BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Una calle en homenaje a un terrorista

Hoy se cumplen cien años del segundo peor atentado terrorista sufrido en Madrid (el primero fue el 11-M, con 192 muertos): la bomba que arrojó en la calle Mayor el anarquista Mateo Morral al paso del cortejo nupcial tras la boda de Alfonso XIII con Victoria Eugenia de Battenberg.

Murieron 28 personas, todas gente corriente que seguía desde las aceras el paso del cortejo.

En el reportaje que hemos publicado hoy me ha sorprendido un dato que desconocía: durante la Guerra Civil el Ayuntamiento de Madrid cambió el nombre a la calle Mayor y le puso precisamente Mateo Morral, en homenaje al autor del atentado.

Esperemos que, pase lo que pase con el diálogo con ETA, no veamos algún día la Meridiana de Barcelona rebautizada como avenida Domingo Troitiño en homenaje a uno de los autores de la matanza de Hipercor.

15 comentarios

  1. Dice ser billward

    ¿Una sola? pero si ya tienen un monton: Francisco Franco, Jose Antonio Primo de Rivera, General Mola, Falange Española, Matias Montero, Luis Carrero Blanco…

    31 mayo 2006 | 16:51

  2. Dice ser Inma

    Más vale, pero desde luego visto que en este país no se llama asesinos a los que de verdad lo son, (y no sólo eso sino que se les trata con un respeto incomprensible, entiéndase ETA y su entorno) dedicar una calle a uno de ellos, como ya se hizo de otro modo tiempo atrás, podría ser más verosímil de lo que pueda parecer.

    31 mayo 2006 | 17:20

  3. Dice ser que´país

    A mí nada de eso me extrañaría. De hecho en Mondragón hay calles con el nombre de asesinos.

    31 mayo 2006 | 17:47

  4. Dice ser Flix

    Calle de Sabino Arana en Barcelona… y en cambio, a otro nazi llamado Adolf Hitler no le han dedicado ninguna. ¿Curioso, no?

    31 mayo 2006 | 19:15

  5. Dice ser Sarasate

    Me ha pasado exactamente lo mismo, cuando he leído el reportaje en la edición escrita me he quedado pensando que quién sería el responsable de semejante despropósito. Pero creo que se entiende en el ambiente político que se vivía en aquellos años, crispado y revanchista, y donde muchos cargos de cierta responsabilidad carecían, no ya de la formación necesaria, sino del más mínimo sentido político y moral. Y otros callaban por cobardía o por ambición.Saludos,

    31 mayo 2006 | 20:09

  6. Dice ser escéptic

    Yo he buscado en Google y he visto que durante la guerra hubo tres alcaldes en Madrid: Pedro Rico, del partido de Azaña; Cayetano Redondo, socialista, y Rafael Henche.

    31 mayo 2006 | 20:38

  7. Dice ser museo8bits

    ¿Es que nadie se acuerda de que la madrileña calle de Carlos Maurrás está en realidad dedicada a Charles Maurras, fundador de “acción directa”, grupo francés de muy extrema derecha, acusado de colaboracionismo con los nazis?Al ayuntamiento ya se le pidió que cambiara el nombre, pero a Manzano no le dió la gana.Personalmente creo que sólo personas como el Payaso Fofó, Ghandi, la Madre Teresa, Voltaire o Félix Rodriguez de la Fuente deberían tener una calle dedicada.

    31 mayo 2006 | 22:18

  8. Dice ser juan bravo

    pero Franco, José Antonio,Mola, Queipo del Llano o la División Azul no han tenido calles con su nombre en muchas localidades de España durante la dictadura?

    01 junio 2006 | 10:47

  9. Dice ser Jesús

    Cuidado con meterte con la División Azul. Mi abuelo estuvo allí. Un respeto, por favor.

    01 junio 2006 | 16:07

  10. Dice ser Pepe A. Bono

    Bwahahaha.Los gañanes de la “memoria histérica” se identifican con la chusma frentepopulista y chequista que premió a un asesino del pueblo (porque Mateo Morral con su atentado sólo mató a la gente que se había congregado a ver pasar el cortejo, como hoy con el entierro de Rocío Jurado, ni le rozó un pelo a la feliz y real parejita) poniéndole el nombre de la Calle Mayor. Éstos son los que se preocupan por el bienestar del pueblo. Seguro. Es decir, los guerracivilistas redomados que se declaran “rojos” de sillón y ensalzan la Segunda República al tiempo que pactan con la ETA, defienden a un terrorista de hace cien años con el peregrino argumento de que Franco y su cuadrilla también tienen calles dedicadas.Y ¿qué tiene una cosa que ver con la otra, cenutrios? Que vosotros seáis todos una panda de indeseables sumidos en el relativismo moral más abyecto sólo sirve para retraros a vosotros, no a quien llama la atención sobre la Calle Mayor, Mateo Morral, el Frente Popular y las fechorías de unos y otros.Y éste es el modelo de convivencia (más bien de conveniencia) según un mequetrefe tal como Rodríguez Zapatero. Quizás ahora que se dispone a adoptar una postura negociadora de genuflexión humillante ante Josu Ternera & Cía, debería cambiarse el apellido a Rodríguez Lamebotas.

    02 junio 2006 | 07:56

  11. Dice ser dapobe

    Sr. ArsenioNos vé tan descentrados a los de Barcelona como para homenajear a terroristas?Creo que las circunstancias de Madrid durante la guerra civil y las actuales no son comparables.Busque a los que den soporte a ETA en Barcelona y cuentelos, comparelos con el resto y finalmente deje de insultarnos.Muchas gracias.

    02 junio 2006 | 08:34

  12. Dice ser Goliat

    Todos estos enfoques me parecen demasiado pueriles… Las calles tienen los nombres que quieren ponerles sus gobernantes municipales, esto es, sus alcaldes. Quienes no son alcaldes, como por ejemplo los presidentes autonómicos, tienen que conformarse con ponerle nombres a los colegios públicos. Y los alcaldes los ponen y los quitan los ciudadanos que viven en esas calles.Es muy sencillo: le pese a quien le pese, en este país una de las libertades de los ciudadanos es ponerles los nombres a las calles en las que viven, aunque sea indirectamente a través de las elecciones municipales. Y al que no le guste, que no mire. Que por cierto, hay muchas formas de matar distintas de la bala y los explosivos.

    02 junio 2006 | 10:50

  13. Dice ser Raúl

    Jose Antonio intento buscar solucion a los problemas del pais pero no le dejaron y su mensaje fue mancillado por Franco. La división azul defiendo Europa del comunismo. Murieron miles de divisionarios por esa idea, hasta ese democrata de nuevo cuño que fue Dioniso Ridruejo sirvio en ella, asi que creo que se debe guardar cierto respeto a ella.

    02 junio 2006 | 12:05

  14. Dice ser Prisioneros y víctimas de su propia estrategia reticular

    Si ETA ha vuelto a pedir lo mismo que siempre ha pedido, sin variar ni una sola coma ni ceder siquiera en un ápice en sus reivindicaciones. Si el Gobierno, por medio de los contactos y negociaciones que había manteniendo durante años con Batasuna y ETA, ya sabía lo que la banda terrorista le iba a pedir. ¿Por qué se ha empeñado el Ejecutivo en propiciar que ETA sacase este nuevo “alto el fuego” si ya sabía de antemano que no podía concederle lo que le pedía?Esto explica, ahora, que el presidente de Gobierno, Rodríguez Zapatero, prosiga y siga con su marcha hacia adelante después de haber metido al mal llamado “proceso de paz”, incluso antes de que éste haya comenzado, en un callejón sin salida. Aunque es casi seguro, según todo lo que se está viendo, que esta situación, precisamente esta situación que ahora se está dando, fuera la situación que ya se habían propuesto mantener el presidente y su Gobierno desde el primer momento en que se anunció este alto el fuego e, incluso, desde mucho antes de que éste se anunciase: Mantener el alto el fuego en un callejón sin salida o al borde del colapso, como dicen otros, sin que diera demasiado esa impresión tras los análisis someros y superficiales que siempre se suelen hacer a todo lo que acontece, mientras, en una tragaldabas tarea de despiste comedora de tiempo, insistentemente y de continuo se la iba ofrecíendo a la artificial y varada situación, creada a propósito para servir a sus fines, unas posibles pero inexistentes salidas para salir de esa vía muerta.Los fines que se proponían, como sale de ojo a cualquier observador, consistírían en mantener la ilusión del electorado durante el mayor tiempo posible para que ello redundase en una buena cosecha de votos en las próximas elecciones. De ahí los dos mensajes contradictorios que durante largo tiempo estuvo emitiendo y lanzando el presidente, y aún ahora sigue emitiendo: El fin de ETA y el principio de la paz están próximos, para concluir con un: pero el proceso será largo y durará al menos dos legislaturas. Por sus contactos con ETA y Batasuna, el Gobierno sabía que las exigencias de ETA seguían siendo las mismas que habían sido siempre. Exigencias que sólo se podían satisfacer pagando un precio político totalmente imposible de pagar, ya se mirase desde el punto de vista y la perspectiva que fuere o desde cualquiera fuese el punto desde donde se mirase y se mirase desde dondequiera que se mirase. Todo indica que vender humo para conseguir réditos electorales era lo único que se proponía el Gobierno con esta iniciativa de paz.Pero se han encontrado con una grave contrariedad, con un grave contratiempo, con un imprevisto tal vez poco o nunca previsto: Les han robado la estrategia con la que el presidente pretendía mantener las riendas del proceso mientras iba pasando el tiempo y la ilusión de la paz recogía sus frutos en forma de votos. En el momento más oportuno y cuando más le convenía, la otra parte negociadora irrumpió en escena con la entrevista concedida a Gara y, con las revelaciones que en ella sacó a la luz, torpedeó y reventó por completo toda la estrategia socialista hasta quedarla reducida a añicos. Ahora son ellos los que dirigen el proceso y los que llevan sus riendas y guían y mueven la batuta con la que le hacen cantar y bailar a su son al presidente. Y Zapatero se ve sometido a una espiral de fuga acelerada hacia adelante y de claudicación sin fin.No se dan ninguna de las condiciones marcadas y señaladas por él propio presidente para poner en práctica el diálogo de negociación. Pero él sigue con su loca carrera hacia adelante, corriendo frenéticamente hacia la meta de la claudicación para darla alcance en cuanto más tarde sea posible mejor. La estrategia de la tela de araña colocada sobre el callejón sin salida que habían contemplado y planeado para que esa situación se fuese alargando eternamente en el tiempo y rindiese frutos electorales, ha sido destruída hábilmente por el oponente negociador. La araña gubernativa que inicialmente tejió la tela, ahora es prisionera de su propia estrategia reticular, víctima de otra telaraña aún mucho más tupida y espesa que, sobreponiéndose sobre ella, ahora la amenaza con ahogarla y asfixiarla con una fuerza reticular aún superior y con unas mañas aún mucho más retorcidas.Mientras tanto, Zapatero, percutido a la velocidad de una bala por el tiro por la culata que le ha salido su estrategia, prisionero y víctima de su propia estrategia reticular, usada en estos momentos en su propio beneficio por la otra parte con la que debía de negociar, ahora huye veloz y quemado en un resquemor incontrolable. Confiando y fiándolo ya todo al favor de una suerte improbable e inesperada que les pudiera sobrevenir, el presidente y su Gobierno siguen tejiendo a la carrera y a toda prisa otra tela aún mucho más tupida y espesa que esta otra que ahora les está constriñendo y ahogando, con la esperanza de que esta nueva tela contrarreste los efectos de la otra, ajenos a que, dependiendo de lo bien o mal tejida que ésta quede al final, se podrá concluir luego, al término de la confección, si la tela es tupida o si la tela es-túpida, y totalmente conscientes de que en estos momentos eso es ya lo único que pueden hacer, mientras discuten en que ciudad situarán la avenida Domingo Troitiño.

    02 junio 2006 | 22:31

  15. Dice un pigmeo intelectual que va de gigante y quién sabe si cabezón o cabezudo:”Es muy sencillo: le pese a quien le pese, en este país una de las libertades de los ciudadanos es ponerles los nombres a las calles en las que viven, aunque sea indirectamente a través de las elecciones municipales. Y al que no le guste, que no mire. Que por cierto, hay muchas formas de matar distintas de la bala y los explosivos.”En el Madrid del Frente Popular la librertad de elección de los ciudadanos que no eran “rojos”, como el actual presidente por atentado (ése que cambió de régimen el 11-M según Llamazares, que de eso sabe un rato el muy castrista), era entre acabar en la checa de Fomento o Bellas Artes.Y, sí, claro que “hay muchas formas de matar distintas de la bala y los explosivos”. Que se lo pregunten a Saddam o a Castro, ¿verdad?Estos progres de saldo, venga todos a ponerle paños calientes a los asesinos, no sé de qué se extraña la gente de que zETAp negocie con los asesinos. Si ése es el estado natural de la izquierda: el crimen.

    03 junio 2006 | 01:03

Los comentarios están cerrados.