BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Citas / 4 Mailer, ‘América’


No hay nadie más práctico que un periodista en lo que respecta a su propia persona. Muestra la misma avidez por las noticias que un hombre de negocios mostraría por el dinero. Ningún burgués vacilará en coger un dólar, aun cuando la persona con la que trata no le resulte simpática; de la misma manera, un periodista hará un bonito artículo acerca de alguien que le disgusta, o uno malo en torno a una figura que le entusiasma.

Norman Mailer, América. Anagrama, 2005.

2 comentarios

  1. Dice ser imagina

    Yo creo (o quiero creer) que a un buen periodista, siempre se le notará su verdadero sentir y el mal periodista hará un buen trabajo de tergiversación.Por cierto Sr. Escolar, que sentido tiene el titular de la columna de su periódico, “ Miles de personas se manifiestan en Barcelona para clamar que Cataluña es una nación….” Y luego al desplegar la columna comenzar con “Decenas de miles de personas se manifestaron…”, leyendo el titular pienso que fueron cuatro gatos, que no me cuadra con la fotografía que adjuntan y con la noticia de otras fuentes, en que para visualizarlo comentaron que los manifestantes ocupaban la Gran Via desde Pza. de España hasta Pza. Catalunya.Si tenemos en cuenta que “la línea editorial y los intereses corporativos” de otros medios, pueden condicionarlos a exagerar sus apreciaciones, me pregunto cuales son sus “líneas editoriales e intereses corporativos” para tal desacuerdo titular/contenido.Saludos

    19 febrero 2006 | 11:38

  2. Dice ser seis

    La autocomplaciencia, como la que retrata el párrafo de Miller, fue una de las causas de la muerte de la profesión.Ese párrafo no refleja la actualidad: un periodista de una cierta afinidad ideológica (y preferencia de personajes) no suele trabajar en un medio cuya línea editorial es su contraria. A no ser que vaya de toque exótico, claro.

    19 febrero 2006 | 13:54

Los comentarios están cerrados.