BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

De corrupción, mejor no hablamos

El debate en televisión entre Miguel Arias Cañete (PP) y Elena Valenciano (PSOE), en 8 tuits:

14 comentarios

  1. Dice ser ¿Hablar de corrupción? ¿Para qué si la Justicia la tienen atada y bien atada?

    Hay que cambiarlo todo para que todo siga igual.com

    16 mayo 2014 | 13:06

  2. Dice ser Son corruptos

    La corrupción es estructural y perfectamente jerarquiza, tanto que se podría hablar de organización criminal sin ningún tipo de problemas.

    la solución pasa por algo drástico…

    16 mayo 2014 | 13:14

  3. Dice ser Pernales

    Creo que Valenciano no dijo nada de interés. El PSOE es rehen de su pasado y no puede abrir la boca sin que se la cierren de inmediato de un buen bofetón virtual. Cosas del legado del inutil Zapatero. Además Valenciano no dejaba de murmurar por lo bajo, como la Vieja del Visillo, durante las intervenciones de Cañete. Demostró la misma educación que Chavez. Me dieron ganas de decirle, como el Rey a Chavez, ¿Por qué no te callas?. La mayor “ocurrencia” de Valenciano fué recriminarle a Cañete el pronunciar la palabra “discapacitados”. ¡Vaya tela!. Los progres y sus problemas con el lenguaje (puede que si hubiese dicho discapacitados y discapacitadas le hubiera sonado mejor a Valenciano). Si eso es todo lo que ofrece Valenciano, apañados vamos. Cañete estuvo un poco “tieso”. Pero por lo demás le cerró la boca a Valenciano con cifras y datos reales. Algo a lo que Valenciano no podía responder con argumentos. Y eso fué lo que hizo: no dar ningún argumento, Por mi parte creo que ganó Cañete.

    16 mayo 2014 | 13:21

  4. Dice ser Casandra

    Un elefante se balanceaba
    sobre la tela de una araña
    Como veía que no se caía
    fue a buscar otro elefante.

    Dos elefantes se balanceaban
    sobre la tela de una araña
    Como veían que no se caían
    Fueron a buscar otro elefante

    Tres elefantes se balanceaban
    sobre la tela de una araña
    Como veían que no se caían
    fueron a buscar otro elefante,
    etc, etc…….

    16 mayo 2014 | 15:25

  5. Dice ser Jonas

    Tienen guasa los comentarios del Sr. Escobar y mas teniendo en cuenta que ustedes llevan toda la semana poniendo una noticia de tal debate en su periódico. Eso si, al igual que otros medios de comunicación y exceptuando hoy (hay una noticia de transparencia de otros partidos) no he visto otras siglas políticas que no hayan sido PP o PSOE en 5 días.

    Yo empezaría por mirar mi propio “ombligo”

    16 mayo 2014 | 15:38

  6. Dice ser votar y otra paga

    La corrupción es algo que no tiene pena en esta España. La muerte de Isabel Carrasco. Se descubre que ay muchos políticos con muchas pagas, esto no tiene pena de cárcel, aunque engañe al pueblo varias veces. El poder y lo que ello supone, es otra cosa que tienen los políticos aunque griten que vivimos en democracia. Pero la verdad está de su parte porque dirigen la justicia. Cuentas abiertas de todos políticos y familias y asesores políticos. Aquí no ay paro ya que somos el País de Europa con más políticos. Sera que todos tienen estudios superiores para no perder puesto y alguna paga. Votar a Europa y dar una paga más, segura a estos expertos de cultura y ciencia política.

    16 mayo 2014 | 15:48

  7. Dice ser realidad

    Por Dios, no tengas miedo… nadie va a hablar de lo que se han metido los Escolar en los ultimos 8 años en el bolsillo via B.O.E.

    16 mayo 2014 | 22:05

  8. Dice ser Rob

    El debate al nivel del político medio español de hoy en día. Interesante artículo sobre el futuro de Europa aquí
    http://opinandoyargumentandoquesongerundios.wordpress.com/2014/05/15/europa-el-momento-de-la-verdad/

    16 mayo 2014 | 23:26

  9. Dice ser Rob

    Y aquí sobre la corruptela que inunda nuestro país, de la que no se habló en el debate
    http://opinandoyargumentandoquesongerundios.wordpress.com/2014/05/14/uno-mas/

    16 mayo 2014 | 23:27

  10. “Como por arte de magia la corrupción ha dejado de estar en el debate político. El asunto no figura en las proclamas de los partidos de cara a las elecciones europeas, o lo está tan de pasada que parece vergonzante. Sorprende la coincidencia. Pero a lo mejor no lo es tanto y la cosa puede haber sido hablada entre unos y otros, tal vez porque hayan llegado a la conclusión del que “y tú más” ha dejado de ser eficaz. Lo peor es que no sólo los políticos han decidido olvidarse de la corrupción, sino que el tema ha caído verticalmente en la lista de preocupaciones prioritarias de los españoles que proporciona el CIS. Para solaz de algunos analistas, por llamarles de alguna manera.

    Cabe sospechar que ese desinterés popular no es casual, sino que se debe a que los medios hablan cada vez menos de la cuestión y si lo hacen es dándole mucha menos relevancia que sólo hace unos cuantos meses. Es de suponer que ello se debe a dos motivos: a que la corrupción ya no da noticias clamorosas o a que se ha dejado de buscarlas. Y ninguna de las dos supuestos cae del cielo, sino que seguramente ambas responden a planes bien trazados. Un ingrediente importante de los mismos debe ser la presión que el Gobierno ha ejercido sobre los principales medios escritos, primera fuente de las noticias en torno a los escándalos de corrupción revelados en los últimos años, que, unida a otros factores, distintos en cada caso, ha llevado al relevo en la dirección en al menos tres de ellos, justamente los de mayor difusión e influencia.

    Otro, más recóndito y sólo detectable por algunas apariencias, es el tejemaneje que el Ejecutivo se debe estar trayendo en los órganos de justicia en los que de una u otra manera puede influir –y pocos se escapan a esa influencia, más allá de los jueces que individual y aisladamente se ocupan de los sumarios- para poner el máximo posible de arena en los rodamientos de los procesos, a fin de evitar que éstos avancen, que es cuando se producen las noticias. La jueza Alaya, la de los ERE, el juez Castro, el del asunto Urdangarín et alia, el juez Ruz, el de Gürtel, y unos cuantos más seguramente podrían contar de todo en esta materia, si pudieran y quisieran.

    Lo cierto es que todos ellos, y particularmente los tres primeramente citados, aparecen cada vez más como los malos de la película en este entuerto, por acción o por omisión de grandes los medios de comunicación al respecto y también gracias a la incitación explícita a que como tales se les considere que vienen haciendo, y siguen en ello, distintos portavoces de los dos grandes partidos. De los dos, que la actitud del PSOE en el asunto de los Eres no es, ni en la sustancia ni en la forma, distinta de la del PP en el de Gürtel y sus enormes derivaciones.

    Con todo, los señores Castro y Ruz y la señora Alaya pueden darse por satisfechos de no haber terminado como el juez Elpidio Silva. El magistrado que se atrevió a meter mano a Miguel Blesa, algo que parecía estar reclamando a gritos la mayoría de la ciudadanía y, a su manera, hasta los medios mismos, con las excepciones de rigor, fue primero objeto de un linchamiento mediático que, por poco que se conozca el sector o incluso no habiendo puesto jamás los pies en el mismo, olía a maniobra orquestada y ordenada desde el poder como solo huelen esas cosas.

    Luego vino la farsa judicial, dirigida y articulada por una militante del PP, que apareció en el asunto como por casualidad, sin que ninguno de sus colegas ni órgano judicial alguno pusiera el grito en el cielo. Y el caso Silva ya ha dejado de ser noticia, sin que ninguno de los periodistas de cámara de esto que cada vez más se parece a un régimen, ni tampoco los partidos de la oposición, hayan tenido a bien a indignarse lo más mínimo ante un atentado tan descarado contra la justicia democrática como ese.

    Que los corruptos, los miles y miles de corruptos que hay en España, indagados o no, han entendido que lo ocurrido con el juez Elpidio Silva, lo mismo que lo que ocurrió hace un par de años antes con el juez Garzón, es un claro mensaje de que pueden estar tranquilos caben pocas dudas. Como tampoco los hay de que los magistrados que siguen teniendo asuntos de corrupción en sus manos han leído esa peripecia como una advertencia a ellos mismos, sobre todo –aunque esa lección la deben tener bastante aprendida- comprobando la clase de colegas que tienen en algunos ámbitos de la justicia y hasta donde están dispuestos a llegar con tal de quedar bien con quienes deciden los nombres de los que han de ocupar los cargos que ellos detentan.

    Está claro que los dos mayores partidos no quieren saber nada de corrupción y que toda su estrategia al respecto es que el tiempo pase, la dimensión de las implicaciones en los asuntos se vaya reduciendo, mientras sus aparatos, y sus abogados, consiguen limitar las responsabilidades propias a una serie de chivos expiatorios que aparecerán como culpables de todo el día que se celebren los juicios, si es que eso ocurre, por supuesto sin lesionar los intereses electorales de unos y otros, es decir, en fechas que respeten las de los comicios previstos. Izquierda Unida –a la que la corrupción no es ni mucho menos ajena, sobre todo en aquellos sitios en donde participa o ha participado del poder- y UPyD, aún no teniendo muchas implicaciones en el entuerto, así como los dos grandes sindicatos, a los que sí que les ha cogido de lleno ese toro, asisten en silencio a ese espectáculo.

    Y para cerrar el círculo, la gente corriente se ha empezado a cansar de la corrupción. El asunto ya no está de moda, tal y como dicen los creadores de la propaganda oficial u oficiosa. Por los motivos antes citados, y también porque el que más o el que menos empieza a percibir muy claramente que la corrupción, en contra de lo que pudo parecer hasta hace muy poco, y eso reduce mucho el interés. En definitiva que salvo un incidente de recorrido imprevisto –que podría perfectamente tener lugar, y eso y poco más suscita alguna esperanza-, la corrupción que ha existido, y la que indudablemente sigue existiendo en uno de los países desarrollados más corruptos del mundo, puede terminar en el baúl de los recuerdos”.

    por Carlos Elordi

    03/05/2014
    eldiario.es/zonacritica

    17 mayo 2014 | 03:05

  11. Dice ser Españistán, Monarquía Bananera

    Viva el furgol y el atletic, y el barsa y el madrid y …. las deudas multimillonarias perdonadas a los equipos de futbol …… y ……. los 6 millones de parados. 4 millones de niños pasando HAMBRE en España. Un “gobierno” de chorizos saqueando el país. Los banqueros partiéndose el ojete de risa …… y el españolito dandose de hostias por el furrrgol. PATETICO.

    17 mayo 2014 | 22:21

  12. Dice ser Votar que interesa

    Pena de País. Tú denuncias porque alguien te amenaza y nadie hace nada. Luego te buscan por escribir unas palabras que sientes, Pero que nunca harías. Luego ellos siempre hacen propaganda del Señor Más o de Eta cuando hacen algo en tv. Esto es un buen ejemplo para que copien. Ahora dicen votar, aunque sean a los partidos pequeños. Para que, si no pueden ni hacer un referéndum siendo un partido. Menos el pueblo, Franco a vuelto a esta España corrupta. De sus Hijos que mamaron su doctrina.

    18 mayo 2014 | 08:44

  13. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Si no son, de la misma camada,
    ni tampoco de reata,
    aunque mucho lo parece,
    si son de la misma especie
    aunque muchos… no lo vean,
    llevan distintos collares.
    A la hora de votar,
    vean, juzguen y comparen
    seguro que algo mejor,
    no es difícil de encontrar
    y cuando lo encuentren
    no desperdicien la ocasión…!Voten!

    18 mayo 2014 | 17:29

  14. Dice ser antoska

    Es indecente que los juicios por corrupción duren mucho más que una legislatura. Lo que hace que el voto español ( Como diría un economista ) es voto basura . Votaré a un partido sin imputados .

    18 mayo 2014 | 17:40

Los comentarios están cerrados.