BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Kennedy, sexo desaforado

“Nuestro hombre es un ciudadano americano que ocupa un alto cargo en el gobierno, casado y padre de una familia joven, que opina que la monogamia rara vez ha sido el acicate de la vida de un gran hombre. Siempre ha tenido mujeres -numerosas mujeres, consecutiva y simultáneamente, entre ellas amigas de la familia, herederas, figuras mundanas, modelos, actrices, amistades profesionales, esposas de colegas, golfillas y prostitutas-, a raíz del descubrimiento juvenil de que a él le gustaban las mujeres y a ellas les gustaba él”.
Así comienza Un adúltero americano, una novela diríamos que basada en hechos reales sobre John Fitzgerald Kennedy escrita por Jed Mercurio, un médico y escritor británico. Aquí la edita Anagrama.
Sexo y política, entrepierna y poder. JFK está lleno de achaques de salud (“la enfermedad de Addison, deficiencia tiroidea, reflujo gástrico, gastritis, úlcera péptica, colitis ulcerativa, prostatitis, uretritis, infecciones crónicas del tracto urinario, infecciones dérmicas, fiebres de origen desconocido, colapso vertebral lumbar, osteoporosis de la columna lumbar, osteoartritis del cuello y del hombro, colesterol alto, rinitis y sinusitis alérgicas y asma”) y tiene una pulsión sexual desaforada.
Hay docenas de frases redondas: “Las jóvenes hermosas a veces recompensan con sexo la posición o los méritos de los hombres, y nuestro hombre lo considera un tributo adecuado y lo recibe con mayor gratitud que una medalla al civismo”. “El sexo es el golf de nuestro hombre: un par de hoyos rápidos y terminar el circuito lo antes posible”. “Para él, el reto más peliagudo de la transacción sexual es, hasta la fecha, el momento que ahora afronta, el rito de la separación postcoital, en que siente un deseo apremiante de deshacerse de la chica que se ha tirado”.
Entre el bosque lejano de personajes, se atisba a Nikita Jruschov, Harold MacMillan, Gene Tierney, Judy Garland, Liz Taylor (“Nuestro hombre una vez propuso a Liz Taylor como una posible candidata a las diversiones de Palm Springs, pero Frank [Sinatra] opinó que era inasequible debido a una exagerada obediencia a sus votos de matrimonio”)… y en primeros planos a una intrigante y alocada Marilyn Monroe:

El presidente ayuda a Marilyn a quitarse el abrigo de armiño y luego prepara unas bebidas.
-Cuánto me alegro de verte -dice.
-Cuánto me alegro de verte yo a ti, señor pre-si-den-te -dice ella con una risita.
-Y tú eres mi primera dama -dice él, aunque ella no capta la ironía.
Él mira su pelo rubio y el bulto prominente de sus pechos, y poco después tose su veneno sobre ella”.

y a un Frank Sinatra tan sexualmente desaforado como JFK: “Tiene un apetito de mujeres tan desmedido como nuestro hombre. Era capaz de poseer a dos o tres en un día, o incluso simultáneamente, y rugía como el cabecilla de una manada de leones si otros machos invadían su territorio”.
Si lees la novela en paralelo con algunas informaciones de estos días sobre Dominique Strauss-Kahn probablemente la disfrutes más. ¡JFK y DSK se complementan!

21 comentarios

  1. Quiero invitaros a que visitéis mi blog:

    http://www.pianistasdelmundo.blogspot.com

    Está dedicado a los mejores pianistas de todos los tiempos, hay videos en directo y enlaces con su biografía.
    Si os gusta agregadla en vuestros favoritos,o hacedse seguidores, iré incluyendo muchos más.

    Muchas gracias por vuestro tiempo.

    04 junio 2011 | 10:55

  2. Dice ser clica aqui

    No es extraño que un hombre tan promiscuo estubiera enfermo de tantas cosa , que supongo la mayoria serían venereas o enraizadas en ellas. para tener una vida sana conformate con una sana manzana.

    04 junio 2011 | 11:06

  3. Dice ser CASANDRA

    Joseph P. Kennedy

    Joseph “Joe” Patrick Kennedy (n. 6 de septiembre de 1888, Boston, Massachusetts – 8 de noviembre de 1969, Hyannis Port) fue un importante empresario y una figura política de los Estados Unidos, padre del Presidente John F. Kennedy y de los Senadores Robert y Ted Kennedy. Como uno de los líderes del Partido Demócrata, especialmente dentro de la comunidad católica-irlandesa, y con negocios e intereses económicos por toda la nación, creó las fortunas políticas de la Familia Kennedy

    Joseph Patrick Kennedy nació en Boston, Massachusetts, hijo de Patrick J. Kennedy, un empresario exitoso y uno de los líderes de la comunidad irlandesa en Estados Unidos. Los abuelos de Joseph llegaron a Estados Unidos a mediados de 1840 para escapar de la gran hambruna irlandesa. Kennedy nació en un ambiente sectario en el que los católicos-irlandeses se sentían excluidos de los estratos altos de la sociedad. Muchos irlandeses de Boston eran activos militantes del Partido Demócrata incluyendo a Patrick y a otros numerosos parientes.
    El hogar de Patrick Kennedy era próspero y confortable, gracias a su comercio de licores y su influyente rol en política. Mary Augusta Kennedy lo instó para que asistiera al colegio público de mayor prestigio de la ciudad, Boston Latin School, donde Joe fue un estudiante promedio pero tenía una gran popularidad con sus compañeros de curso, ganando elecciones de presidente de clase y jugando en el equipo de baseball del colegio.
    Kennedy siguió los pasos de muchos primos mayores acudiendo a Harvard College. En Harvard se enfoncó en convertirse en un líder social, trabajando enérgicamente para ser admitido en el prestigioso club Hasty Pudding Club. Estando en Harvard se unió a la fraternidad Delta Upsilon y jugó en su equipo de baseball.
    Joseph se enfureció cuando fue rechazado por un miembro de la fraternidad, convencido de que se debió a los prejuicios contra los irlandeses. Este evento le dejó amargos recuerdos y lo acompañó por el resto de su vida. Hizo negocios vendiendo alcohol ilegal y otro tipo de contrabando asi como prostitución. Relaccionado intimamente con la Mafia en Chicago y hombre poderoso en el Hollywood de los años 20

    En los años 30 el presidente Franklin Delano Roosevelt lo nombró embajador de Estados Unidos en el Reino Unido. Allí sus ambiciones políticas de llegar a la presidencia fracasaron por las diferencias encontradas con Roosevelt respecto a la situación de Europa que ya estaba envuelta en la Segunda Guerra Mundial.
    Ya restablecido en los EE.UU., sufrió dos primeros golpes que afectaban a su famosa familia: el internamiento de su hija mayor Rosemary en una clínica debido a su retraso mental y la muerte de su hijo predilecto, Joseph Patrick Jr., que murió combatiendo en Europa en 1944. El propio jefe del clan se dirigió a toda su familia, muy pálido y devastado y dijo: “Perdimos a Joe”.
    Cuatro años más tarde volvió a sufrir otra tragedia para su familia: su hija Kathleen muere en un accidente de aviación, cuando se dirigía a Cannes, Francia, donde iba a encontrarse con su familia. La avioneta que la transportaba se estrelló contra los Alpes Franceses en 1948.

    El 19 de diciembre de 1961, a los 73 años, Kennedy sufrió una embolia. Él sobrevivió, pero perdió todo el poder de expresión, y quedó paralizado en su lado derecho. Kennedy recuperó ciertas funciones con la ayuda de terapias.
    A pesar de estar gravemente discapacitado, Kennedy siguió siendo consciente de las tragedias que asolaron a su familia (incluidos los asesinatos de sus hijos John F. Kennedy y Robert F. Kennedy) hasta su propia muerte, el 18 de noviembre de 1969, a causa de un ataque de apoplejía, dos meses después de su cumpleaños ochenta y uno.

    04 junio 2011 | 11:40

  4. Dice ser CASANDRA

    Pues mira que hablais de Kenedy pero no hablais de la clave que fue su padre

    04 junio 2011 | 11:43

  5. Dice ser CASANDRA

    LA OTRA BIOGRAFÍA

    Adulterio y negocios sucios de papa Kennedy
    Joseph P. Kennedy / Fue el patriarca de la familia más importante de América. / A los 25 fue el presidente de banco más joven del país. / En pleno «crack» del 29 se hizo rico especulando en la Bolsa. / Amoríos. Cari Beauchamp publica la biografía «Joseph P. Kennedy Presents: His Hollywood years», donde narra su relación con la actriz Gloria Swanson

    POR ANA GOÑI

    Corría el año 1974. Rose Fitzgerald Kennedy, la esposa de Joseph (Joe) Patrick Kennedy senior y madre de sus nueve hijos -entre ellos, dos senadores de los Estados Unidos, Bobby y Ted, y uno de sus presidentes, John Fitzgerald-, publicó entonces Tiempo de recordar, su biografía. Pocos podían suponer que aquellas edulcoradas páginas, en las que se hablaba de la fe que ayudó al clan a sobreponerse a la tragedia familiar, de sus años felices en Boston, iban a despertar una tormenta. Pero lo hicieron. En ellas, la matriarca de los Kennedy aseguraba sentirse apenada por la «pobre Gloria», con quien su marido, según ella, había tenido una relación puramente profesional. Aquella Gloria era nada más y nada menos que Gloria Swanson, la actriz más deseada del cine mudo, que, al leer aquello, montó en cólera. Furibunda -para hacerse una idea de lo que podía ser la furia de la Swanson, véase El crepúsculo de los dioses, de Billy Wilder-, quiso decir la última palabra. Lo hizo en Swanson on Swanson, publicado en 1980, donde habló de aquella relación con el padre de JFK, que de profesional tuvo algo. Y de sexual, más.

    El episodio lo cuenta la escritora Cari Beauchamp en Joseph P.Kennedy Presents: His Hollywood Years, donde narra aquel amorío y el papel de Joseph P. Kennedy en la construcción de la industria cinematográfica. La incursión de Joe en el cine duró apenas cinco años, pero hizo que los peces gordos de Wall Street entraran en los estudios y aceleró uno de los saltos prodigiosos que ha dado el séptimo arte: el paso del silencio al sonido.

    Aquella faceta del padre de los Kennedy es poco conocida, entre otras cosas porque para cuando murió, en 1969, ya le había dado tiempo a dirigir un banco, salvarse del crack de 1929, aprovecharse del mercado de valores y luego regularlo, lucrarse de la importación de alcohol, servir de embajador en Londres en los primeros estallidos de la II Guerra Mundial, lanzar la carrera de varios de sus hijos A Joseph Patrick Kennedy no le gustaba malgastar ni uno de los días de su vida, sobre todo si había un negocio a la vista.

    Hasta tal punto que ni siquiera llegó al funeral de su padre: para entonces, en 1929, estaba ya ocupado con sus asuntos (y sus mujeres) en Hollywood. Su padre, Patrick Joseph Kennedy (se cuenta que su madre le cambió el orden de los nombres para que no le identificaran inmediatamente como católico) era un hombre hecho a sí mismo, que comenzó de estibador y medró hasta convertirse en uno de los líderes de la comunidad irlandesa en Boston, donde nació Joe en 1888.

    Tras pasar por la Boston Latin School y el Harvard College, en 1914, tras siete de noviazgo, dio uno de los primeros espaldarazos a su carrera: se casó con Rose Fitzgerald, hija del alcalde demócrata de Boston, John F. Fitzgerald. Un año antes, con 25, se había convertido en el presidente de banco más joven de Estados Unidos, un puesto con el que le premiaron después de salvar de una absorción al Columbia Trust Bank. La leyenda dice que Joe se sirvió sólo de su habilidad y olfato en aquella maniobra, pero si a algo se dedicó con vehemencia a lo largo de su vida fue a forjar su imagen: la del hombre consagrado a la familia con buen tino para sus honrados negocios. «La imagen es la realidad», decía, y él supo creársela gracias a sus contactos (entre otros, el todopoderoso señor de la prensa William Randolph Hearst) y a su maña con los medios. Hoy sabemos que aquel «hombre de familia» dejaba durante meses a los suyos mientras atendía sus affaires hollywoodienses, y que aquellos negocios en los que forjó su fortuna rozaron, si no rebasaron, la ilegalidad.

    Joe tenía ambición, sentido de la oportunidad y pocos escrúpulos.Del Columbia Trust Bank dio el salto a la correduría Hayden, Stone & Co., desde donde actuó en un mercado de valores que por aquel entonces carecía de regulación. Y de ética. El se sentía como pez en el agua. La especulación sin control condujo al crack del 29, del que no sólo salió indemne, sino enriquecido. Dueño de su propia firma de inversión, se calcula que su hacienda pasó de los 4 millones de dólares en 1929 a los 180 en 1935.

    «UN SINVERGÜENZA»

    Entre muchos otros, conocía a Franklin D. Roosevelt, el artífice de la recuperación económica estadounidense, que en 1934 le ofreció, paradójicamente, la presidencia de la recién inaugurada Securities and Exchange Commission (SEC), la agencia que regula y vela por la legalidad del mercado de valores. Cuando le preguntaron al presidente por qué escogía a semejante sinvergüenza, la respuesta fue contundente: «It takes one to catch one», algo así como que hace falta un sinvergüenza para atrapar a otro. Kennedy, huelga decirlo, hizo un excelente trabajo.

    Antes, había pasado por Hollywood, adonde se trasladó en 1926.Kennedy fue el primer hombre en la historia en controlar tres estudios (FBO, Pathé Exchange y First National), y se hizo además con las riendas de la Keith Albee Orpheum Theaters Corporation (KAO), una cadena de salas en las que podría exhibir sus películas.Llenó aquellos teatros de cables, y con ellos llegó el sonoro.Sus métodos inmisericordes hacia todo lo que no fuera hacer dinero le valieron el sobrenombre de El Napoleón de las películas, y entre sus víctimas se contó a la inmensa Gloria Swanson.

    A finales de los 20, Kennedy vendió casi todo, pero en lugar de saltar, como acostumbraba, a otro negociado, se concentró en la actriz. Su relación había comenzado en 1927. El sabía de sus deudas y le ofreció hacerse cargo de sus finanzas. El acuerdo se selló en la cama de un hotel de Palm Beach, mientras uno de sus aliados se llevaba al entonces marido de Swanson, Henri le Bailly, marqués de la Falaise, de pesca. Aquello se prolongó durante varios años, en los que a Joe le dio tiempo hasta de bautizar al hijo adoptivo de Swanson (en su honor, Joseph Patrick Swanson), mientras Rose esperaba resignada a que su marido regresara a casa.

    Pero ni su esposa ni sus ya ocho hijos le hicieron volver. Lo consiguió un fracaso llamado Queen Kelly, una película que ideó para que se luciera Gloria y que dejó en manos (craso error) del torturado genio de Erich von Stroheim. El cineasta austriaco propuso un argumento ininteligible sobre una joven que, seducida por un príncipe europeo, acaba de madame en un burdel africano.Aquello, sin sonido o con él, no tenía futuro. Fue el primer fracaso de Kennedy, que vendió lo que le quedaba del pastel, dejó Hollywood y a Swanson, y se marchó, como solía, con 10 millones más en la cartera. A cambio, según relata Beauchamp, entre las deudas de Gloria Productions, de quien Swanson era única responsable, se contabilizaron los costes del fiasco de Queen Kelly, el visón que él le había regalado, el bungalow que le había construido Swanson, dice la escritora, nunca se recuperó de aquello. Kennedy, en cambio, no tenía de qué recuperarse. Volvió a sus negocios -se lucró del fin de la Ley Seca, en 1933, al que se había anticipado haciéndose con un amplio stock de bebidas-, y, tras su éxito al frente de la SEC, en 1938, aceptó el cargo de embajador en Londres.

    Sin saberlo, estaba arruinando por adelantado su mayor reto: conseguir el poder político. Kennedy estuvo entre los partidarios de la política de apaciguamiento frente a Alemania, e incluso intentó verse con Hitler. Para la historia dejó una frase que marcó la ruina de sus ambiciones: «La democracia está acabada en Inglaterra. Podría estarlo aquí», declaró en 1940 en el Boston Sunday Globe. El escándalo fue tal que Kennedy presentó su dimisión.Y se centró en otra carrera política: la de sus hijos.

    A pesar de sus esfuerzos por redibujarse, a Joe Kennedy se le imputan varios pecados, algunos con más fuste que otros, como el de cobarde (en Londres le llamaban Joe el nervioso, pues corría a los refugios al menor signo de ataque) o el de antisemita («Algunos judíos son buenos, pero como raza apestan», se le atribuye en el polémico La cara oculta de John F. Kennedy, del Pulitzer Seymour Hersh). Por no hablar de su presunto apoyo a Joseph McCarthy y su caza de brujas, que tan mal casan con el ideario demócrata de los Kennedy.

    APOPLEJíA

    Con todo esto, Joe sabía que, si quería llevar a buen puerto la última de sus empresas, la de ver a uno de los suyos en la Casa Blanca, debía permanecer en un segundo plano. Así lo hizo.Tras la muerte, durante la guerra, de su hijo mayor (llamado, como él, Joseph Patrick), se centró en John, para quien, en la semisombra, movió sus hilos, recaudó fondos, selló alianzas lo que mejor sabía hacer.

    En 1961, en diciembre, un derrame le dejó mudo y con el lado derecho de su cuerpo paralizado, y en 1969, cuando ya habían muerto cuatro de sus nueve hijos y su fortuna se estimaba en 500 millones de dólares, falleció de una apoplejía. Antes, sin embargo, había cumplido su gran meta. En enero de 1961, mientras el mundo pensaba que un tal John Fitzgerald Kennedy se había hecho con la presidencia de los Estados Unidos, Joe sabía que era él quien había cumplido su sueño.

    .

    04 junio 2011 | 11:48

  6. Dice ser CASANDRA

    ¿SABÍAS QUE el padre de Kennedy fue uno de los principales impulsores de la política de apaciguamiento con el nazismo?

    El padre de John Fitzgerald Kennedy, Joseph Kennedy, durante su etapa como embajador de los Estados Unidos en el Reino Unido (1938-40), fue un firme defensor de la política de apaciguamiento con la Alemania nazi (“appeasment”).

    Esta política de apaciguamiento, firmada por Gran Bretaña y Francia con Alemania, y que contaba con el visto bueno de los Estados Unidos, permitió al régimen nazi violar repetidamente el derecho internacional con total impunidad: La intervención militar en España a favor de los golpistas (1936-39), la anexión de Austria (1938) y la ocupación de Checoslovaquia (1938) fueron algunas de las acciones criminales llevadas a cabo por Hitler, con la total complacencia de los gobiernos francés, británico y estadounidense.

    En 1938, durante una reunión en la embajada alemana de Londres, Joseph Kennedy le aseguró al embajador alemán que América deseaba fuertemente mantener relaciones amistosas con Hitler. Kennedy nunca ocultó sus simpatías con el nazismo y consideraba exagerado el clamor que despertaba su política antisemita.

    Kennedy animó a su amigo William Randolph Hearst (el magnate de los medios de comunicación, sobre el cual basó su película Orson Welles, “Ciudadano Kane”) a ayudar a Hitler a mejorar su imagen en los Estados Unidos. Hearst no necesitaba esta sugerencia, pues venía cortejando al fascismo desde mucho tiempo antes.

    Es muy probable que la ideología de su padre influyera en la actitud anticomunista que John Fitzgerald Kennedy mantuvo durante toda su vida. Una actitud no lo suficientemente dura para el complejo militar-armamentístico norteamericano, motivo por el cual, éste orquestó su asesinato.

    Un hecho no muy conocido para la opinión pública mundial, fue cuando en 1954, John F Kennedy fue el único senador demócrata que no se adhirió a la moción de censura impulsada por su propio partido (el demócrata) contra el macartismo, también conocido como “caza de brujas”, una política que el senador republicano Joseph R McCarthy, impulsó desde el Comité de Actividades Antiamericanas, para perseguir, con métodos de dudosa legalidad, a aquellas personas que por sus opiniones o conductas pudieran ser sospechosos de simpatizar con el comunismo. El macartismo no sólo llevó a muchas personas a la cárcel por sus ideas políticas (algunos fueron condenados a penas de muerte) sino que condenó al desprestigio público a actores, escritores y deportistas.

    Es cierto que John F Kennedy se encontraba convaleciente de una operación en la espalda, durante la votación, pero hay muchas sospechas de que oportunamente eligió la fecha para operarse, para no tener que votar con su partido contra el senador McCarthy, pues éste era amigo íntimo de su padre (también firme partidario del macartismo) y su hermano Bobby había formado parte del equipo de McCarthy en 1953.

    04 junio 2011 | 11:54

  7. Dice ser CASANDRA

    Bueno seria interesante hablar sobre la relacion padre – hijo pues a lo mejor se explicaba esa adiccion al sexo

    04 junio 2011 | 11:57

  8. Dice ser País de hipócritas puritanos

    Y siguen rulando y rulando: http://www.cuadernodecibersexo.com/2011/06/las-fotos-falsas-de-blake-lively.html ¿Son falsas? Demasiado revuelo.

    Si lo son o no es lo mismo. Si Kennedy viviera hoy no saldría de la red.

    04 junio 2011 | 12:00

  9. Dice ser avenger

    Era mujeriego etc etc,pero todos le hacían la pelota y miraban hacia otro sitio.

    04 junio 2011 | 12:58

  10. Dice ser crack

    Vaya familia, nunca se acaban las curiosidades

    PD un clik por favor http://apps.facebook.com/el-desafio-norauto/visu_voiture.php?v=1309871030&voiture=536

    04 junio 2011 | 14:00

  11. Dice ser lila

    esa foto de la portada no es real…
    http://theenglishmuse.blogspot.com/2009/11/intimate-pictures-of-marilyn-and-jfk.html
    fue un reportaje fotográfico con unos que se parecían a Marilyn y JFK.

    04 junio 2011 | 15:09

  12. Dice ser mimi

    virtudes publicas vicios privados.ejemplo d lo que no es moral e ideario americano.falso.imagen de la !”japifamili “lo que ven ahroa en tv…….un mundo que no tiene nada que ver con nosotros……impuesto,,en gestos modas costumbres..malos ingertos.como uva injertada con higo…….nada ibridos..gordos….de “fatfud”grasosos…..sociedad con una base hoy……corrompida..como al imperio de roma….por el subsuelo se corroe.hasta caer…….

    04 junio 2011 | 17:45

  13. Dice ser buen presidente

    El mejor presidente con diferencia, queria que el ser humano depertase y se lo cargaron.

    Estos putos demonios siempre ganan.

    04 junio 2011 | 17:48

  14. Dice ser lacalleesmia

    un cabrón (cornudo= y un encabronador (ponía los cuernos).

    Un hipócrita, católico de puertas para fuera adúltero en la intimidad.

    Un presidente hijodeputa, que buscó la tercera guerra mundial con todas sus ganas pero que no lo logró al dar los rusos muestras de más decencia y humanidad que el megalómano de Dallas.

    04 junio 2011 | 20:08

  15. Dice ser AID

    19 de junio: Ciudadanos vs Pacto Del Euro

    http://mundosegunyo.blogspot.com/

    04 junio 2011 | 21:07

  16. Dice ser panchenko

    debemos concentrarnos mas en los planes del fachismo para retomar el poder y asi sus privilegios. las vigilias de control que se estan haciendo resultaran inutiles si no estamos enfocados en los objetivos socialistas. debemos estar alerta de cada movimiento del fachismo para poder contrarestarlo y vencerlo, no podemos dejarle todo a nuestro presidente de gobierno. el nos ha liberado ahora es trabajo nuestro continuar con la obra que nos ha legado junto a su pensamiento guia.
    es momento de militancia pura y dura, sin distorsiones ideologicas y con verdadero entusiasmo socialista.

    zapatero es el presidente,
    lenin el salvador.

    04 junio 2011 | 21:36

  17. Dice ser elena

    ¿que queria la tercera guerra mundial? ¿pero no es acaso Kennedy el que hizo que los buques de guerra rusos que venian hacia Cuba tuvieran que dar la vuelta?Kennedy nunca apoyo la guerra de Vietnam,Tenia si, un fantastico plan para el desarrollo de america latina, , ambas cosas fueron parte del cumulo de motivos por lo que lo asesinaron.¿fue infiel? era un hombre, no un santo..Por lo menos su familia siempre ha estado presente en las causas de ayuda humanitaria, no asi, de ningun modo, la de cierto dictador que reino durante 40 años.

    05 junio 2011 | 00:19

  18. Dice ser Carla

    Y de aquellos años pasamos a las chupaditas de Clinton y como no a las belinas del Cabalieri. Toda una evolución.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    05 junio 2011 | 08:41

  19. Dice ser ¿ PORQUE MATARON A KENNEDY?

    ES MUY SENCILLO SABER PORQUE LO MATARON SOLO TENEIS QUE IROS A YOU TUBE Y PONER LO SIGUIENTE

    El discurso que hizo que mataran a JFK

    DESPUES DE VER ESTO ME LO CONTAIS…..
    DENUNCIO LAS SOCIEDADES SECRETAS…
    DENUNCIO PACTOS CON EXTRATERRESTRES EN UN COMPLEJO MILITAR INDUSTRIAL….
    DENUNCIO A UN GOBIERNO SECRETO QUE MANIPULA EL MUNDO A SU ANTOJO…
    ¿DE VERDAD CREEIS QUE EXISTE LA DEMOCRACIA?
    TE PONEN DOS PARTIDOS POLITICOS OPUESTOS DE IDEAS PERO QUE RESPONDEN A LOS MISMAS SIGLAS……F.M.I Y RESERVA FEDERAL QUE POR CIERTO ES PRIVADA….POR SI NO LO SABIAIS….
    ELLOS UTILIZAN DEBUNKERS PARA RIDICULIZAR OPINIONES QUE LES HAGAN DAÑO…
    SON PERSONAL PAGADO….

    QUE ALGUIEN EXPLIQUE A LOS CIUDADANOS PORQUE LA MAYORIA DE LAS DESGRACIAS OCURREN EN DIA 11..
    11M-11S TERREMOTO DE JAPON..
    TERREMOTO DE HAITI….TERREMOTO DE LORCA
    ETCC…
    SI YA QUEREIS INDAGAR MAS PODEIS CONSULTAR LO QUE SIGNIFICA HAARP….
    ELLOS TIENEN SUS RITUALES….

    05 junio 2011 | 11:23

  20. Dice ser Asia R. P.

    Los Kennedy, el equivalente de la realeza europea en America. Mujeriegos, empresarios y servidores públicos de las minorías por un propósito que solo ellos pueden descifrar. Gracias a los esfuerzos políticos de Edward Kennedy durante 40 años en el Senado, hoy puedo disfrutar de las leyes de acción afirmativa que favorecen a las familias de escasos recursos, modificación de leyes laborales y aumento de “quarters” para immigrantes del mundo. Dios los reclama en su divino orden confesos!

    07 junio 2011 | 20:58

Los comentarios están cerrados.