BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Muere Virgilio Mazuela

Ha muerto Virgilio Mazuela, de quien hablaba yo aquí hace apenas una semana. Un buen escritor poco conocido fuera de su tierra y la mía, Burgos, y una excelente persona, un ciudadano ejemplar. Economista, activista social y cultural, humorista desternillante; tenía 80 años y la jovialidad de un quinceañero.

Cuando yo dirigía Diario 16 de Burgos, nos hacía semanalmente una crónica satírica de actualidad que se convirtió en el regocijo dominical de los burgaleses. La firmaba como Hilario, por hilarante, y aprovechaba el autor cualquier noticia nacional e internacional para hablar de los grandes asuntos locales. Por aquellos días, las tropas de EE UU de George Bush padre habían invadido Panamá y acusado de narcotráfico al general Noriega, que se había refugiado en la Nunciatura, y el bueno de Virgilio se sacó del magín que los marines también invadían Burgos en busca del Preboste (el alcalde Peña), que estaba acusado de narcoconstrucción y se refugiaba en la Nupciatura (el salón de bodas), donde le daba cobijo don Teodólogo (el señor arzobispo, por nombre real Teodoro Cardenal). Cuando los sábados leíamos las crónicas durante el cierre de la edición, se nos saltaban las lágrimas de las carcajadas, reíamos hasta dolernos los músculos abdominales.

Virgilio era en el buen sentido de la palabra bueno, pero sin la tristeza de Machado; tenía la chispa de un Valle-Inclán, pero sin su colmillo retorcido. Y se aplicaba a sí mismo las mismas burlas que a los personajes públicos. “Nos ha jorobado, nos ha gibado”, decía mientras se tocaba su voluminosa chepa.

Hace unos días yo había sacado de la estantería uno de sus libros de mayor éxito, Los Burgos perdidos, y releído uno de sus capítulos. Me reí tanto como la primera vez.

Los funerales son mañana jueves, en San Lesmes. Si él hiciera su propio obituario, contaría aquella anécdota que atribuía en uno de sus libros a un cochero del Burgos de los tiempos de la Tana que ante una epidemia muy letal (¿la de la gripe española?) proclamaba a voz en grito: “Se está muriendo gente que no se había muerto nunca”.

8 comentarios

  1. Dice ser Ines

    Alguien podria decirme la fecha exacta del nacimiento y de la muerte de Virgilio Mazuela?

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Salmantino

    30 de enero, San Lesmes

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser TST

    Da gusto leer cómo hablas de él. Seguro que le hubiese gustado.

    11 Enero 2006 | 20:42

  4. Dice ser César

    Como seguramente diría él, nos ha jorobado Virgilio con morirse. Los que le conocimos y le reimos le echaremos mucho de menos, pero al menos nos quedan sus libros y sus recuerdos.Era un gran hombre en un cuerpo menudo. Descanse en paz.

    12 Enero 2006 | 11:31

  5. Dice ser gret

    jajajaj, jajajaja. ¡Que bueno!

    12 Enero 2006 | 13:27

  6. Dice ser Estudiante

    Seguro que era un hombre bueno y querido. Otra persona cercana a él también me ha hablado esta mañana de su bondad y de la imposibilidad de acudir al funeral. Cuando alquien se muere mucha gente dice quererlo. Y yo me pregunto ¿se lo hicieron saber en vida? Estoy seguro que Arsenio, sí lo hizo.

    12 Enero 2006 | 14:59

  7. Dice ser Manuel Martín

    Virgilio Mazuela Rubio nació el día 28 de Diciembre (Día de los Inocentes) de 1925 en Burgos.Murió el 10 de Enero de 2006

    20 Enero 2006 | 10:51

  8. Dice ser ines

    Manuel, te agradezco mucho tu información. Gracias

    21 Enero 2006 | 14:27

Los comentarios están cerrados.