BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

La invención de Castilla

En agosto de 2008, pasé unos días de vacaciones en Creta y me llevé, entre otros libros, la Historia de los griegos, de Indro Montanelli, que ya había leído muchos años atrás, cuando estudiaba periodismo. Fue un redescubrimiento emocionante. Por la mañana visitaba Knossos, y por la tarde leía en la playa el capítulo sobre la civilización minoica escrito por Montanelli.

A mi vuelta a Madrid, releí otro Montanelli, la Historia de Roma, y le propuse a mi hijo Ignacio, burgalés y periodista como yo, que hiciéramos juntos con la historia de Castilla algo parecido a lo que había hecho el gran periodista italiano con su historia y con la griega: contar el pasado remoto para el gran público, sin aire profesoral, con afán divulgador, con anécdotas, de modo a ser posible nada plúmbeo y con técnicas más periodísticas que de historiador. Contar la Castilla medieval como un conjunto de grandes reportajes, y aplicando aquel consejo que al propio Montanelli le dio el director de un diario de Estados Unidos en el que se inició el joven Indro en el oficio: “Hacer que cada artículo pueda ser leído y entendido por cualquiera, incluso por un lechero de Ohio”.

El proyecto nos motivaba a ambos, era la primera vez que íbamos a trabajar juntos, pero requería un gran esfuerzo. Había que documentarse mucho, leerse o releerse muchos textos antes de ponerse a escribir una sola línea, visitar algunos lugares relevantes de la historia castellana, buscarle un tono al relato… y ambos disponíamos de tan poco tiempo que la idea languidecía y llevaba camino de convertirse sólo en un tema de conversación recurrente en nuestras reuniones familiares. Pero un día, inopinadamente, nos llamó un editor a quien no conocíamos proponiéndonos que hiciéramos para él ese libro sobre Castilla que había oído que estábamos maquinando. El editor era Manuel Fernández-Cuesta, de Península. Seguíamos ambos con mucho trabajo, pero no supimos negarnos.

Nos ha costado mucho más tiempo y esfuerzo del que preveíamos, hemos incumplido algunos plazos de entrega con Manuel… pero finalmente hemos escrito el libro y Manuel lo ha editado. Se titula La nación inventada. Una historia diferente de Castilla, y el próximo jueves, 30 de septiembre, estará ya en las librerías.

Aunque inspirado en origen en la Historia de Roma y la Historia de los griegos, nuestro libro es bastante diferente, bastante alejado de la fórmula ‘a lo Montanelli’ que barajamos al principio. Nos ha salido un mixto, un texto de divulgación en forma de gran reportaje que además es un ensayo, una tesis. Quizás la suma del Escolar más reportero que soy yo y el Escolar más columnista que es Ignacio. Pero no hay capítulos de un autor y capítulos de otro, ambos hemos intervenido en todos, a cuatro manos.

La tesis básica no es nuestra, es la de varios historiadores recientes que han demostrado que muchos de los mitos fundacionales castellanos (el origen y el momento de la independencia de Castilla, los jueces Laín Calvo y Nuño Rasura, Fernán González, el Cid…) son falsos o fueron manipulados o recreados. Se los inventaron, por razones políticas y económicas muy concretas, una serie de cronistas y de poetas de finales del siglo XII y de la primera mitad del siglo XIII.

Os reproduzco aquí un extracto del libro, del capítulo titulado Los creadores de los mitos.

Los años le dieron mucho de sí a Alfonso X. Los sesenta y dos y medio de vida y los casi treinta y dos de reinado. Hizo de todo, le pasó de todo. Tomó, como sobre él dijo el Papa InocencioIV, «el signo de la cruz contra los sarracenos» y continuó las campañas de conquista militar de Al-Andalus. Afrontó una rebelión mudéjar y otra de sus propios nobles, y un descomunal lío sucesorio entre uno de sus hijos y algunos de sus nietos. Ordenó ajusticiar a su hermano Fadrique y quitó a su hermano Enrique los donadíos que le había dejado el padre de ambos, Fernando III. Repobló no sólo zonas del sur peninsular, sino también gallegas, asturianas y vascas. Intentó, sin éxito, ser emperador. Limitó mucho la autonomía de las ciudades. Legisló sobre las más variadas materias: la Mesta, los precios y los salarios, los pesos y las medidas… Creó nuevos impuestos, lanzó monedas nuevas, saneó la hacienda real. Autorizó la creación de nuevas ferias en veinticinco villas y ciudades. Celebró Cortes con gran frecuencia. Impulsó el uso del castellano, creó poesía en gallego. Fue un mecenas cultural, pero también un autor: escribió sobre las más variadas materias, desde el derecho y la historia hasta la astronomía, desde la medicina hasta el ajedrez o los dados…

Fue «un precedente de la modernidad», el rey que forja la España moderna, dice sobre Alfonso X el historiador Julio Valdeón. Y el que contribuye a la forja de la leyenda de Castilla, podría perfectamente añadirse: fue el último responsable de que toda una serie de invenciones y tergiversaciones sobre los orígenes de Castilla y sus mitos fundacionales entraran como hechos ciertos y contrastados en los libros de historia, en algunos casos hasta hoy mismo.

Desde finales del siglo XII y hasta mediados del siglo XIII, como hemos ido viendo a lo largo de este libro, un puñado de historiadores y de poetas se inventan una patria, una nación, que en realidad nunca había sido exactamente así. Crean una serie de mitos sobre los orígenes de Castilla y rodean de tintes legendarios falsos a algunos personajes reales del pasado. Se inventan las figuras de los jueces de Castilla. Presentan al pueblo castellano originario con un grado mayor de singularidad del que probablemente tuvo. Falsean la antigüedad de la independencia castellana, hasta el punto de que, de hacer caso a alguno de ellos, Castilla existiría como entidad política casi al mismo tiempo que la Asturias de don Pelayo. Nos cuentan la guerra que en los siglos X y XI se libraba contra los musulmanes como si fuera únicamente una guerra de religión, una cruzada, pese aque realmente no fue así hasta finales del siglo XII. A Fernán González, un dirigente político y militar que durante varios siglos después de muerto no fue considerado estelar, lo convierten los panegiristas castellanos en el padre de aquella patria soñada, en el líder carismático que sublima el afán de identidad y de libertad de todo un pueblo, y además lo hacen nieto de Nuño Rasura, uno de los inventados jueces de Castilla. Adjudican a Fernán González la creación del gran condado de Castilla, cuando verdaderamente se creó por iniciativa del rey leonés Ramiro II. Cuentan incluso que Fernán González venció en el campo de batalla al temible Almanzor, el principal caudillo militar del islam peninsular en toda la Edad Media, pese a que cuando Almanzor realizó su primera incursión de guerra en tierras castellanas el conde Fernán González llevaba ya nueve años muerto. Y, en fin, convierten al Cid, que en realidad fue un señor de la guerra lleno de claroscuros, en el ejemplo de la nobleza caballeresca, del vasallo leal, del hombre honrado, del buen cristiano, casi un santo. En la sublimación de todas las virtudes castellanas, en el héroe nacional por antonomasia, casi en un dios. En alguien capaz de pedir explicaciones al rey Alfonso sobre la muerte violenta del anterior rey, Sancho, y capaz también de ganar batallas después de muerto. Y en descendiente, por si todo fuera poco, del otro juez mítico, Laín Calvo.

Los creadores de esa Castilla mítica no fueron muchos, aunque de la mayoría de ellos se desconocen sus nombres. El edificio mítico castellano probablemente comenzaron a levantarlo los juglares del siglo XII y lo remataron los anónimos autores de los romances del XIV y el XV. Es muy posible que los primeros bebieran de los anónimos autores de los cantares de gesta, y especialmente del Cantar de Mío Cid. Pero tanto éstos como los posteriores pusieron ya en el edificio muchas piedras de su cosecha, muchos adornos de su invención: los autores, de nombre desconocido, de la Historia Roderici, del Liber Regum, de Linage de Rodrigo o de las Crónicas Navarras; el monje que escribe la Crónica Najerense; los obispos Lucas deTuy con su Chronicon Mundi y, sobre todo, Jiménez de Rada con su De Rebus Hispaniae; Gonzalo de Berceo y sus hagiografías en verso de distintos santos castellanos; el monje que trazó el Poema de Fernán González y el que hizo la Leyenda de Cardeña…

¿Por qué lo hicieron? ¿Por qué en muy pocos años, desde finales del siglo XII y hasta la mitad del XIII, un grupo disperso de autores reescribe la historia de Castilla? En resumen, por dos motivos muy simples: la política y el dinero. Las razones económicas son las que de modo prioritario mueven a quienes escriben en un monasterio. Berceo y el monje de San Pedro de Arlanza que crea el Poema de Fernán González, y el de San Pedro de Cardeña que pergeña la Leyenda de Cardeña para vincular su cenobio a la historia del Cid, tienen algo en común: hacen propaganda de sus respectivos monasterios, que han entrado en decadencia y necesitan nuevos estímulos que atraigan peregrinos y generen dinero. Pero a otro monje, el de la Crónica Najerense, probablemente no lo lleva a las invenciones el mismo motivo económico, sino otro político.

Navarra había desaparecido como reino independiente en 1076, tras el asesinato en el precipicio de Peñalén del rey Sancho Garcés IV. Una parte de la zona occidental se la quedó Alfonso VI de Castilla, y la mayoría del territorio y el propio trono fueron para el rey de Aragón, Sancho Ramírez. Unos años después, en 1134, tras la muerte sin descendencia de Alfonso I el Batallador, Navarra vuelve a ser independiente con un monarca de una nueva dinastía, García Ramírez el Restaurador. Pues bien: este rey era nieto del Cid, su madre era Cristina, una de las dos hijas de Rodrigo Díaz de Vivar. Quizás es ésta la razón por la que unos cuantos escritores navarros y riojanos (los de Crónica Najerense, Linage de Rodrigo, Crónicas Navarras y Liber Regum e incluso la Historia Roderici, que probablemente se escribió en Nájera) son los primeros que hablan de los primitivos jueces de Castilla y de que uno de ellos, Laín Calvo, era antepasado del Cid, y el otro, Nuño Rasura, era abuelo de Fernán González. Los navarros estaban dándole pedigrí y pasado histórico a su nueva dinastía, la del Restaurador, y trataban de exhibir un pasado glorioso lo más antiguo posible. Si la sangre del rey García Ramírez proviene, por vía del Cid, del juez castellano Laín Calvo, Navarra tiene tanta legitimidad histórica como Castilla, que desciende del otro juez, y mucha más que Aragón, que en aquellos tiempos remotos de los jueces castellanos ni siquiera existía. De ese modo, Navarra busca su propia supervivencia política: inventa argumentos para reforzar su independencia y su legitimidad frente a sus dos grandes vecinos peninsulares. Adorna el pasado castellano para, de ese modo, reivindicar su propio presente y asegurar su futuro.

En Castilla, las cosas son muy diferentes. A los creadores castellanos de los mitos les van a venir muy bien los avances en la invención que han promovido los navarros, pero los fines aquí son otros. En el siglo XIII, con la victoria en Las Navas de Tolosa de Alfonso VIII y las conquistas en el sur de Fernando III, Castilla era ya la potencia hegemónica peninsular, incluso una de las potencias europeas, pero su pasado no estaba a la altura de su presente. Los primeros héroes de la luego llamada reconquista eran asturianos, no castellanos. Asturias existía desde tres siglos antes que Castilla. León también había entrado en la historia más de un siglo antes. Hasta el reino original de Pamplona-Navarra podía presumir de un pasado más antiguo. “La consigna es clara: a Castilla, potencia hegemónica peninsular incuestionable, ha de corresponderle también un pasado no menos glorioso”, escribe el historiador F. Javier Peña Pérez, uno de los que más ha estudiado la creación y divulgación de los mitos fundacionales castellanos.

Peña Pérez habla de “la consigna” porque apunta que hubo un plan, que nada fue casual. Que a Fernando III no le habría gustado el Chronicon mundi, la historia escrita en 1236 por el leonés Lucas de Tuy por encargo de Berenguela, la madre del rey; un libro en el que se toma de los autores navarros y riojanos lo de los jueces de Castilla, pero se cuenta como una rebelión tiránica contra un poder legítimo, el de León. Y que, para darle réplica al de Tuy, al Tudense, el rey Fernando decide encargar otra historia donde las cosas se relaten como él las ve y las ha vivido. “Fernando III se pone manos a la obra con esa intención y comienza el proyecto repasando la lista de candidatos a la autoría de la nueva historia de España que él tenía perfectamente diseñada en su mente -escribe Peña Pérez-. “Repara en Rodrigo Jiménez de Rada, flamante arzobispo de Toledo, titulado en Bolonia y en París. Es un hábil diplomático y hombre de consenso, bien relacionado con la Santa Sede y asiduo acompañante de los monarcas castellanos en las campañas militares desde la batalla de Las Navas. Su perfil personal parece adecuado para plasmar en el pergamino las difusas impresiones del monarca”.

Así habría nacido en 1243, como un encargo del rey Fernando III, el De Rebus Hispaniae de Jiménez de Rada. La obra da la vuelta a la versión de los jueces de Lucas de Tuy: la tiranía era la que ejercía León, ante la que los castellanos responden de forma prudente con sus dos jueces. Y va más allá el obispo toledano: además incluye muchos de los otros mitos fundacionales castellanos que se habían ido generando de modo disperso en las décadas anteriores. El último paso lo da el hijo de Fernando III, el rey Alfonso X, al incluir esos materiales averiados, recopilados por Jiménez de Rada, en su Primera Crónica General, también conocida como Estoria de España, de la que se han nutrido docenas de generaciones de historiadores hasta casi hoy mismo. (…)

Espero que os interese el libro, incluso que os guste. En unos días podremos hablar aquí sobre él.

148 comentarios

  1. Dice ser OcioGratisMadrid

    ¿Qué fue de tanto galán? ¿Qué fue de tanta invención como trujeron?

    Pues parece ser que hubo una serie de historiadores que recrearon radicalmente la historia de Castilla y conformaron una gran invención, desde el punto de vista de Escolar padre e hijo… Esta historia ha pasado a verdadera por los historiadores radicales, y hasta ahora que nos va a ser revelada la historia buena, fetén.

    ¿Por qué no? Todo es posible.

    MADRID ocio gratis: http://www.madridgratis.net

    26 Septiembre 2010 | 09:33

  2. Joder Arsenio, no dejáis títere con cabeza, tu hijo y tú, en ese breve extracto. No esperéis que os nombren hijos adoptivos de pueblo castellano alguno, no, no ;-)

    26 Septiembre 2010 | 10:09

  3. Dice ser juan gomez

    Los progretas reinventando la historia. Nada nuevo.

    26 Septiembre 2010 | 10:11

  4. Dice ser Goider

    Nada nuevo!!

    Todo esto ya lo han omentado otros autores y curiosamente siempre acaban igual, incapaces de demostrar nada pq esos historiadores q quieren cambiar el pasado NO TIENEN PRUEBAS DE PESO.
    Seguramente la historia de la q hablamos fue engrandecida pero probablemente tambien no fue tan triste como estos historiadores, en busca de reconocimiento y algunos de polémica, están afirmando.

    Tiempo perdido amigos.

    26 Septiembre 2010 | 10:15

  5. Dice ser Marta

    Doble enhorabuena, por contar de forma sencilla una historia de Castilla renovada y por haber sido capaces, padre e hijo, de escribir a cuatro manos un libro. Hay algunos que no tienen paciencia (padre e hijo) ni para hacer los deberes de mates.

    Marta
    http://www.mivibrador.es

    26 Septiembre 2010 | 10:16

  6. Dice ser Goider

    Curioso, solo se busca humillar y quitar importancia al pasado y quienes lo forjaron. Quizás no fueron tan grandes como nos cuentan pero tampoco tan patéticos como padre e hijo intentan demostrar sin exito.
    Se debe buscar un equilibrio q nos acerque más a la realidad y no algo tan manipulado como eso q hicieron esos autores de hace casi mil años. Les acusais de maniulación y vosotros pecaís de lo mismo.
    Una pena, no pienso gstarme un centimo en un libro más propi de Friker Gimenez.

    26 Septiembre 2010 | 10:18

  7. Dice ser JESEG

    Para mí, y para el resto de castellanos es ofensivo a la par que falaz el intento de desligitimar nuestra Hª y a nuestros heroes y ancestros, sin aportar ni una sola prueba para estas mentecateces que tratais de expandir, sin razonamiento alguno para que vosotros, y solo vosotros, sea por ciencia infusa o por revelación divina seais los poseedores de la verdad, y no los pobres ignorantes que nos han precedido durante los mil años previos a vuestra “revelación”.

    26 Septiembre 2010 | 10:22

  8. Dice ser Carla

    Sin saber nada de historia de Castilla, salvo la que aprendí en el cole, nunca he creido que el Cid fuese ese extraño personaje mitad santurrón mitad soldado ejemplar. Si de verdad fué un heroe debió tener esos “claroscuros” que comentais. No existe heroe que no los tenga.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    26 Septiembre 2010 | 10:23

  9. Dice ser y lo sabes

    Incluso al margen de América, esta etapa se caracterizó por el generoso derroche de sangre castellana en todo el mundo, y una total ignorancia de asuntos raciales por parte de las autoridades (ignorancia que contrastaba con el racismo instintivo prevalente en el mundo protestante, especialmente entre los calvinistas). Este desangramiento de la herencia visigoda bien lo resumió Felipe II, lamentándose de que estaba perdiendo a “la flor de mis guzmanes” —guzmán es una palabra de origen godo que significa “buen hombre”, como good man en inglés o gut mann en alemán, y que se refería a los individuos de herencia germánica.

    26 Septiembre 2010 | 10:27

  10. Dice ser pelayo

    Incluso al margen de América, esta etapa se caracterizó por el generoso derroche de sangre castellana en todo el mundo, y una total ignorancia de asuntos raciales por parte de las autoridades (ignorancia que contrastaba con el racismo instintivo prevalente en el mundo protestante, especialmente entre los calvinistas). Este desangramiento de la herencia visigoda bien lo resumió Felipe II, lamentándose de que estaba perdiendo a “la flor de mis guzmanes” —guzmán es una palabra de origen godo que significa “buen hombre”, como good man en inglés o gut mann en alemán, y que se refería a los individuos de herencia germánica.
    Basta ya de desprecio y rencor a Castilla. No teniamos suficiente con ingleses y americanos que ahora hay que soportar la misma mierda en casa. Lo que tiene o ha tenido de ario España se lo debe a Castilla y sus castellanos.

    26 Septiembre 2010 | 10:35

  11. Dice ser arui

    La presencia morisca en la Castilla Norte fue anecdotica (excepto Avila), y no debio sobrevivir en el peor de los casos mas de un 5% del total. Siendo Castilla el motor y corazon de la Reconquista y posteriormente el centro neuralgico de los hayatolas catolicos, es absurdo pensar que Castilla no haya conservado en la practica totalidad su composicion etnica originaria. Y es que los hijos de Pelayo no estan en las Asturias, sino en Castilla. Todos aquellos astures, cantabros y vascos que pusieron su espada al servicio de una de las mayores gestas de resistencia europea son hoy castellanos. Y esa es nuestra base genetica, la misma que la vuestra, solo que legada por los mas bravos de vuestros hombres. A lo que hay que sumar por supuesto el aporte godo, que practicamente se limita a Castilla (200.000 godos sobre 4 o 5 millones de “españoles”, pero, ¿cuantos godos sobre cuantos castellanos?) y el influjo Vacceo, Celtibero, Vetton (posible origen del I1 primitivo encontrado en castellanos).

    La ciencia no nos situa a los castellanos precisamente como principales portadores a nivel peninsular de E3b o mierda oriental en vena -y no miro solo al sur, sino mas al norte-. Claro que hay truñacos aqui bien merecedores del balazo purificador, pero como en muchas otras partes de España y Europa.
    Basta ya de desprecio y rencor a Castilla. No teniamos suficiente con ingleses y americanos que ahora hay que soportar la misma mierda en casa. Lo que tiene o ha tenido de ario España se lo debe a Castilla y sus castellanos.

    26 Septiembre 2010 | 10:37

  12. Dice ser brisa infinita

    Pues sabiendo yo tantas cosas porque veo la mentira, me catearon siempre por decir la verdad de lo que veo y no responder como dictan los mequetrefes que hay como profesores antes y hoy en día, y que meten mano a tu futuro y al mío… Bajada de pantalones que pueden hacer, pero cuando les ganas, son hortelanos que ni hacen ni dejan… Nada nuevo en el libro,,

    26 Septiembre 2010 | 10:37

  13. Dice ser Otra matraca.

    Por su puesto que la historia suele estar llena de leyendas, pero de ahí a que sea toda falsa va mucho. Pero bueno, esto es lo que nos espera de los “intelectos” que piensan que todo es cuestionable, eso sí, todo menos lo suyo claro esta.

    26 Septiembre 2010 | 10:41

  14. Dice ser DON RODRIGO XIMENEZ DE RADA

    SI DON ROFRIGO LEVANTARA LA CABEZA NO OS DECAPITARIA POR TRAIDORES QUE LO SOIS !!! SI NO POR FRIKIS!!!!!!

    26 Septiembre 2010 | 10:42

  15. Dice ser Juan Pérez

    Estos “progres” ya lo último, intentar cambiar la historia. Castilla se formó con la agrupación de varios reinos y principados, igual que Aragón y España se formó con la unión de varios reinos Castilla-Aragón-Navarra…
    España es el país más antiguo de Europa y por ser un país viejo siempre estará plagado de nacionalismos, si tuviésemos 100 o 200 años de antigüedad no tendríamos estos complejos de nacionalistas.

    26 Septiembre 2010 | 10:45

  16. Dice ser Obligatorio

    Esto es genial. El otro dia Almudena Grandes descubrió el maquis, y hoy estos dos descubren la Historia de España.

    ¡Estoy impactado!.

    26 Septiembre 2010 | 10:46

  17. Dice ser atila

    Evidentemente yo no diria que Castilla es nordica ni sueca, ni tan siquiera que nos aproximemos al 50% de la población germanica etc etc. Pero, de ahí a decir que Castilla es una población con una clara y notable influencia racial mora en su genotipo, creo que forma parte de la leyenda negra que sufre la propia Castilla.
    Tambien existe el mito en la propia Castilla, de afirmar que en Madrid la gente es mas mestiza. Cosa que pienso es otra tontería como la anterior. Madrid es, como otras grandes capitales de España, un reflejo de la “mezcla” de los pueblos de la propia España. Y como se puede ver en las fotos, hay bastante gente nacida en Madrid, de fenotipo rubio, ya sean nativos 100% o hijos de inmigrantes como somos muchísimos de los que vivimos en la capital.
    Tambien quiero dejar claro, que en ningun momento he intentado demostrar que los valencianos no sean mas o menos rubios. Los hay como Nacho Duato o su hermana (entre otros). Pero si me fastidia un poco ese mito de la castilla oscura, ya que yo que vivo en esta Castilla, no la veo, al menos no mas ni menos que en otras zonas de España.
    Lo que si que quiero dejar claro, es que independientemente de la raza, la espiritualidad e identidad castellana es 100% germanica, como bien demuestra en sus reflexiones Menéndez Pidal en su epopeya Castellana. Luego algo de influencia directa tendremos no?

    26 Septiembre 2010 | 10:50

  18. Dice ser uno

    arui HAYATOLAS? La madre del cordero, tanta explicacion didactica para que escribas ayatolas con h y mandes al garete cualquier respeto por tu ilustracion.

    26 Septiembre 2010 | 10:59

  19. Dice ser Favila

    Nada, cuatro territorios dependientes del antiguo y visigótico Ducado de Cantabria dependiente a su vez del Reino de Asturias: Brañosera, tierras de Campoo, Lantarón, Valle del Mena y Las Encartaciones, esa es la Castella que aparece en los textos del año 800, Territorios situados entre la cordillera cantábrica y el río Ebro, lo demás, es tierra conquistada. .

    26 Septiembre 2010 | 11:00

  20. Dice ser Spian is different: Is a virtual thing

    No, si al final, Castilla y España, ni existieron, ni han existido nunca, ni el Cid se enemistó con el rey, ni conquistó Valencia.

    En fin … ¿porqué será que no me sorprende que a estas alturas nos vengas con estas?

    26 Septiembre 2010 | 11:00

  21. Dice ser uno

    Juan Pérez El pais mas antiguo de Europa es Portugal usted perdone.

    26 Septiembre 2010 | 11:01

  22. Dice ser mdv

    puff poco atrayente el libro, os pasais por el forro demasiados historiadores, me leí hará un par de años la forja de españa moderna y como siempre historia bien documentada, Julio Valdeón creo que es el mejor doctor de medieval de españa, ¿por que no reescribís la historia del mundo? creo que le pasa lo mismo que a la historia de castillla, en muchos casos será imposible discernir conn seguridad que toques de leyenda hay en sus historias…

    poco atrayente! algo amarillista…

    26 Septiembre 2010 | 11:10

  23. Dice ser Maria

    Si lo que nos contaron antes era mentira, porque lo que nos cuentan ahora va a ser verdad. Al fin y al cabo nos dan las mismas bases……..

    26 Septiembre 2010 | 11:10

  24. Dice ser zarovich

    Muchas gracias por este extracto del libro, desde luego no seré yo el que lo compre. Parece que intentamos despreciar todo lo nuestro y siempre de la mano de personas que dudo que los conozcan sus propias familias.

    26 Septiembre 2010 | 11:11

  25. Dice ser anonimo

    como ahora el gobierno no le importa mentir si eso ven que beneficia sus intereses , y a los PPodridos menos,

    26 Septiembre 2010 | 11:12

  26. Dice ser dios

    Para mí, la mayor abundancia de buena sangre se da en las poblaciones autóctonas de Navarra, las zonas subpirenaicas en general, el Este de Castilla, el Norte de León, y amplios sectores de las provincias de Coruña, Pontevedra y Asturias. Por lo demás, hay núcleos más puros dispersos por toda la geografía nacional, y truños y portentos igualmente dispersos en absolutamente todos lados. Curiosísimo el caso del Norte de Jaén. Bailén tiene unos fenotipos muy sorprendentes, y es que Carlos III repobló esa zona con campesinos alemanes.

    26 Septiembre 2010 | 11:16

  27. Dice ser Maria

    Que me cuenten “su” historia de los Siete Infantes de Lara, a ver si me gusta más su versión…….!!!!

    26 Septiembre 2010 | 11:18

  28. Dice ser romulo

    Las zonas con mayor portentaje négrido EN LOS LINAJES PATERNOS de España son, por orden, el Oeste de Castilla (lo que sería el antiguo Reino de León) y Galicia. Otra cosa serían los linajes maternos, en los que probablemente hay más en algunas zonas de Andalucía (Sevilla fue descrita en su día como un “tablero de ajedrez” porque tenía un importante mercado de esclavos y sus habitantes eran “o blancos o negros”), ya que en condiciones de esclavitud o servidumbre, son siempre los linajes maternos los que se contaminan más.

    ¿A qué se debe la influencia négrida en Galicia? ¿Por qué no más en otros sitios? Fácil. Tras 1570, después de que la liasen en la Guerra de las Alpujarras, Felipe II mandó alejar a los moriscos de Castilla de la costa mediterránea (para impedir que se compinchasen con los piratas berberiscos y con los turcos, cosa que ha habían hecho). La Corona de Aragón ya estaba plagada de moriscos, así que los mandaron particularmente a zonas más al Norte de la Corona de Castilla donde apenas había presencia morisca, como Galicia, Zamora, Ávila, etc. Se formaron pueblos enteros exclusivamente moriscos.

    Se alegará la expulsión de 1609, pero esta expulsión no se hizo a rajatabla y además muchos moriscos regresaron cuando las cosas se habían calmado. Esto lo veremos en un post que sacaré sobre el asunto racial en España.

    ¿Cómo eran los moriscos? Los moriscos eran los que no se quisieron convertir al Cristianismo cuando sus tierras fueron reconquistadas por los reinos cristianos del Norte. Por tanto, se les presupone una particular lealtad y un particular vínculo con el Magreb. Vámonos a los lugares donde hubo presencia morisca destacada: Zamora (más oscura de lo normal) es sólo un ejemplo. ¿Recordáis al tenista Nicolás Almagro? Almagro es un pueblo de Ciudad Real, en su día exclusivamente compuesto de moriscos. Indudablemente había algunos moriscos “blancos” (de hecho hubo un documental sensacionalista donde sacaban a andalusíes —descendientes de moriscos expulsados a Marruecos— y se molestaron en poner a los más “claros”, como justificando su procedencia europea), pero en mi opinión tenemos bastante evidencia para aceptar que la mayor parte de la población morisca era oscura

    26 Septiembre 2010 | 11:23

  29. Dice ser Aldrin

    Cualquiera se cree con el poder y el derecho de cargar contra Castilla… por suerte lo que las letras de ese libro no lograrán será borrar la historia transmitida de generación en generación y que si cuenta la verdad y no un conjunto de textos reescritos por peridistas y escritores que a falta de nada nuevo cargan contra la historia…

    Suerte que no se venderan muchos ejemplares de tan poco acertado “libro”.

    26 Septiembre 2010 | 11:23

  30. Estimado Arsenio,
    me parece una idea buenísima.
    Un abrazo,
    armstrongfl

    26 Septiembre 2010 | 11:24

  31. Dice ser JUAN

    Estoy orgulloso de ser español (que para mí es lo mismo que ser castellano) y de mis orígenes. Ni me considero un sabio ni un ignorante y estoy harto de las pseudohistorias de tanto retroprogre (suena a contraste, pero no hay nada más contradictorio que unos autoproclamados progres haciendo de estalinistas y reescribiendo todo lo que se pueden cargar).

    Suelo viajar, y allí por donde paso soy español, hablo español (afortunadamente en el extranjero no son tan gilis) y estoy orgulloso de ello, estoy harto de que ahora quieran que sea castellano, que digan que hablo y leo castellanish, etc. Espero que a partir de ahora, los dvd, cd y otros elementos multimedia los distribuyan desde madrid en vez de barcelona, pues estoy harto de la manipulación en todo lo que tocan.

    26 Septiembre 2010 | 11:26

  32. Dice ser Lo que hay que aguantar

    Castilla no existe, son los padres, cantemos un putaespaña para celebrarlo.

    26 Septiembre 2010 | 11:30

  33. Dice ser danivk

    por qué tanta polémica sobre el pasado?será porque los fachas y fascistas se dan cuenta que en el pasado fuimos una mierda y en el futuro lo seremos más.

    26 Septiembre 2010 | 11:35

  34. Dice ser danivk

    por mucho que joda a algunos,TENEMOS MÁS SANGRE AFRICANA Y ÁRABE QUE MUCHOS PAISES MAGREBÍES

    26 Septiembre 2010 | 11:42

  35. Dice ser anom

    Danivk
    La polemica la crea el autor del libro.
    En el pasado no fuimos ninguna mierda, sino el imperio mas grande del mundo conocido (por encima de los romanos y Gengis kan)
    En el futuro lo seremos, pero dale las gracias a la gentuza que nos representa (de todos los colores)

    26 Septiembre 2010 | 11:43

  36. Dice ser anónimo

    Pues yo voy a hacerunlibroc,

    26 Septiembre 2010 | 11:55

  37. Dice ser Álvaro

    Sin el Reino de Castilla este país al que conocemos como España no habría existido jamás y no se habría descubierto América con todo lo que eso conlleva en cuanto aspectos ecónomicos, alimenticios, etc. La única región inventada que se ha hecho en este país es la comunidad de Madrid ya que Madrid pertenecío a Castilla.

    !!Viva Castilla¡¡

    26 Septiembre 2010 | 12:01

  38. Dice ser palentino

    decís que el libro aún no ha salido. ¿Cómo pueden opinar sobre él todos los que están haciéndolo? Dices que la tesis no es vuestra, sino de varios historiadores que imagino que en el libro citáis. ¿Por qué os acusan a vosotros de reescribir la historia? Yo, por lo que se ve en ese extracto, no me atrevo todavía a opinar, ni a favor ni en contra.

    26 Septiembre 2010 | 12:02

  39. Dice ser Fer

    Castilla como Portugal no dejaron de ser unas hijas bastardas y traidoras del Reino de León. Como bien dice el artículo, en España, sobre todo durante el franquismo todo lo que no fuera Castilla molestaba por esa estúpida unión entre Castilla=España. Así te encuentras con historiografía que solo nombra a Castilla olvidando al Reino de Asturias y al Reino de León, como si estos nunca hubieran existido.

    26 Septiembre 2010 | 12:02

  40. Dice ser Fer

    Por cierto, dejar de decir que España es el pais más antiguo de Europa porque entonces estais olvidando Portugal, Inglaterra, Francia, Dinamarca o Suecia. Estados que surgieron antes que España. En el siglo XIII ya había monarcas portugueses que no españoles.

    26 Septiembre 2010 | 12:05

  41. Dice ser guy_from_leon

    Pues Arsenio tiene bastante razón. Soy de León e interesado en la historia del reino de León, el que de verdad tiene razones para quejarse por ocultamiento y menosprecio de todo lo que logró (ejemplo: este año es el 1100 aniversario de su fundación, y no ha salido mencionado en ningún sitio de cierta importancia) y lo que cuenta Arsenio no nos es nuevo a bastante gente. La historia de Castilla fue tremendamente magnificada por los juglares de los que habla Arsenio: a grandes trazos, ya se sabía que Fernán González era básicamente un traidor a sus reyes (los de León) que además ralentizó la Reconquista, en la que Ramiro II (magnífico y desconocido rey, leed sobre él) llegó a amenazar Sevilla (esto en el 900 y pico) pero por la amenaza de Fernán en su frontera oriental no pudo avanzar hacia el sur continuamente); y el Cid un vulgar mercenario. No quiero menospreciar a Castilla con esto, sino decir que demasiadas veces se ha usado su nombre y su historia para menospreciar a otros.

    Enhorabuena por el artículo y por el libro.

    26 Septiembre 2010 | 12:09

  42. Dice ser Maripili

    Catalán significa: Habitante del Castillo

    ¿¿Qué significa castellano??

    SOLUCIÓN: Castilla = Cataluña

    26 Septiembre 2010 | 12:13

  43. Dice ser A que no hay huevos

    Bueno chavalote, ahora para compensar escribes uno sobre la invención de Cataluña y otro sobre la invención de Euskadi.

    26 Septiembre 2010 | 12:15

  44. Dice ser Koke

    En Asturias he oido muchas veces la frase “Asturias es España y lo demás, tierra conquistada”. ¿Alguien me podría explicar la razón o el orígen de este dicho?

    26 Septiembre 2010 | 12:16

  45. Dice ser yomismo

    Enhorabuena por la publicación de su libro, será un placer leerlo. Aun asi me gustaria decir:

    El término nación tal como lo entendemos hoy viene de la revolución francesa. No exisitia como tal por aquellos lares en ese tiempo.

    Lo de los mitos inventados, pues bueno, todos los paises exageran y tergiversan parte de su historia. En parte para crear mitos y leyendas que refuercen el misticismo del origen de sus naciones. Nada nuevo.

    26 Septiembre 2010 | 12:20

  46. Dice ser SOLIDARNOSC

    Para inventos Cataluña como nación.

    26 Septiembre 2010 | 12:25

  47. Dice ser Mali

    hoplita:
    Al final, te habrá dado un infarto,¿verdad?
    ¡Qué barbaridad de sandeces en un mismo escrito!

    26 Septiembre 2010 | 12:36

  48. Dice ser Monto Indranelli

    No me explico que Indro Montanelli escribiera sobre la civilización griega y la romana, y no sobre Castilla, León, Navarra, Miraflores de la Sierra o el vino de la Rioja como grandes hitos de la historia de la humanidad, si son cosas casi iguales…¿o no?

    26 Septiembre 2010 | 12:42

  49. Dice ser yomismo

    LA VERDAD NO SE POR QUE SE EXTRAÑA TANTO LA GENTE, SI EL INVENTAR HISTORIA O TRAGIVERSARLA SIGUE PASANDO EN LA ACTUALIDAD, ES MAS ESPAÑA COMO NACION ES UNA INVENCION, PERO ESO LOS COSERVADORES LOS QUE NO QUIEREN ADIMITIR LA REALIDAD DE LOS HECHOS, EN DEFINITIVA LOS QUE SIGUES HOY INVIENTADO Y ENGAÑANDONOS ESOS NO ADMITEN NI QUE EL SOL SALE PARA TODOS.

    26 Septiembre 2010 | 12:46

  50. Dice ser AnteTodoMuchaCalma

    Estimados Arsenio e Ignacio:

    Sólo por haber logrado desenterrar todo este lodazal de comentarios fanáticos nacionalistas, racistas e iletrados, ya vale la pena vuestro esfuerzo. Joder, cómo les escuece. Su odio es motivo de alegría y placer para el ilustrado.

    Un abrazo,

    ATMC

    26 Septiembre 2010 | 12:52

Los comentarios están cerrados.