BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

El PP, obsesionado contra el cine desde 2003

El cine español ha hecho más por la dichosa Marca España que todos los salvapatrias que día sí día también lo atacan y fustigan, lo persiguen con medidas fiscales como el IVA al 21%, le cuelgan el injusto sambenito de sector subvencionado y pedigüeño o lo ningunean con plantones como el de anoche del ministro Wert en la entrega de los Goya.
El cine español es una industria que emplea a unas 10.000 personas, que exporta mucho, que difunde nuestra cultura, que aumenta nuestra reputación como país fuera de nuestras fronteras y que, en suma, es un bien para el conjunto de nuestra economía, de nuestra sociedad y de nuestra cultura.
¿Por qué esta ceguera y esta obsesión de algunos de nuestros políticos con nuestro cine? ¿Por qué no hemos sido capaces de, por ejemplo, imitar a los franceses, que, con bastante menos talento medio y muchas menos figuras estelares, sí cuidan, apoyan y promocionan su industria cinematográfica? Probablemente, por sectarismo político. En los Goya de 2003, el mundo del cine enarboló un ‘No a la guerra’ -por la de Irak, en la que nos estaba embarcando Aznar- que aún no les ha perdonado una parte del PP poco tolerante con la libertad de expresión de los ciudadanos. Aquellas críticas, más algunos alineamientos personales de figuras del cine con Zapatero y los socialistas -socialistas que tampoco hicieron mucho por el cine, todo hay que decirlo-, han llevado a ese PP a declararle a este sector su enemiga parece que eterna.
Además de un injusticia, todo esto es un disparate cultural, económico y político.
¿No hay nadie en el Gobierno y en el partido que nos gobierna con la sensatez suficiente como para reconducir la situación?

26 comentarios

  1. Dice ser LOS CINEASTAS ESTÁN OBSESIONADOS EN QUERER SUBVENCIONES.

    Que copien a los de Hollywood que no viven del dinero de papá Estado.

    Los cineastas también están obsesionados en hacer bodrios y en llamarles películas.

    10 febrero 2014 | 13:09

  2. Dice ser vadeverde

    no a la guerra, pero nunca he oido no a ETA

    10 febrero 2014 | 13:39

  3. Dice ser Sicoloco Del Casting De Foolyou

    Asi es querido Arsenio,como a los nenes violentos no les dejaron hacer su guerra ilegál con tranquilidad han cogido un berrinche sin fin.si ya murieron un millón de inocentes en una guerra sin fundamento porque en Irak no habia armas ¿como es que el PP aun se quedó con ganas de guerra y no perdona?

    10 febrero 2014 | 13:43

  4. Dice ser JuaN

    pero que han hecho si es una mierda el cine español… madre mia, mucho patriotas pero nunca veras hondear una bandera española, quieren subvenciones para hacer peliculas? que no vemos por que son una bazofia y luego q se quejan sino las ve ni piter

    10 febrero 2014 | 13:47

  5. Dice ser Luis

    Si nuestra cultura es hacer peliculas de Putas y Maricones mas de media españa es Inculta, basta ya de politizar estos temas, Y si no mirar cuanta gente va a ver peliculas de estas y no me digais que es por el precio del IVA que ya no cuela,.
    Y si no peliculas de ideologia Izquierdista , por que si no, nada de nada y como las Subvenciones ya no son iguales hala a criticar al gobierno que no os las da pues hace falta para otras cosas mas importantes que fomentar esa cultura vuestra que no la de todos. Ah y esos actores tan Progres que no paran de criticar :que paguen sus impuestos en ESPAÑA que es a quien le deben su ser. HIPOCRITAS

    10 febrero 2014 | 13:50

  6. Dice ser Ivan

    Eso que decís son gilipolleces! lo que NO es normal es que se destinasen antiguamente X millones de euros a ‘cine experimental’.
    Y digo yo, porqué no me dan a mi X millones de euros para que experimente también montando empresas? porque si mi empresa no va bien, me toca a mí comerme el marrón y perderlo todo, mientras que otros muchos viven de SUBVENCIONES y ladronadas varias.
    1saluo

    10 febrero 2014 | 14:05

  7. Dice ser Daniel

    Lo que no es normal es politizar los premios Goya, estoy de acuerdo en la mayoría que cosas que reivindicaron, pero me parece una vergüenza que lo hagan en una entrega de premios. Entiendo perfectamente que Wert no fuera a la gala.

    10 febrero 2014 | 14:09

  8. Dice ser yo

    ¿el PP obsesionado? jajajajjajaja increíble como pretendéis manipular y engañar a las personas cuando es una parte del mundo del cine de extrema izquierdas que esta obsesionado con la derecha.
    ¿Y tu te llamas periodista??

    10 febrero 2014 | 14:23

  9. Dice ser MAVT

    El que ha redactado esto se mete algo… cuando el cine español sea de calidad empezamos a hablar chaval.
    un abrazo

    10 febrero 2014 | 15:01

  10. Dice ser Nacheras

    “El cine español es una industria que emplea a unas 10.000 personas, que exporta mucho, que difunde nuestra cultura, que aumenta nuestra reputación como país fuera de nuestras fronteras y que, en suma, es un bien para el conjunto de nuestra economía, de nuestra sociedad y de nuestra cultura”. Señor Arsenio, con cariño y de buen rollo…… pero usted no vive en este planeta, no? lo de las 10.000 personas no lo sé y no tengo nin idea, supongo que si usted lo dice tendrá razón, pero el resto de su razonamiento no hay por donde cogerlo, en serio. Exporta mucho???? difunde nuestra cultura???

    Lo de la gala de ayer (la de ayer y la de todos los años) es como ir a misa…… los sermones de siempre, los “curas y monjas” de siemore, la gente que va y que la ve por la tele oye lo que quiere oir, pensamiento único, etc, nada nuevo bajo el sol. Podre libertad de expresión que usted pregona si esto es lo que queremos……….

    Sobre la calidad del cine español, y por ceñirnos a la actualidad, “Vivir es fácil con los ojos cerrados” (sí, la he visto) y tengo que decir que no está mal. Eso es lo grave, que la mejor película del año “no está mal” cuando debería ser la repanocha, como dice mi sobrino….. así son las cosas.

    10 febrero 2014 | 15:05

  11. Dice ser Juas

    También podrían probar a hacer buen cine, para variar. A mi me importa poco las opiniones políticas de la gente del cine, pero el 99% de las películas made in spain me aburren hasta el punto de hacerme dormir en el cine.

    Y pagar cerca de 9 euros por una siesta en una sala de cine me parece caro, que le vamos a hacer. Así que no voy a ver cine español.

    El cine debería empezar a dejarse de discursos políticos y empezar a hacer un poco de autocrítica. Sencillamente es MUY malo. MUY, MUY malo. Y ya que mencionas el cine francés, ya les gustaría hacer aquí películas la mitad de bien que las hacen en Francia.

    10 febrero 2014 | 15:05

  12. Dice ser cross

    @Dice ser LOS CINEASTAS ESTÁN OBSESIONADOS EN QUERER SUBVENCIONES: falso. El cine americano está fortísimamente subvencionado por la llamada “ley de mecenazgo” que sirve para desgravar impuestos a quienes subvencionen. Además, también reciben subvenciones directas como las de aquí.
    No, Steven Spielberg no es de los que son subvencionados.
    @Dice ser vadeverde: debes estar muy sordo, porque en muchas ceremonias se ha dicho, faltaría más.
    Por cierto, las subvenciones al cine son 55 millones. Menos de lo que cuesta el fichaje de un jugador mediocre del Madrid o del Barça (pagados también por todos los españoles con los impuestos que dejan de pagar los clubes). Diez veces menos que los toros.

    10 febrero 2014 | 15:07

  13. Dice ser Mónica

    ¿Los que votaron al PP que se pensaban que votaban? Lo peor es que si hay elecciones volverán a ganar porque no hay alternativas y porque la gente es más tonta que pichote http://xurl.es/9ik46

    10 febrero 2014 | 15:19

  14. Dice ser Héctor Tilla

    Querido Arsénico, el cine, igual que usted, está obsesionado con el PP desde que no recibe billetes verdes camuflados bajo el rimbombante nombre de ‘subversiones’.

    Lo paradójico es que, hablando de CULTURA, se enfaden porque ‘dicen’ que el PP no ayuda a la INDUSTRIA cinematográfica. Lo que nos lleva a una vil conclusión: si ‘estos’ no tienen parné … no hacen cultura.
    ‘Cultura es una cuenta en un Banco’, debería ser su próxima reivindicación.

    10 febrero 2014 | 15:44

  15. Dice ser Cineasta español

    “No a la guerra que hace el PP” pero quiero la subvención del Ministerio de Cultura que ahora lleva el PP.

    Es evidente que el cineasta español carece de talento pero no es tonto.

    10 febrero 2014 | 15:46

  16. Dice ser cross

    @Cineasta español: no sabía yo que el PP es el propietario del dinero de los españoles. Interesante perspectiva… entonces, cuando esté en disconformidad con algo que haga mi empresa, ¿debo renunciar a cobrar mi sueldo?

    10 febrero 2014 | 16:00

  17. Dice ser lorCT

    el cine es ocio, tu vas a ver una peli para entretenerte un rato, y no eres mas culto por ver una de Almodobar, de las espeñolas me quedo con “el mundo es nuestro”, porque me rio al verla, y no soy mas culta por verla, ni por ver Pacific Rim de “guillermo del Toro”, y tampoco soy mas culta por haber visto “el padrino” o mil peliculas más, yo veo cine porque me entretiene, y si no cambio de canal, para adquirir “cultura” los documentales de la 2 ;) no el cine español (ni de otras nacionalidades, que no lo digo porque sea de aquí)

    El cine tendrá que adaptarse y gustar para que la gente quiera verla y gastarse los cuartos, y no pedir al estado que financie sus caprichos auqnue no les interese a nadie, o en películas que no lo ha ido a ver ni el propio director (o que no se han llegado a estrenar)

    10 febrero 2014 | 16:14

  18. Dice ser Lola

    Resumen del cine español: guerra civil y escenas de cama. Eso es el 90% del cine que se hace en España.
    Películas españolas con las que me reído un buen rato: Todos a la cárcel y Truhanes. Con la que me he emocionado por lo tierna: Valentina.
    Y la entrega de los premios es para eso: para premiar al cine y a sus trabajadores, pero aquí tienen la manía de politizarlo todo, ¿Por qué no dejan el cine y se meten directamente en política? Igual hasta lo hacen mejor que los señores que tenemos y hemos tenido, pero por favor no mezclemos las cosas, ya aburre.

    10 febrero 2014 | 17:40

  19. Dice ser Juanjo

    Entonces entiendo que los que criticais las subvenciones estais en contra de que se apoye economicamente a cualquier industria? porque no pensais en que el cine genera miles de puestos de trabajo,los cuales repercuten en impuestos que pagan esas personas con trabajo, y por tanto “devuelven” en gran parte al estado? el cine no son solo vuestros odiados Bardem y Almodovar, hay mucha gente normal con sueldos normales en el paro porque no se hace cine en España. Y recordad aquellos que todo lo medís en dinero que la cultura representaba un 4% del PIB, y se la están cargando. Menos dinero para todos, y el iva al 21% para que cada dia haya menos salas.
    Luego ya criticais las peliculas, pero economicamente no tiene ningun sentido. Por lo que, obviamente esta situacion obedece a la obsesion del PP con el cine, como dice el artículo. Y no soy de ninguno, pero esto está muy claro. Tanto como que si yo trabajo en USA, tributaré en USA lógicamente. Si mi empresa trabajase en España quizá puediera volver aquí y tributar…

    10 febrero 2014 | 21:43

  20. Dice ser Juanjo

    lorCT, usted puede ver las películas para entretenerse, lo cual me parece perfecto, pero de ahí a negar que el cine sea cultura va un trecho. Los documentales que usted refiere como cultura, también son cine, y los hay muy buenos. Hay gente que vemos cine con más pretensiones que el mero entretenimiento y también pagamos como espectadores, no solo de cine “entretenido” vive la industria. Un respeto a la cultura, tan denostada en nuestros días. Así nos va.

    10 febrero 2014 | 23:19

  21. Dice ser Trigolimpio

    NUEVA GALA VERGONZOSA DE LOS GOYA
    .
    …Este sábado todos los españoles volvimos a presenciar, avergonzados, la nueva gala de entrega de los Premios Goya. Una gala bastante cutre, irrespetuosa, de mitin político, de muy mal gusto, soporífera, cargante, excesivamente larga y pésimamente coordinada, cuyos premiados se dedicaron, para más inri, a meterse con el ministro Wert simplemente para llamar la atención. Pero ni siquiera estas provocaciones pudieron evitar la caída de la audiencia de este año (19,8% de cuota de pantalla), que superó incluso la del anterior (23,3 %).
    .
    …A ello contribuyó la presencia desafortunada de un Manel Fuentes inseguro, sobreactuado y sin gracia, así como el lamentable conjunto de “sketches” y los bochornosos números musicales. Sobre todo el protagonizado por Lucía Jiménez, Daphne Fernández, de la Rosa y Adrián Lastra, que junto al presentador, se convirtió en “trending topic” en la red por lo nefando de la actuación, de la coreografía poco trabajada y de las voces irregulares y con “gallos”.
    .
    …Daba igual. Porque de nuevo este año la misión primordial de la gala volvió a ser el mitin político, nunca la fiesta del cine a través de un espectáculo bien hecho. Para ello volvieron a ser cruciales los sempiternos Bardem –matriarca e hijos– feos, rabiosos, insurrectos, resentidos, demasiado socialistas, y que ya venían con el guión aprendido desde casa: utilizar la gala del Cine como coartada para criticar al gobierno del Partido Popular. Así pues, su primer cometido, ya antes de entrar en el recinto, fue posar con los trabajadores de Coca-Cola, con miembros de la Plataforma Antidesahucios y con figurantes sin trabajo del cine. Después el protagonista de “No es país para viejos” aprovechó la entrega de un premio Goya para hacer de su capa un sayo y ensañarse contra el ministro Wert, que oportunamente no asistió al aquelarre.
    .
    …Más tarde, Antonio de la Torre (puño en alto incluido), Trueba, Botto, Barroso, Roberto Álamo, Natalia de Molina, Alejandro Hernández, Marián Álvarez y el presidente de la Academia, el señor Macho, usaron también la tribuna de TVE, la televisión de todos los españoles, para reivindicar todo aquello que se les pasaba por la cabeza en ese momento eternizando así la gala. La gala del Cine español y no el Congreso de los Diputados. Los espectadores nos sentimos humillados, estafados, y tuvimos que cambiar de canal.
    .
    …Y lo hicimos porque el gremio actoril le perdió el respeto a otros sectores productivos que también están soportando –pero en silencio– los rigores de la crisis. En 2º lugar, porque dio muestras de ser un sector mal criado por el gobierno socialista, que acostumbraba a concederle subvenciones sin tasa, a cambio de obtener propaganda política por las televisiones del país. En tercer lugar, porque el sector del cine no es, ni mucho menos, el sector más importante de España. Y, en 4º lugar, porque le perdió el respeto a los espectadores de la televisión pública, que esperaban un espectáculo bien hecho y no las iras rabiosas y egoístas de unos actores incapaces de llenar las salas de este país. Una vergüenza.

    11 febrero 2014 | 03:21

  22. Dice ser cross

    Trigolimpio, pasa por Génova, que te espera el sobre… ¿o haces esto gratis para ganar méritos?
    Por cierto, Bardem ha ganado un Oscar, ha llevado el nombre de España por todo el mundo (mejor que nos conozcan por Bardem y Penélope Cruz que por ser el país de los toros y la corrupción) y ha jugado representando a España con la selección de rugby. ¿Tú qué has hecho?
    ¿Te paga comisión la CocaCola? ¿O los bancos por criticar a la PAH? ¿o eres tan … que todo esto lo haces gratis?

    11 febrero 2014 | 09:42

  23. Dice ser lita

    Pues para la basura de cine que se hace en España, no creo que sea para subvencionar precisamente. Y los de miles de puestos de trabajo…jaja y ja…Esos miles de puestos de trabajo, viven de las peliculas que llegan de América, o de hacer anuncios u otras cosillas semejantes, no de las antipelis que se hacen aqui.
    Van de pobrecitos y visten prendas de primeras marcas, peinados y maquillados como yo nunca he podido ir en mi vida…

    11 febrero 2014 | 14:37

  24. Dice ser Trigolimpio

    UNIDAD FRENTE AL INFANTICIDIO SOCIALISTA
    .
    …Ayer fracasó rotundamente la proposición no de ley del PSOE, que pedía la retirada del anteproyecto Gallardón, al contar con 151 votos a favor, 183 en contra y 6 abstenciones. Lo cual también fue un triunfo de la disciplina de voto del PP, de su responsabilidad como partido y gobierno, de su integridad ideológica y de su honestidad ante la mayor parte de los españoles que los votaron por mayoría absoluta en las últimas elecciones generales. Un triunfo grandísimo porque las votaciones fueron en secreto, como deseaba maliciosamente el PSOE, a fin de incitar a las votantes de Partido Popular a que traicionaran a su propio partido. Pero no fue así. Y no hubo ningún verso suelto.
    .
    …Lógico por otra parte, después de la muchedumbre de sandeces que se dijeron ayer en el Congreso antes de las votaciones. La más demagoga, doña Elena Valenciano, que llegó a asegurar que con la Ley Gallardón: “Las mujeres se dividirán entre las que se puedan desplazar a un país vecino y pagar un aborto seguro y las que se vean obligadas a un aborto clandestino”. Dando por sentado que las mujeres no tienen ninguna catadura moral, ningún remordimiento, a la hora de sesgar una vida humana. E incitó a las diputadas del PP a que rompieran la unidad de partido “votando como mujeres”. Sin duda, para la Valenciano, ser contrario al aborto no es cosa de mujeres.
    .
    …La ordinariez llegó por parte de la diputada del grupo mixto (Amaiur), quien afirmó que “en mi coño y en mi moño mando yo. Y solamente yo”. Un comentario que ya de por sí descalifica a quienes creen tener la potestad absoluta sobre la vida y la muerte de un ser inocente. Mientras que el señor Gorriarán, de UPyD, se refirió al anteproyecto Gallardón como a una reforma que “trata a las mujeres como sujetos menores de edad, que deben ser tuteladas. Es un anteproyecto paternalista”. Y en parte tiene razón: como sujetos menores de edad que deben ser tuteladas, pero para tutelar y salvaguardar a los verdaderos menores de edad que llevan en su vientre. Los grandes perjudicados de ese genocidio. En este sentido, no se trata de un anteproyecto paternalista, sino garantista.
    .
    …Ascensión de las Heras (Izquierda Plural) remató la faena anunciando su voto a la proposición no de Ley del PSOE, porque “Lo que está en juego es la libertad de las mujeres de nuestro país”. La libertad, suponemos todos, y siempre según ella, para acabar con el derecho de un ser humano a la vida, a nacer. Porque eso sí es un derecho: el nacer. El aborto no es un derecho. Pero, claro, esa intolerancia sólo puede proceder de quienes irrumpen en iglesias para exigir el aborto libre y de balde. Es decir, la financiación pública del infanticidio.
    .
    …Por cierto, cuando el señor Zapatero –el verdadero Herodes de toda esta polémica; el que empezó a comerse los niños crudos– impuso la ley del aborto “del todo vale”, reforma que los españoles no demandaban, tanto su partido como la sociedad española se fracturó en 2. Todos recordamos a muchos miembros destacadísimos del PSOE radicalmente en contra de aquella reforma. Entre ellos Joaquín Leguina, José Bono, Ibarra, Alfonso Guerra, José Mª Barreda, y un largo etc. Como por aquel entonces no se pidió una votación secreta, la reforma Aído prosperó por la fuerza. Y de aquellas lluvias, estos lodos. Ese fue el gran error del PP.

    12 febrero 2014 | 04:18

  25. Dice ser Mario S.

    Dice ser cross, totalmente de acuerdo con su comentario.
    2-¿Cómo es posible que se haya suprimido alunos otros comentarios relativos a la doble moral de quienes cuestionan la libertad de expresión de este sector, y mientras el que se hace llamar Trigolimpio, hace apología de un partido político (PP) cada vez que se expresa con sus demagógicas posiciones.
    3_Ruego por favor se haga cumplir en igualdad de condiciones a todos los usuarios de este foro, porque el comentario de quien dice ser Trigo Limpio incumple varias de las normas de este foro:
    1- Hce comentarios políticos y partidistas ajenos a lo expuesto en el post.
    2- Hace apología del odio y la intolerancia hacia otras opciones políticas, injuriando a los miembros de otro partido político, al llamarles infanticidas.
    3- Se acusa de hipocresía a este y otros sectores por querer…ganarse la vida trabajando, y encima no sólo vierten medias verdades -las subvenciones públicas que reciben otras instituciones afines al PP y en cambio no les exigen las mismas responsabilidades o se rasgan esas vestiduras que -, sino que además justifican sus obsesiones partidistas y sus injurias reaccionarias, acusando a los demás de lo que siempre ha formado parte del ADN conservador: la hipocresía y la doble moral, sublimadas en un derecho a la vida con hipotecas sociales impuestas por sus mismos ideólog@s que han recortado la ley de dependencia, los servicios sociales, la educación y la sanidad…y hablan de “hipocresía”. Demencial.

    12 febrero 2014 | 16:38

  26. Dice ser Pablo J.

    A PROPÓSITO DE LA NUEVA “POLÉMICA” SOBRE EL CINE ESPAÑOL Y LA LEY DEL ABORTO…

    …Dice ser Mónica, más alternativas que quienes representan en el Estado el mayor fraude electoral y por tanto democrático de nuestra historia siempre los hay (esas líneas rojas que “nunca se iban a tocar”, sanidad, educación y dependencia…¿te acuerdas?), muy a pesar de que como parcialmente bien señalas la alternativa tradicional que tenemos –PSOE- haya sucumbido en los últimos tiempos a esa inercia socialmente depredadora dirigida a expoliar los únicos instrumentos que tiene una democracia para equilibrar la balanza que el voto económico y financiero suele imponer a través de un libre mercado impostado, es decir el expolio del Estado social conquistado por las clases medias y trabajadoras que nadie lo olvide – gracias al pago de sus impuestos-, cuyas causas tienen su origen en una burbuja inmobiliaria y financiera sin precedentes, y cuyo estallido ha sido propiciado por las medidas desregulatorias de un sector financiero que ha visto incrementados sus beneficios a expensas de una sociedad dividida, empobrecida, anestesiada y amordazada por unos organismos financieros que han servido y sirven a intereses especulativos dirigidos a perpetuar las prebendas de quienes dirigen esta plutocracia democratizada nuestra, y que solo ciertas plataformas ciudadanas (Marea Blanca, Verde, Plataforma Antidesahucios, sobre todo) y ciertos sectores de la oposición política (IU, UPyD, y de forma muy insuficiente por el momento, el PSOE), parecen volver a demandar, frente a la vanguardia de dichas políticas depredadoras, ya sea en su versión estatal (PP estatal), ya sea en su versión autonómica (PP valenciano, madrileño), o regionalista-nacionalista (CiU en Cataluña).

    A ello hay que añadir, la contribución incalculable de la casi totalidad de principales medios de comunicación periodísticos, radiofónicos, televisivos (sobre todo) y más recientemente online, financiados por tales intereses o patrocinados por quienes mejor representan los mismos – partidos políticos conservadores y liberales, especialmente- cuya labor propagandística sólo tiene un origen común: servir a la causa neoliberal, traicionando todo tipo de códigos éticos y deontológicos periodísticos, suplantando un derecho a la información destinado en su concepción constitucional a servir por encima de todo a la realidad circundante en todos sus ámbitos y a la verdad, sin manipulaciones interesadas de ningún tipo, especialmente aberrantes en el caso de medios de comunicación públicos que pagamos entre tod@s o casi tod@s los que tributan –a excepción de ciertas élites amnistiadas cuyo status fiscal delictivo ha sido blanqueado por una amnistía fiscal inmoral e indecente recientemente acometida-, ya sea en el ámbito estatal – TVE- ya sea en el ámbito local o autonómico – televisiones autonómicas teledirigidas y manipuladas, cuyo desenlace esperpéntico y dramático han padecido en la CCAA Valenciana con su cierre, y que siguen padeciendo a diario en la CCAA de Madrid, el paradigma de las políticas neoliberales depredadoras que tantas tragedias sociales está generando, expoliando ese frágil estado social que financian o no quienes han otorgado su confianza electoral durante los últimos 25 años de gobierno ultraconservador en la capital del Estado-.

    …Pero he aquí lejos de olvidar el párrafo anterior otra de las crudas y crueles paradojas que cualquier ciudadan@s indecis@s ante los próximos comicios electorales puede siquiera cuestionar, puestas de manifiesto por Trigo Limpio (cuyo nick con la que está cayendo nos imaginamos que no es irónico, no?), cuya relación de agravios a los telespectador@s español@s -que vieron dicha gala- no sólo muestran un cinismo recalcitrante, sino que además ponen en valor esa doble moral que tanto denuncia en su posterior manifiesto en favor de un derecho a la vida impostado, ya que ese derecho que él reclama ha sido desmentido por las reformas estructurales en contra de los derechos sociales que la hacen posible o que la dignifican realmente, y que se le ha “olvidado” mencionar: recortes a la ley de dependencia, reforma de la Administración local puesta en duda por el Consejo de Estado ya que socava funciones de las instituciones que prestan los servicios sociales más básicos, recortes en prestaciones sociales básicas como la prestación por desempleo o las rentas de inserción social cuyo acceso en las ciudades más beligerantes con su no concesión o limitación –Madrid – se ha endurecido con la crisis financiera (sistémica) como principal coartada frente a la opinión pública (sí la misma ciudad que a bombo y platillo celebra como un éxito el superávit en la balanza fiscal, a costa y a expensas de millones de personas en esa y en otras muchas ciudades españolas que hacen cola en los comedores sociales de Cáritas para poder siquiera alimentar a esos hijos a cuyo derecho a la vida apelan los argumentos hipócritas impostados de aquell@s que se arrogan la bandera del derecho a la vida, mientras han mirado y miran hacia otro lado cuando las recientes reformas estructurales aocmetidas por sus ponentes socavan el futuro de esas futuras generaciones de jóvenes (nacidos o no) a través de recortes de derechos sociales básicos como la sanidad pública, la educación pública o los servicios sociales.

    …Y como colofón a semejante impostura moral y “apolítica”, se hace referencia a la susodicha, polémica –sobre todo para quienes no quieren verse reflejados- y supuestamente ”politizada” gala de los Goya, que una vez más, filias y/o fobias cinematográficas al margen respecto de nuestro cine, ha servido de coartada mediática para quienes como Trigo limpio se han convertido por obra y gracia “divina” en los gurús de los derechos de l@s telespectador@s español@s, a cuyos intereses por la celebración de una gala más elaborada y “menos politizada” apela no sin antes, omitir de forma interesada, claro está, que el sector cultural (qué ironía, no?) ha sido duramente castigado por un incremento de impuestos abusivo cuya justificación recaudatoria se ha demostrado que ha sido cuanto menos, inconsistente (salvo la transacción de las obras de arte, cuyo IVA “ha aliviado” los bolsillos “modestos” de quienes invierten cantidades ingentes de dinero en su adquisición).
    Pero no contento con intentar convertir su sesgado y “apolítico” argumentario en una apología del cine patrio (cuyo sector, insisto, tiene tanto derecho a esgrimir sus opiniones críticas como cualquier otro), concluye el mismo ofreciendo una serie de conclusiones cuanto menos tramposas y poco coherentes con la realidad que nos rodea, aludiendo a las sempiternas subvenciones públicas, cuya dotación no es exclusiva de ese sector, ni ha sido concedida exclusivamente por los gobiernos socialistas a los mismos (cineastas como Garci, de fuertes convicciones conservadoras, han recibido también la financiación de los PGE en sus cintas a lo largo de su hasta ahora prolífica carrera cinematográfica –y televisiva- , y nadie de los que dicen defender la supresión de las mismas, se ha rasgado las vestiduras en este o en cualquier otro foro o red social).

    …La calidad o no de las cintas financiadas con fondos públicos y el supuesto uso partidista que se hace en los argumentos de las mismas, tampoco es coherente ni congruente, porque el cine no deber ser ajeno a la realidad histórica, social y/o cultural que nos rodea, más bien al contrario, porque el mismo ha ofrecido títulos memorables y que son fieles a la realidad social de nuestros tiempos y que los medios oficialistas o el cine comercial internacional y/o nacional actuales se encargan de ocultar (“Los lunes al sol” de rabiosa actualidad, por cierto, por poner un ejemplo), o a nuestro pasado histórico, ese mismo período que l@s crític@s sectari@s conservador@s se encargan de desmentir, ocultar o directamente de apologizar (la dictadura franquista, que aniquiló previo golpe de Estado el gobierno democrático precedente, cuyo cierre en falso se ha vuelto a exponer recientemente por el tribunal Internacional de los derechos humanos, que ha cuestionado una vez más la impunidad de los crímenes cometidos en aquel largo y cruento período). ¿Qué no nos gusta vernos reflejados en el espejo cinematográfico patrio, por las duras y profundas contradicciones sociales y morales que han marcado gran parte del pasado siglo XX en un país subdesarrollado y atrasado como el nuestro gracias a aquella oscura etapa -y a esos ecos fantasmagóricos que han vuelto a resonar con fuerza en la actualidad-, cuya veracidad a pesar de las polémicas estériles, interesadas y artificiosas, el cine ni siquera ha sido capaz de retratar en su más amplia dimensión?, muy sencillo, si tanto se apela a la democracia y a la libertad de mercado lejos de manipulaciones “políticas”, lo mejor que se puede hacer es cambiar de canal, cuyas programaciones sean más “fieles” a esa otra realidad social, política o económica que nos ha tocado vivir, y por supuesto mucho más “entretenidas”, “apolíticas”, y “sensibles” con esos otros sectores y colectivos sociales y profesionales cuyos derechos y garantías Trigo limpio y sus correligionarios demagog@s dicen defender , tales como…¿la sanidad?, ¿la justicia -gratuita y universal-, ¿la educación?, ¿los servicios sociales?, ¿los funcionarios públicos?, ¿los 6 millones de desempleados y desempleadas que la reforma laboral salvaje actual ha genrado?, etc, etc (salvo La Sexta, cualquiera de los canales de la muy “plural” oferta televisiva, puede visionar).

    Antes de dar lecciones de moral y arrogarse el derecho de manipular o tergiversar la realidad haciendo apología de quienes no piensan como ud o de quienes se muestran legítimamente crític@s (a la luz de los datos macro y microeconómicos y sociales incuestionables) con la gestión devastadora e injusta que se está haciendo de esta nueva crisis sistémica, conviene mirarse al espejo y exorcizarse de viejos fantasmas predemocráticos que a propósito de la misma han vuelto a ocupar todos los ámbitos de nuestra vida (y que invaden derechos y libertades supuestamente fundamentales en una democracia real), y que sólo la anestesia colectiva en forma de leyes de seguridad ciudadana, manipulación mediática de turno (estatal o autonómica) o polémicas sobre leyes del aborto regresivas (lo dice la propia UE ), están logrando acallar o reprimir.

    Y es que, rememorando una vieja frase cinematográfica, la realidad en nuestro país ha superado con creces la mejor – o peor, según se mire- de las ficciones posibles, y tenemos todos los días en los principales medios de comunicación guiones dignos para todos y cada uno de los géneros y subgéneros existentes –destacando especialmente el cine Negro, la Ciencia Ficción, la Tragicomedia, el Drama, y el Terror psicológico, sobre todo, entre otros muchos-. Recomiendo no obstante, a aquellos que les interesa tanto el buen cine, la revisión de cintas como “El Verdugo” de García Berlanga cuyo título refleja la realidad que nos rodea, o ya en un ámbito más internacional, “Los gritos del silencio”, cuyo título es cuanto menos paradigmático del estado de excepción democratizada que estamos padeciendo en la actualidad.

    Fin de la cita.

    13 febrero 2014 | 16:33

Los comentarios están cerrados.