BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de la categoría ‘Noticias’

Los beneficios de llevar el perro al trabajo

El penúltimo viernes de junio, hoy mismo, es el día de llevar el perro al trabajo. En España aún no es algo especialmente popular, pero cada año va cobrando fuerza, se va extendiendo.

En países como EE UU, Reino Unido (aquí nació y lleva dos décadas celebrándose), Canadá, Australia o Nueva Zelanda es una práctica mucho más conocida y recogida por los medios de comunicación. De hecho, se trata de países en los que no son pocas las empresas que permiten que los animales, estando bien educados y tratándose de un oficio en el que no resten, acompañen a sus dueños todo el año.

Tampoco aquí abunda eso. Ni siquiera en las delegaciones en España de esas empresas dogfriendly desde hace muchos años. Imagino que es algo cultural que se traduce simplemente en unos pocos años de retraso respecto a algo que acabará produciéndose. Prejuicios que se irán superando.

Este viernes, este día de ir con el perro a la oficina, me llegan dos comunicados casi idénticos de Affinity y de Purina, empresas directamente relacionadas con los animales de compañía, que están siendo pioneras en esto de ir a la oficina con el perro. No ya un día al año, sino todos.

Ambas, que lo han probado, enumeran los potenciales beneficios que encierra.

Así lo hace Affinity:

Tener un animal de compañía en el lugar de trabajo ayuda a mejorar el clima laboral, aumenta la motivación y la sensación de felicidad de las personas. Según el estudio Presencia del perro en el trabajo y estrés de los empleados realizado por la Universidad de Virginia Commonwealth en Richmond (EEUU), los empleados que conviven con un perro en su entorno laboral presentan unos niveles de estrés inferiores al finalizar la jornada frente a los que no lo hacen.

Nuestra experiencia en estos últimos tres años es muy positiva y animamos a otras empresas que se planteen tener animales en su oficina a tirar delante. Lo importante es tomar la decisión, la puesta en práctica es muy fácil y conlleva beneficios probados tanto para la compañía, como para los empleados y sus animales”, explica Teresa Niubó, directora de Recursos Humanos de Affinity.
Lee el resto de la entrada »

Celebraciones que ayudan a los animales, que son solidarias

Un jugador de la NFL, de la liga de fútbol americano, asomó ayer a un diario deportivo español tras acaparar unos cuantos titulares en su país por hacer de su boda un evento solidario con los animales.

No lo hubiera visto si no me hubieran avisado. No soy yo de transitar la prensa especializada en deportes.

El jugador en cuestión es Logan Ryan, de los Tenessee Titans, que organizó su boda con su novia Ashley en la isla caribeña de Santa Lucía.

Al hacer la sesión de fotos por las calles de Santa Lucía se encontraron numerosos perros abandonados. Uno de ellos se acercó a Ahley buscando unas caricias. Ryan explica que al principio temió que ella lo pasara mal queriendo salvaguardar su vestido inmaculado, pero afortunadamente la novia es de esas personas que prioriza lo que siente a lo que viste. Ambos se relajaron y esa perrilla abandonada pasó a formar parte de sus recuerdos de boda.

Pero no solo eso. También se convirtió en una embajadora para el resto de perros de la isla, porque hizo que la pareja se pusiera en contacto con una veterana protectora de la zona y decidió pedir a sus invitados que convirtieran sus regalos en donaciones solidarias.

Un bonito gesto que es prueba de un buen corazón.

Viendo esa noticia de una boda solidaria con los animales llegué a otra, también reciente, de otra novia, una concienciada de sobra, con cuatro animales adoptados y que colabora en una protectora en Carolina del Norte. En las imágenes de su boda con sus damas de honor, esas que se comparten en muchas redes sociales, en lugar de flores llevaban perros que necesitaban un hogar, para darles visibilidad y que lo encontrasen.

La iniciativa fue un éxito y todos los animales consiguieron una familia. Otra bonita iniciativa vinculada a una boda.

Hay muchas formas de que nuestras celebraciones, bodas, comuniones, cumpleaños… sean solidarias. Se puede pedir que nos regalen donaciones o productos solidarios, podemos hacer que los recuerdos o regalaros que entregamos procedan de las tiendas de las organizaciones que prefiramos, he visto un evento en el que al llegar te entregaban una carta con un animal que necesitaba un hogar y no cuesta nada hacerse fotos con esa imagen y subirla a redes sociales, se pueden colocar productos solidarios a la venta o información sobre acoger, adoptar, apadrinar o ser voluntario.

Desde luego, si yo me fuera a casar ahora, pensaría en cómo echar una mano. Y tal vez me fuera a hacer las fotos a una protectora en lugar de a un jardín.

Es cuestión de pensar un poco en qué pequeños gestos podemos asumir. Por pequeños que sean, van calando y pueden marcar la diferencia para unos cuantos seres vivos. Los mares se llenan gota a gota. Y esos pequeños gestos pueden hacer de esa celebración algo aún más especial.

Y hablo de los animales, porque hablo desde este blog. Pero hay muchas causas por las que pelear, que cada cual elija la suya.

Los que no recogen las cacas de sus perros son unos guarros, los que tiran colillas también y además contaminan

(GTRES)

Las cacas de nuestros perros no deben dejarse en la calle. Por supuesto. Aquel que lo hace es un guarro y nos hace un flaco favor a los que reivindicamos que nuestros animales accedan a más lugares con nosotros, para compartir nuestro ocio y nuestras tareas.

Lo he dicho y vuelto a decir desde este blog varias veces. Y probablemente me vuelva a repetir porque es necesario:

Pero las colillas, que no son biodegradables y sí muy contaminantes, tampoco deberían dejarse caer sin más. Aquellos que lo hacen también son unos guarros. Y voy a empezar a no callarme cuando lo vea.

Eso sin contar con el riesgo de incendio que entrañan y que están asociadas a una adicción nociva para la salud de los fumadores y para los que les rodean.

Si los cigarrillos aparecieran de nuevas hoy día, serían un producto que se prohibiría. Solo está ahí porque apareció en determinado momento histórico y por el andamiaje que se montó a su alrededor. Ojalá llegue a verlo erradicado de verdad antes de dejar este mundo.

Hoy es noticia que unos 4,5 billones de colillas, la primera fuente de basura del mundo, acaban en el suelo al año.

Cada año se consumen 6 billones de cigarrillos, de los cuales un 64% acaba en las calles, parques, ríos, bosques o playas. “Estos restos contaminan más que los envases de alimentos, botellas y otros plásticos”, ha señalado José Ignacio de Granda, coordinador del Área de Tabaquismo de SEPAR. Alerta también del impacto de este tabaquismo “de cuarta mano”, detrás del consumo directo (primera mano), el tabaquismo pasivo (segunda mano) o los restos que el humo del tabaco deja en zonas donde se ha fumado (tercera mano).

Este experto ha recordado que los filtros de las boquillas de los cigarros acumulan parte de los componentes nocivos del tabaco y los libera en contacto con el agua, lo que supone una “grave amenaza para la biodiversidad” dado que esta contaminación puede acabar afectando a la cadena alimentaria.

Ante esta situación, desde SEPAR alertan a las autoridades sanitarias que tomen medidas frente a este problema y recuerda que algunos países como Australia o Nueva Zelanda tienen papeleras específicas para colillas mientras que algunas ciudades como París tienen multas específicas para quien las tira al suelo.

Asimismo, proponen obligar a la industria tabaquera a informar de los efectos nocivos de tirar las colillas al suelo o a hacer filtros biodegradables, una idea que no ha cuajado del todo porque parece no tener un sabor muy atractivo para los consumidores.

Sí, los dueños de perros que no recogen sus deposiciones son unos guarros y unos incívicos. Igual que son unos incívicos los que se despatarran en el metro, o no ceden sus asientos a las mujeres embarazadas o los ancianos, o los que se cuelan en las colas, o los que dejan los restos de sus meriendas en playas y campos, o los que hacen ruido a deshora.

Al final la cuestión no va a ser de dueños de señalar a los dueños de perros, los fumadores, los excursionistas o la gente que viaja en Metro, sino de señalar a aquellos sin educación, sin respeto por los demás, a los que la convivencia les resbala mientras anden calientes.

Hay gente flexible y que procura vivir en sociedad sin molestar, preocupándose de los que le rodean. Y hay gente que no. En ambos grupos los hay que tienen perro. En ambos grupos los hay que fuman. Incluso con frecuencia son los mismos.

Y traer a colación que haya cacas de perro en las aceras cuando se denuncia un caso terrible de maltrato animal es como que se protestara ante una noticia de que falta investigación para contrarrestar el cáncer de pulmón aduciendo que hay muchos fumadores que tiran colillas al suelo. Un sinsentido.

Conectadogs, una iniciativa para que “perros y niños con vidas paralelas marcadas por traumas emocionales se ayuden”

Ayer participé en un crowdfunding, uno para empujar un proyecto que me parece necesario: Conectadogs pretende recuperar a perros que lo han pasado realmente mal hasta el punto de considerarse inadoptables, y también a menores acogidos en centros de protección.

Quieren que “perros y niños con vidas paralelas marcadas por traumas emocionales se ayudan mutuamente. El proceso de rehabilitación del perro se convierte en un espejo en el que se reflejan las vivencias, traumas y fortalezas del niño. Juntos, curarán sus heridas”.

Tras este proyecto hay un buen puñado de profesionales implicados, pero su principal impulsor es Javier Ruiz, autor del ensayo De cómo los animales viven y mueren Y conocido por su labor desde el blog Doblando tentáculos, cuyo post De cóno tu perro cambio mi (nuestra) vida tal vez hayáis leído porque tuvo un alcance extraordinario.

Aquí tenéis toda la información sobre Conectadogs, que tiene un mes por delante para conseguir la financiación necesaria con nuestra ayuda, pero Javier ha tenido la amabilidad de escribir este texto para este blog, para vosotros, explicando parte del espíritu de este sueño realizable con la ayuda de unos pocos.

Un refugio para los perros imposibles

Es una escena permanente en las protectoras, una escena que se presenta bajo formas muy distintas: en Mallorca, están Los Olvidados de Son Reus; en Mataró (Barcelona), Els que ningú vol (Los que nadie quiere) y, en Madrid, Los Invisibles de la AXLA. Hay muchos otros proyectos, claro, porque, en nuestro país, hay más de 100.000 abandonos cada año.

Muchos perros solo tienen mala estrella: no son lo suficiente jóvenes, ni guapos o tranquilos; otros, sin embargo, cargan sobre sus patas experiencias que los han marcado por siempre: miedo a los hombres por culpa de alguien que era negrura anclada a un cinturón, incomprensión del lenguaje de su especie por haber sido encerrados en el expositor de una tienda desde que nacieron, ansiedad atroz forjada entre abandonos…

Conectadogs nace de la visión constante de esta imagen; una panorámica que nos acompaña por demasiado tiempo y que queremos cambiar: ese perro que despierta compasión, pero para el que nuestra respuesta queda, siempre, lejos de la acción. Es el perro irrecuperable de protectora. Ese que tiene muchos nombres: se llama falta de recursos, escasez de tiempo, de voluntarios, de especialistas, de presupuesto. Y de aquí, de este nudo en la garganta, de esta lágrima enquistada, es de donde nace el primer centro de recuperación canina de España; el primer centro para luchar por los casos imposibles, para crear un espacio movido por el «sí se puede» y, sobre todo, para hacer que todos esos animales vuelvan a confiar en una de nuestras manos.

Creemos que no tiene sentido condenar a ningún perro a pasar su vida entera en un chenil, pero sabemos que hay animales —agresivos, miedosos, ansiosos— por los que nadie puede luchar hoy; animales que son condenados a una muerte lenta o a un sacrificio que nadie puede prorrogar por más tiempo. Ningún perro merece una prisión entre él y el mundo, y nosotros hemos decidido pelear con uñas y dientes por los (que se creen) imposibles.

Por eso planteamos la construcción de un espacio de reeducación a pocos kilómetros de la ciudad de Barcelona: un proyecto pionero que no solo pretende rehabilitar a perfiles de difícil adopción, sino ayudar a combatir los problemas de masificación de la mayoría de protectoras españolas y ofrecer una solución viable que apoye las políticas responsables de sacrificio cero, para las que se requiere una respuesta frente a todos esos (mal llamados) PPP que no pueden compartir barrotes, que no pueden pasear, ni oler la hierba, ni apenas ver el sol.

Hoy, mientras se lucha por una Ley Nacional de Protección Animal sin muertes, comunidades como Madrid y Barcelona ya no sacrifican perros, y estos empiezan a acumularse en los centros de protección y las perreras; sin suficientes programas de reeducación, sin propuestas para ofrecer una vida digna a estos perros, sin soluciones para todos esos inocentes rottweilers, y pit bulls, y dóbermans, y mestizos de padres y madres marcados por una legislación injusta.

Como activistas por los animales, nuestro fin es crear un modelo pionero que pueda replicarse en protectoras y en otros centros de recuperación para seguir salvando vidas. Pero queremos ir más allá, pues estos animales nos permiten cambiar la vida de muchas otras personas a través de proyectos sociales, donde la trayectoria de los perros, a quienes se les ha negado una existencia y se les ha condenado a vivir con todo tipo de traumas que no merecen, puede crear un vínculo terapéutico con colectivos en riesgo de exclusión, como proponemos en dos programas únicos en nuestro país: el Proyecto CRAE en centros de acogida para menores y Pitbullying, con el que luchar contra el acoso escolar.

¿Y sabes que es lo mejor de este proyecto? Del sueño a la realidad solo hay unos pocos euros de diferencia; así que, ¿por qué no creer en los imposibles y unirte a un cambio que esperan miles de animales en nuestro país?

Dagor, quien tuvo muchos problemas para encontrar un adoptante, hasta que Félix se decidió a rehabilitarle. Ambos forman parte del equipo de Conectadogs.


Portu es un perro tímido que necesita coger confianza con los extraños, pero perfectamente adoptable, aunque su tamaño y su edad se lo ponga difícil.

Convive con todo tipo de perros, se deja manipular y pasea bien con correa. Tiene cerca de seis años y pesa unos treinta kilos. Está en Asturias, en la protectora de Amigos del Perro, buscando un hogar.

Contacto: Adopciones@amigosdelperro.org 619370991

Arroja cuatro cachorros de gato en una bolsa a un solar y la absuelven porque no eran domésticos

Y hoy, la sentencia que muestra una nula sensibilidad con los seres vivos, procede de Murcia. La Sección número 2 de la Audiencia Provincial ha absuelto a una mujer que había sido acusada de abandonar a cuatro gatos recién nacidos arrojándolos a un solar en el interior de una bolsa porque no se ha podido demostrar que los animales fueran domésticos según la sentencia.

Os dejo los hecho tal y como los cuentan en un teletipo de Europa Press:

Los hechos se remontan a las 13.25 horas del 18 de agosto de 2015, cuando la mujer arrojó una bolsa de plástico, en cuyo interior llevaba cuatro gatos recién nacidos, a una parcela ubicada en la calle Méndez Núñez de Águilas con intención de abandonarlos allí.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Lorca condenó a la acusada a pagar una multa de 240 euros como autora de un delito leve de abandono de animales domésticos. No obstante, la condenada interpuso un recurso de apelación contra la sentencia, alegando que no había cometido el abandono de los gatos.

La Audiencia Provincial estimó el recurso de apelación, al considerar que las únicas pruebas practicadas habían sido la declaración de la persona que vio a la apelante arrojando la bolsa con los gatos y la de la propia acusada, sin que fueran citados los agentes de la Guardia Civil que intervinieron en los hechos.

Por lo tanto, la Sala considera que no pudo valorarse ni tenerse en cuenta el atestado elaborado pues “no es una prueba documental”.

Además, la Sala recuerda que los animales objeto del abandono han de ser “cualquiera que no viva en estado salvaje”. Sin embargo, en este caso, la acusada afirmó en la vista judicial que se trataba de una gata callejera la que tuvo los cachorros en su patio, sin que se practicara prueba alguna que permita sostener lo contrario.

“La conducta de la acusada merece indudablemente un reproche, pero ello no puede hacerse vulnerando los principios inspiradores de la legislación penal, por lo que el recurso ha de ser estimado”, señala la Sala, que decidió absolver a la acusada.

Reconoce los hechos, reconoce haber metido unos cachorros en una bolsa y haberlos arrojado a un solar. Pero no pasa nada, solo merece un reproche porque los gatos no eran suyos, porque vivían “en estado salvaje”, porque eran cachorros de una “gata callejera”.

La impunidad de los maltratadores es así de grande, tanto como la sensibilidad de algunos magistrados, tanto como la inoperancia del carajal de leyes que hay en este reino de taifas que es España, tanto como la impotencia que sentimos otros al leer sentencias así.

Contacto para la adopción de alguno de los gatos que aparecen en el post: info@gataweb com

Para terminar os dejo con un vídeo que ha elaborado la Asociación Gata, que asegura que tienen “una misión apasionante”, salvar vidas. Vidas que para otros no valen nada, vidas que para otros merecen una muerte lenta dentro de una bolsa al sol. Otros que se libran de sus acciones solo con un reproche pero cuya (escasa) calidad humana debería quedar retratada ante todos los que les conozcan y sepan de su acción.

Detenido por pornografía infantil y por “maltrato animal extremo con fines sexuales”

Cuando crees que ya lo has visto todo en lo que crueldad del ser humano respecto a los animales se refiere, de repente salta una noticia que te pilla con el pie cambiado.

Llevo quince años con este blog, quince años que me han traído todo tipo de noticias desoladoras, terribles, que confirman que hay muchos monstruos caminando impunes entre nosotros, cometiendo delitos terribles acompañados de castigos absurdamente leves o directamente inexistentes.

Y siempre que he visto el proceder de esas bestias a dos patas he quedado convencida de que eran un peligro para otros seres humanos, que si muchos de esos villanos no habían dañado aún a otras personas o no lo harían sería por miedo al castigo, por los controles sociales existentes, porque no se ha orientado la oportunidad o el conjunto de circunstancias que les inviten a ello.

Alguien que es cruel con un animal es peligroso también para sus congéneres, es alguien que no es de fiar, para mí es un indicativo claro de que quiero a esa persona lejos de mí y de los míos.

En estos años también he visto bastantes noticias en las que los delitos de maltrato animal estaban vinculados a crímenes terribles contra el hombre. ¿Recordáis a José Bretón? ¿Recordáis los huesos de perros calcinados que encontraron mientras buscaban los restos de sus hijos, que él asesinó?

Hay muchos ejemplos que refuerzan la idea de que tomarse en serio el maltrato animal puede ayudar a identificar a aquellos que son un peligro para todos. Esto lo cuenta Rosario Monter, coordinadora y promotora de la Sección de Derecho y Bienestar Animal del Colegio de Abogados de Málaga, en Abogacía Española:

El maltrato hacia los animales se conecta con otras figuras delictivas (armas ilegales, piromanía, drogas, destrucción de propiedad, entre otros). Recientemente el FBI lo ha equiparado a crímenes violentos, como los delitos de homicidio.

La violencia hacia los animales en el ámbito familiar aumenta las posibilidades de que otras formas de violencia se produzcan, así como que los menores presentes ante dichos actos puedan estar en riesgo de sufrir maltrato físico o abuso sexual. Igualmente, un alto porcentaje de mujeres maltratadas, tardan en tomar la decisión de abandonar a su maltratador por temor a represalias contra sus animales.

Los actos de maltrato hacia los animales realizados por menores están relacionados con el bullying y con una alta probabilidad de comportamientos violentos contra los seres humanos cuando son adultos. Por lo que el maltrato animal y la violencia interpersonal es un vínculo innegable.

La última noticia, de esta misma semana y procedente de la Guardia Civil, me lo confirma de nuevo. Y sí, me deja en shock sabiendo que no, que no lo he visto todo, que hay mentes muy enfermas, cargadas de maldad.

El martes la Guardia Civil confirmó la detención de un hombre en Chantada (Lugo) en un operativo con cinco arrestados por poseer y distribuir pornografía infantil. Y la misma Guardia Civil destacó que uno de los detenidos producía y distribuía vídeos de “maltrato animal extremo” con “fines sexuales”.

Los cinco hombres, todos españoles y de edades comprendidas entre los 28 y 71 años de edad, intercambiaban vídeos de alto contenido sexual de menores de entre dos y 14 años de edad.

Uno de los detenidos, además, producía y distribuía videos “donde se podía ver de forma explícita maltrato animal extremo con fines sexuales”, según explica la Benemérita. “En estos vídeos se podía observar cómo diseccionaban gatos mediante el uso de un machete y, mientras el animal seguía vivo, se masturbaban encima“, añaden las mismas fuentes.

Para este tipo de prácticas también utilizaban perros, hurones, hamsters y pollos. Además, según relata el Instituto Armado, esta persona solicitaba a otros usuarios “la realización de acciones crueles hacia los animales de distintas especies similares a las relatadas, al objeto de poder intercambiar a través de la aplicación móvil con esos usuarios las grabaciones efectuadas para satisfacer las necesidades y apetito sexual”.

No soy capaz de imaginar hasta qué punto se está podrido por dentro para disfrutar ante el abuso y el sufrimiento de niños y animales, que comparten indefensión y derecho a ser protegidos.

A sádicos así hay que apartarlos de la sociedad. Me pregunto qué pena tendrán y qué pena ridícula habrían tenido de haber sido el maltrato animal su único delito, dado que el tope de pena de prisión son 3 años para los supuestos más graves.

‘Saturno devorando a un hijo’, Francisco de Goya (Wikimedia Commons)

Pacma pide al Congreso ley de “maltrato cero” que armonice la protección animal en toda España (y a todos nosotros una firma apoyándolo)

El Partido Animalista (Pacma) presentó este miércoles en el Congreso de los Diputados su “Ley Cero” de bienestar animal. El Cero es porque aspira a un “maltrato cero”, con la que instan a los partidos a apoyar la elaboración de una norma general que agrupe los criterios de las 17 leyes autonómicas.

Un cazador puede acribillar a tiros a un perro o a un gato abandonados en Castilla La Mancha, aunque en Andalucía sería sancionado. Un gallo puede ser obligado a pelear por su vida, contra otro gallo, en un rincón cualquiera de cualquier municipio canario, pero en Galicia está prohibido. Si un caballo vive en territorio gallego, no estará amparado por su ley de protección animal, mientras que la de Cataluña lo protege como animal doméstico.

La disparidad entre las leyes autonómicas de protección de los animales, el aumento de las denuncias por maltrato animal y, sobre todo, la creciente sensibilidad de la sociedad española hacia el resto de especies animales, obligan a un proyecto que unifique en todo el territorio la normativa legal para proteger a los animales y eliminar cualquier obstáculo a la hora de promover mejoras autonómicas y locales en aras de su bienestar. Una Ley, en definitiva, que parta de una premisa: Maltrato Cero.

Lo del maltrato cero es bastante optimista, tirando a ingenuo. Pero me parece bien esa aspiración barojiana:

“Hazme caso, porque es verdad. Si quieres hacer algo en la vida, no creas en la palabra imposible. Nada hay imposible para una voluntad enérgica. Si tratas de disparar una flecha, apunta muy alto, lo más alto que puedas; cuanto más alto apuntes más lejos irá”.
La lucha por la vida. La busca. Pío Baroja

Pacma ha lanzado una campaña de recogida de firmas a través de la web leycero.es. Yo ya he firmado, ya he disparado mi flecha. Y cuando lo he hecho ya había más de 55.000 arqueros.

Tauromaquia, circos y sacrificiocero. Eso es lo que resumen en cada uno de esos apartados:

Sacrificio cero:

A través de medidas efectivas como la prohibición de la compraventa y la esterilización obligatoria, la Ley Cero hará posible y real el Sacrificio Cero en todo el territorio nacional. El fin de sacrificio de animales en las perreras es una de las principales reivindicaciones del movimiento animalista y una histórica propuesta política de PACMA. Algunas administraciones públicas ya articulan el conocido “Sacrificio Cero”, aunque sin buenos resultados al no atajar el problema en su origen. No prohíben prácticas como la compraventa, no refuerzan la esterilización ni la tenencia responsable. No castigan con firmeza el abandono ni dan apoyo institucional a las protectoras de animales. El resultado son perreras saturadas, con el perjuicio que eso supone para la salud de tantos animales.

Circos:

España está preparada para prohibir la utilización de animales en los circos. Si ya no está permitido en países de culturas tan dispares como Holanda, Hungría, Grecia o Bosnia-Herzegovina, ¿por qué España mantiene esta permisividad hacia el maltrato impropia de un país moderno y avanzado? Conseguiremos arreglarlo con la Ley Cero. Muchos ayuntamientos españoles, conscientes del cambio que necesita nuestro país en materia de protección animal, intentan prohibir esta práctica proclamándose ciudades libres de circos con animales. Lo que necesitamos es un país libre de circos con animales. Una Ley estatal que los prohíba. Necesitamos la Ley Cero.


Tauromaquia:

Que el maltrato esté al servicio de la diversión no es propio de un país civilizado. La sociedad española está, en este caso, por delante del actual escenario legal en materia de respeto animal. Las últimas encuestas muestran un amplio rechazo de la población a la tauromaquia. Y cuando no, indiferencia ante este cruel festejo. Sólo un 8% de la población acude, al menos una vez al año, a un festejo taurino. En esta atmósfera de rechazo, es inaudito que la tauromaquia no se haya prohibido ya. La iniciativa del Partido Animalista pretende eliminar a la tauromaquia su catalogación cultural y prohibir, a través de la esperada Ley Cero, el sufrimiento y la agonía de los toros.

Ciudadanos pide en el Congreso una Ley Nacional de protección de animales domésticos que incluya, entre otras medidas, el sacrificio cero

Este mismo jueves se ha votado en el Congreso  la Proposición no de Ley (no vinculante por tanto, una pena) que presentó en noviembre Melisa Rodríguez Hernández, Portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Ciudadanos, solicitando una ley marco de a la protección y tenencia de animales domésticos. Ha sido aprobada con la abstención del PP.

Guillermo Díaz defendiendo la iniciativa de Ciudadanos en el Congreso.

Que haya una ley de ámbito estatal que unifique unos mínimos para todo el país es imprescindible para intentar frenar una situación insostenible. Una ley así pudo ser realidad hace tres años y al final aquel proyecto impulsado por el PP quedó en nada. Una ley así supondría un paso más adelante en un largo camino.

Este jueves Guillermo Díaz ha defendido en el Congreso la visión que de esa ley tiene Ciudadanos, una ley que recogería lo siguiente:

Cada Comunidad Autónoma e incluso cada municipio, a posteriori, gestiona de forma diferente las medidas de identificación del animal, sanción a los dueños, cuidado del animal en la protectora o refugio, así como los supuestos en los que los animales terminan siendo sacrificados. A día de hoy, la ausencia de una Ley Marco de Protección Animal provoca que cada Comunidad Autónoma regule según su criterio la tenencia de animales domésticos, lo que a su vez conlleva importantes vacíos legales, diferencias y carencias graves en lo referente a su protección. Desde el Grupo Parlamentario de Ciudadanos consideramos que las legislaciones autonómicas no abordan de forma eficaz la protección de los animales domésticos ya que existen deficiencias en el control, la recogida y el sacrificio de perros y gatos, y no existen verdaderas medidas de prevención al abandono y la superpoblación de estos animales.

(…)
También echamos en falta medidas concretas destinadas a controlar la cría y venta de animales, de la cual se calcula que una parte importante de estas actividades se produce ilegalmente. España posee un elevado número de animales de compañía que provienen de la cría ilegal, ya sea autóctona o de la industria de producción en masa de mascotas de los países de Europa del Este donde las condiciones en las que viven los padres de cría son deleznables y, la mayoría de cachorros, al ser criados únicamente para obtener un beneficio, tienen problemas físicos y etológicos como vienen denunciando muchos compradores de estas mascotas.
Lee el resto de la entrada »

¿Cuáles son los perros de más ‘bajo mantenimiento, los perros más ‘fáciles’?

Hace un tiempo me encontré con un contenido en inglés que hablaba, en formato de listado, las 25 razas, entre las cien más populares de Estados Unidos, “de más bajo mantenimiento”.

El listado lo elaboró PetBreeds, recogiendo información de distintas fuentes entre las que destacan Animal Planet, el American Kennel Club y DogChannel.com.

¿Qué consideran “de bajo mantenimiento”? Pues que requieran poca peluquería y cepillado, el ejercicio justo y que sean dóciles fáciles de adiestrar. Los hay que tienen más de lo uno que de lo otro (tras el enlace tenéis más información sobre cada uno de ellos, si queréis echar un ojo).

¿Buscamos perros de ‘bajo mantenimiento’? ¿Es que nos hemos vuelto locos? No son coches ni motocicletas. Eso es lo primero que pensé. Todos requieren esfuerzo, pueden suponer retos y hay que contar que además de las razas está el individuo. ¿Recordáis mi post ‘¿Es maravilloso tener perro?‘. Decirte que un perro es de bajo mantenimiento. De pocas exigencias, puede hacer que se creen unas expectativas equivocadas.

Por otra parte también es verdad que es cierto que hay razas que a priori con más fáciles para novatos o gente con menos tiempo o conocimientos. Contar con esa información puede ser útil. Ese pensamiento y la curiosidad me empujaron a cotillear esas 25 razas fáciles.

Y el listado que elaboraron resultó ser el siguiente:

Bullmastiff (JORGE PARÍS).

#25 – Doberman Pinscher
#24 – Weimaraner
#23 – German Shorthaired Pointer
#22 – Cane Corso
#21 – Vizsla
#20 – Staffordshire Bull Terrier
#19 – Rottweiler
#18 – Rhodesian Ridgeback
#17 – Pug
#16 – Great Dane
#15 – Dogue de Bordeaux
#14 – Bull Terrier
#13 – Boxer
#12 – Bloodhound
#11 – Beagle
#10 – Miniature Pinscher
#9 – Italian Greyhound
#8 – Chinese Shar-Pei
#7 – Bulldog
#6 – Boston Terrier
#5 – Basset Hound
#4 – American Staffordshire Terrier
#3 – French Bulldog
#2 – Chihuahua
#1 – Bullmastiff

¿Un bullmastiff el mas fácil de todos? Bueno…. Suelen ser molosos bondadosos, de pelo corto y que no necesitan mucho ejercicio, cierto, pero son animales de más de cuarenta kilos que comen mucho pienso, categorizados en nuestro país como potencialmente peligrosos por su aspecto, que por su tamaño implican bastantes retos, empezando por los viajes. No es el único gigante del listado.

En el puesto siete está el bulldog inglés, que es sabido que es un perro con tantos problemas de salud que más vale ser veterinario uno mismo si se quiere tener uno. Tiene además una esperanza de vida reducidísima.

Pointer, weimaraner, bóxer… No diría yo que son perros que se conformen con poco ejercicio.

Lo de qué es un perro de bajo mantenimiento me da que varía mucho en función de cada persona. Y al final la conclusión es la misma de siempre. Lo mejor para tener un perro que nos resulte ‘fácil’ es acudir a una buena protectora, que el aspecto físico del animal pase a un segundo plano, explicar nuestro estilo de vida, tiempo, aficiones, si tenemos gatos, si tenemos niños… y llevarnos a casa un adulto que nos enamore entre los que nos recomienden. Un adulto sí, porque no existen los cachorros de bajo mantenimiento. De hecho, no hay perros más ‘fáciles’ que los que han dejado la juventud atrás.

Y tengo que insistir de nuevo en la responsabilidad que supone sumar un miembro de cuatro patas a nuestra familia. Un animal, sea el que sea, no es un peluche. Todos supondrán retos y requerirán esfuerzo y tiempo.

Ron es un podenco de diez años. Ha estado siete años viviendo en la perrera, y a pesar de esto, se está adaptando muy bien a vivir en una casa. Puede convivir sin problemas con perros y gatos.

Es muy bueno, cariñoso, equilibrado, tranquilo, sin miedos. “Sin duda un perro ideal que sólo busca un lugar cómodo y una familia a quien poder dar el amor que tiene este sevillano guapo”, me cuentan.. Le encanta tomar el sol en la terraza.

Actualmente está en una casa de acogida temporal. No tiene mucho tiempo para encontrar un hogar definitivo.

Se entrega con cartilla, chip, vacunas, contrato de adopción. Y la familia que lo adopte contará con ayuda de educador canino si hiciera falta.

Contacto: iasg1602@hotmail.com   670 95 96 88

Al PP le preocupa tanto el ‘efecto látigo’ de las colas de los perros que insiste en el Senado en poder cortarlas

No hablé del efecto látigo que esgrimió el PP para defender la necesidad de cortar el rabo a los perros de caza hace tiempo, de lo ridículo que me pareció. Cuando leí hace más de un mes las palabras del diputado Francisco Martín Bernabé, creí estar ante alguno de los hilarantes titulares de El Mundo Today.

“No se trata sólo de defender a los perros. También se trata de proteger a las personas que los tienen, que los cuidan y que los quieren. El efecto látigo existe: perros fuertes y poderosos, perros de caza que no controlan el movimiento de su rabo y que, movidos por sus insultos, dañan con asiduidad a sus cuidadores”.

Aquí tenéis al señor en cuestión:

Así se expresó para defender lo indefendible. Estupor máximo. Y se quedó tan pancho dejándonos a bastantes entre la risa y la incredulidad. Yo, desde entonces, he decidido dejar de  imaginar a los cazadores como recios tipos con ropa resistente, calzado duro y cómodo y armas en ristre y pasar a visualizarlos tal que así.

Cazadores de Lladró, los únicos a los que un rabazo de un podenco podría dañar.

La cosa era tan risible que hubo un conato de trending topic:

Sí, la cosa invita al cachondeo si no fuera porque detrás hay un asunto muy serio, que es la mutilación de los animales, algo contrario a la normativa europea y sin ninguna razón lógica que lo sostenga, porque tampoco es cierto que el rabo se les dañe por andar entre matorrales. Lo de tener rabo es una adaptación biológica y la naturaleza es más sabia que las prácticas humanas. La razón real, y agradezco a los cazadores que son honestos y la esgrimen, es la “tradición” y en mantener la apariencia distintiva de algunas razas. Pero la estética no debería estar por delante de una práctica que puede ocasionar problemas de salud y de socialización del animal.

Pero da igual todo. El PP está tan preocupado por el rabo de los perros que ha retomado en el Senado su defensa a la amputación del rabo a los perros de caza.

Os recuerdo que el partido en el gobierno ya trató de introducir esta reserva en el Congreso, pero una mayoría parlamentaria la rechazó en el Pleno del pasado 16 de marzo, y la ratificación salió adelante sin reserva alguna.

Os recuerdo además que el Convenio europeo sobre protección de animales de compañía que apunta en esa dirección se aprobó en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987. Estamos camino de ratificarlo con veinte años de retraso. No está mal…  También que ya está prohibida legalmente en Aragón, Andalucía, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Navarra. Y no se conocen casos de cazadores damnificados por el efecto látigo.

Esperemos que la cordura impere y que, al igual que pasó en el Congreso, este intento del PP quede en nada (o solo en unos pocos recursos públicos despilfarrados).


Julieta tiene seis años y un rabo poderoso, y espera su segunda oportunidad desde Asturias. Está recogida por la protectora Amigos del Perro.

Como muchos perros de caza, Julieta tiene especial miedo a los hombres y le cuesta bastante menos acercarse a las mujeres. De primeras es una perra asustadiza y miedosa pero cuando se suelta es lo más mimoso del planeta tierra. Noble y dulce a más no poder. BUENA, con letras mayúsculas porque nada menos se puede decir de ella. Es preciosa, le encantan pasear y es muy sociable con otros perros.

Contacto: 684 60 71 60 adopciones@amigosdelperro.org