del Partido Socialista, en esa alianza fáctica con el Partido Popular de alternancia en el bipartidismo, hoy forma parte del problema y no de la solución”. “No pactaría con el PSC. Entiendo que forma parte del problema y no de la solución. No la gente, que hay muchísima gente buena y honrada que participa en el PSC y en otras formaciones. Ahora bien, quienes han diseñado esas instituciones, quienes han protagonizado los grandes casos de corrupción, evidentemente si no hacen cambios profundos no tienen credibilidad para formar parte de la solución”.

14. Ciudadanos. “Veo a Ciudadanos como un intento de modernizar la derecha. Ha habido procesos de modernización de la derecha en toda Europa que a España no han llegado, y creo que Ciudadanos es básicamente eso. Es poner a gente joven con otro lenguaje más fresco, con un discurso anticorrupción, pero que, en realidad, si rascas un poco, ves que el discurso económico es exactamente el mismo. Es derecha pura y dura neoliberal. Critica la corrupción, pero aprovecha la crítica a la corrupción para decir que hay que reducir el Estado.

15. El alcalde saliente. “Creo que es un alcalde que, aunque se ofrece como la cara más dialogante y más socialdemócrata de Convergència, es un alcalde de Convergència, y Convergència es un partido del régimen, es un partido corrupto”.

Y 16. La probable alcaldesa. “No me había imaginado como alcaldesa hasta hace muy poco, pero en un contexto de revolución democrática como el actual, en un proyecto colectivo como Guanyem Barcelona, donde se han implicado centenares de personas, profesionales de primer nivel de todos los temas, ahí sí me siento perfectamente capaz para liderar ese proceso”.

El texto principal de la entrevista puedes verlo aquí. Y en este otro enlace, algunos datos personales de Ada Colau.