BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Entradas etiquetadas como ‘leishmania’

“Hoy día el animal con leishmaniosis tratado tiene una buena calidad de vida”

El pasado 1 de junio fue el Día de la Lucha contra la Leishmaniosis, una enfermedad que conozco de cerca.

Una de mis perras, Troya, la entrañable abuelita canina de unos dieciocho años que conoceréis si me seguís, tiene leishmania desde que la adopté. Lo mas que le ha causado ha sido pelarle un poco la punta de las orejitas, pero mediante análisis y tratamientos cuando correspondía, hemos logrado mantenerla bajo control. La mayoría de las analíticas eran las de un perro sano, con la leishmania negativizada.

Me hubiera gustado hablar en su día de la leishmania, pero me fue imposible. Lo hago ahora no obstante y en profundidad gracias a la doctora Federica Burgio, directora técnica de animales de compañía de MSD Animal Health (compañía responsable de los famosos collares Scalibor), que ha tenido la amabilidad de contestarme algunas preguntas.

Se trata de una enfermedad que se transmite mediante la picadura de un mosquito, que afecta a miles de perros y puede ser potencialmente mortal, aunque con control veterinario no tiene que impedir que el animal llegue a una vejez saludable, como es el caso de mi perra.

Una enfermedad que tiene incidencia en humanos, “los expertos estiman que en España en los últimos años se detectan anualmente unos 700 nuevos casos, aunque todos relacionados con personas que tienen deficiencia en su sistema inmunitario”.

Como informan desde MSD Animal Health, en España “las ciudades con una mayor tasa de incidencia de la enfermedad llegando casi al 35% son Málaga y Orense. Otras Comunidades Autónomas como Madrid, Barcelona, Valencia, Baleares y Extremadura tienen una incidencia de casi el 20%”.

¿Diría que la leishmania está aumentando su prevalencia y efectos adversos o estamos logrando controlarlo?
La leishmaniosis canina está en aumento. Anteriormente había dos picos claros de riesgo de infección a lo largo del año, junio y septiembre. Actualmente debido al cambio climático al que estamos asistiendo y a las altas temperaturas que estamos registrando en épocas de otoño o justo a principio de la primavera hacen que la actividad del flebótomo permanezca casi inalterada durante casi todo el año, suponiendo un riesgo de infección para la mascota en épocas en las que el propietario baja la guardia, dando por hecho que los parásitos externos son un problema de primavera y verano. Además estos cambios climatológicos hacen que se registren casos de leishmaniosis en áreas en las que previamente no estaba descrita la actividad del flebótomo, ampliando así la distribución geográfica del riesgo de infección. A pesar de todo, los propietarios que protegen su mascota con un antiparasitario indicado que reduce el riesgo de picaduras durante todo el año tiene menos riesgo de infección.

Si acabo de sumar un perro a mi familia, ¿qué pautas debería seguir para que no contraiga leishmania?
Una mascota en casa se convierte muy rápidamente en un miembro más de la familia, como comentas. Por ello es importante protegerle frente a los riesgos que suponen las enfermedades infecciosas. Exactamente igual que nos preocupamos de la vacunación frente a enfermedades graves y acudimos al veterinario para que diseñe un protocolo de prevención para estas enfermedades, es importante que escuchemos sus recomendaciones en cuanto al riesgo que suponen los parásitos externos: pulgas, garrapatas mosquitos y los flebótomos transmisores de la leishmaniosis. A parte de usar un buen antiparasitario externo para pulgas y garrapatas que sea cómodo de recordar y rápido en eliminar estos parásitos, hay que tenerlo también bien protegido frente a las picaduras del flebótomo. Como hemos comentado previamente, el riesgo existe siempre, por lo tanto esta protección hay que mantenerla durante todo el año. También es importante evitar salir al anochecer durante las épocas de más calor, ya que es el momento del día de mayor actividad del flebótomo, y dejar que el perro duerma en casa o protegido por una mosquitera de malla fina, ya que durante la noche, un perro al exterior puede sufrir centenares de picaduras.

¿Qué fiabilidad tiene la vacuna de leishmania? ¿Merece la pena? ¿Merece la pena por igual en todas las regiones de España?
Actualmente existen en el mercado dos vacunas para la protección frente a la leishmaniosis. La leishmaniosis canina es una enfermedad estrictamente ligada a la respuesta inmune del animal, y lo que hacen estas vacunas es estimular estas respuesta para disminuir el riesgo de desarrollo de enfermedad en un animal que haya sufrido picaduras infectantes y haya contraído este protozoo, llamado Leishmania que produce esta grave y potencialmente mortal enfermedad llamada leishmaniosis. Por ello aunque se vacune el animal no hay que dejar de usar antiparasitarios repelentes para reducir el riesgo de picadura de flebotomos. La vacuna no tiene efecto repelente, y por lo tanto no evitará el contacto entre el flebótomo y el perro. Una buena combinación de ambas herramientas profilácticas es una buena forma de reducir los riesgos. En cuanto a las áreas en las que es más necesario o menos, siempre es bueno que un propietario pregunte a su veterinario que es quién mejor conoce sus pacientes y podrá recomendar lo mejor para las mascotas.

Supongamos que tengo un perro que ya tiene leishmania, pero bajo control. ¿Cómo mantenerla de esa manera? ¿Qué pautas debemos seguir?
Antes de nada tenemos que estar tranquilos, hoy en día la leishmaniosis es una enfermedad que gracias a las opciones terapéutica al alcance del veterinario clínico, permite que el animal tratado tenga una buena calidad de vida. Sin embargo tenemos que considerar que en estos casos las recaídas pueden ser peligrosas, y tenemos que tener protegido a nuestro perro incluso más que antes. Una reinfección podría ser un problema y además tenemos que considerar que un perro infectado es fuente de enfermedad para otros perros sanos, ya que si un flebótomo sano ingiere la sangre de este perro infectado, adquirirá el parásitos causante de la leishmaniosis y lo podrá transmitir a otros perros sanos. Por lo tanto hay que seguir protegiendo la mascota durante todo el año con un antiparasitario indicado como repelente de la picadura del flebótomo, como el collar Scalibor.

¿Hasta qué punto puede resultar contagioso para otros perros que convivan con él o para seres humanos?
Un perro no contagia a otro perro o a una persona de forma directa. El responsable de la transmisión es el flebótomo a través de la picadura. Por lo tanto no nos tenemos que preocupar si convivimos con un animal seropositivo.

Mi perra tiene 17/18 años y leishmania desde que la adopté. Con análisis anuales y tratamientos puntuales de glucantime los primeros años llegó incluso a negativizarla en los análisis. ¿Hasta qué punto son fiables las analíticas de sangre? ¿Conviene repetirlas?
Las analíticas de sangre son muy fiables, sin embargo son la “foto” de una situación puntual. Por eso es recomendable repetirlas a lo largo del año, ¿Cuándo? Generalmente dos veces al año es lo más adecuado, pero el veterinario que se encargue de tu perra será quién mejor determinará con qué frecuencia y en qué meses es más oportuno, ya que depende del área en la que vives del tipo de actividad de tu mascota y otros factores individuales que hagan que se requiera una frecuencia mayor.

Hay perros en los que la leishmania es como con mi perra y no les impide llegar a una vejez saludable y otros en los que se activa y causa muchos problemas. ¿Por qué pasa esto? ¿Qué favorece que se active?
Como comenté anteriormente, el desarrollo de la enfermedad depende mucho del estado inmunológico del animal, de sus defensas, y de cómo estas defensas se ponen en marcha para vencer la batalla. Existen incluso razas de perros que genéticamente son más resistentes y que no desarrollan síntomas a pesar de estar infectados. Por ello hay que mantener bien protegidos a los animales infectados, no solo de otras picaduras de flebótomos infectantes que podrían producir una recaída, si no también hay que cuidar el estado de salud general, ya que son enfermos crónicos. Cualquier alteración que produzca una bajada de defensas puede llevar a una “reactivación “ de la enfermedad. Otras enfermedades como por ejemplo las transmitidas por pulgas y garrapatas a menudo se encuentran asociada con un cuadro de leishmaniosis y hacen que un perro con leishmaniosis no se recupere o que le cueste más recuperarse. Es necesario mantener una buena protección frente a todos los parásitos externos, no solo el flebótomo, también frente a pulgas y garrapatas que aparte de ser bichos repulsivos, son muy peligrosos y pueden transmitir enfermedades muy graves a nuestras mascotas.

Por último. No solo hay leishmania, también hay filaria, erlichia… ¿Algún consejo rápido para ponerlas también freno?
Exactamente lo que estaba comentando antes. Pulgas, garrapatas, mosquitos, flebótomos: todos son parásitos externos que están muy presente en España y durante todo el año. No es un tema exclusivamente higiénico, la protección de nuestras mascotas frente a estos parásitos en una necesidad de “salud”. Estos parásitos son vectores de enfermedades muy serias, que además son zoonosis, que quiere decir que compartimos personas y animales. Las garrapatas transmiten enfermedades como la ehrlichiosis o la enfermedad de Lyme, mientras que las pulgas, pueden transmitir la bartonellosis o también llamada enfermedad del arañazo del gato entre otras. La dirofilariosis canina, producida por el llamado “gusano del corazón” es otra grave enfermedad transmitida por mosquitos que son diferentes a los flebótomos. Los parásitos externos son una amenaza para nuestras mascotas, tenemos que mantenerlas protegidas durante todo el año y tenemos que acudir a nuestra clínica veterinaria para que nos recomiende lo más adecuado para nuestro amigo a cuatro patas. Y ojo, el perro no es el único animal que puede sufrir infestaciones por parásitos. Si tenemos un gato, también lo tenemos que proteger, aunque no salga de casa. Es un error pensar que si no sale no está en riesgo, cuantos gatos se quedan en el alfeizar de la ventana o en el balcón de nuestro apartamento? Por lo tanto el único consejo es proteger a nuestras mascotas durante TODO EL AÑO, el riesgo existe siempre, y frente a todos los parásitos, ya que todos son peligrosos a todas nuestras mascotas, aunque no salgan de casa. Para ello lo mejor es acudir a la clínica veterinaria que os recomendará las pautas que más se adecuan a las necesidades de nuestros amigos a cuatro patas.

Bombón fue abandonada en la perrera, estuvo allí ocho meses hasta que una voluntaria que la paseaba decidió sacarla.

“Es bellísima , tiene dos años, sociable con personas y perros. Vital y alegre. Está esterilizada y vacunada”.

Necesita acogía o adopción urgente. Es preciso tener la licencia de tenencia de perros potencialmente peligrosos. Se hará seguimiento.

Para acoger o adoptar a Bombón: Nuria 630776625 y Lorena 622880174

Un dogo alemán con leishmania necesita nuestra ayuda (y qué es la torsión gástrica)

Óscar es un macho de dogo alemán (o gran danés, como prefiráis llamarlo, que lo mismo es), que según el estándar de su raza debería pesar entre 73 y 100 kilos. En estos momentos apenas pesa 47.

Tiene leishmania avanzada y ya tiene riñón e hígado un poco tocados, así que está tomando el tratamiento, que dado su tamaño es en cantidades ingentes, y pienso renal, con el que pasa lo mismo. Su familia lo llevó al veterinario y quería sacrificarlo para no seguir gastando dinero en él. Al mes, entre tratamiento y pienso, son unos 1.080 euros.

Por suerte el veterinario dio aviso y acudieron por él. Me cuentan que es un perro de muy buen carácter, que se lleva bien con todo bicho viviente, y que le cuesta andar y sentarse. “Se encuentra bastate mal, pero esperamos que con los mimos y las buenas atenciones pueda recuperarse y buscar una familia”.

Ahora está en acogida (gracias David y Adolfo) y necesitan donación de pienso y medicamentos (glucantime), también padrinos y adoptante para Óscar.

Contacto: rescateanimalspain@gmail.com 667836948

UNO5

Impresionantes, dóciles, con un carácter fantástico a poco que se les socialice bien, la suya no es, ni mucho menos, una raza apta para todos. Y no lo digo porque su gran tamaño requiera de grandes espacios, en absoluto. Los perros grandes tienen tendencia a convertirse en estupendas alfombras que dan poca guerra dentro de nuestros pisos. Es una raza que no vale para cualquiera que quiera tener un perro primero porque es muy costosa de mantener y porque tienen una salud delicada, como cualquier raza llevada al extremo en tamaño o fisonomía. Basta con ver la esperanza de vida de estas razas tan llamativas: entre siete y diez años en el caso de la de Óscar.
Lee el resto de la entrada »

La maldición de la leishmania

Mi perra tiene leishmania. Mi buena Troya la tenía ya cuando la adopté siendo adulta hace diez años y a día de hoy es una abuelita de lo más saludable. Ya querrían muchos perros sin leishmania estar tan bien como ella. Todos los años, con la llegada del frío, la hacemos un análisis para comprobar su estado de salud. Sólo en cinco ocasiones se ha activado la leishmania, en una ocasión con síntomas cutáneos en las orejitas. En todos esos casos un breve tratamiento ha vuelto a mantenerla bajo control. No me importaría lo más mínimo volver a adoptar un perro con esta enfermedad.

Pero a mucha gente sí le importa y se están perdiendo tener un fantástico compañero por ello. Plutón, Tino y Miki son tres perros de tamaño pequeño y buen carácter. Muy adoptables en cualquier protectora, pero la leishmania les está impidiendo construir un hogar.

En esta vida hay cosas que nunca entenderé y es como se puede rechazar a un perro o a un humano por estar enfermo. Y eso es lo que les pasa a los protagonistas de hoy : que han sido “maldecidos” con la leishmania.

A pesar de ser tres perritos encantadores nunca sabrán lo que es una familia porque nadie quiere darles la oportunidad. El único cariño que han conocido es el de los voluntarios del refugio. Nadie me ha preguntado por ellos nunca. Tino estaba casi adoptado pero en cuanto la familia se enteró de que tenía leishmania lo rechazó.

Si Pluto, el mestizo de pinscher, y Tino son buenos, Miki, el bodeguero, es una joya, el perro más bueno, cariñoso y tierno que he conocido, pero salvo nosotros, nadie lo sabe. Los rechazan de antemano sólo porque han tenido la mala suerte de ser infectados por un mosquito. Nadie quiere darles una oportunidad. A nadie le importa que se hagan viejitos y mueran en el refugio porque están “malditos”.

Yo quiero que al menos no pasen desapercibidos y que se conozcan. Mantengo la esperanza de que sus ángeles estén esperándolos para darles esa familia que tanto necesitan.

Los tres se entregan castrados, desparasitados, chipados, con cartilla sanitaria y contrato de adopción.

Si quieres saber más de cada uno de ellos escribe a: victoriaccg@gmail.com

image

image

image

Al pobre Joe le tiraron agua hirviendo a la cara

1551690_10203157407644339_89398883_nHoy os traigo a Joe, un pastor alemán de unos cinco años que lo ha pasado realmente mal. Apareció en Tomelloso (Ciudad Real) en un estado lamentable, lleno de garrapatas y necesitado de curas porque le habían tirado agua hirviendo a la cara.

Además ha resultado tener leishmania y vinculada a la enfermedad uveitis en los ojos y fallo renal, por lo que necesita un pienso específico renal, milteforan y alopurinol para la leishmania, otra medicación para el riñón y otras pastillas para los glóbulos rojos en alternativa a la carísima opción de la transfusión.

Apamag ha decidido hacerse cargo de este perro, pero van a necesitar mucha ayuda. Su recuperación supone muchos gastos y la adopción va a ser difícil. Piden cualquier tipo de ayuda: difusión, donativos, padrinos… y por supuesto adoptante.

Si no se le trata se irá muriendo, así que vamos a ir a por todas y a comenzar su tratamiento esta misma semana. Joe por fin ha descubierto lo que es el calor de una casa, su casa de acogida, el cariño de sus nuevos amigos de 2 y 4 patas, su ánimo va subiendo día a día y sus ojos ya no cuentan lo mal que ha pasado sino lo bien que quiere estar. No es justo que se le deje morir.

Probablemente, este sea uno de los casos más difíciles a los que nos hemos enfrentado y sabemos que nos va a poner al límite y que tenemos otros cincuenta peludos dependiendo de nosotros, pero vamos a luchar hasta el último momento.

Contacto: colabora@apamag.org

Para donativos:
Nº cuenta nacional: Ibercaja 2085.9269.15.0930064420, titular Laura Muñoz Ventero
Para ingresos bancarios desde el extranjero, titular Laura Muñoz Ventero // For international donations (account owner Laura Munoz Ventero):
IBAN: ES60 2085 9269 1509 3006 4420
BIC: CAZRES2Z
Paypal: colabora@apamag.org

1601445_10203163876686061_1674276509_n

Flekos, casi ciego y con leishmania, merece un milagro

IMG_52631Flekos tiene tres años, merece un hogar, lo necesita. Es un caso muy especial, es prácticamente ciego, lo que no supone que no pueda valerse ya que el olfato y el oído están intactos. Y la leishmania no es impedimento para vivir muchos años sin ningún problema. Mi propia perra la tiene y es una saludable abuelita de unos 15 años.

Os dejo con lo que me cuentan de él:

A Flekos lo encontramos abandonado en un olivar en verano de 2012. Una señora que lo había visto, le llevaba comida todos los días. Pero con esa temperatura tan alta que hay en los veranos de Jaén y sabiendo que el perro era ciego, comprendimos que no sobreviviría por sí mismo durante mucho tiempo. Por eso nos lo llevamos a nuestro refugio inmediatamente.

Al hacerle analíticas vimos que era positivo en Leishmania. La veterinaria nos dijo que probablemente esa había sido la causa de su ceguera. Le estamos dando tratamiento para su Leishmania, pero parece que la ceguera es irreversible. No tiene una ceguera del 100%, ya que se orienta bastante bien y es capaz de evitar obstáculos que le hemos ido presentando de forma espontánea para comprobar si era capaz de verlos. Creemos que distingue “bultos” aunque con una nitidez bastante escasa. Probablemente lo que percibe son luces y sombras.

En cuanto al carácter de Flekos, sólo puedo decirte cosas buenas. Es un perro muy cariñoso y muy agradecido. Siempre que llegamos al refugio, quiere ser el centro de atención. Te busca y te vuelve a buscar sólo para que lo acaricies y tumbarse con la panza hacia arriba.

Con los demás perros es muy bueno. Y adora a los niños.
Creemos que los gatos le dan miedo porque seguramente no sabe bien qué son y por eso les ladra. Así que mejor encontrar para él una casa sin gatos.

Lo que buscamos para él ahora es una familia con el corazón muy grande, que no tenga ningún problema en adoptar un perro ciego y en darle su tratamiento contra la Leishmania de por vida. Si esta familia tuviese otros perros y niños, ya sería perfecto. Pero no es un requisito imprescindible.

Contacto: abyda@live.com

A esta perrita la tiraron desde un coche

A esta pobre perrita la tiraron desde un coche. Por suerte está bien. “Es un milagro que haya sobrevivido” explican. Lo que sí tiene es leishmania, eso sí, solo cutánea y sin órganos afectados, por lo que con tratamiento se recuperará.

Me cuentan además que es muy pequeña de tamaño, algo que se puede apreciar perfectamente en la imagen. Parece chihuahua o cruce de chihuahua. Dicen que es más joven de lo que parece en la imagen y que ya está contenta y con ganas de jugar.

Está en Murcia, en una casa de acogida, pero se lleva a la provincia que sea siempre y cuando haya una familia dispuesta a quererla y cuidarla para siempre.

Contacto: ais.ovejita@gmail.com

521791_142899519223763_1187541921_n

¿Qué hago si mi perro tiene leishmania?

Este grandullón es Rocko, un precioso labrador abandonado por su dueño a sus cuatro años de edad. Es un perro noble, bonachón y mimoso como buen labrador.

Me cuentan que se lleva bien con otros perros y se porta estupendamente en casa. Está castrado. Se encuentra en un pueblo de Cádiz pero se envía a cualquier parte de España.
El adoptante deberá costear gastos veterinarios y de envío.

Contacto: huellasgaditanas@hotmail.com (poned en el asunto: ROCKO)

¿Por qué aún no ha sido adoptada esta belleza? Una raza de moda, aún joven, buen carácter.. pues porque tiene leishmania, esa enfermedad de la que ya hay vacuna y de la que os hablaba el otro día.  Pero la tiene controlada. Mi perra la tiene desde que la adopté, y es ya una ancianita de 14 o 15 años en perfecto estado de revista. En las imágenes, tomadas este otoño, la podéis ver disfrutando de la pelota.

Por mucho que ya haya vacunas,  puede ser que acabes teniendo en casa un perro con leishmania. Todos los años, una vez pasado la temporada de calor, viene bien hacer una analítica a nuestros perros para asegurarnos de que está libre de este mal tan común. Y a veces hay sustos que, al pillarse a tiempo, tienen remedio. Incluso es posible que tengas el buen sentido de adoptar sin miedo uno que ya la tenga. ¿Qué hacer si en el control anual de la leishmania da positivo o si adoptas a un bombón como Rocko?

Pues muy sencillo, si la tiene controlada y sin síntomas hacer un par de analíticas anuales para asegurarse de que la cosa sigue así y que si se activa se puede reaccionar a tiempo. Y si la enfermedad se activa, pues seguir las recomendaciones del veterinario, que normalmente será poner en tratamiento al perro hasta que las aguas regresen a su cauce. Nunca sacrificar, nunca abandonar.  Sí, un animal con leishmania supone cierto gasto veterinario extra al año, pero no es tanto y merece la pena. Es un miembro de nuestra familia.

A mi perra hemos tenido que darle tratamiento cinco veces, pero ahí está, feliz y sin síntomas llevando una vida normal, sana como una manzana y con ganas de jugar como una cachorra cuando encuentra a un perro que le cae bien.

No hay que tener tanto miedo a la leishmania, de verdad.

Negri y la vacuna de la leishmania

negri3Hace tiempo (años ya) escribí sobre la leishmania en este blog, una enfermedad que mi perra tiene desde que la adoptamos y que no la ha impedido convertirse en una viejecita de lo más saludable. También he mostrado muchísimos perros afectados buscando un hogar. Pero no he hablado nunca de la vacuna contra esta enfermedad. Ya iba siendo hora.

En Consumer/Eroski publicaron un tema al respecto que resume bien lo que cualquier propietario de un perro debería saber, para luego seguir indagando si así lo desea. Os traigo un fragmento:

La vacuna se aplica en tres dosis y se debe revacunar cada año. No es obligatoria y su coste, por cada una de las aplicaciones, oscila en torno a 50 euros, pero las tarifas pueden diferir en cada clínica veterinaria.

La nueva vacuna contra la leishmaniosis se puede aplicar a los cachorros sanos a partir de los seis meses de edad. De los perros vacunados contra la leishmania, el 92,7% no desarrollará síntomas clínicos, según comenta Juan Antonio Aguado, veterinario y profesor de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid. Por el contrario, sin la vacuna, alrededor de un 20% de los perros contagiados por la enfermedad manifiesta síntomas. “La vacuna desarrolla inmunidad celular, es decir, las células destruyen la enfermedad”, explica Juan Antonio Aguado, quien añade que “los perros con anticuerpos no se pueden vacunar porque la vacuna no les cura”.

La mejor arma contra la leishmaniosis es la prevención, para lo cual, además de la vacuna, puede ayudar un collar antiparasitario de efecto repelente contra los mosquitos y evitar frecuentar en verano zonas húmedas y pantanosas, donde hay más riesgo de picaduras de insectos. La actividad de los mosquitos aumenta durante la noche, así que conviene que el animal duerma en casa, si puede ser, con un insecticida eléctrico.

Y en SrPerro amplian esa información con la experiencia de Javier Frías Roldán, del Centro Veterinario Avda Ramón y Cajal, que ya lleva más de un año suministrando la vacuna:

En cuanto vacune a mi perro, ¿estará protegido?

El sistema inmune de tu perro necesita algunas semanas para poder responder completamente a la vacunación. Desde la primera dosis hasta que adquiera la inmunidad activa pasarán 10 semanas.

¿Cuándo es recomendable que vacune a mi perro?

Se puede vacunar en cualquier momento del año, pero los animales que se vacunan de febrero a abril estarán protegidos cuando lleguen los meses más complicados, los meses de calor.

¿Qué efectos secundarios tiene la vacuna?

En nuestra experiencia a lo largo de este año poniendo la vacuna en consulta, no hemos registrado más problemas con esta vacuna que con la vacuna polivalente que ponemos a todos los perros.

Es cierto que el excipiente de la vacuna es muy activo y puede producir, a algunos perros, algo de dolor en el punto de inyección en las siguientes 48 horas, pero lo solemos combinar con un antiinflamatorio y la molestia es ligera.

También es posible que observes un poco de inflamación, nódulos sensibles o enrojecimiento en el punto de inyección que se resolverán por sí solos durante las dos siguientes semanas.

Hay algunas razas especialmente reactivas, como los bichones, chihuahuas, yorkies y canes pequeños… las mismas que pueden ser más reactivas ante el resto de las vacunas. En estos casos hay que estar atento por si surgiera cualquier síntoma digestivo, decaimiento, picor, etc. y, de inmediato, avisar al veterinario.

negri5

Negri nació en el campo con sus hermanos, ha sido alimentada por gente de la zona pero su estado cada vez era peor.

Ha dado positivo en Leishmania y tienen que tenerla en tratamiento hasta que mejore. Ruegan difusion para buscarle un buen hogar definitivo o temporal.

Me cuentan que es una perra buenísima, silenciosa y sociable. “Mueve su rabo tímidamente cuando abrimos su jaula para saludarnos”.

Tiene un año y medio aproximadamente.

Esta en Cádiz pero se envía a cualquier provincia con su chip, vacunas y esterilizada.

Contacto: huellasgaditanas@hotmail.com (Poned en el Asunto: NEGRI)

Asociación Huellas Gaditanas

Toby, anciano y con leishmania, merece un milagro de Navidad, merece un hogar en el que acabar sus días

Noe, de una asociación en Canet de Mar, me escribe pidiendo ayuda para uno de esos casos que parecen imposibles, uno de esos casos que merecen más que cualquier otro un hueco en este blog.

No está buscando un milagro de Navidad para Toby. Y yo os pido a vosotros que me ayudéis a difundir este caso por vuestras redes sociales para conseguirlo.

Toby es mayor, tiene unos diez años y de tamaño mediano. Tiene chip y cuando apareció en Calella de la Costa, se localizó a la dueña en Sevilla y dijo que no lo quería y que se lo había dado a un vecino. De hecho le faltó tiempo para ver como podia sacar su nombre del chip.

Al recogerlo y llevarlo al veterinario, se le detecto leishmaniosis. Estamos buscando buscando acogidas o mejor aun adopcion para este perrito. Pero nadie quiere a un perro viejo y menos con leishmania. Y queremos que sepa lo que es la felicidad al menos al final de sus dias.

Las pruebas han salido bastante esperanzadoras. Pese a que la leishmaniosis estó activa, no tiene los órganos internos tocados. Segun la veterinaria en estos casos es cuando el tratamentiento funciona mejor. En un mes ha mejorado ya mucho, eL problema es que se le ve deprimido, muy triste y cansado de la vida. No muestra interés por nada…

Es bueno, amable y cariñoso si te conoce, sino indiferente. Tiene miedo a los petardos. Es limpio y listo. Se muestra indiferente a los demas perros, no es conflictivo.

Está en Barcelona.

¿Nos ayudas a conseguir nuestro milagro de Navidad?

Contacto: manimalcanet@gmail.com

Chico: un caso difícil, pero no imposible

Chico lleva tres años en acogida. Es un perro genial con las personas, super cariñoso. No rompe nada, no ladra. Pero tiene un nivel de ansiedad grande.

Aunque gracias a una etóloga Chico ha mejorado muchísimo, aún hay que seguir trabajando con él. Chico es agresivo con otros perros y con gatos.

Además Chico tiene teishmania, pero está controlada y toma Cirolyc una semana al mes (el tratamiento no es caro en absoluto).

Chico tiene 4 años, es de tamaño mediano, está vacunado y castrado.

Sí, es un caso difícil, pero no perdemos la esperanza. Necesitamos una persona que pueda darle a Chico su tiempo y mucho amor. Por favor, si puedes ayudar a Chico ponte en contacto con Maribel, la casa de acogida y la persona que lucha y trata de recuperar a Chico y darle su oportunidad.

Contacto: maribel_ur@hotmail.com