BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Nuevo mapa y nueva etapa política

Aguantan PP y PSOE algo mejor de lo que les auguraban algunas de las encuestas, sobre todo al segundo, pero el mapa político español ha sufrido una convulsión. La España política de hoy se parece poco a la de la anterior legislatura. Se abre una nueva etapa, llena de retos y de oportunidades. Estas son algunas de las principales claves de lo que ayer pasó en las urnas

1. El PP sufre una enorme sangría de votos y de escaños. Ha perdido 3,6 millones de votos respecto a 2011, pues pasa de 10,86 millones hace cuatro años a 7,2 millones ahora. En escaños, pierde 1 de cada 3, al pasar de 186 a 123. La fragmentación del voto en el resto del arco parlamentario le dan a su líder, Mariano Rajoy, posibilidades de seguir gobernando, pero lo haría en una posición débil, sin garantías de estabilidad.

2. El PSOE también retrocede bastante, pues pasa de 7 millones de votos en 2011 a 5,5 ahora y cae del 28,76% al 22,0% en votos y de 110 a 90 en escaños. Es el peor resultado de los socialistas desde la Transición democrática, pero no tan malo como el que le auguraban la mayoría de las encuestas. Los socialistas quedan claramente por encima de Podemos en votos y sobre todo en escaños, lo que probablemente le baste a Pedro Sánchez para seguir al frente del partido y evitar el ajuste de cuentas interno que algunos barones territoriales le preparaban.

3. Podemos, uno de los grandes triunfadores. Fundado hace menos de dos años, ha logrado cosechar -con sus aliados en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia- más de 5,2 millones de votos, el 20,6% de los emitidos, y 69 diputados. Su cabeza de lista, Pablo Iglesias, y sus aliadas Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y Mónica Oltra, vicepresidenta valenciana, muy activas en la campaña, refuerzan sus posiciones de liderazgo en la izquierda y de impulso a unas nuevas políticas sociales y territoriales.

4. Ciudadanos, otro emergente emergido. Apenas un año después de saltar desde Cataluña al conjunto de España, la formación reformista liderada por Albert Rivera suma 3,5 millones de votos, casi el 14%, y logra 40 escaños, una cosecha muy valiosa en un sistema electoral que penaliza a los medianos y pequeños. Por su posición central en la escala ideológica, con capacidad de pactar hacia izquierda y hacia derecha, previsiblemente jugará un papel determinante en los pactos de la legislatura.

5. En Cataluña, mucho cambio. Aunque son elecciones muy diferentes, los resultados de ayer se parecen poco a los de las autonómicas de septiembre. En Comú Podem -el gran dominador- multiplica por 2,5 los votos que tuvo entonces, ERC supera a DiL (antes Convergencia) y cosechan por separado casi medio millón de votos menos que juntos en Junts pel Sí en septiembre, Ciudadanos pincha en casa (unos 735.000 votos entonces, 490.000 ahora)… Ese nuevo mapa, con ERC por encima de la vieja Convergencia, debilita aún más a Artur Mas y probablemente determine en breve algún cambio en el proceso secesionista.

6. Sorpresas en País Vasco y Navarra. Podemos gana en votos en la primera, aunque logra un escaño menos que el PNV, y se acerca mucho al ganador en la segunda, UPN-PP. Uno de los perdedores es Bildu, que es solo cuarto en el País Vasco -con dos escaños, como el PP- y no logra representación en Navarra. En esta última tampoco logra escaño Geroa Bai.

7. Andalucía, granero socialista, pero menos. Le aporta al PSOE uno de cada 4 diputados, deja muy atrás en la región a Podemos (a unos 650.000 votos menos), pero ha visto cómo se le acerca mucho el PP, que consigue 21 diputados por 22 los socialistas.

Y 8. El sistema electoral sigue provocando distorsiones. Al PP, cada escaño le cuesta de media unos 58.500 votos. Al PSOE, unos 61.300. A Podemos, unos 75.000. A Ciudadanos, unos 90.000. Y a la Izquierda Unida de Alberto Garzón, ¡unos 460.000!

11 comentarios

  1. Dice ser Más de lo mismo

    Lo que podría ser, lo que pudo ser y lo que no fue…

    Espero que no se censure este comentario que aglutina las sensaciones que ha tenido el ciudadano que ha podido votar en el día de hoy (y que no han sido tod@s). Son diversas las “anécdotas” que apuntar en esta noche electoral que iba a presagiar un cambio en el panorama parlamentario español, pero que en realidad, objetivamente han devenido en una noche agridulce para aquellos/as que esperaban tal cambio, dados los resultados electorales obtenidos. Vayamos por partes:

    Son diversas las “anécdotas” que apuntar en esta noche electoral que iba a presagiar un cambio en el panorama parlamentario español, pero que en realidad, objetivamente han devenido en una noche agridulce para aquellos/as que esperaban tal cambio, dados los resultados electorales obtenidos. Vayamos por partes:

    1) El PP ha ganado las elecciones generales, perdiendo eso sí, 63 diputados respecto a 2011, lo cual supone que en nuestro país, esas ansias de cambio no han sido capitalizadas de forma eficaz por uno de los nuevos partidos emergentes, C´s cuyo discurso ambivalente, ambiguo en materia ideológica, desde su fundación (partido que se auto-definía de izquierdas en sus orígenes, las recientes maniobras en materia presupuestaria en Madrid, han vuelto a poner en evidencia las profundidas similitudes entre ambas formaciones, sólo separadas por unas siglas y un color), no ha cristalizado en absoluto en forma de victoria electoral que le auguraban las encuestas electorales. A ello hay que sumarle la escasa, relativa trascendencia que tiene el peso relativo de la corrupción en nuestro país, porque pese a la sangría de votos del primer partido en el Congreso de los diputados, su victoria electoral en el día de hoy proyecta sin duda un panorama ciertamente descorazonador para aquellos ciudadanos que ansiaban un cambio de rumbo en el sentido del voto, de tal forma que penalizaran, como en cualquier sociedad democrática avanzada (Alemania que hizo dimitir a un ministro por plagiar una tesis doctoral, un juego de niños comparado con lo sucedido aquí, o Reino Unido) a aquellos partidos que en su seno albergan, concentran casos ingentes de corrupción, como es el caso del partido ganador de los dos últimos comicios. De ahí que de nada sirven las quejas o la ruptura de vestiduras que se hacen habitualmente (los mismos que acomo arma arrojadiza utilizan el discurso tramposo del nacionalismo español con el que esconder todo este tipo de vergüenzas), un partido político puede tomar decisiones pero si con su voto legitima ese tipo de comportamientos, muy pocas cosas se pueden hacer. Que partidos como UPyD, que han liderado desde el comienzo la denuncia contra la corrupción actual, hayan salido sin representación parlamentaria alguna da una imagen muy desmoralizante para aquellos que anunciaban que estábamos ante una etapa de regeneración democrática, una vez más, no ha sido así, no al menos para aquellos que han seguido confiando en un mismo sentido del voto en la casi totalidad de las CCAAs gobernadas por el ganador cuantitativo de las elecciones del día de hoy. Tampoco han pesado lo suficiente los innumerables recortes en materia de derechos sociales o de libertades fundamentales (ley mordaza, subida del IVA, del IRPF a las rentas medias, recortes en educación, sanidad, pensiones, etc.), cuyo bagaje en la actualidad, junto con la reforma del famoso art. 135, CE, es ciertamente desalentador. Los nuevos tiempos los han marcado una vez más, la economía y el austericidio procedente de la actual UE, conformada como sabemos, o deberíamos de saber, mayoritariamente por partidos conservadores o liberales, los mismos a los que quiso atender el PP en la oposición cuando se demandaba el famoso rescate o C´s, con todo lo que ello implicaba y en parte ha implicado (recortes brutales en derechos sociales y económicos). Un gran paso para las políticas de recortes, un paso atrás enorme para las políticas de progreso que acaben con el austericidio reinante.

    2- PSOE: la segunda fuerza más votada, de nuevo, si bien con 21 escaños menos en el Congreso. La formación socialista liderada por Sánchez, se postulaba, no sin el incondicional apoyo por parte de algunos influyentes y antiguos miembros de su partido, como el nuevo y flamante adalid del cambio dentro de las filas socialistas, la realidad cuantitativa en la noche de hoy, no obstante, ha demostrado que su irrupción no ha aglutinado de forma lo suficientemente convincente las esperanzas de cambio político en nuestro país, muy a pesar del legado de la legislatura ya precedente, que es desolador. Las causas son diversas: la sombra de la mala gestión económica de ZP durante la eclosión de la crisis sistémica actual, los recortes socioeconómicos consiguientes (de obvio aroma neoliberal), un discurso de oposición no muy eficaz durante la legislatura pasada, y sobre todo, una labor de ataque e intento de derribo al partido que más quiebra de votos le podían generar por la izquierda del PSOE, es decir, Podemos, el partido que más airoso ha salido del recuento electoral actual, junto al PP, dado que a pesar de ser el partido más joven en términos de años de fundación de los concurrentes, ha logrado encaramarse, con un discurso más coherente con los principios fundacionales del socialismo democrático, a la tercera posición de la representación parlamentaria. Fue una pésima decisión por parte del PSOE andaluz, especialmente, intentar atacar a Podemos en el principal feudo de los socialistas, sobre todo para aquellos que, aun siendo socialistas, ansiaban desde la CCAA andaluza, un cambio de gobierno en el ejecutivo central. La jugada ha sido maestra…para el PP, que ha sido el gran beneficiado de la política de acoso y derribo, muy agresiva, muy furibunda, de la sra Díaz, vs la nueva formación de izquierdas liderada por Iglesias, en Andalucía (si bien Sánchez, de forma equivocada ha seguido esa misma tactica que ha beneficiado el voto popular en Andalucía y Extremadura, a pesar de la victoria socialista, los deseos de cambio progresista, por los suelos tras el ataque injustificable y equivocado de los socialistas hacia Podemos, en una oportunidad histórica, una vez más echada a perder por los egos internos de Díaz y de su compañero de partido, confundidendo el foco de atención). De ahí, curiosamente, ha venido el último escaño ganado por el PP en Granada, de tal forma que haya sido como así pretendían los populares, la segunda fuerza más votada de la CCAA andaluza, otra de las devastadoras lecturas que los comicios electorales han propiciado en la noche de hoy, la Izquierda se ha vuelto a desangrar por su lado izquierdo, aprovechando esta fragmentación el partido liderado por Rajoy.

    3- C´s: resulta anecdótico (^), cuanto menos, comprobar en una noche donde la joven formación neoconservadora, que se ha visto beneficiada de la sangría de votos del PP y tb el buen pero ingrato trabajo de UPyD en materia de lucha vs la corrupción (cuyo papel se ha visto relegado al ostracismo por el absorbente papel de Díez como parlamentaria de su grupo, así como la división interna que generó otros personajes de su grupo, como es el caso del propio Cantó, hoy en C´s), cómo a pesar de sus primeros 40 escaños obtenidos, la celebración que se ha hecho por los resultados obtenidos, de forma muy pero que muy poco presentable, y revanchista, de muy mal perdedor. Su discurso final, en que ha brillado por su ausencia cierto grado de humildad y de autocrítica (discurso muy ambiguo en materia de “violencia doméstica”, cambiante en materia de pactos postelectorales, falta de credibilidad en política laboral, o un giro muy radical hacia el neoliberalismo salvaje en materia de política impositiva o política social, transfuguismo político de exmiembros del PP a su formación a pesar de su supuesta “centralidad” e independencia con respecto al pasado”), y sobre todo para otras formaciones del espectro parlamentario actual, independientemente de sus orientaciones ideológicas al parecer antagónicas con las del partido naranja (Podemos, especialmente, pero tb PSOE, a cuyas veladas críticas, se ha referido hoy hablando de manos “limpias” y de fracaso), han provocado que hoy al escucharle en su primera lectura de análisis postelectoral, cualquier ciudadano tendría la impresión de que Rivera ha encajado, mal, pero que muy mal su flojo resultado electoral, muy a pesar, es necesario, recordarlo, de que el partido del que más votos podría captar, es decir, el PP, había agotado una legislatura plagada de agujeros negros, muy difíciles de no poder ser capitalizados (“los españoles no son tontos”, no obstante, resulta curioso cuanto menos, que a pesar de no ser tontos, como él dice, hoy se ha hurtado a su análisis, el saber ser autocrítico, ya que no ha sido capaz de capitalizar el supuesto descontento con su principal adversario político, el PP, para liderar desde el centro-derecha al que supuestamente él pertenece ahora, el cambio que necesita “nuestro país”). Su discurso final ha sido ciertamente digno de analizar, muy poco respetuoso con otras formaciones políticas, lanzando diatribas y acusaciones no feas, sino lo siguiente (“nosotros tenemos las manos limpias” -PSOE-, “no pactaremos con partidos que busquen la división o la fragmentación de España”, “somos un partido de centro, no de extremos rupturistas”, etc.), aprovechando esta vez sí, un escenario donde ya nada tenía que perder. Sin duda, Rivera ha personificado mejor que nadie, el uso del marketing político que tanto ha utilizado a lo largo de su amplia cobertura mediática, haciendo un discurso muy radical, furibundo contra formaciones antagónicas con su discurso, Podemos especialmente, partido que hoy de nuevo ha sido objeto de un ataque fascista en la CCAA de Madrid (escenario una vez más de hechos muy poco edificantes desde el punto de vista democrático), tras la celebración del partido de Iglesias en Madrid, algo que recuerda a etapas supuestamente pasadas, y que nadie ha condenado, no al menos con la misma beligerancia con la que se atacó el otro día la agresión a Rajoy. Sí hasta para este tipo de gravísimos acontecimientos, también hay “diferentes modelos de análisis”, “populistas” o “radicales” si son de movimientos o partidos de izquierdas, “hechos aislados” o silencio si proceden de partidos de derecha o ultraderecha (agresión a Bono, el intento de boicot hoy al acto de celebración de Podemos en Madrid), la cruel paradoja de un país absolutamente deficitario en materia democrática, donde el cainismo es el denominador común.

    4- Dicen que la política también vive de pequeños, aunque simbólicos detalles, y Podemos, un partido de muy reciente creación y rápida aunque muy trabajada efervescencia, sí ha sabido concentrar mejor que ninguno de los contendientes, ya que a su valiente propuesta de cambio en todos y cada uno de los ámbitos que pretendía abordar, se ha sumado en el día de hoy, un conjunto de propuestas que han dejado cuanto menos en evidencia esos deseos de cambio que el partido de Rivera ha convertido en discurso vacío de contenido (“cambio?, depende, pero siempre que sea antiPodemos): blindaje de derechos sociales, cambio de la ley electoral, referéndum nacional para el tema catalán (inteligente y brillante como siempre, Iglesias ha sabido entender perfectamente la diferencia entre “fragmentar España”, o “reconocer la diversidad en España”, que se lo digan a los partidos nacionalistas, que con el PP y C´s en Cataluña, no han hecho más que incrementar la proporción de votos independentistas, esto es incuestionable). Su lectura tras los sorprendentes resultados electorales obtenidos, ha sido una vez más ejemplar, brillante, ha sabido encajar aquello que se hablaba de reforma constitucional con el blindaje de los derechos sociales, algo que Pedro Sánchez no ha sabido esbozar en su lectura final. Podemos ha hablado de conversaciones con todas aquellas formaciones políticas que acepten sus propuestas de cambio, que es necesario recordar, han sido las más explícitas y coherentes de las realizadas en la noche de hoy. Mientras que Rivera ha empezado lanzando muy fuertes y veladas acusaciones a la nueva formación liderada por Iglesias, (es curioso, descalificando así a sus millones de votantes, que me imagino, al igual que él, tb tienen derecho a pensar diferente, sobre todo cuando las medidas que propone el “más joven de los contendientes” como él ha recordado, una vez más con un ramalazo de prepotencia muy propio de otros personajes políticos supuestamente más desfasados), con aquella consabida canción del “soy español, español…” como -pretendida- arma arrojadiza, donde liquidar, intentar desacreditar al oponente ideológico, un viejo, mezquino y rancio recurso de los partidos más rancios y predemocráticos de nuestro país, que identifican políticas progresistas o de izquierdas con movimientos independentistas, algo que parece ser olvidamos, cuando en los gobiernos precedentes de signo conservador, ha habido pactos con formaciones independentistas. Podemos se ha encaramado de forma merecida pues al tercer lugar en intención de voto en nuestro país, su supuesta derrota cuantitativa en vez de deslucirse tras los resultados electorales, no ha hecho más que convertirse en un hito histórico para una formación, no lo olvidemos, que tenía el presupuesto más pequeño de los hoy contendientes electorales. Y su resultado al igual que el del PSOE y el de la antigua IU habría sido mayor de no haber sido, eso sí, por las disputas de egos del flanco ideológico izquierdo de nuestro país, así como por el injustísimo reparto realizado en la ley electoral actual, por no hablar de los enormes obstáculos interpuestos en la legislatura actual en materia de voto rogado, cuyo resultado sin duda habría mejorado la posición de las formaciones de izquierdas de nuestro país.

    5- UP o IU liderada por el siempre honrado Garzón, se ha visto perjudicado, indirectamente, por la irrupción de Podemos, y sobre todo, por las ya legendarias disensiones internas, especialmente en la CCAA de Madrid, donde la formación izquierdista de la CCAA de Madrid ha servido de ariete político interno vs el propio Garzón, algo que ha facilitado y mucho, la labor de desgaste del joven diputado izquierdista. que ha liderado contra viento y marea una pequeña formación en franco declive, no tanto por su discurso, muy valiente, muy democrático y socialmente justo, sino por el discurso crítico, autodestructivo de quienes se resistían especialmente en la CCAA de Madrid a liderar un cambio profundo de sus estructuras y políticas realizadas hasta la fecha. Lástima que diputados ejemplares como Llamazares no puedan seguir manteniendo la defensa de sus principios programáticos en el papel muy reducido en que queda UP, porque políticos como el asturiano son vitales, trascendentales (en contra de lo que opinaba Rivera, que confundía juventud con ideas nuevas, su papel y su discurso, al final lo han desacreditado, dado que tras el análisis postelectoral de hoy, nadie puede dudar que a, su en origen interesante punto regeneracionista de partida -el cambio y nuevas formas de pactar o hacer política-, se ha venido abajo en el día de hoy, con unas propuestas que lo único que han servido es para intentar desprestigiar con durísimas acusaciones al otro partido emergente, ofreciendo la mano al partido al que acusaban en los comienzos de su lucha electoral como “el partido de la corrupción, es decir, el PP”), para pilotar, encauzar las necesidades de cambio real (no marketiniano, ni virtual como el que proponía Rivera, hoy al descubierto tras sus diatribas furibundas, esas que recuerdan a lo que él llamaba, “vieja política”, donde el acoso y derribo del contrincante político es preferible a la autocrítica y a las propuestas de pactos, independientemente de sus posicionamientos ideológicos), en un país que castiga muy duramente a aquellos que hacen una labor menos aparente pero mucho más cercana a las necesidades reales de la mayoría de la población (IU es un partido que ha gobernado de forma ejemplar en los ayuntamientos que han gobernado en diversas partes del Estado), de forma que en este caso, Garzón y su intento de revitalizar la unión de las izquierdas, merecen un aplauso merecido, porque a pesar de las enormes dificultades con las que contaba, internas y externas, ha construido un discurso bastante limpio (sin acusaciones furibundas contra otros candidatos como Rivera, el líder de C´s), crítico, honesto y objetivo, desgraciadamente no se ha visto recompensado en las urnas, pero sí tiene el mérito de haber contribuido junto a Podemos al intento de regeneración democrática de un país, que de haber sido otra su trayectoria y legado democráticos, sin duda habría sabido capitalizar en forma de cambio de gobierno, pero poderoso caballero es el “miedo”, y sobre todo, el dinero, y todos aquellos que lo intercambian por votos electorales, o por créditos bancarios. Un mal día para las esperanzas de regeneración democrática ya que el signo político es el mismo, bueno para que una parte de la sociedad, aquellos que han sido más castigados por la crisis sistémica actual, representados por las fuerzas de progreso (Podemos, PSOE, UP), y que han votado en el día de hoy, puedan, esperemos, en un futuro inmediato, lograr algo histórico: la unión de los partidos de progreso, de búsqueda de justicia social, lejos de cainismos impropios (PSOE), que desde luego fagocitan, estrangulan las ansias de cambio urgente, necesario, donde una parte muy relevante de la población no se vea privada de los derechos a los que hoy ha apelado, una vez más tanto, Garzón como Iglesias, en contraste con Rivera, que ha hecho un discurso impropio de un aspirante a presidente del gobierno, que en vez de proponer cambios profundos al partido más votado, aquel del que quería desmarcarse allá cuando aparecía en sus mítines televisivos (PP), ha mostrado una vez más, su peor cara, aquella que encaja con la del hijo pródigo del neoliberalismo patrio, que al ver perdidas sus expectativas de ser presidente por su exceso de prepotencia, arrogancia, y carencia de respeto por otras formaciones contrarias a la suya, ha sido incapaz de digerir, incluso sabiendo, siendo perfecto conocedor, de que su discurso ni podía restarle votos al PSOE, porque sus propuestas son radicalmente neoliberales (menos derechos sociales en favor de mayores prerrogativas para los mercados), como así ha sido en parte, ni podía finalmente diferenciarse del programa del PP, en lo sustancial, de ahí que haya sido incapaz de tornar el voto del PP hacia su formación, y es que jugar a doble cara tiene un precio, aún calculado, muy, pero que muy alto (CCAA de Madrid, dándole la victoria al PP en vez de al PSOE, Andalucía, otorgando la victoria a Díaz, y contribuyendo a la labor brutal de desgaste contra Podemos), al coste de quedar, relegado a la cuarta posición, y de contribuir a la investidura con su abstención o con sus declaraciones del partido del que sin duda sirve como bisagra, el PP.

    21 Diciembre 2015 | 03:50

  2. Dice ser pegata

    Tras la exposición del anterior comentarista, cabe añadir, si se permite, que hay un número superior a cualquiera de las opciones expuestas, que es el voto no emitido, y esto pone en duda la validez real de las opciones con respecto a mayorías . Se puede argumentar que 22,8 % es inferior al 77,2 % p.e. Pero ese 77,2 tampoco es tal realmente ya que en ese % actúan fuerzas antagónicas, ¿para que negarlo?

    21 Diciembre 2015 | 05:02

  3. Dice ser Sergio

    Más de lo mismo ¿Que vas de articulista o escribes la Biblia? Tú análisis es una mierda, es tan largo que sólo he leído la parte de C’s, y con eso me ha bastado otro mierda más que vende a C’S como partido naZi. Vete al peo.

    21 Diciembre 2015 | 06:28

  4. Dice ser Andrés

    Aquí todos sabemos quien es el nazi, Sergio.
    Me parece un buen análisis, y tu reacción de torpe fascista lo corrobora

    21 Diciembre 2015 | 08:05

  5. Dice ser RAZONABLE00

    El panorama esta claro, PP y PSOE van hacer un gobierno de salvacion nacional, da risa pero va à sera asi y lo siguiente échar a la alcaldesa de Madrid que viva la démocracia.

    21 Diciembre 2015 | 09:00

  6. Dice ser Jose

    La situación se antoja complicada, por un lado si hacen una unión de los dos grandes partidos podrán gobernar si los nuevos pupilos, pero esto los matará para las próximas elecciones, por otro lado no se puede formar gobierno solo contando un gran partido y uno de los emergentes sin contar con un tercero, salvo la opción PP – Podemos que es materialmente imposible.

    Estará entretenido ver el baile que se avecina.

    21 Diciembre 2015 | 10:08

  7. Dice ser Rita

    Andrés, su comprensión lectora es mínima, típica de las personas que solo leen tweets o comentarios cortos de facebook. Uno de los grandes males de este y de cualquier país con una tasa de fracaso escolar demasiado elevada.

    21 Diciembre 2015 | 11:05

  8. Dice ser LINCE 1

    El PP pierde 63 diputados (uno de cada 3 de los que tenía). Un “exitazo”. El PSOE no solo no es capaz de rentabilizar el desgaste del mal Gobierno del PP y de sus innumerables casos de corrupción, sino que pierde 17 escaños, Podemos y Ciudadanos suman 119 escaños. A partir de ahora, nada será igual, siempre que los ciudadanos permanezcamos vigilantes y hagamos que los políticos tengan en cuenta, en todo momento, que “democracia” es el gobierno del pueblo.

    21 Diciembre 2015 | 11:48

  9. Dice ser Antpnio

    Lo trascedente es el error historico que conlleva a los partidos progresistas, a no presentarse como una union de progreso, para por una vez, propiciar el cambio politico y cpnsolidar la democracia en este pais.

    21 Diciembre 2015 | 12:46

  10. Dice ser Serafina Gutiérrez

    La ceguera intelectual
    Dice ser Rita, es irónico que para argumentar “tu exposición” justifiques la descalificación hacia Dice ser Más de lo mismo, algo que no utiliza ni éste ni Dice ser Andrés, por eso ha sucedido y sucede lo que sucede. Es muy deplorable comprobar que para descalificar a otros, se utilice sólo el insulto, no veo en absoluto que C´s sea categorizado por Dice ser Más de lo mismo en ningún momento, habla de neoliberalismo en lo económico y conservador en lo demás, algo que visto su programa, sus declaraciones y sus apoyos postelectorales, lo confirman plenamente, de tal modo que para que alguien que hace un esfuerzo considerable en su análisis de varias estrofas, muy profusa y profundamente acreditadas, lo mínimo es concederle el beneficio de la duda, en cambio en tu comentario lo único que haces es descalificar sin aportar argumento alguno de peso, tanto a Dice ser Andrés como a Dice ser Más de lo mismo. Decir que en el mismo hay problemas gramaticales, es falso, Rita, lo cual sin duda corrobora la verosimilitud de su exposición, larga sí, pero profunda, no entenderlo es no haber escrito ni leído jamás un texto más allá de esos 140 caracreres que tú en tu simplista y descalificante comentario argumentas. Ni Andrés descalifica en absoluto, sólo enfatiza la validez del análisis de Más de lo mismo, ni muchísimo menos Más de lo mismo, desglosa ese texto con faltas ortográficas aparentes o gramaticales reseñables. Y se lo digo yo que soy profesora de Lengua y Literatura desde hace más de 22 años.

    No hay más cieg@ que quien no quiere ver. No te preocupes, Rita, de cualquier forma, tod@s los aquí congregad@s sabemos que lo que realmente te duele es que se cuestione la calidad democrática de un país que ha vendido y sigue vendiendo su alma al diablo (bancos, partido con innumerables casos de corrupción), con tal de seguir viviendo una vida hipotecada en un sistema desigual, corrompido y tutelado por las mismas instittuciones que han dinamitado la democracia griega o que cuestionaban la hipotética victoria electoral de partidos como Podemos, sin duda como bien dice Dice se Más de lo mismo, el gran vencedor moral, intelectual, de estos decepcionantes comicios electorales, otra cosa es el cambio de valores de una sociedad, la nuestra, que ha olvidado de dónde viene (bueno, salvo, Sergio y Rita, ya lo sabemos, que se siguen agarrando a nuestro pasado), y lo que es peor, hacia dónde va, con los resultados electorales de ayer, que sin duda los partidos conservadores y neoliberales de la UE, junto a sus instituciones financieras han recogido, para seguir abonando el camino de la destrucción progresiva del estado de bienestar, hoy gravemente deshilachado

    21 Diciembre 2015 | 20:05

  11. Dice ser Rita

    Serafina Gutiérrez, me equivoque de nick, me refería al comentario numero 3.Sergio, aún así es fácil adivinar a quien me refería.

    22 Diciembre 2015 | 14:47

Los comentarios están cerrados.