BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Barcelona, menos nacionalista que el conjunto de Cataluña

Los primeros días de campaña de las elecciones catalanas ya han puesto un debate encima de la mesa. ¿Cómo hay que medir en la noche electoral el éxito o el fracaso del proceso soberanista emprendido por Artur Mas y sus aliados hace ahora unos tres años? ¿En escaños o en votos? ¿En escaños, porque al fin y al cabo lo que se elige es un Parlament formado por 135 diputados? ¿O en votos, porque, como el mismo Artur Mas proclama, estas deben ser unas elecciones plebiscitarias, una alternativa al referéndum sobre la independencia que intentó celebrar sin éxito hace 10 meses?

Si las encuestas aciertan, Mas y sus aliados en el camino a la independencia de Cataluña –incluidos no solo los que van en su lista, Junts pel Sí, sino también las CUP- tendrán el 27 de septiembre por la noche una mayoría absoluta ajustada en escaños y se quedarán bastante lejos de ella en votos.

Si las encuestas aciertan, creo que también tendremos esa noche una tercera forma de medir el éxito y el fracaso político. Haciéndolo por provincias, incluso por ciudades. Veamos por qué.

La circunscripción electoral en Cataluña es la provincia, y tiene cuatro muy diferentes en población. Una muy grande, Barcelona, con 5,5 millones de habitantes. Dos medianas, Tarragona, con 0,80 millones; y Girona, con 0,75 millones. Y una pequeña, Lleida, con 0,44 millones. Todas las encuestas están dibujando una Cataluña con un nacionalismo y un soberanismo de diferente intensidad, según las provincias.

Fijaos en estos datos, sacados del estudio preelectoral del CIS publicado hace pocos días. La suma de las dos listas proindependentistas (Junts pel Sí y las CUP) alcanza en la provincia de Girona el 57,3% de los votos y en la de Lleida el 60,5%, y un aplastante dominio también en escaños. El apoyo a la independencia es, por tanto, muy alto en las dos provincias más pequeñas.

En las otras dos provincias, Tarragona y sobre todo Barcelona, no es así. Los independentistas (Junts más las CUP) sumarían, según esa encuesta, el 41,1% de los votos en Barcelona y el 43,8% de los votos en Tarragona. En Barcelona, incluso, Artur Mas y sus aliados se quedarían muy lejos de la mayoría absoluta tanto en votos como en escaños. Con el CIS en la mano, Junts pel Sí más las CUP lograrían en la provincia de Barcelona 37 o 38 escaños, mientras que las listas no independentistas (PSC, PP, Ciutadans y Catalunya Sí que es Pot) sumarían muchos más, entre 47 y 49.

Un dato más, también muy revelador: el estudio del CIS tiene una pregunta que dice: “¿Se considera usted nacionalista catalán?”. En el conjunto de Cataluña, el 41,3% contesta que sí. En la ciudad de Barcelona, varios puntos porcentuales menos: el 38,2% contesta que sí.

Si esta dualización de la sociedad catalana en su afán de independencia se confirma el 27 de septiembre, con los ciudadanos de Lleida y los de Girona muy proclives a ella, y con los de Tarragona y los de Barcelona bastante menos, ¿sale reforzado Artur Mas en su plan o sale debilitado? ¿Tendrá Artur Mas capital político suficiente para iniciar el camino de la independencia si la principal ciudad catalana, Barcelona, no le empuja en las urnas a que lo recorra?

17 comentarios

  1. Dice ser Pedro

    Entiendo que tras una hipotética declaración unilateral de independencia del Parlament, los concejales de L’Hospitalet del Llobregat podrán aprobar una declaración unilateral de continuar siendo Comunidad Autónoma de Catalunya dentro del Estado español. También tienen derecho a decidir, y es tan democrático como lo otro….Tienen sus estructuras necesarias, 300.000 habitantes, gestión recaudatoria propia, hospital, policía local, empresa que quedarían dentro de UE, etc…y el apoyo del Estado español, económico, político, etc….

    15 Septiembre 2015 | 08:56

  2. Dice ser Slim White

    El problema no son las encuestas.
    El problema es que el gobierno del Pp y de PSOE son cómplices de Pujol y Mas en todos los asuntos de corrupción de Cataluña.
    Que Florentino Perez haya ayudado a CIU. ¡¡¡Que ya es decir!!!
    Que por lo visto haya un pacto de no hablar ni hacerse daño.
    Que espere el Gobierno central que se produzca un milagro, sin tomar ninguna decisión que pueda molestar a CIU y que les haga hablar.
    El problema es que el impresentable de Rajoy y su gobierno tienen demasiadas cosas graves que esconder y esperan las próximas elecciones para dejar el Gobierno y salir de rositas.
    El problema es que el PSOE, como siempre, sea desleal en los pactos unánimes en las cuestiones de Estado.
    El problemas es que la aplicación de la ley, con la garantía de las fuerzas armadas de la señorita Pepis, cada vez es más surrealista y lamentablemente cada vez más difuminada.

    15 Septiembre 2015 | 08:57

  3. Dice ser mronaj

    “¿Tendrá Artur Mas capital político suficiente para iniciar el camino de la independencia si la principal ciudad catalana, Barcelona, no le empuja en las urnas a que lo recorra?”

    Mas hará lo que tenga que hacer para que le permitan seguir robando. Si es declarar la independencia, o declarar la guerra… no importa. Que la opinión pública se aleje de sus tejemanejes.

    15 Septiembre 2015 | 09:11

  4. Dice ser antitontos

    Por supuesto, Barcelona no tiene derecho a decidir. Tarragona tampoco. el Valle d’aran tampoco. Solo vale lo que diga Mas que vale que para eso es el único demócrata de toda Catuña.

    15 Septiembre 2015 | 09:24

  5. Dice ser Sicólogo Astral

    A medida que te introduces por los pueblachos catalanes aumenta el catalanismo radical. Barcelona es una ciudad cosmopolita e internacional llena de españoles y de extranjeros que le hacen perder identidad catalana.

    15 Septiembre 2015 | 09:59

  6. Dice ser Sicólogo Astral

    En los referendums por la independencia el 50% de los votos (los del NO a la independencia provienen de Barcelona, de Tarragona y de Gerona), el otro 50% de los votos (los del SI corresponden al resto de zonas mas pequeñas de Cataluña). se podria decir que aparte de Barcelona, Tarragona y Gerona el resto de Cataluña son ultracatalufos y quieren la independencia porque es donde menos españoles hay. esto es asi, yo vivo en Barcelona y lo se muy bien.

    15 Septiembre 2015 | 10:03

  7. Dice ser Jeeves

    Es lógico que haya menos independentistas en Barcelona, el nacionalismo es cosa de catetos. A pesar de todo, y como “todo se pega menos la belleza”, creo que hay muchas posibilidadesde que los independentistas obtengan mayoría en escaños y en votos. Ojalá me equivoque, porque el daño a Cataluña y al resto de España va a ser tremendo y en el mejor de los casos se tardará decenios en reparar el estropicio.

    15 Septiembre 2015 | 12:35

  8. Dice ser Jorge

    Cuanto más rural y pequeño el entorno, más axfisiante resulta y más difícil es salirse de lo “que todos piensan”. Me recuerda el ambiente de los pueblos de Guipuzkoa que he vivido de primera mano.

    15 Septiembre 2015 | 14:16

  9. Dice ser Alfredo

    Claro, por esa razón, según las encuestas, perderán en votos pero ganarán en escaños. El coste de un escaño en zonas rurales, independentistas y endogámicas es mucho menor.

    15 Septiembre 2015 | 14:34

  10. Dice ser coyicabuto

    Una pregunta Arsenio: ¿por qué le haces el juego a los catalanes y dices Girona, LLeida…? ¿Es que se te ha olvidado cómo se dice en tu idioma? ¿O también te vas a presentar a las elecciones catalanas y tienes que contentar a los catalinos nazionalistas, a los que les encanta que les digas sus regiones en catalán?

    15 Septiembre 2015 | 14:57

  11. Dice ser Jeeves

    Me apunto a lo que dice el comentario de “coyicabuto”, ¿por qué tenemos que decir Catalunya o Girona si ellos dicen Saragossa?, ¿No hemos quedado que el idioma en que todos podemos entendernos es el castellano?

    http://cort.as/X78v

    15 Septiembre 2015 | 15:12

  12. Dice ser Militante de PODEMOS

    ¡SÍ A LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA!
    .
    …Por el bien de todos; de catalanes y de españoles, que mejoraríamos considerablemente nuestra situación monetaria sin ellos. Es verdad que Cataluña saldría de la UE, sufriría el aislamiento económico y hasta podría perder el 20% del PIB. Pero ¿a quién le importaría eso? ¿A ellos? ¿A nosotros? A nadie. Los catalanes, con la independencia, serían felices, verían cumplido el sueño del ‘stat catalá’ de Francesc Maciá, quien defendía la tesis de que Cataluña era una nación soberana atendiendo a su historia, cultura, lengua propia y derecho civil catalán. Una nación, sin embargo, yugulada por la opresión y presión fiscal españolas. Pues acabemos con eso ya. Los españoles somos solidarios y sensatos. Nosotros le devolveríamos la felicidad con la independencia, como al niño soñador que quiere irse de casa.
    .
    …Los españoles, en cambio, nos ahorraríamos mucho dinero sin Cataluña. El estado español ya no tendría que asumir los costes institucionales de la Hacienda pública, la diplomacia, la Defensa y Seguridad, la Enseñanza… que desde siempre –salvo con Franco– sólo han desempeñado funcionarios catalanes. Ya saben ustedes que allí los españoles no podemos presentarnos a unas Oposiciones al Cuerpo de Funcionarios de la Administración Pública, porque las preguntas son en catalán. Coto cerrado. Cosa que ellos sí pueden hacer en caso contrario. Por tanto, sin los catalanes, ganaríamos más plazas públicas para el resto de los españoles. Los verdaderos. Los que tenemos que estar.
    .
    …Pero es que, además, si se independizan, tampoco tendríamos que mandarles los fondos y ayudas que mantienen el AVE y otras infraestruturas estatales. Ellos se las tendrían que costear con su dinero, eso sí, gestionado desde su propio Gobierno. Un Gobierno catalán propio con soberanía plena, instituciones genuinamente catalanas, que estarían más próximas a las necesidades de sus ciudadanos. ¡Artur Mas como Jefe del Estado catalán! ¿Se lo imaginan ustedes? Junqueras podría ser el Jefe del Supremo. ¡Y qué orgulloso estaríamos el resto de los españoles de verlos allí en su salsa, caray! Ver a junqueras con su toga y su birrete sería como ver a Sancho Panza en su isla de Barataria.
    .
    … ¿Y qué me dicen ustedes de la cultura catalana? Con la independencia se reforzaría en detrimento de la foránea, de la española. Los niños sólo aprenderían en los colegios la historia reciente de Cataluña (desde 1922, fundación del partido independentista, hasta la actualidad, el día de la Victoria de ‘Junts pel Sí’). Maciá, CIU, Pujol, Mas, Esquerra, Junqueras, la CUP. Como debe ser, claro. ¡Hala, todos a hablar en catalán!
    .
    … Pero imagínense la estampa. El día de la ‘Diada’, los catalanes, con su gobierno al frente, reunidos en la Diagonal o encima del Tibidabo, le harían el saludo romano a la bandera cuatribarra, mientras Serrat y Pep Guardiola entonan a capela ‘el Segadors’. Mas suprimiría el día de la Inmaculada y repatiría churros gratis en San Jordi. Se acabaría para ellos la Liga Profesional de Fútbol. El Barça a jugar en la liga Regional. Nada de fiestas nacionales. Sólo la sardana, el caganer, la Virgen de Monserrat, los toros embolats, los castellets, desfiles por la Barceloneta… ¡con el burro catalán a la cabeza!
    .
    …Todo esto sería la felicidad plena para el pueblo catalán. ¿Quiénes somos los demás para negársela? Además, todo el mundo sabe que ellos son muy listos para resolver los problemas del nuevo país: el impacto en los mercados y en la prima de riesgo; las dificultades para el pago de la deuda, proveedores y Tesorería; la caída del comercio debido a los nuevos aranceles; la subida de impuestos para pagar la nueva estructura estatal; la falta de ayudas de la UE…
    .
    …Mientras tanto, LOS ESPAÑOLES TENDRÍAMOS QUE ACOGER A LOS EMPRESARIOS CATALANES, ante la falta de competitividad de la nueva Catalonia. Al Grupo Planeta, a Freixenet,… ¡MÁS EMPLEO PARA ESPAÑA, MÁS INDUSTRIA! Este sería nuestro consuelo, señores. Y nuestra felicidad. Una felicidad compartida, ya ven. ¡Vascos, valencianos, mallorquines, gallegos! ¿Os queréis marchar también de España? Contad con nuestro apoyo.

    15 Septiembre 2015 | 16:06

  13. Dice ser 2015 vivimos.

    Mierda de políticos de derechas e izquierda. Solo se busca algo para que la sociedad se olvide de otro Problemas. Cuanta gente vive en miseria y no se pone día y día en el periódico. Como una comunidad cobra Impuestos en un sitio si, y en otro no, misma urbanización. Aquí no podemos independizarnos de un sitio. Cuánto dinero se lleva gastado este individuo de Más en su política. Para algunos que desean votar a Más, somos tan tontos el ser humano, que no pensamos. Hoy en día otra guerra civil podía ser posible. Porque como Mas también ay muchos en España, y en el mundo ya ay bastantes guerras. 2015, por gente como el Mas.

    15 Septiembre 2015 | 16:08

  14. Dice ser Contestataria

    Es lógico: la gente de las ciudades es más rica y más culta, y es más difícil que se traguen esas patrañas.

    15 Septiembre 2015 | 20:25

  15. Dice ser El dato

    Mirando esta pagina:

    http://www.gencat.cat/governacio/resultats-parlament2012/09AU/DAU0908901999_L2.htm?d=0

    sobre las votaciones del parlament de 2012 en la ciudad de barcelona.

    Contando los votos de:
    Ciu
    ERC – Cat si
    CUP
    SI

    Todos ellos apoyando la independencia, los votos en la ciudad de barcelona significarian un:

    47% del total de votos.

    No tan lejos del 50% en votos, en una ciudad que como deciis es poco independentista.

    Yo creo que desde el 2012 han crecido más independentistas, asi que estoy casi seguro que se superara el 50 % en barcelona.

    15 Septiembre 2015 | 20:59

  16. Dice ser Papua

    No olvidéis que hay un voto que nadie cuenta y es el nuevo que nos ha dado el PP. Mucha gente opina que hay que votar independentista aunque no seas independentista, votar a PPSOE y perder es que se te coman el día 28 y te recorten más autonomía.

    16 Septiembre 2015 | 09:01

  17. Dice ser Sectariosatutiplen

    Da igual lo que les digas a los ciudadanos afectos a la ruptura, da igual que les presenten cifras. Ellos apoyaran la ruptura si o sí, porque lo dicen sus lideres cósmicos, ni cifras, ni estudios económicos les harán abrir los ojos. Ellos están manipulados y creen ciegamente en sus líderes, ¡Que pena por favor! ¡Que pena!.

    Si Cataluña se independiza, un ciudadano medio vivirá igual (en el mejor de los casos) o mucho peor (lo más probable) que ahora. Pero los políticos, los parásitos que viven alrededor del poder vivirán igual (EN EL MEJOR DE LOS CASOS) o mucho mejor (lo más probable) que ahora. Y al ciudadano medio, las migajas.

    16 Septiembre 2015 | 09:17

Los comentarios están cerrados.