BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Un diputado más en Málaga y Cádiz y uno menos en Valencia y Jaén

Además de mucha incertidumbre en el resultado, las elecciones del 20 de diciembre traen una novedad técnica: el reparto de escaños por circunscripciones, que en cada convocatoria electoral se adapta en función de la población, va a afectar esta vez a cuatro provincias. Dos que pierden un diputado y dos que ganan también un diputado cada una de ellas.
Las dos primeras son Valencia, que pasa de 16 a 15 escaños, y Jaén, que pasa de 6 a 5.
Las dos que ganan un escaño, Málaga, que pasa de 10 a 11, y Cádiz, que pasa de 8 a 9.
¿Benefician o perjudican especialmente a algún partido estos cambios?
Veamos que pasó en cada una de esas circunscripciones en 2011 y qué puede pasar ahora:

En Valencia, en 2011 el PP logró 9 escaños con el 52,24% de los votos, el PSOE 4 con el 25,98%, EUPV-EV 1 con el 6,77%, Compromís 1 con el 6,03% y UPyD 1 con el 5,92%. Con la aplicación de la Ley D’Hondt, el último diputado adjudicado fue para el PP. El clima político ha cambiado radicalmente durante estos cuatro años en Valencia, y municipales y autonómicas de mayo pasado y las encuestas más recientes apuntan a que el PP se hundirá a 5/4 escaños, PSOE se mantendría en los 4, Ciudadanos puede lograr 3, UPyD se quedaría sin representación, Compromís y Podemos dependerá de si van por separado (2 para Compromís y 1 para Podemos) o si van juntos (4) e IU sufriría para mantener el escaño. Con ese nuevo mapa, es imposible saber ahora quién pierde en Valencia el escaño número 16 si ahora se repartiera.

En Jaén el cálculo parece más sencillo. En 2011, el PP se hizo con 3 escaños, con el 45,31% de los votos; y el PSOE con otros 3, con el 40,99%. También allí el clima político ha cambiado. Con el último indicador fiable (las elecciones andaluzas de marzo pasado -en las que el PSOE tuvo el 42,68% de los votos, el PP el 29,08%, Podemos el 11,04% y Ciudadanos el 5,95%-, aunque ya sabemos que en las generales no se vota como en las autonómicas y que desde marzo el voto en general ha estado muy volátil), de los 5 escaños ahora disponibles el PSOE se llevaría 3/2, el PP 2/1, Podemos 0/1 y Ciudadanos 0/1. ¿Y de quién sería ese sexto escaño de Jaén, si se repartiera? De alguno de los dos nuevos partidos: Podemos o Ciudadanos.

En Málaga, los 10 escaños de entonces se repartieron así: el PP logró 6 con el 49,7% de los votos, el PSOE 3 con el 31,55% e IU 1 con el 9,02%. Ahora, con un escaño más en total a repartir y la eclosión de los partidos nuevos, el reparto sería muy diferente. Tomando otra vez como referente las autonómicas de marzo pasado -en las que el PSOE logró el 30,11% de los votos, el PP el 28,34%, Podemos el 15,08%, Ciudadanos el 11,78% e IU el 7,37%- y matizándolas con las últimas encuestas generales, el reparto podría quedar así: PSOE 4/3, PP 3, Podemos 2/1, Ciudadanos 1/2 e Izquierda Unida 1. El escaño de más de estas elecciones, el décimo primero, sería precisamente para IU, si mantiene el porcentaje de votos de marzo pasado.

En Cádiz, en 2011, PP y PSOE acapararon los 8 escaños que se elegían. El PP se hizo con 5, con el 47,06% de los votos, y el PSOE se llevó 3 con el 32,76%. Ahora, con la referencia de las andaluzas de marzo -PSOE 31,64% de los votos, PP 24,02%, Podemos 18,86%, Ciudadanos 10,42%, IU 6,69%- y con algunas novedades más (por ejemplo, las municipales de mayo pasado, en las que Podemos se hizo con la Alcaldía de Cádiz ciudad), el reparto podría ser este: PSOE 3, PP 3/2, Podemos 2/1, Ciudadanos 1/2. El último escaño, el noveno que ahora gana la provincia, sería o bien para Podemos o bien para Ciudadanos.

Los comentarios están cerrados.