BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Psicoanalistas, los nuevos confesores

La crisis económica y las penalidades que está pasando una buena parte de la población española está llenando las consultas de los departamentos de salud mental. Ya hemos dado alguna información aquí, y esta mañana me lo comentaba una profesional de la salud de otro ramo. “Hay quien, entre bromas y veras, dice que los especialistas de salud mental desempeñan ahora la función que antes desempeñaban los curas en los confesinarios”, añade.
Las anteriores generaciones, de mayor práctica religiosa, se desahogaban, se trataban de sus problemas, contándoselos a un confesor. Ahora el confesor ha sido sustituido por el psicoanalista, y la crisis económica está llenado de fieles/pacientes los nuevos confesonarios.

9 comentarios

  1. Dice ser MadridGratis

    Igual que se queda atrás la figura del confesor y entra en liza el psicólogo, y luego el psiquiatra, del mismo modo llegará el momento en que el pueblo exigirá responsabilidades a todos los que hincharon la burbuja Zp. Y a los que siguen hinchando la burbuja Zapatero, claro está.

    MADRID ocio gratis: http://www.madridgratis.net

    17 Noviembre 2010 | 13:51

  2. Dice ser lorca

    no se de que esta usted hablando, yo sigo viendo las terrazas llenas y los restaurantes a rebosar

    17 Noviembre 2010 | 14:50

  3. Dice ser ALBERTO ANDRES

    Llevo años en el Psicoanalisis, pese a mi temprana edad. Para mi uno de los mejores es D. Arturo Bover http://www.arturobover.com. Más de 40 años lleva en la profesión.

    17 Noviembre 2010 | 15:04

  4. Dice ser Skinner Lopez-Ibor

    En España no hay practicamente “psicoanalistas” (seguidores de las doctrinas y prácticas de Freud y demás, divanes, sueños, inconsciente… y demás zarandajas).

    Lo que hay son psiquiatras, que dan fármacos, y psicólogos clínicos, que utilizan técnicas de aprendizaje y conducta.

    Y que no están para escuchar los problemas y preocupaciones de la gente porque sí, están para hacer evaluación y tratamiento o rehabilitación de gente que SI tiene un auténtico trastorno mental, de conducta, neurológico, etc.

    Al menos en la sanidad pública. En la privada es otra historia.

    17 Noviembre 2010 | 15:23

  5. Dice ser L

    Psicoanalisis??? Psicoanalisis?? *abundante vómito*
    Por favor..la gente va a esa basura en vez de asistir a terapia conductual que cura el problema en 6 meses en lugar de años en psicoanalisis y ni garantizado esta?
    Ignorantes..

    17 Noviembre 2010 | 15:24

  6. Dice ser Observadora

    Para los dos comentarios anteriores… El Sr Escolar no habla de gente con un problema de salud mental necesariamente, habla de todos los que estan estresados, sobrecargados, superados por sus cirscunstancias y buscan alguien que les escuche, les guie, les ayude, les anime… cada persona es un mundo.

    Los psiquiatras y psicologos clinicos tienen su clientela, aqui se habla de lo que antes se contaba a los curas… a veces a los amigos… pero llega un momento en que no se quiere ser el cenizo del grupo y se busca a un profesional en quien apoyarse.

    En EEUU los psicoanalistas han pasado de moda y ahora los filosofos montan consultas, y en UK los “counsellors” o “coaches”… o sea quien quiera (porque ni hay titulo no esta regulado)… y asi como digo que hay demanda y por tanto en teoria son de utilidad tambien digo que son los nuevos charlatanes.

    17 Noviembre 2010 | 15:49

  7. Dice ser Al S.de Gomaranto

    Dicen que al confesar sus pecados
    el hombre descarga la conciencia,
    del mal que a otros ha causado.
    o el infligido a nosotros mismo.
    Que al confesar las faltas
    y pecados al confesor,
    con la absolución que nos dé
    todo quedará resuelto y saldado.
    Que Dios olvida todos pecados
    si por mediación del confesor
    la absolución nos ha otorgado.
    Solo nos exige dos propósitos
    uno, el de no volver a reincidir,
    y el otro de reparar en lo posible
    el mal, el daño que hemos causado.
    Que nos podemos volver a confesar,
    setenta veces siete, es decir:
    Indefinidamente, sin límites.
    Esto durante siglos ha servido
    bien o mal para calmar conciencias,
    y para tratar cambiar malos instintos.
    No sé si habrá sido el confesarse
    para la humanidad, bueno o malo.
    Pero después de haber leído
    el post que Arsenio ha insertado.
    Yo me cuestiono si tal vez,
    los nuevos confesores, los psicoanalistas.
    Harán con su trabajo a la sociedad,
    igual, mejor o peor aportación,
    que han hecho los confesionarios.
    No sé, ignoro si el psicoanalista,
    también en el sillón otorga y da el perdón.

    17 Noviembre 2010 | 17:55

  8. Dice ser Florencia Durando

    No puedo creer la opinion del señorpro terapia conductual…somos un manojo de conductas modificables con una caja negra en la cabeza—
    de que estamos hablando, por favor
    Profesora en Psicologia y Tec. en Acompañamiento Terapeutico

    17 Noviembre 2010 | 19:29

  9. Dice ser Anna

    Creo que pretendes hablar de psicólogos, no de psicoanalistas, porque éstos últimos son solo una parte de los psicólogos, que se basan en corrientes del psicoanálisis.

    20 Noviembre 2010 | 12:57

Los comentarios están cerrados.