BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Gamonal y la reinserción de Méndez Pozo

La rebelión ciudadana de Gamonal tiene sus causas inmediatas en la situación social y económica del barrio, y en la indignación ante una obra que no quieren porque les complica y les encarece la vida, y algunas de sus causas remotas en el caso de la construcción de Burgos, un escándalo de corrupción urbanística que a finales de los años ochenta y principios de los noventa convirtió la vivienda en la ciudad en un bien carísimo. El caso acabó en los tribunales, hizo caer al alcalde, José María Peña, condenado por prevaricación; llevó a la cárcel al principal constructor de la ciudad, Antonio Miguel Méndez Pozo, e incluso salpicó al entonces presidente de Castilla y León, José María Aznar. Yo asistí en primera fila al estallido del caso, pues en 1989 fundé como director Diario 16 de Burgos, que destapó mucha información sobre aquella trama de corrupción político-empresarial.
La indignación y la protesta de estos días de los vecinos de Gamonal se ha dirigido casi a partes iguales contra el alcalde, Javier Lacalle (PP), y contra Méndez Pozo. Contra este, porque los burgaleses han comprobado que el constructor sigue mandando en la ciudad y mangoneando en el Ayuntamiento tanto o más que hace 20 años; empuja la obra del bulevar y el aparcamiento que casi nadie quiere, pero de la que él se beneficia -una empresa suya interviene en el proyecto urbanístico-, e intenta de nuevo adormecer a la opinión pública a través del Diario de Burgos, el principal periódico de la ciudad, también de su propiedad. Muchas de las protestas vecinales de estos días comenzaban en la zona de las obras y acababan ante el edificio del diario. A los vecinos nadie los convoca allí. Van solos. En ocasiones -y esto es censurable-, dirigiendo sus críticas y su indignación contra los periodistas del diario, en vez de hacerlo contra el editor-constructor.
Méndez Pozo no ha dejado nunca de mandar en Burgos. Ni siquiera durante los nueve meses que pasó en prisión. Su influencia y ascendiente sobre los políticos locales -los del PP y algunos del PSOE- apenas disminuyeron tras la condena. Incluso aumentaron. El 15 de febrero de 1996, poco después de salir el constructor de la cárcel, publiqué en el diario Cinco Días -del que entonces yo era subdirector- un pequeño artículo que os puede arrojar un poco más luz sobre este asunto. Lo reproduzco tal cual, titular incluido:

La cárcel hace hombres de provecho
Se le suele reprochar al Estado el fracaso del sistema penitenciario, incapaz, según los críticos, de cumplir el mandato constitucional de reeducar y reinsertar socialmente a los presos. No tienen fundamento estos reproches. Véase el caso del interno Antonio Méndez Pozo, empresario de la construcción y editor de prensa.
En mayo de 1992, la Audiencia de Burgos le condenó a siete años y tres meses de prisión y 12 de inhabilitación como “jefe” del grupo procesado y condenado por el caso de la construcción. En enero de 1994, el Supremo ratificó la sentencia. En septiembre de ese año ingresó en la prisión de Burgos. ¿Se ha convertido allí en lumpen social? Pues no: Hoy, ya preso con el tercer grado (sólo va a la cárcel a dormir de lunes a jueves), es un hombre de bien: la cuarta magistratura del Estado lo visita y agasaja, un ministro lo abraza en público, la primera empresa española se asocia con él, el primer periódico le contrata de proveedor y un viejo compadre suyo está en vísperas de ser presidente del Gobierno. ¿Reinsertan o no nuestras cárceles?
Cuando la Federación de Empresarios de la Construcción de Burgos se querelló contra Méndez porque construía en Burgos como si fuera su finca particular (administrada por el alcalde Peña), no imaginaba el bien que le hacían. Para defenderse, el constructor compró el Diario de Burgos. Fue un acierto: durante la instrucción, el periódico le sirvió para amortiguar ante la opinión pública los golpes judiciales; y tras la sentencia, para lavar su imagen. Del periódico nació una televisión por cable, que recientemente se ha asociado a Cablevisión (Telefónica y Canal Plus). En una planta del periódico se imprime desde hace unos meses El País. Y en las páginas del periódico (del Diario de Burgos) ha nacido en estas vísperas electorales una sección semanal en la que se entrevista a políticos locales. Con una costumbre: el entrevistado ha de acudir a la sede del diario, tomarse un vermú con el editor y hacerse unas fotos con él para la edición del domingo. En las últimas semanas han desfilado el presidente regional, Juan José Lucas (PP); el presidente del Senado, Juan José Laborda (PSOE); el ministro de Agricultura, Luis Atienza (PSOE). Éste, que se quedó a comer, extremó el celo reinsertor: se despidió de Méndez en la calle con un cerrado abrazo.
Quizás pronto el visitante sea Aznar, que en el juicio declaró que Méndez había sido su asesor personal en temas urbanísticos cuando el hoy líder del PP era el presidente de Castilla y León.”

PD. El diario Cinco Días pertenecía entonces y sigue perteneciendo hoy al Grupo Prisa, también propietario de El País y de Canal Plus, a los que yo citaba en mi texto. La misma mañana en que se publicó el artículo, Méndez Pozo pidió mi cabeza a las más altas instancias de sus socios de Prisa. Hay que decir, en honor de Prisa, que no se la dieron.

25 comentarios

  1. Dice ser tomas lopez

    El listillo del alcalde que dice de recochineo que es una mejora para el barrio.

    Lo que esta claro es que es un gran negocio para el y su amigo el constructor (ex delincuente)

    Cuando los vecinos protestan protestan con razón, sus plazas de aparcamiento gratuito ahora serian de pago.

    Menudo jeta es el Alcalde. me imagino que alguno le fastidia perder su sobre

    17 Enero 2014 | 09:26

  2. He escrito un artículo sobre la situación de Gamonal: ‘#Gamonal: La lucha del pueblo contra el poder y la corrupción’ http://bit.ly/1dA5WHg

    17 Enero 2014 | 09:27

  3. Dice ser JorgeA.

    Felicidades Arsenio por el trabajo que estáis haciendo tu hijo y tú, por favor, seguid así. Si no existierais habría que inventaros. Saludos de un gamonalero en Madrid (es que soy infiltrado e itinerante por naturaleza).

    17 Enero 2014 | 09:27

  4. Dice ser sammas

    Quizás Arsenio y más acorde con la realidad de nuestro “pueblo”, mejor decir que:

    “Se ha comprobado que el constructor y ex-recluso sigue con el bastón de mando de la ciudad y mangoneando en el Ayuntamiento más tonto desde hace 20 años”.

    Saludos.

    17 Enero 2014 | 09:32

  5. Dice ser lauria

    Alucinante que un ex-convicto sea Presidente de la Cámara de Comercio y por ende todo el mundo le besa el culo; hace algunos años si tenías antecedente penales no podías ni opositar ¿qué ha pasado? ni idea…

    En cuanto al bulevar, voto porque terminen el de mi zona, me encanta ir en bici los domingos y falta trozo.

    17 Enero 2014 | 10:18

  6. Dice ser Txitxa

    Además de todas las lindezas que se dicen de Mendez Pozo, también habría que recalcar que su periódico, El Diario de Burgos lleva años promocionando la técnica del fracking en sus artículos a pesar del rechazo que esta técnica de extracción de gas tiene en el norte de la provincia de Burgos.

    En su diario apoya sin reparos al Lobby pro-fracking “Shale gas España” publicándole todos los artículos que ellos quieren a favor de dicha técnica y a la vez ignora las noticias que lo cuestionan.

    Esta claro que con sus antecedentes a este empresario le interesa promocionar una técnica que podría tener graves repercusiones en el medio ambiente pero que le podría traer grandes beneficios.

    http://hidrocarburados.blogspot.com.es/

    17 Enero 2014 | 10:43

  7. Dice ser cerdo peligroso

    Este artículo deberia no estar en los blogs sino en portada de 20 minutos.

    17 Enero 2014 | 10:48

  8. Dice ser Pac

    Arsenio Escolar tiene toda la razón. Dejando lo de Gamonal aparte, es cierto que Méndez Pozo es el amo de Burgos desde hace más de 30 años, de hecho desde finales de los 70. Condenado, da igual, siguio mandando igual o más con su entramado de empresas, medios de comunicación, Cámara de Comercio, contactos políticos, etc…… Alguien tendría que hacer un estudio serio y ver si este personaje o los de su calaña tienen algo que ver que Burgos sea, o haya sido, uno de los sitios de España con la vivienda más cara. Es como un terrateniente urbanita en Burgos llevado al final del Siglo XX y principios del Siglo XXI. Tendría que se un empresario más, dentro de muchos, pero es El empresario.

    17 Enero 2014 | 12:18

  9. Dice ser Cuando los delincuentes gobiernan

    El dinero público va a parar a manos de políticos y constructores.

    17 Enero 2014 | 13:10

  10. Dice ser Telesforo

    Sería interesante un artículo sobre los “parkings” privados: dónde están, de quién son, cuánto cuestan, qué excusa hubo para hacerlos, qué efectos tuvieron en sus alrededores, quiénes los aprobaron, qué relación hay entre políticos y constructores y medios de comunicación… Seguro que en cualquier ciudad española, desde las más pequeñas a las más grandes habría mucho que contar.
    Saludos y ánimos a todos los gamonaleros.

    17 Enero 2014 | 13:43

  11. Dice ser Casandra

    Parking subterráneo de 254 plazas * 20.000 EUROS = 5.080.000 + 8 millones (obra bulevar) + 5 ( obra parking subterráneo )= PELOTAZO

    17 Enero 2014 | 14:52

  12. Dice ser Brizna

    Otro diez bien merecido, Arsenio. Me gustan los artículos bien trabados, bien redactados y, sobre todo, bien informados.

    17 Enero 2014 | 19:35

  13. Dice ser terrorista itinerante

    Felicidades por todo el seguimiento de la noticia y la investigación de los motivos reales que subyacen en el tan cacareado boulevard.

    Hacia tiempo que no leìa una informaciòn tan bien contrastada y con un soporte tan demoledor, como son las mismas actas del Ayuntamiento y las portadas del panfletillo que nos presentan como periòdico ( no se puede refutar absolutamente nada ).

    Os animaria a seguir tirando de la manta ( hay mucho más polvo que darìa para portadas muy interesantes y esclarecedoras )

    Ánimo!!!!!

    18 Enero 2014 | 00:11

  14. Gamonal, un territorio cuya identidad viene definida por la transición de pueblo a barrio obrero a mediados del siglo XX, se convierte en periferia de la ciudad de Burgos y en uno de sus motores de desarrollo urbano al albergar de forma masiva a la población que proviene del éxodo rural. Un trasvase poblacional que en gran medida se empleará como mano de obra fabril en el recién creado Polo de Promoción y Desarrollo Industrial que se ubicará en los mismos márgenes del barrio.

    De esta manera, hacinamiento urbanístico y contexto industrial, marcarán las señas de identidad de un barrio en el que la conflictividad formará parte constitutiva de su ADN. Un fenómeno que se obstina en repetirse y reaparecer a lo largo de su historia, en la que se intercalan igualmente largos periodos de adormecimiento y apatía social.

    http://diariodevurgos.com/dvwps/gamonal-recuerdos-del-futuro.php

    18 Enero 2014 | 00:19

  15. Dice ser #Gamonal Mixtape

    ““Esto es la mierda que se hace en Burgos, tío”. La voz rimada de Victor Rutty despega alta y clara desde un páramo hecho de bombo y caja. Segunda noche de disturbios en Gamonal. Segunda noche y todavía todo el mundo se pregunta dónde hostias está Gamonal. Como si hubiera nacido hoy. Como si hubiera brotado de la nada, de una grieta que le ha nacido al pesimismo, al “esto no lo cambia ni dios, porque no va a pasar y además es imposible”. ¿No era que el parque y la puta plaza donde generación tras generación nos fumamos los porros y nos bebemos los litros eran un puto laberinto? Tal vez siga sin haber salida. ¿Y qué? Tal vez no haya que buscar una salida porque no hay un afuera. Pero al menos ahora sabemos que estamos vivos. La metáfora de los zombies suena muy bien, pero ya cansa. Sí, The Walking Dead y todo eso. Me la bajo de Internet, me la meriendo y me deja frío. Tal vez es que no estamos muertos, que nunca estuvimos muertos. O tal vez sí y, como los zapatistas, decidimos morirnos para vivir. Un puto cementerio hecho de chandals, tatoos, pitbuls, carros tuneados, malos y buenos rollos. Un puto cementerio lleno de vivos. Habrá que reinventar los mapas y que todos se parezcan a los títulos de crédito de Juego de Tronos: campos de batalla que surgen de la tierra y del hielo. Habrá que cambiar los mapas porque todo ha cambiado. Por arriba Game Over, por abajo New Game. Esto no ha hecho más que empezar. Segunda noche de disturbios y todavía todo el mundo se pregunta dónde está Gamonal. Se necesitan nuevos mapas cuando emergen nuevos territorios. No estaba escrito, Burgos no estaba escrito. Se necesitan nuevos mapas cuando emergen nuevas formas de vida: Youtube le gana por goleada al telediario. Una puta pista de baile en la que los públicos nos hacemos productores, en la que los espectadores nos convertimos en los principales actores. La peña ha tomado al asalto la comunicación y la señal llega alta y clara desde Gamonal. Como la buena mierda de Milicia 02: “Camina o revienta, la vida te obliga a hacer la vista gorda y a creer sus mentiras, cierran hospitales pero no las heridas de este pueblo que sangra, de esta gente dolida”. Rap. Burgos City. Segunda noche de disturbios. Parece que no era que estábamos muertos. Cada chaval y cada chavala, cada vecino y cada vecina. Todos son repetidores. Desde sus teléfonos móviles lanzan la señal que inunda Youtube. Todos lo estamos viendo. No hay mediaciones, ni representaciones, ni traducciones. En vivo y en directo. El viaje del objeto del enunciado al sujeto de la enunciación. El Talking Head de la Sexta, la cuarta o la cadena que sea dice que lo están rompiendo todo, pero no es cierto. Mienten, como siempre mienten. En Youtube vemos que solo rompen los cristales de los bancos que se enriquecen con nuestras deudas. Sólo destrozan los anuncios que desde las marquesinas nos reclaman que compremos más mierda. Sólo queman los contenedores de basura para que el humo lleve el mensaje de que la verdadera basura está en otro sitio. Políticos, banqueros, policías. Un puro ejercicio de distinción. La teoría de la elección racional nos ha mentido siempre: lo importante no es elegir, sino saber distinguir entre las alternativas. Y si no hay alternativas, habrá que inventarlas. Demasiado tiempo sin alternativas. Demasiado tiempo sin derecho a la ciudad. Demasiado tiempo sin existir existiendo. “¿Por qué no abrís los ojos para entendernos, para visualizar lo que hay en nuestro adentro? ¿Por qué nos dais el infierno teniendo el cielo? Lo único que hacéis es enloquecernos”. Ya lo decían los mc’s de La otra escuela en su temazo Otra Oportunidad. Desde el mismo Gamonal. El rap de Burgos es como el del mundo entero: infrapolítica del síntoma, expresión del malestar, creatividad de la rabia. Pura pedagogía del oprimido. Pero no han querido escucharlo. Y sin embargo todo estaba ahí, todo está ya ahí, todo estalla ahí. Un puto futuro anterior para los sociólogos, los periodistas y los tertulianos que ahora se preguntan colgados de su ridícula exclamación de dónde ha salido esto. Segunda noche de disturbios. Parece que la cosa va en serio. Bienvenidos a la fiesta. Chavales y chavalas cruzan coches, queman contenedores, rompen bancos. Sí, pero también sienten, padecen, desean, sueñan, sufren, aman y odian. Por eso esta noche cruzan coches, queman contenedores, rompen bancos. Por el día hacen otras cosas. En otras noches hacen otras cosas. Muchas cosas. Pero desde hace dos noches cruzan coches, queman contenedores, rompen bancos. Y en mi cabeza la sensación de que estas imágenes las he visto en otro lado. Tic-tac, tic-tac. Los mismos chandals, las mismas capuchas, los mismos bombos y los mismos platos. Tic-tac, tic-tac. Las misma rabia, las mismas risas, la misma desesperada alegría. Como si rimaran a coro el preludio con reverb del enésimo tema de Basur Stayla y Maldito Vito: “Esta canción va dedicada a los de siempre, a mi gente”. Rap. Burgos City. Alto y claro desde un páramo hecho de bombo y caja. Segunda noche de disturbios. Lo llevan claro los que piensen que estos chavales improvisan. Llevaban ya demasiado tiempo mascándolo. No lo veíamos, pero ya estaba pasando. “Tú, escúchame que no me he ido, resurjo cual fantasma, manejo de la chusma, así puedo dar más, liberar mi alma y ser libre, no ver todo lúgubre, saber que hay luz al final del túnel”. Como si todos los mp3 del barrio y todos los Iphones sintonizaran las rimas de los Forjados. Rap. Burgos City. Segunda noche de disturbios y todavía todo el mundo se pregunta dónde hostias está Gamonal. Cómo es posible que esto esté pasando.

    La mugre de las infrapolíticas

    Cuando éramos chavales los puentes que unían a los fachas y a los progres de pelas se hacían más evidentes en verano, cuando ambos mandaban a sus hijos a estudiar inglés a Inglaterra. También hacían el COU en pueblos perdidos de Estados Unidos y volvían con chupas de beisbol y habían visto ya E.T. cuando aquí no sabíamos ni lo que era y flipábamos con un Jumbo de jamón y queso en el Burger King del barrio. Los colegas a los que les daba por el heavy “aprendían” inglés con los AC/DC, los Scorpions y los Metallica. Eran la hostia, capaces de cantar en guachi-guachi todos los temas de esas bandas sin entender una mierda de lo que decían. A otros nos daba por entregarnos a “las clases de inglés” de KRS-One, Public Enemy o Run-D.M.C. y, más tarde, a las lecciones de Wu-Tang Clan, Tupac o Dead Prez. No entendíamos una mierda y seguíamos suspendiendo o sacando sufis en inglés, como seguíamos yéndonos al pueblo todos los veranos. Sin embargo, sí sabíamos que ahí se cocía algo. Como si supiéramos que entre esas rimas incomprensibles y esos ritmos machacones y repetitivos se escondiera algún secreto, alguna clave, alguna pista.

    Cuando en 2011 los barrios más jodidos de las ciudades inglesas ardieron prendidos por las ascuas desesperadas de los chavales más jóvenes, muchos de los que hemos permanecido enganchados al idioma del hip hop ya sabíamos qué quería decir la palabra “grime”. En inglés significa “mugre”, suciedad grasienta. Los chavales de barrios como Brixton, East Ham, Woolwich, Croydon o Enfield también lo sabían en 2011, cuando decidieron traducir su ira y su frustración en disturbios a raíz del asesinato de un chico a manos de la policía en la ciudad de Tottenham. Para saber qué era la mugre les bastaba con mirarse en un espejo. Sujetos a un abandono de décadas, habían sido tratados por el poder como mugre desde la noche de los tiempos impuesta por el Tatcherismo. Un poder sistemático y desterritorializado, hecho de profesores, trabajadores sociales, maderos, concejales, periodistas, empleadores y desempleadores. Eran y son mugre porque sobraban y sobran. Una molestia. Como la suciedad que se mete entre las uñas. Por eso cuando en el verano de 2011 se levantaron y quemaron todo lo que pudieron en sus cascos y en sus bafles sonaban Jammer, Stormin, Ghetts o Durrty Goodz. Miembros notables de la banda del grime, una onda musical que comenzó a inundar los barrios más jodidos de Inglaterra a comienzos de los 2000.

    Hecho de una mezcla de dancehall, hip hop y drum and bass a 140 beats por minuto, el grime expresa a partes iguales el laberinto de los jodidos y sus vías de escape, sus miserias y sus desesperanzadas esperanzas. Como la propia racionalidad neoliberal, es competitividad y performance, una especie de pasarela de hormigón por la que los chicos riman una empresarialidad de sí que subraya su narcisismo y sujeta sus días a los pilares de una supervivencia que muchas veces depende de ser el más fuerte. Pero, al mismo tiempo, el grime ha funcionado también como herramienta para expresar el lamento desesperado por la dura realidad de un día a día marcado por la precariedad y el abandono. También para enfatizar el sentimiento de comunidad y el paso acompañado del otro que está al lado viviendo la copia de lo que uno vive. El grime ha hecho barrio y en el grime estaban ya tatuados a fuego los síntomas y las causas de los disturbios del verano de 2011 en Inglaterra. El estribillo de Rescue me, el tema de Skepta que había pegado brutalmente a nivel comercial un año antes como santo y seña de una corriente del grime, lo decía alto y claro aunque lo vistiera con la metáfora sistemática del amor y del desamor romántico: “Que alguien me rescate”. Una llamada desesperada que nadie pareció escuchar, porque al grime solo lo escuchaba el grime, la mugre. Por eso cuando esa misma mugre levantó su desesperación y le prendió fuego a los agujeros de las ciudades inglesas nadie pareció entender de dónde salía tanta ira. Los sociólogos, los políticos, los periodistas y los poderosos buscaban en las estadísticas, hurgaban entre las ruinas de la política instituida y se perdían inútilmente en las viejas claves de codificación de lo político y del conflicto. Agua. La izquierda, tan alejada de la vida real de la gente, tampoco comprendía lo que ocurría y, movida por su espanto, ejercía una criminalización de la mugre simétrica a la de ministros y magistrados. Agua. Pero el barco estaba ya hundido en los beats del grime desde hacía tiempo. Si lo hubieran escuchado lo habrían entendido. Lo impredecible siempre sale de los lugares a los que no miramos, de los ritmos que no escuchamos. Las canciones de los jodidos suelen anunciar la tormenta que viene. Son siempre canciones de amor y de guerra.

    Algunos de los que de chavales nos chupábamos todos los veranos en el pueblo, a miles de kilómetros de distancia del inglés en Inglaterra, tuvimos que esperar al año 2000 para que la editorial mexicana Era publicara la versión en español de Los dominados y el arte de la resistencia, del antropólogo y politólogo estadounidense James C. Scott. Ese libro nos sacudió y nos sacó de la inopia de las cosas evidentes y de los caminos trillados, regalándonos una mirada que buceaba, precisamente, en aquello que no se ve y en todo lo que aparentemente no está sucediendo. A través de la mirada de Scott, lejos de los discursos oficiales y de las formas aparentes de la hegemonía, entendimos que las resistencias residen y emanan de los espacios aparentemente invisibles que se constituyen a partir de códigos, prácticas y lenguajes alejados de lo político formal y de su arena pública. “Cuando el gran señor pasa, el campesino sabio hace una gran reverencia y silenciosamente se tira un pedo”, decía Scott citando un proverbio etíope. “Allí donde hay poder hay resistencia y sin embargo, o más bien por esto mismo, ésta no está jamás en posición de exterioridad con respecto al poder”, había propuesto mucho antes Michel Foucault. Esa posición de interioridad con respecto al poder implica, precisamente, que la resistencia constituya una experiencia que se recrea en los intersticios de las propias relaciones de poder, colándose entre sus lenguajes y sus prácticas, jugando con sus materiales y sus infraestructuras. “La revolución se hace con lo que uno tiene a mano”, decía Jesús Ibáñez. Y lo que uno tiene a mano suelen ser elementos de la vida cotidiana que no operan ni son entendibles directamente como políticos. Scott le llama a eso la infrapolítica, comportamientos discretos y repertorios de prácticas que no se muestran en los campos formales de la racionalidad política, sino que se mueven discretamente en los espacios de lo cotidiano. El grime y el rap incluidos. La rabia de la mugre de los barrios más jodidos de Inglaterra había sido anunciada antes de 2011 por el grime, como la desesperación y el hastío de los chavales de Gamonal han sido expresados por el rap local en los últimos años. Todos aquellos que se preguntan sorprendidos cómo es posible que esos chavales apáticos de chandal se estén levantando, solo tienen que escuchar la tralla lúcida de The LoukWarriors, Victor Rutty, La forja o los chicos de La otra escuela para entenderlo. La mugre a la que nadie escucha. Rap. Una infrapolítica de los jodidos en Burgos y en el mundo enter”.

    Texto de Angel Luis Lara.

    17/01/14

    —–

    18 Enero 2014 | 02:37

  16. Dice ser Trigolimpio

    FIN DEL CULEBRÓN GAMONAL
    .
    …Al fin, el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha decidido acabar con la manipulación insidiosa, mediática, que de su ciudad estaban haciendo algunos avisperos izquierdistas. Y ha anunciado hoy viernes la suspensión definitivamente de las obras de remodelación del barrio del Gamonal. Unas obras que pretendían la mejora sustantiva de sus infraestructuras urbanas, lo cual pasaba por la construcción de un aparcamiento subterráneo y la reurbanización de parte de la calle Victoria, limitando el tráfico rodado y favoreciendo al peatón y el carril bici.
    .
    …Dicha remodelación, votada por la mayor parte de los partidos del consistorio burgalés, se encontró desde un primer momento con la oposición de un grupúsculo marginal, fuertemente ideologizado, que, con el nombre de “Bulevar no ahora”, actuó movido por las siglas de partido y no por el sentido común (el de las ventajas económicas que la construcción del Bulevar traería al barrio) y consiguió manipular a parte del vecindario del Gamonal, haciéndole ver que reducir el nº de carriles de 4 a 2 era atentar muy seriamente contra su comodidad rutinaria. Y dicho y hecho.
    .
    …Lo que comenzó siendo una protesta vecinal de ciento y pico de personas acabó en gentío violento, gracias al concurso de algunos medios de comunicación, amigos del PSOE-IU, que incitaron a la participación ciudadana, solamente por hacerle la puñeta al pacífico barrio del Gamonal y a su alcalde, elegido democráticamente, pero, para mal de algunos, del PP. Los radicales de extrema izquierda, la televisión panfletaria, los pseudoperiodistas y los locutores de carné nos han estado dando la matraca durante todos estos días para que nos sumaramos a dicha manifestación en Burgos o en cualquier otra ciudad, porque ya daba lo mismo. El caso era hacerle ver a la gente que las insurrecciones populares también pueden tumbar gobiernos. Aunque fuera dándole 2 patadas a la democracia.
    .
    …Ahora el señor Lacalle ha puesto fin al problema suspendiendo las obras. Y con ello ha dejado de dar pábulo a la Hoz y al Martillo. Ahora los altercados que se puedan producir en Burgos o en otras partes de España serán responsabilidad única y exclusivamente de los radicales militantes del PSOE, IU, los de extrema izquierda, antisistema y los portantes de la cansina bandera republicana. Nunca de Burgos ni de su alcalde elegido democráticamente por sus vecinos.

    18 Enero 2014 | 03:44

  17. Dice ser Verónica

    Y según tengo entendido, Méndez Pozo tambien tenía un pié metido en el aeropuerto de Ciudad Real y en el Reino de Don Quijote (una especie de proto Eurovegas)… que alguien me corrija si estoy equivocada.

    Todo nuestro apoyo y admiración por Gamonal desde Ciudad Real, por haber sabido hacer a tiempo lo que aquí no supimos hacer.

    18 Enero 2014 | 11:34

  18. Dice ser Un indignado más

    Estoy totalmente de acuerdo con Trigolimpio.

    Ahora habra que ver ese partido politico, PSOE, como justifica que en su campaña electoral programaba una obra similar a la que ahora ha puesto todo su énfasis , economia y apoyo en rechazarla únicamente porque el partido en el gobierno municipal, PP, habia osado en realizar, y por tanto se queda sin baza electoral en este inmenso barrio para las próximas elecciones, donde por cierto votó mayoritariamente al partido gobernante.

    Aún es pronto, pero sospecho que la ciudadanía tarde o temprano se dará cuenta de lo realizado por ese grupo político (PSOE) y aplicara el refrán : “siembra vientos y recogerá tempestades”.

    18 Enero 2014 | 14:55

  19. Dice ser f.m.

    Dos de los mejores periodistas de este pais son de Burgos. Vosotros dos sois los que en este caso debeis informar a los burgaleses y a todos los españoles, que democracia no significa tener que tragar con todos los disparates que hagan los que ganan en las urnas cada cuatro años. Los programas electorales como casi todos sabemos suelen ser panfletos que nadie lee y que los políticos casi nunca cumplen. (Ver el magnífico ejemplo de Rajoy).
    Los políticos sobre todo los de pueblos y ciudades, deben estar codo con codo con “todos los ciudadanos”, porque entre otras cosas cobran buenos sueldos de sus impuestos.
    En el caso de Burgos, el Sr. Lacalle no merece ser alcalde de este bella ciudad, para empezar por seguir beneficiando a un delincuente y por no hacer caso a unos ciudadanos que cuando han visto el despilfarro que iba a cometer en beneficio del mismo de siempre, se han levantado.El resto de españoles debemos tomar ejemplo y solucionaremos todos los problemas macroeconómicos del pais.
    ¿Y la “violencia”? Este es un concepto sobre el que deberían darnos un curso los periodístas pagados por la derecha y sus amos. -Nadie queremos la violencia-. Con un esfuerzo sobrehumano de buena fe, uno podría admitir que Aznar y todos los que le respaldaron, consideran que no es violencia la guerra de Irak y que los cientos de inocentes que han muerto y los que morirán, lo hacen con dulzura y sosiego; O quizá es que esos muertos como son “infieles”, pues no hay que tenerlos en cuenta a la hora de justificar o no “la violencia”.
    La hipocresía de los que tienen los medios para expresarse, ¿podría ser violencia verbal?.
    Dejar morir de hambre a millones de personas en el mundo, cuando unos pocos acumulan riquezas, ¿podría considerarse violencia?
    Tener colegios sin calefacción, guarderías cerradas, calles que parecen un patatal, personas sin hogar, sin trabajo y en muchos casos sin comida, ¿es violencia?.
    Espero que estos paisanos míos de Gamonal, nos hayan enseñado algo.

    18 Enero 2014 | 20:41

  20. Dice ser Lola de España

    A ver ahora cuánto va a costar a los burgaleses el cese de la obra. Evidentemente el “chulo de la ciudad” siempre sale ganando…..
    Tenemos que saberlo, debemos queremos saber cuánto se va a llevar.
    Bravo por esta página,
    Lola

    19 Enero 2014 | 18:30

  21. Nosotros hemos decidido crear varios artículos en apoyo a los vecinos de Gamonal. Tienen unos diseños muy divertidos, y los podéis ver en nuestra web.

    20 Enero 2014 | 00:08

  22. Dice ser Jesús

    Arsenio, ¡bien!, pero creo que falta algo: ¿éste no era el barrio en que todo el mundo “perdía el culo” por abrazar a José María Peña y hacer reverencias y pedir favores el “jefe” Méndez Pozo llegando a amenazar incluso a periodistas que en aquél entonces trabajaban en la ciudad y les criticaban?

    20 Enero 2014 | 14:03

  23. Dice ser javier

    Y que pasa de los 114 millones de € que la desastrosa caja de castilla la mancha quebrada y rescatada con dinero publico de nuestros bolsillos recibieron las empresas vinculadas a este individuo. ¿Los ha devuelto o han servido para su mayor enriquecimiento , pues a esas alturas la codicia y la inmoralidad es lo que se lleva. Cualquier persona que deja de pagar una cantidad irrisoria 100€….. 500€ se lo reclaman, lo amenazan, le incluyen en los registros para su escarnio, por una parte y por otra para que no tenga acceso a financiaciones futuras; y si provienen de una hipoteca se la ejecutan y le desahucian.

    20 Enero 2014 | 19:26

  24. Dice ser Lola

    Esto huele que apesta, si han parado las obras es porque mendezpozo sale ganando sí o sí. Si se realiza la obra, se llena los bolsillos, y si no pues también.
    Además en la tele nadie habla del verdadero culpable, parece como si este individuo tuviera “sobres” para comprar a todos los que le puedan echar una mano, ya se sabe que tiene amigos por todas partes, fáciles de sobornar…
    Creo que esto es sólo el principio…

    20 Enero 2014 | 19:46

  25. Dice ser miguel

    Gamonal y sus Gamones . Asphodelus Albus
    esta imagen en https://imagizer.imageshack.us/v2/269x670q90/191/47ev.jpg

    31 Enero 2014 | 12:11

Los comentarios están cerrados.