BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Esperando al heredero

El parto de la Princesa Letizia nos ha pillado en el peor día y a la peor hora posible: un domingo, ya entrada la noche.

Los domingos hay demasiadas noticias tardías, sobre todo en deportes: los partidos de fútbol y de baloncesto que comienzan a las ocho o las nueve de la noche a conveniencia de las cadenas de televisión que los retrasmiten. Muchos partidos tardíos suponen muchas páginas cerradas fuera del horario… El peor escenario para poner patas arriba el diario y hacerle hueco al nacimiento del hijo de los Príncipes.

En distintas zonas de la redacción central de 20 minutos en Madrid hay carteles que nos recuerdan a los periodistas el horario de cierre, edición a edición. Dicen así: “Madrid, 22.30. Málaga, Murcia, 22.45. Valladolid, A Coruña, 23.00. Granada, Alicante, 23.15. Zaragoza, Bilbao, 23.30. Vigo, Valencia, 23.45. Barcelona, 24.00. Córdoba, 00.15. Sevilla, 00.30. Y dos grandes relojes, hay también dos relojes que todos los domingos nos recuerdan que nos saltamos muchos de esos horarios.

Hace unos días contamos en exclusiva que a Doña Letizia, que sale de cuentas en torno al 20 de noviembre, la habían medicado para retrasarle el parto, pero que la medicación no era recomendable a partir de la semana 36 de embarazo… O sea, que lleva ya unos días sin medicación. Nos esperábamos el parto para estas fechas, y esta pasada semana hemos enlatado algunas informaciones para incluirlas tan pronto como se produjera el parto…

En ello estamos en este momento, cuando son las 23.55 de la noche del domingo. Parte del equipo de 20 minutos está cerrando las ediciones normales, que llevan en primera página un titular por abajo que dice: “Doña Letizia, ingresada de nuevo por orden de su ginecólogo”, y otra parte está preparando la edición especial que arrancaremos no sabemos cuándo. Esta noche sí que tendré que decir en algún momento la frase que encabeza este blog: “¡Que paren las máquinas!”.

1 comentario

  1. Dice ser vito gonzaga

    ¿Y no habéis pensado en pasarlo por alto? Tened clemencia que el bombardeo informativo va a ser de aúpa, de hecho imagino que empalmarán directamente con el bautizo.

    31 Octubre 2005 | 12:44

Los comentarios están cerrados.