BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Hombre, joven, con dinero y de derechas, más feliz

El Barómetro del CIS que se ha hecho público hoy incluye una pregunta muy infrecuente en sus estudios: “En términos generales, ¿en qué medida se considera Ud. una persona feliz o infeliz? Por favor, use una escala de 0 a 10 en la que 0 significa que se considera ‘completamente infeliz’ y 10 que se considera ‘completamente feliz'”. El resultado es muy llamativo: el 13’2% de los entrevistados se coloca en el 10, es decir, se considera “completamente feliz”. El 12,5%, en el 9. El 27,4%, en el 8. El 21,1%, en el 7… En el otro extremo, el de la infelicidad, casi nadie: 0,4% en el 0; 0,4% en el 1, 0,3% en el 2… Nota media que nos damos los españoles en esto de la felicidad, según el Barómetro: 7,45. ¡Altísima!
La letra pequeña del Barómetro está llena de información complementaria. Se sienten un poco más felices los hombres (7,49 de nota media) que las mujeres (7,42). Y los jóvenes, bastante más felices que los maduros: los de 18 a 24 años se ponen una nota de 7,69 en felicidad, frente al 7,26 de los de 45 a 54 años y al 7,29 de nota de los de 55 a 64 años.
También en el tamaño del hábitat se advierten diferencias. Los más felices, los que viven en ciudades medias, de 50.001 habitantes a 100.000: se dan un 7,81.
Las brechas son aún mayores en otras variables. Por ejemplo, en formación: los que han seguido estudios superiores se dan un 7,72, y los que no tienen estudios se quedan en un 6,90.
¿Y el dinero y tener un buen empleo da por lo general mayor felicidad? Sí parece. Los “empresarios/as con asalariados/as, altos/as funcionarios/as, altos/as ejecutivos/as y profesionales por cuenta propia” alcanzan el 7,94 de media. Los parados se quedan en un punto menos: 6,93. La clase alta y media alta llega al 7,73. Los obreros no cualificados, al 7,16.
También por ideologías hay diferencias. Estas son las notas en felicidad según el recuerdo de voto de los entrevistados por el CIS: los del PP, 7,56; los del PSOE, 7,46; los de IU, 7,26; los de UPyD, 7,39; los de CiU, la más alta: 7,87.
Los que se consideran de extrema izquierda, 7,39. Los que se ven a sí mismos como de extrema derecha, 8,59.
Puedes consultar todos los datos en estos enlaces.

14 comentarios

  1. Dice ser Fenrir

    La extrema derecha vive superfeliz en España. No me extraña nada…

    07 abril 2014 | 20:13

  2. Dice ser Robertti Gamarra

    Cada vez discrepo mas con el perfil de las preguntas que acaban determinando las encuestas, y por lo tanto, las tendencias sociales. Desde luego si se dirigen las preguntas, se pueden conseguir resultados a gusto y paladar.
    http://goo.gl/z10ZYB

    07 abril 2014 | 20:21

  3. Dice ser Manuel

    Quien se considere feliz completamente en esta sociedad que tenemos y la vida que nos están organizando a nosotros y nuestros hijos con esta alta tasa de paro, es un necio. Pero claro los enchufados con dinero, pues tan felices y el que no tenga que se fastidie.

    07 abril 2014 | 20:47

  4. Dice ser Brizna

    No me convencen absolutamente nada esta clase de consultas. Lo siento.

    07 abril 2014 | 20:47

  5. Dice ser Sicoloco Del Castin De Foolyou

    En nuestro mundo egoista la felicidád es solo YO.si yo vivo bien yo soy feliz y tu pudrete.

    07 abril 2014 | 22:23

  6. Dice ser Sergio

    Claro, viviendo con dinero y en la ignorancia cualquiera es feliz.

    07 abril 2014 | 22:55

  7. Dice ser Carlos

    Bien pagada estuvo la reforma laboral. Y ahora, esos que la pedían…. más feliz que una perdiz!!!

    08 abril 2014 | 02:38

  8. Dice ser Trigolimpio

    EL MEJOR CANDIDATO PARA LAS EUROPEAS
    .
    …Visto ya lo que puede dar de sí el PSOE con su candidata al frente, la Elena Valenciano, el Partido Popular podría presentar este sábado a su cabeza de lista a las elecciones europeas del 25 de mayo. Será en Toledo, en un acto donde asistirá la plana mayor del partido, el comité electoral presidido por Alicia Sánchez Camacho y los diferentes candidatos a la lista. Entre ellos, Miguel Arias Cañete, el más idóneo en estos momentos, según las encuestas, para representar a España en el parlamento europeo.
    .
    …Cañete es una garantía para los españoles, no solamente por su amplio bagaje como político experimentado, sino también por la virtud de haber ostentado cargos institucionales de diferente rango (concejal, diputado, senador…). Ha sido ya 2 veces ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. La 1ª, durante el Gobierno de José Mª Aznar. Y lo más importante. Tiene la experiencia de haber sido eurodiputado durante 13 años, que se dice pronto (1986-1999). Algo que, naturalmente, no puede decir la candidata del PSOE. La Valenciano.
    .
    …Pero es que, además, Miguel Arias llegó a ser presidente de la Comisión de Pesca y de la Comisión de Política Regional del Parlamento Europeo, donde tuvo que partirse la cara para defender los intereses españoles. Y siempre rozó la excelencia por esa capacidad muy suya de buscar siempre la negociación y el diálogo, y de salir de problemas realmente graves. Sobre todo en su etapa como ministro.
    .
    …Todos recordamos su temple a la hora de solucionar el problema de las vacas locas, la peste porcina, la subida de los precios del gasóleo agrícola o del sector del algodón o del aceite de orujo. También cuando solventó las consecuencias de la ruptura del acuerdo con Marruecos o supo gestionar las consecuencias del hundimiento del “Prestige” frente a las costas gallegas. Por todo ello, los ciudadanos ven a Miguel Arias el candidato ideal, mucho más capacitado y resoluto, para ocupar el escaño europeo.
    .
    …Frente al ministro, la Valenciano. Sin experiencia ministerial, sin haber tenido nunca responsabilidades de gobierno, sin haber estado nunca en Europa. Al contrario. Siempre, como una hija tonta, del brazo de su mentor político, el señor Pérez Rubalcaba. Buscando polémicas, escondiendo la falta de programa político que defender en el parlamento europeo con absurdas disquisiciones sobre el aborto. Es además una política sin capacidad negociadora, muy ideologizada, del patadón y tente tieso. Y, lo peor: cómplice de los “brotes verdes”, del hundimiento de España y de la congelación de las pensiones. Ante esto y aquello, la elección es clara.

    08 abril 2014 | 04:17

  9. Dice ser panchenko

    Trigolimpio, la mejor candidata a las europeas es sin lugar a dudas valenciano, los fachistas (es decir los de su palo) todavia ni tienen candidato, y el resultado de la victoria ya se lo doy: socialista. se olvida que es candidata de rubalcaba, quien a su vez fue elegido por zapatero para llevar adelante el partido, quien a su vez es el socialista mas grande de todo los tiempos. obivamente usted vive en el limbo, lo que lo define como un total alienado. eso explica que sus comentarios jamas esten relacionados con el tema en discusion. no quisiera estar en su cuero, pero disfrute su persona… jajajajjajja… que aparato!!!

    08 abril 2014 | 12:25

  10. Dice ser panchenko

    es facil. la primera parte esta bien, hombre joven, con dinero y de derechas: fachista. ahora la segunda: feliz. eso es imposible, porque? porque el fachismo no tiene futuro, es recalcitrante, monotono, alienante… la vida de un fachista es estructurada. sus fiestas son recordatorios del pasado, entierros pomposos. no hay futuro. el momento mas feliz de un fachista es la muerte, porque lo libera del astio. el socialismo es revolucionario, esperanzador, cambiante, vibrante, genera nuevas ideas, tiene nuevos horizontes. los socialistas son felices jamas se cansan de vivir su ideologia, por ello son agradecidos con sus lideres. tienen un mundo pleno, son felices.
    la presentacion esta bien, pero su conclusion es mala: un fachista, por definicion, nunca sera feliz, no tiene como. por eso siempre necesita del poder para ver si encuentra algo que le cambie la existencia, pase por encima de quien sea. esa es la diferencia entre el socialismo y el fachismo. este ultimo invade, el primero libera.
    el socialismo hace feliz a la gente, el fachismo no.
    espero que no le afecte este giro que dio su medio a la derecha…

    zapatero es el guia,
    lenin el salvador.

    08 abril 2014 | 12:40

  11. “Vivimos tiempos de paradojas: nunca ha habido tanta riqueza y dinero circulando, pero “hay que apretarse el cinturón” para salir de la crisis. Hay más de seis millones de personas sin empleo, el paro es percibido como el mayor problema del país y pareciera que, por ahora, la respuesta de los sindicatos de concertación pasa sobre todo por la renovación del pacto social. Y la de los alternativos por la movilización y llamados a la huelga general… ¿No queda otra, “con la que está cayendo”, que pedir empleo a los empresarios? Abrimos el debate.

    El trabajo no es un problema, y es, además, necesario, porque la transformación de la naturaleza por la actividad humana es imprescindible para la supervivencia de la especie y de los individuos. A este respecto, lo único que ha cambiado es que la enorme productividad desatada por el capitalismo ha llegado a entrar en contradicción con los límites ecológicos y ha configurado un gigantesco mercado de bienes de consumo innecesarios. Quizá ya no hace falta tanto trabajo para reproducir la vida humana. Quizá hay un exceso de actividades antisociales alimentadas por el proceso de acumulación sin fin en que el capitalismo consiste. Pero esa no es la cuestión principal.

    El problema esencial –el que genera el mismo proceso de acumulación– de nuestro tiempo no es el trabajo, sino el trabajo asalariado. La relación asimétrica que impone que una persona, sin acceso a los medios de producción, deba vender su fuerza de trabajo a otra, propietaria de los mismos, a cambio de una retribución que ha de permitir –trabajo doméstico no pagado mediante– reproducir esa misma fuerza, para que la rueda pueda seguir girando al día siguiente. La diferencia entre el valor de lo que permite reproducir la fuerza de trabajo y el valor de lo producido se llama plusvalía. Y es un producto específicamente humano que se apropia en exclusividad una de las partes de la relación.

    Asalariado

    Sustentada esa dinámica esencial –el trabajo asalariado–, el problema se configura como una cuestión relativa a una relación de fuerzas en un momento concreto. Es el escenario de un conflicto: la lucha de clases. Las victorias parciales de una u otra parte le permiten aumentar o disminuir el grado de explotación, modificar los mecanismos por los que se expresa la misma confrontación, desestructurar al adversario. Eso es lo que ha pasado con el mundo laboral en las últimas décadas: la emergencia de un profundo proceso de desestructuración, segmentación y debilitamiento de la clase trabajadora por parte de un empresariado cada vez más triunfante y organizado.

    Subcontratas, ETT, contratos tem­­porales, deslocalizaciones, facilitación del despido, flexibilidad absoluta en torno a las condiciones esenciales de trabajo… constituyen mecanismos, conscientemente desarrollados, para enfrentar a los trabajadores entre sí.

    La llamada descentralización productiva –lo que otros llaman el postfordismo– no es más que una brutal mutación que transforma un mundo laboral de obreros, con contrato para toda la vida, con un cierto contrapoder sindical y con el salario suficiente para poder hacer frente a los gastos de una familia patriarcal –modelo fordista–, en un magma ultraflexible de posiciones diferenciadas, nadando desde los restos de lo anterior, cada vez más acosados –el llamado core business–, hasta las mil y una formas de la precariedad post­moderna: temporales, subcontratados, en misión, falsos autónomos, con jornada parcial, en formación, etc.

    Estructura esencial

    Lo que ha explosionado es la idea misma del derecho del trabajo como elemento de racionalización de la relación salarial, como normativa que legitimaba y, al tiempo, limitaba, la explotación inherente a la forma capitalista de trabajar. Ahora estamos ante una mixtura ultraflexible entre la dictadura del Capital en el centro de trabajo y mecanismos de domesticación de la fuerza laboral, como el desempleo de masas y la conformación de “zo­nas grises” entre el derecho social y otros ordenamientos legales –falsos autónomos, prácticas formativas, trabajo migrante, etc.–

    ¿Deberíamos trabajar tanto? Pro­bablemente no. ¿Deberíamos garantizar un ingreso básico a quienes no pueden acceder a un empleo? Sin duda, sí. Pero no olvidemos que ni la renta básica ni el reparto del empleo serán posibles sin operar seriamente sobre la relación salarial. Sin intentar, organizadamente, influir sobre ella y, si se puede, abolirla. Cómo hacerlo es una pregunta compleja que daría para otro artículo. Lo que está claro es que el de la relación salarial es un espacio decisivo para discutir la estructura esencial de la sociedad”.

    por JOSÉ L. CARRETERO MIRAMAR.
    Profesor de Derecho del Trabajo e integrante del Instituto de Ciencias Económicas y de la Autogestión (ICEA)
    06/06/13

    08 abril 2014 | 17:56

  12. Dice ser Arya Stark

    Para Trigolimpio

    ¿Te paga el PP por ser tan patético? o_O

    Cañete es otro corruPPto más de este DESgobierno de PPrivatizadores delincuentes que están SAQUEANDO ESPAÑA, además de inútil, el tal Cañete, ese sinvergüenza con la cara de cemento (el mismo cemento de los bloques de Gibraltar, en los que tiene negocios, de ahí que se dejara de hablar de esa cortina de humo en cuanto se publicaron los negocios de Cañete y otros PParásitos del PP en los bloques que el Reino Unido lanza allí), ese cacique que les dice a los españoles que coman yogures caducados, que se duchen con agua fría y que básicamente se jodan y sigan tragando (mientras este gobierno de criminales -incluso tienen relaciones con narcos- saquea España y convierte la deuda privada -bancos, autopistas, etc- en deuda pública que pagan todos los españoles).

    Para panchenko

    Valenciano es otra representante de la banca.
    El PsoE es un partido de derechas (sus actos lo corroboran), ultra-capitalista, monárquico…
    El PsoE defiende los intereses de Botín y compañía al igual que hace el PP, y pactó con los corruPPtos entregar la soberanía de nuestro país a los mercados -art. 135 CE- (muchas generaciones de españoles pagarán por ello)

    PP y UPyD son la ultra-derecha, y el PsoE es la derecha.
    Y los medios de comunicación nos dicen que elijamos entre esos 3 partidos de derecha para que todo siga igual.

    El candidato de Izquierda Unida (IU) a las elecciones europeas, Javier Couso (hermano de José Couso, cámara asesinado por EEUU en la guerra de Irak), sí es un candidato DECENTE que representa a la gente y no a Botín y compañía.

    .

    08 abril 2014 | 21:22

  13. Dice ser panchenko

    Arya Stark
    te hare una sola pregunta: que crimenes contra el pueblo estas ocultando?
    espero que tengas cojones para responderla…

    zapatero es el guia,
    lenin el salvador.

    09 abril 2014 | 00:06

  14. Dice ser nancy

    Me llamas a

    04 mayo 2014 | 08:44

Los comentarios están cerrados.