BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Carlos Ocaña, candidato a presidir la CNE

A pocos meses de que la presidenta de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), Maite Costa, acabe su mandato, en el sector ya se empieza a especular con el perfil y el nombre de su sucesor. Formalmente, lo nombrará el ministro de Industria, Miguel Sebastián, pero parece seguro que no lo hará solo y a su libre albedrío, sino que lo despachará y pactará antes con la vicepresidenta económica, Elena Salgado, e incluso con el PP, para que este no tenga tentaciones de tumbarlo si el año próximo llega al Gobierno.
El mandato de Costa no deja buen balance. La Comisión debe velar por la competencia y la protección del consumidor, según figura en sus funciones. ¿Lo consigue? ¿Compiten las empresas en beneficio de los consumidores? ¿Hay realmente competencia a la hora de fijar precios de la electricidad, o del gas o de los carburantes? Muchos de los que conocen bien el sector por dentro admiten en privado que no, que en realidad tenemos oligopolios de eléctricos, gasistas y petroleros (muchos de ellos son los mismos en cada pata del negocio) que campan a sus anchas mientras la CNE parece mirar hacia otro lado y dedicar sus esfuerzos a apoyar o a combatir operaciones internas del sector con criterios políticos, no técnicos. La batalla de Gas Natural, E.On y Enel por Endesa fue todo un ejemplo, un mal ejemplo.
A Maite Costa la nombró, en 2005, el entonces ministro de Industria, José Montilla. Costa había sido diputada, y su elección se vio más como una opción política que como una apuesta técnica. Ahora parece que se busca a alguien que reúna los dos perfiles. Que técnicamente sea incontestable, pero que también tenga un cierto peso político.
Hace algunas semanas se especuló con el nombre de Pedro Marín, secretario de Estado de Energía hasta enero pasado. Hoy parece totalmente descartado, y se baraja otra opción: la de Carlos Ocaña, secretario de Estado de Hacienda; es decir, viceministro, tanto con Solbes como con Salgado, y con una trayectoria profesional idónea para el cargo: profesor de la Universidad Carlos III de Madrid; subdirector general del Tribunal de Defensa de la Competencia; subdirector de Desarrollo Regulatorio de la Comisión del Sistema Eléctrico, el organismo antecedente de la CNE; administrador principal en la Agencia Internacional de la Energía (OCDE)… Probablemente al ministro Sebastián y a la vicepresidenta Salgado les cuesto poco ponerse de acuerdo en el nombramiento, y el PP no se oponga. La resolución final, en breve.

2 comentarios

  1. Dice ser Gratis Madrid

    El “peso político” del candidato, es decir, la sumisión política del mismo a unas siglas, pp o psoe, incapacita a cualquier candidato para defender los intereses de los consumidores.

    Los políticos buscan ganar las elecciones en primer lugar; luego, ayudar a quienes les ayudan a ganar las elecciones, como son los bancos y las grandes empresas. Luego… y finalmente, hablarían de los consumidores. El “peso específico” de Botín está muy por encima de “los consumidores.”

    Teniendo esto claro, el perfil y peso político del candidato responderá a las exigencias de uno u otro lobby de las energías. Y luego se viste la mona de defensora del consumidor. Así de simple.
    http://www.madridgratis.net

    30 marzo 2011 | 05:54

  2. Dice ser Clica aquí

    En esta ocasión me voy a permitir dejar de dar una opinión sobre este señor pues desconozco su trayectoria personal y no quisiera comenter un error que pudiese perjudicar a nadíe.

    30 marzo 2011 | 13:01

Los comentarios están cerrados.