BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Ciudadanos vencen a políticos / 2

Hace menos de dos semanas, una rebelión vecinal lograba parar una polémica obra municipal en Gamonal, un barrio de Burgos, y sembraba en instancias superiores del PP el miedo a un efecto contagio en otras ciudades. Ahora, la paralización de la privatización de hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, por la presión de la marea ciudadana y las decisiones judiciales, extiende aún más los miedos en los gobernantes. Son dos victorias políticas consecutivas de la calle sobre la política, de los administrados sobre los administradores. ¿Cuántos colectivos más estarán diciéndose ahora ‘sí, se puede’?
Por otra parte, el Gobierno regional de Madrid se ha quedado en pocos meses sin ninguno de sus grandes proyectos: ni Juegos Olímpicos, ni Eurovegas, ni privatización sanitaria… Y con problemas nuevos: su mayor infraestructura -Barajas- se queda a medio gas; una de sus principales industrias, el turismo, cae casi a plomo; el desencuentro con el Gobierno central -ambos del PP- vacía las arcas y muestra de modo brutal los recortes; un ático amenaza con darle algún sobresalto judicial al presidente… La suma de la factura es abultada: las encuestas dicen que el PP puede perder en las elecciones de 2015 tanto la región como la ciudad.

9 comentarios

  1. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Y los errores se pagan
    en la vida y en política,
    el pueblo ha constatado
    que en la calle protestando,
    y si hacer violencia
    se puede ganar batallas
    e inclusive la guerra
    cuando lleguen las elecciones.
    Ya van dos casi seguidas
    y muchas más… las que vengan
    que sepan nuestros políticos
    de derechas y de izquierdas,
    que el pueblo es el que manda
    y que el voto de las urnas
    no dan patente de corso,
    que no se puede engañar
    haciendo todo lo contrario
    de lo prometido en elecciones,
    que no se puede gobernar
    haciendo lo que te salga
    de los mismísimos co-Lon- es,
    que el pueblo ya no consiente
    que le hagan más pu-Fad-das
    para beneficiar a los mismos
    y a los que vienen de fuera
    a llevarse… la tajada.

    27 Enero 2014 | 21:43

  2. Dice ser No votes

    Referéndum es lo que falta en esta sociedad del voto. Igual a una firma y decido por todos. En pueblo barrios ciudades y país, solo falta poner el porcentaje de firmas necesarias. Si no ay cambios ya que Europa solo nos pone las peores y más caras leyes. No nos ponen sus pagas su derecho los buenos. Será que votar a las europeas será cero, y si no cambia nada espero que las generales sea lo mismo. Vivimos en el año 2014 y no se puede tener mayoría absoluta sobre el pueblo.

    27 Enero 2014 | 21:57

  3. Esto crea un ápice de esperanza. Actuando se pueden conseguir las cosas, esto puede inducir a un cambio , a actuar, y no dejarnos llevar. Un gran exito!

    27 Enero 2014 | 23:18

  4. Dice ser Brizna

    Veo al Partido popular como una mosca exhausta caída en un plato de sopa caliente. Visteis y oísteis los gritos exultantes y abrazos de fin de fiesta en la concentración pepera en Barcelona. ¿Y los lloros inconsolables de Alicia Sánchez-Camacho? ¿Acaso prevén su final? Quien mal anda, mal acaba.

    28 Enero 2014 | 21:08

  5. “Queridos ciudadanos:
    Me llamo Carlos Rubio Recio, tengo 26 años, estoy en el paro, vivo con mis padres, y practico el activismo pasivo. Sé que esto último puede sonar un poco raro, lamentablemente, lo otro suena bastante normal, pero me parece la mejor manera de definir mi “estado actual”.

    Llevo meses colgando videos, enlaces a noticias, montajes de fotos y viñetas gráficas, en mi muro de Facebook, criticando las últimas medidas que esta tomando el gobierno, y sobre todo, su enorme soberbia al hacerlo. Pero hace un mes que no voy a una manifestación. Esta semana no fui a recibir a los mineros, y ayer no fui a las distintas concentraciones que hubo en Madrid. Ahí esta el problema.

    Es cierto que puedo, que debo compartir en mi muro la foto de los mineros manifestándose, pero si no voy a recibirles cuando llegan a Madrid, no sirve de nada. El día que los mineros llegaron al kilometro cero, después de haber recorrido cuatrocientos durante veinte días de marcha, yo no fui capaz de salir de mi casa, pagar el “módico” precio de un billete combinado, y plantarme en la Puerta del Sol para recibirlos. Me dio pereza. Así, con todas las letras.

    Vivimos tiempos difíciles, no hay día que no haya, que no nos den, un motivo para quejarnos, y con razón. Esta semana, que ha sido especialmente intensa, he visto como mi muro de Facebook se saturaba de mensajes y videos de mis amigos, compartiendo su indignación por todo lo que está pasando. Sé que muchos de ellos, no solo cuelgan videos de las manifestaciones, sino que también asisten a ellas. Son gente coherente. Activistas activos. Pero también sé que muchos de mis contactos, pese a estar profundamente indignados, y hacérmelo saber a través de sus publicaciones, no salen a la calle a manifestarse. Son en definitiva, activistas pasivos. Como yo. Nosotros somos los indignados favoritos de los políticos. Nos quejamos, sí, pero no molestamos demasiado.

    Porque la verdad es que a los políticos les da igual que hagamos ingeniosos montajes con sus fotos, que colguemos videos haciendo repaso de sus viejas promesas, o que comentemos en foros todo lo que creemos que están haciendo mal. Sí, esta claro que les incomoda que la información circule más libremente de lo que a ellos les gustaría, pero en realidad lo que más les molesta son las manifestaciones, las grandes concentraciones, que los ciudadanos llenen “sus” calles. Y me temo que yo, en este sentido, soy un ciudadano muy poco molesto. Me he acomodado, me he conformado con “compartir” mi descontento, sin hacer nada más. Y eso es algo que los que gobiernan este país no se merecen. Creo que se merecen mucho más por mi parte. Ellos se están esforzando al máximo para sacarme de casa, para que me de un poco el aire, y yo sigo sin corresponderles adecuadamente. Y creo que se han ganado a pulso mi metro noventa haciendo sombra en la calle, y que mi voz, unida a muchas otras, les taladre los oídos a base de bien. No se merecen menos. Y en este punto, reconozco que tengo que hacer un esfuerzo por no perder las formas, porque sé que si las pierdo, el mensaje se desvirtúa, o al menos, eso es lo que me enseñaron en el instituto público donde estudié. También, algo que he aprendido a lo largo de los años, y que la historia se ha obstinado en demostrar una y otra vez, es que los políticos, los que gobiernan, la inmensa mayoría, siempre han sido muy duros de oído, y muy ciegos. Hay que decirles las cosas muchas veces y muy alto, para que te oigan. Hay que llenar mucho las calles, para que reconozcan que están llenas.

    Y como ya os digo, si, puedo twittear, o compartir un bonito eslogan, una frase que en pocas palabras exprese lo que siento, pero si luego no lo escribo en una pancarta y salgo a la plaza, no sirve de nada. O bueno, tal vez sí, tal vez sirva para que otra persona lo lea por internet, y decida ponerlo en su pancarta, o en su camiseta, o corearlo en la manifestación, y que esa persona, que no soy yo, pero que se manifiesta por mí, le saque partido mientras yo me quedo en casa, tal vez compartiendo más tarde en mi muro la foto de ése manifestante, con ésa pancarta, con ésa cara que no es la mía.
    Así pues, he decidido que si bien es importante compartir, comentar, difundir por internet mis preocupaciones, y los motivos de mi indignación, esto solo puede ser concebido como una actividad completaría, pero en ningún caso sustitutiva de nada.

    Esto es, debo salir a la calle a manifestarme. No me gustan las aglomeraciones, me intimida sobremanera la policía, más si va a caballo, y todavía más si dispara pelotas de goma, pero debo hacerlo. Aunque solo sea para tener el derecho de quejarme, y que el pataleo que me cojo a diario no se quede en casa.
    Soy un activista pasivo, y quiero dejar de serlo. Quizá tú, que ahora me estás leyendo, también lo seas, así que piénsatelo, porque quizá tú también quieras dejar de serlo.

    Por último, queridos ciudadanos, solo me queda agradecer vuestra atención y, por favor, disculpadme si esta carta se os ha hecho demasiado aburrida, demasiado larga, o demasiado intranscendente, pero es que a veces, la mejor manera de hablar con uno mismo, es escribir para otros”.

    Un cordial saludo:
    Carlos Rubio Recio.
    julio 14, 2012

    P.D. Si os ha gustado esta carta, podéis compartirla en vuestro muro, o no.

    29 Enero 2014 | 19:11

  6. Dice ser Julian Martinez

    Carlos Rubio Recio.

    Si, tu carta es larga y un poco aburrida porque al final no das ninguna solución a la salida de penalidades que hoy sufre el ciudadano de a pie y múltiples de familias. Mientras cada dia, aumentan los nuevos ricos.

    Yo, pienso muy diferente porque hay que combatir desde la oscuridad dejando a un lado los métodos de protesta callejera, ya que los corruptos que hoy nos gobiernan saben que con las tácticas del pasado los pueblos son dirigidos al corral. Aquí entran en el juego los “esquiroles” al servicio del sistema.

    Dado el abuso que hoy están haciendo en base al poder tecnológico, lo mejor es no salir nadie a las calles, que no tengan donde dar un palo ni tirar disparos de balas de goma entre tantas bestialidades, solo encuentren gatos callejeros. Organizarse para la lucha desde las catacumbas en la “oscuridad” dar el golpe y ser fantasma, esto si pone nerviosos a los tiranos cuando vean que sus cabezas ruedan por las aceras.

    Pero donde están los lideres de nuevas generaciones dispuestos a proceder con este sacrificio que supone esta lucha.

    La verdad hoy no hay. Así que a joderse, que se tiene lo que se soporta y mantiene. La tuerca sigue apretandose mas y mas

    Ah, yo no creo en ningún político los detesto como a todo clérigo del dios de las alturas, cuando se da la paralogica que dejan olvidados a los verdaderos dioses que están aquí en la tierra.

    HECHOS SON LOS QUE CUENTAN Y LOS MOVIMIENTOS ANDANDO.!!

    30 Enero 2014 | 00:34

  7. Dice ser Trigolimpio

    HIPOCRESÍA SANITARIA DEL PSOE
    .
    …El anuncio del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, de anular –a su pesar– la externalización sanitaria de 6 hospitales de Madrid, ha supuesto el gran alegrón de los médicos trabajadores de estos centros, cuyo único afán desde hace tiempo era seguir viviendo como verdaderos marajás dentro del sistema público: sin presiones, sin jefes directos, sin la competitividad propia de un centro bien gestionado. El TSJM ha sido el responsable del mantenimiento de este statu quo insostenible, de este Vuelva usted mañana, de esta condena al ciudadano de a pie a seguir teniendo un sistema sanitario tercermundista y encima caro.
    .
    …También el PSOE ha torpedeado desde un principio la privatización de estos hospitales simplemente por cuestiones ideológicas. Demagogia, mentiras y manipulación. Pues lo que el socialismo critica en Madrid aplica luego en las regiones donde gobierna. Caso por ejemplo de Andalucía, donde los sucesivos presidentes de la Junta –Chaves primero y después Griñán– fueron casi iniciadores de un sistema mixto público-privado en la sanidad. De hecho la región andaluza sigue estando actualmente a la cabeza de la privatización sanitaria en España. Sólo 1 de cada 3 hospitales es totalmente público en Andalucía. Aunque eso sí manteniendo unos recortes injustísimos de su gasto sanitario del 15,3%, que la sitúa como la región que presenta menos gasto sanitario per cápita.
    .
    …Esta política de recortes, esta gestión cicatera de la actual presidenta de la Junta, Susana Díaz, sigue generando enormes problemas en los hospitales andaluces, tanto por la falta de medios materiales como humanos. Escasez de gasas, de guantes desechables, de jeringas, de contenedores biológicos, de mascarillas y otros materiales fungibles. Falta de tiras reactivas de sintrom y diabetes. Existencia de quirófanos desastartalados, pocas camas disponibles y ambulancias fuera de servicio. Falta de enfermeros para cubrir las horas de retén de urgencia y de enfermeras para asistir a un número razonable de enfermos crónicos. Convivencia, por falta de camas, de enfermos de muy diferentes patologías hacinados en las mismas habitaciones, etc.
    .
    …En fin, un desastre y una hipocresía por parte de aquellos que sólo se mueven por las consignas políticas. Aunque en el caso del PSOE, peor aún. Pues no sólo critica en otros su misma gestión sanitaria, sino que además practica actualmente una política de recortes tan dramática, que pone en riesgo la propia salud del ciudadano.

    30 Enero 2014 | 03:44

  8. Dice ser panchenko

    jajajajjajajaja… juliancito da lastima, asi que te aburre lo que escribio Carlos Rubio Recio… es logico si leer dos lineas te marea, una carta te hipnotiza!!! jajajjajajaja… para ti es como si vieras a tony kamo… jajajjajajajajaj… que aparato!!!

    30 Enero 2014 | 08:48

  9. Dice ser Julian Martinez

    Panchinkito, das lastima por la escoria social que eres trabajando para el fascismo catalán separatista. Estas muy visto ya no se la pegas a nadie. Socialista de pega degenerado.,,!!

    01 Febrero 2014 | 02:59

Los comentarios están cerrados.