BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Pujol no aclara nada

Jordi Pujol no ha contestado prácticamente a nada, apenas ha ampliado información sobre sus irregularidades o delitos fiscales, y además ha abroncado a los miembros del Parlament catalán que han sido más incisivos en sus intervenciones. Su comparecencia deja aún más sombras que su declaración del 25 de julio pasado, cuando reconoció que había sido un evasor fiscal durante 34 años. No aclara nada, oscurece más.
El Parlament catalán debe impulsar cuanto antes una comisión de investigación sobre el caso, sea al final el caso Pujol o el caso Convergencia o el caso CiU o el caso casta política. Y la Policía, la Fiscalía y los jueces, acelerar también en sus pesquisas.
Los ciudadanos catalanes, y los del conjunto de España, necesitan cuanto antes explicaciones y que se cumpla el castigo penal y político que corresponda. Por amplio y duro que sea.

7 comentarios

  1. Dice ser manuel

    Mañana todo olvidado, porque siempre será muchísmo más importante hablar de los peligros que acechan a la Patria que de las corruptelas (una más entre mil) de nuestros merecedores de todo lo mejor mientras, los obreros languidecen. Por supuesto no ha dicho ni media verdad, aunque los que mienten tanto acaban por creer muy lo contrario.
    Me permito copiar un “poema” (jejeje) de manuelo:

    Todos teníamos en mente
    que bien pudiera alegar
    que robo con gran esmero
    porque tuvo mucho miedo
    de no poder cimentar
    a su Cataluña amada
    si le faltaba dinero;
    quizá si micropilota
    aquello que esté más débil
    pueda quedarse en Europa
    sin robarle más a España
    y todo irá viento en popa
    y no harán falta patrañas
    escapando de su boca.

    26 septiembre 2014 | 20:14

  2. Dice ser Brizna

    Si Pujol tira de la manta, ésta pudiera alargarse de norte a sur y de este a oeste del “suelo patrio”. ¿A quiénes no conviene ahora cobijarse debajo de ella? La derecha española y la derecha catalana están hechas de la misma tela.

    26 septiembre 2014 | 20:56

  3. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Así actúa la derecha
    hable español u otra lengua,
    idioma o dialecto.
    Todos parecen salidos
    como caracoles hambrientos
    que se escabullen del cesto
    a engullir… lo no engullido,
    por los que dejan el puesto.
    La gramática para todos ellos
    suele ser y es idéntica.
    El sujeto es el de siempre:
    País, Patria, Nación
    Antes de tomar posesión
    cuando están en campaña,
    promesas que al pueblo engaña
    y el programa es, ficción
    ya que el verdadero programa
    fue y es siempre… el oculto.
    El verbo y su conjugación
    también suele ser y es , idéntico.
    El presente de indicativo,
    suele ser el más explícito.
    Yo estoy en política (para forrarme)
    Tú te callas…y haces lo mismo
    Él ensobra, y yo atrinco
    Nosotros no vemos, ni oímos
    vosotros, hacéis lo mismo
    y a ellos lo engañamos;
    como a chinos, como a niños.
    El futuro lo conjugan
    todos juntos y al unísono
    cada uno en su lengua
    pero con la misma cadencia,
    mismo tono y mismo ritmo.
    El pretérito, el pasado,
    miren atrás y verán
    que es del presente lo mismo.
    De puyazos de Pujoles,
    y de los Bárcenas…los goles,
    estamos los españoles
    hartos y hasta el mismísimo.
    Y de la izquierda que decir?
    si por lo que estamos viendo,
    son calcados, son clonados,
    parecen que son los mismos
    pero con nombre cambiado.

    27 septiembre 2014 | 09:30

  4. Dice ser LINCE 1

    Pero, ¿es posible que hubiera alguien que esperara que Pujol dijera algo relevante?

    27 septiembre 2014 | 10:28

  5. “Distingo a @anfigorey junto a la boca de metro. Nunca la he visto en persona, sólo la he leído, y ahora la imagino como es. Del bolsillo de su abrigo sobresale un libro, El maestro ignorante, de Jacques Rancière. Días después empiezo a leerlo. Me gusta lo que dice; además, cada vez que lo abro veo las manos de Anfigorey sobre la cubierta y el texto habla con su voz.

    Cuenta la historia de Jacotot, pedagogo francés exiliado en Holanda, quien en 1817 descubre hasta qué punto la admisión real y no sólo teórica del principio de la igualdad de las inteligencias influye en la forma de enseñar. “Es más fácil compararse, establecer el intercambio social como ese trueque de gloria y menosprecio donde cada uno recibe una superioridad en contrapartida a la inferioridad que confiesa”. La explicación, sostiene, no es necesaria para remediar una incapacidad de comprensión. Al contrario, “esta incapacidad es la ficción que estructura la concepción explicadora del mundo. El explicador es el que necesita del incapaz y no al revés”. Por eso es posible enseñar lo que se ignora siempre que se sea consciente de la propia capacidad intelectual, es decir, de la igualdad de las inteligencias.

    La pregunta sobre “si un sistema de enseñanza tiene como presupuesto una desigualdad a ‘reducir’ o una igualdad a verificar” no sólo atañe a la pedagogía. Entienden Rancière y Jacotot que donde cesa la necesidad, la inteligencia descansa. Entienden el error y la estupidez como una distracción deliberada, fruto del poder impuesto, las convenciones, la pereza, etcétera. Recuerdan que el reconocimiento de la igualdad de las inteligencias ha de ser biunívoco. No un vacuo “quien quiere puede”, sino el poder que surge de juzgarse igual a los demás y juzgar, por tanto, a los demás iguales a ti.

    Si algo tienen las revoluciones es la capacidad de abrir el espacio cerrado de las necesidades reales, produciendo situaciones en las que estas necesidades puedan ser resueltas por cualquiera. El talento es masivo. Y las revoluciones no empiezan en un solo día. Empiezan a empezar, al principio parecen chispas, fuegos al aire, estallidos aislados. Luego siguen, “con tantas llamas como penas”, son volcanes. Y usan a su favor los errores de quienes, al juzgarse superiores a los demás, se confían, se distraen y rebajan su propia inteligencia”.

    BELÉN GOPEGUI
    06/02/14
    diagonalperiodico.net

    27 septiembre 2014 | 17:22

  6. Dice ser Trigolimpio

    PUJOL Y LA CAÍDA DEL FELIPISMO
    .
    …Lo del viernes fue una milonga de tres pares de narices. Un cuento chino, redactado por su propio abogado, para reírse del Estado español y de los españoles. Porque detrás de ese pastón de 140 millones de cucas, hoy reconvertidas en millones de euros, está su mano negra trincando del dinero de Banca Catalana y de las mil y una trapacerías para enriquecerse de la política.
    .
    …Otra cosa es que ese tal Florenci, su padre, fuera un tropo literario, una figura metafórica, que representase a la corrupción personificada. Entonces sí que habría que creer al exhonorable Pujol. A un president de la Generalitat recibiendo dinero ilegal durante sus 23 años de gobierno, pactos y mayorías absolutas, a costa del señor corrupción, es decir, a costa del señor Florenci.
    .
    …En todo caso, la figura de Jordi Pujol sigue siendo la representación más descarnada del Felipismo de los 80, apoteosis de la corrupción, inicio de las vergonzosas cesiones a los nacionalistas, de la privatización de las industrias estratégicas, la politización de la RTVE y del poder judicial, de un ministerio del interior dando patadas en la puerta y matando a los GAL, un Roldán pillado en un puticlub con una maleta llena de billetes, la cultura del pelotazo, del clientelismo partidista y el regalo inmerecido de los JJOO de Barcelona a unos catalanes nacionalistas egoístas y desagradecidos.
    .
    …En ese contexto debemos ubicar al expresident Pujol, contando con una mano dinero negro y escondiéndolo en Andorra, mientras con la otra firmaba acuerdos con Felipe González. 23 años de mayorías absolutas limpias de polvo y paja son muchas mayorías para un tipo que guardaba el dinero en Andorra. Es muy probable que Pujol practicase el clientelismo político y la financiación ilegal de su partido.
    .
    …Deberíamos, por tanto, revisar la Democracia española de los 80. El ministerio de Educación de aquellos años nos ocultó muchas miserias.

    28 septiembre 2014 | 01:05

  7. Dice ser Julian Martinez

    Seguro estoy que a estos dos bandoleros Pujol y Alberto Mas, no los detienen ni encarcelan, mientras que a un pobre que no tiene un trabajo para poder comer y mantener su familia y encima lo expulsan por la fuerza de su casa entre tantas perrerías inhumanas, etc. etc.

    Donde esta el cumplimiento jurídico de la Constitución Española, como dice el caballo blanco inútil de Rajoy.

    Mierda, si todos sois colegas unas veces adelante y otras alto, respetemos la ley. “Manada de extrapegas”.

    30 septiembre 2014 | 03:10

Los comentarios están cerrados.