BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de la categoría ‘Entrevistas’

“Al enseñar a los niños a ser empáticos con los animales, aprenden a serlo con sus compañeros” #AcosoEscolar

La doctora Nuria Máximo Bocanegra es profesora titular de la Universidad Rey Juan Carlos, y es la coordinadora de la Cátedra Animales y Sociedad que alberga esa misma universidad. Nos conocimos el pasado otoño, en la entrega de los premios Amigos del Perro en el que se llevó un galardón “por sus objetivos de difusión de los beneficios que supone el vínculo persona-animal, por su desarrollo de actividades de promoción difusión y y formación sobre los efectos en la salud humana de las diversas intervenciones con animales, y, en resumen por su trabajo diario mostrando la importancia que tiene, ha tenido y tendrá el perro en la sociedad, con la filosofía de que los animales no son meras posesiones si no un miembro más de la familia y de la sociedad”.

Desde entonces tenía pendiente hablar con ella, traer a este blog una entrevista en la que nos explicara su labor. El hecho de que vaya a celebrarse a finales de este mes la jornada Educación en la empatía hacia los animales como estrategia de prevención del bullying escolar dentro de los cursos de verano de la universidad, una jornada más que interesante y abierta a todo aquel que quiera acudir, es la excusa perfecta para hablar con Nuria.

Nuria Máximo con Tatoo: “Ya no está, pero todo empezó gracias a él”.

El bienestar animal llega a las universidades españolas. A muchos lectores les sorprenderá encontrar que en la universidad Rey Juan Carlos hay una cátedra denominada Animales y Sociedad. ¿Cuál es su objetivo, su labor?
La Cátedra de investigación ha cumplido recientemente un año desde su aprobación en Consejo de Gobierno, el 15 de abril. Aunque en la URJC llevamos trabajando en esta línea desde hace 12 años desde un punto de vista docente, impartiendo docencia a estudiantes sobre la importancia del bienestar animal cuando colaboran con nosotros en las terapias. Aunque desde el 2012 con el Programa de los Animales al Servicio de la Humanidad es cuando ampliamos nuestros destinatarios a estudiantes y público en general con cursos, jornadas, encuentros y participación en diversos foros. La importancia de la investigación y la necesidad de contar con un equipo multiprofesional proveniente de diferentes disciplinas científicas hace necesaria la creación de la cátedra.

Nuestro objetivo es desarrollar cualquier actividad que nos ayude a difundir los principios del bienestar animal, o dicho de otro modo, que nos ayude a cambiar la forma en la que nos relacionamos con los animales huyendo del utilitarismo y la visión antropocéntrica.

¿Se encontró con más piedras de las habituales en el camino para lograr que fuera una realidad?
Siempre hay piedras en el camino, a veces más grandes de las esperadas, de donde no te lo esperas y cuando no las esperas… como siempre digo, la herramienta para afrontarlo es: trabajar duro y con constancia, seguir el objetivo que es más grande y más importante que todo lo demás. También he de decir que en el camino siempre hay manos, que ayudan y te acompañan en el caminar. En este sentido, aprovecho para agradecer el apoyo del anterior Rector D. Fernando Suárez y por supuesto del actual D. Javier Ramos, por su visión y amplitud de miras.

En el periodismo es frecuente que, si escribes de animales, haya muchos que crean que estás dedicada a temas de segunda división, por decirlo de alguna manera. De hecho, en la descripción del perfil de mi twitter pone algo en ese sentido: “Me dijeron que si llenaba mi timeline de perros y gatos no me tomarían en serio como periodista y escritora”. ¿En el ámbito académico es similar?
Pues tristemente es así, cada día menos afortunadamente. Soy Terapeuta Ocupacional (una profesión aún poco conocida) especialista en niños (una población en la que resulta difícil investigar, por razones obvias) y que defiende a los animales y a las terapias con animales basadas en una relación ética y de simbiosis (y mujer…). La combinación de todos los elementos, complica las cosas profesionalmente hablando. No todo el mundo lo entiende, ni lo comparte, por ejemplo, intentar publicar en las revistas con impacto sobre estos temas añade un plus de dificultad.

Lee el resto de la entrada »

“Hoy día el animal con leishmaniosis tratado tiene una buena calidad de vida”

El pasado 1 de junio fue el Día de la Lucha contra la Leishmaniosis, una enfermedad que conozco de cerca.

Una de mis perras, Troya, la entrañable abuelita canina de unos dieciocho años que conoceréis si me seguís, tiene leishmania desde que la adopté. Lo mas que le ha causado ha sido pelarle un poco la punta de las orejitas, pero mediante análisis y tratamientos cuando correspondía, hemos logrado mantenerla bajo control. La mayoría de las analíticas eran las de un perro sano, con la leishmania negativizada.

Me hubiera gustado hablar en su día de la leishmania, pero me fue imposible. Lo hago ahora no obstante y en profundidad gracias a la doctora Federica Burgio, directora técnica de animales de compañía de MSD Animal Health (compañía responsable de los famosos collares Scalibor), que ha tenido la amabilidad de contestarme algunas preguntas.

Se trata de una enfermedad que se transmite mediante la picadura de un mosquito, que afecta a miles de perros y puede ser potencialmente mortal, aunque con control veterinario no tiene que impedir que el animal llegue a una vejez saludable, como es el caso de mi perra.

Una enfermedad que tiene incidencia en humanos, “los expertos estiman que en España en los últimos años se detectan anualmente unos 700 nuevos casos, aunque todos relacionados con personas que tienen deficiencia en su sistema inmunitario”.

Como informan desde MSD Animal Health, en España “las ciudades con una mayor tasa de incidencia de la enfermedad llegando casi al 35% son Málaga y Orense. Otras Comunidades Autónomas como Madrid, Barcelona, Valencia, Baleares y Extremadura tienen una incidencia de casi el 20%”.

¿Diría que la leishmania está aumentando su prevalencia y efectos adversos o estamos logrando controlarlo?
La leishmaniosis canina está en aumento. Anteriormente había dos picos claros de riesgo de infección a lo largo del año, junio y septiembre. Actualmente debido al cambio climático al que estamos asistiendo y a las altas temperaturas que estamos registrando en épocas de otoño o justo a principio de la primavera hacen que la actividad del flebótomo permanezca casi inalterada durante casi todo el año, suponiendo un riesgo de infección para la mascota en épocas en las que el propietario baja la guardia, dando por hecho que los parásitos externos son un problema de primavera y verano. Además estos cambios climatológicos hacen que se registren casos de leishmaniosis en áreas en las que previamente no estaba descrita la actividad del flebótomo, ampliando así la distribución geográfica del riesgo de infección. A pesar de todo, los propietarios que protegen su mascota con un antiparasitario indicado que reduce el riesgo de picaduras durante todo el año tiene menos riesgo de infección.

Si acabo de sumar un perro a mi familia, ¿qué pautas debería seguir para que no contraiga leishmania?
Una mascota en casa se convierte muy rápidamente en un miembro más de la familia, como comentas. Por ello es importante protegerle frente a los riesgos que suponen las enfermedades infecciosas. Exactamente igual que nos preocupamos de la vacunación frente a enfermedades graves y acudimos al veterinario para que diseñe un protocolo de prevención para estas enfermedades, es importante que escuchemos sus recomendaciones en cuanto al riesgo que suponen los parásitos externos: pulgas, garrapatas mosquitos y los flebótomos transmisores de la leishmaniosis. A parte de usar un buen antiparasitario externo para pulgas y garrapatas que sea cómodo de recordar y rápido en eliminar estos parásitos, hay que tenerlo también bien protegido frente a las picaduras del flebótomo. Como hemos comentado previamente, el riesgo existe siempre, por lo tanto esta protección hay que mantenerla durante todo el año. También es importante evitar salir al anochecer durante las épocas de más calor, ya que es el momento del día de mayor actividad del flebótomo, y dejar que el perro duerma en casa o protegido por una mosquitera de malla fina, ya que durante la noche, un perro al exterior puede sufrir centenares de picaduras.

¿Qué fiabilidad tiene la vacuna de leishmania? ¿Merece la pena? ¿Merece la pena por igual en todas las regiones de España?
Actualmente existen en el mercado dos vacunas para la protección frente a la leishmaniosis. La leishmaniosis canina es una enfermedad estrictamente ligada a la respuesta inmune del animal, y lo que hacen estas vacunas es estimular estas respuesta para disminuir el riesgo de desarrollo de enfermedad en un animal que haya sufrido picaduras infectantes y haya contraído este protozoo, llamado Leishmania que produce esta grave y potencialmente mortal enfermedad llamada leishmaniosis. Por ello aunque se vacune el animal no hay que dejar de usar antiparasitarios repelentes para reducir el riesgo de picadura de flebotomos. La vacuna no tiene efecto repelente, y por lo tanto no evitará el contacto entre el flebótomo y el perro. Una buena combinación de ambas herramientas profilácticas es una buena forma de reducir los riesgos. En cuanto a las áreas en las que es más necesario o menos, siempre es bueno que un propietario pregunte a su veterinario que es quién mejor conoce sus pacientes y podrá recomendar lo mejor para las mascotas.

Supongamos que tengo un perro que ya tiene leishmania, pero bajo control. ¿Cómo mantenerla de esa manera? ¿Qué pautas debemos seguir?
Antes de nada tenemos que estar tranquilos, hoy en día la leishmaniosis es una enfermedad que gracias a las opciones terapéutica al alcance del veterinario clínico, permite que el animal tratado tenga una buena calidad de vida. Sin embargo tenemos que considerar que en estos casos las recaídas pueden ser peligrosas, y tenemos que tener protegido a nuestro perro incluso más que antes. Una reinfección podría ser un problema y además tenemos que considerar que un perro infectado es fuente de enfermedad para otros perros sanos, ya que si un flebótomo sano ingiere la sangre de este perro infectado, adquirirá el parásitos causante de la leishmaniosis y lo podrá transmitir a otros perros sanos. Por lo tanto hay que seguir protegiendo la mascota durante todo el año con un antiparasitario indicado como repelente de la picadura del flebótomo, como el collar Scalibor.

¿Hasta qué punto puede resultar contagioso para otros perros que convivan con él o para seres humanos?
Un perro no contagia a otro perro o a una persona de forma directa. El responsable de la transmisión es el flebótomo a través de la picadura. Por lo tanto no nos tenemos que preocupar si convivimos con un animal seropositivo.

Mi perra tiene 17/18 años y leishmania desde que la adopté. Con análisis anuales y tratamientos puntuales de glucantime los primeros años llegó incluso a negativizarla en los análisis. ¿Hasta qué punto son fiables las analíticas de sangre? ¿Conviene repetirlas?
Las analíticas de sangre son muy fiables, sin embargo son la “foto” de una situación puntual. Por eso es recomendable repetirlas a lo largo del año, ¿Cuándo? Generalmente dos veces al año es lo más adecuado, pero el veterinario que se encargue de tu perra será quién mejor determinará con qué frecuencia y en qué meses es más oportuno, ya que depende del área en la que vives del tipo de actividad de tu mascota y otros factores individuales que hagan que se requiera una frecuencia mayor.

Hay perros en los que la leishmania es como con mi perra y no les impide llegar a una vejez saludable y otros en los que se activa y causa muchos problemas. ¿Por qué pasa esto? ¿Qué favorece que se active?
Como comenté anteriormente, el desarrollo de la enfermedad depende mucho del estado inmunológico del animal, de sus defensas, y de cómo estas defensas se ponen en marcha para vencer la batalla. Existen incluso razas de perros que genéticamente son más resistentes y que no desarrollan síntomas a pesar de estar infectados. Por ello hay que mantener bien protegidos a los animales infectados, no solo de otras picaduras de flebótomos infectantes que podrían producir una recaída, si no también hay que cuidar el estado de salud general, ya que son enfermos crónicos. Cualquier alteración que produzca una bajada de defensas puede llevar a una “reactivación “ de la enfermedad. Otras enfermedades como por ejemplo las transmitidas por pulgas y garrapatas a menudo se encuentran asociada con un cuadro de leishmaniosis y hacen que un perro con leishmaniosis no se recupere o que le cueste más recuperarse. Es necesario mantener una buena protección frente a todos los parásitos externos, no solo el flebótomo, también frente a pulgas y garrapatas que aparte de ser bichos repulsivos, son muy peligrosos y pueden transmitir enfermedades muy graves a nuestras mascotas.

Por último. No solo hay leishmania, también hay filaria, erlichia… ¿Algún consejo rápido para ponerlas también freno?
Exactamente lo que estaba comentando antes. Pulgas, garrapatas, mosquitos, flebótomos: todos son parásitos externos que están muy presente en España y durante todo el año. No es un tema exclusivamente higiénico, la protección de nuestras mascotas frente a estos parásitos en una necesidad de “salud”. Estos parásitos son vectores de enfermedades muy serias, que además son zoonosis, que quiere decir que compartimos personas y animales. Las garrapatas transmiten enfermedades como la ehrlichiosis o la enfermedad de Lyme, mientras que las pulgas, pueden transmitir la bartonellosis o también llamada enfermedad del arañazo del gato entre otras. La dirofilariosis canina, producida por el llamado “gusano del corazón” es otra grave enfermedad transmitida por mosquitos que son diferentes a los flebótomos. Los parásitos externos son una amenaza para nuestras mascotas, tenemos que mantenerlas protegidas durante todo el año y tenemos que acudir a nuestra clínica veterinaria para que nos recomiende lo más adecuado para nuestro amigo a cuatro patas. Y ojo, el perro no es el único animal que puede sufrir infestaciones por parásitos. Si tenemos un gato, también lo tenemos que proteger, aunque no salga de casa. Es un error pensar que si no sale no está en riesgo, cuantos gatos se quedan en el alfeizar de la ventana o en el balcón de nuestro apartamento? Por lo tanto el único consejo es proteger a nuestras mascotas durante TODO EL AÑO, el riesgo existe siempre, y frente a todos los parásitos, ya que todos son peligrosos a todas nuestras mascotas, aunque no salgan de casa. Para ello lo mejor es acudir a la clínica veterinaria que os recomendará las pautas que más se adecuan a las necesidades de nuestros amigos a cuatro patas.

Bombón fue abandonada en la perrera, estuvo allí ocho meses hasta que una voluntaria que la paseaba decidió sacarla.

“Es bellísima , tiene dos años, sociable con personas y perros. Vital y alegre. Está esterilizada y vacunada”.

Necesita acogía o adopción urgente. Es preciso tener la licencia de tenencia de perros potencialmente peligrosos. Se hará seguimiento.

Para acoger o adoptar a Bombón: Nuria 630776625 y Lorena 622880174

Isabel Buil, directora de Fundación Affinity: “Si el perro y el gato no son objetos y sienten, ¿qué pasa con el pájaro, el toro, el cerdo que comemos…?”

Isabel Buil, lleva cinco años siendo directora de la Fundación Affinity, la entidad de la que procede el único estudio fiable sobra abandono y adopción en nuestro país, porque no hay datos oficiales. Una fundación que también realiza todo tipo de campañas y de estudios sobre el vínculo que tenemos con nuestros animales de compañía.

Amante de los animales, entró a trabajar en la empresa internacional de origen catalán que hay tras la fundación hace una década, y desde entonces es observadora y protagonista de la evolución que, en este tema, está habiendo en nuestro país.


Fundación Affinity es responsable de la que probablemente sea la primera campaña antiabandono de este país, la del mastín en medio de la carretera. ¿Cuánto tiempo ha pasado de eso?

30 años, la fundación nació en 1987, y la primera campaña, justo un año después, fue la de “él nunca lo haría, no lo abandones”. Lo primero en lo que se fijó la fundación fue en el tema del abandono. La situación tenía que ser muy grave cuando la fundación se lo planteó. Es cierto que el tema de los perros en las carreteras en España ahora también ocurre, pero en menor medida.

¿Dirías que las cosas están mejorando en los últimos años?
Creo que sí, la protección de los animales ha aumentado, es cierto que con limitaciones, porque cuando hablamos de código penal o de sanciones administrativas para el tema de maltrato siempre hay unos condicionantes que permiten que en muchos casos no se aplique o que esté sujeto a interpretación. Pero sí que hay avances recientes en el código penal y en las leyes de protección de las CC AA. Eso antes no lo teníamos.

A mí me da la sensación de que ha avanzado más la sensibilización de la gente que su reflejo en las leyes o en la aplicación de esas leyes. En los últimos cinco años incluso he notado incluso un cambio en el lenguaje. Cuando yo llegué a hablar de vínculo afectivo con los animales no se entendía; en determinados medios de comunicación al decir que los animales eran un miembro de la familia era visto como revolucionario. En las primeras entrevistas me he encontrado que me decían “¡cómo va a ser un miembro de la familia si es un perro o un gato!”. Y eso ahora ya está superado, no nos escandalizamos.

En la calle hay una mayor sensibilidad. Y eso convive con la incoherencia de que hay mucho abandono y mucho maltrato. Nuestros datos muestran un ligero retroceso, pero no vemos un cambio significativo. Sigue habiendo un porcentaje importante de personas que conviven con animales que no establecen ningún tipo de vínculo afectivo con ellos, que los consideran un objeto a su servicio. Nosotros asociamos mucho el abandono a esa ausencia de vínculo afectivo.

¿Qué sería prioritario conseguir para cambiar esa situación?
Hay algo bastante simbólico que ya se está trabajando y que es el cambio del Código Civil para considerar a los animales como bienes muebles. Eso lo primero. Y después una ley nacional de protección animal. Es una asignatura pendiente que debería ocurrir a corto plazo, aunque hace poco salió una respuesta del PP diciendo que era una competencia autonómica y municipal. Pero eso hay que trabajarlo. Para mí es lo siguiente que tiene que ocurrir. Hay mucho por hacer y una ley nacional no sería la solución, pero sí un avance.

Hay temas culturales de cómo consideramos a los animales con respecto a nosotros, de cosificación de los animales, que deben abordarse desde nuestro punto de vista con medidas legales, impositivas, coercitivas. Podemos y tenemos que seguir educando pero tiene que haber mecanismos que impidan que alguien puedan abandonar o maltratar y quedar impune. Necesitamos leyes para todo el territorio que superen las contradicciones y que esas leyes no se aplican.

¿Qué debería contemplar esa ley de ámbito nacional?
Se tiene que controlar el tema de la compraventa. A nosotros nos gustaría que se eliminara la venta de animales.
Lee el resto de la entrada »

Chesús Yuste, APDDA: “La protección animal se ha incluido ya en la agenda política de una manera muy potente”

 El escritor de novelas policíacas y político de Chesús Yuste (Zaragoza, 1963), uno de los rostros más reconocibles de la Chunta Aragonesista, es el portavoz de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA), una organización que integra a parlamentarios de diferentes fuerzas políticas preocupados por la protección de los animales, que arrancó cumplirá diez años en diciembre y a la que Yuste se unió en 2012.

¿En qué posición estaría España respeto a Europa respecto a protección y maltrato animal?
Posiblemente no hay ningún país en Europa que tenga el nivel de maltrato animal tan institucionalizado que hay en España. Siempre lo atribuyo a que la Ilustración en España no pudo culminar su proyecto y la reacción fue brutal. Prácticas bárbaras que fueron erradicadas en todo el continente, en España han sobrevivido. Y es un problema.

¿Diría que en materia de protección animal está habiendo un cambio a mejor?
Sí que invita al optimismo, pero yo reconozco que soy optimista. Creo que objetivamente en los últimos años ha habido un avance enorme en un montón de cosas, la sociedad está avanzando a pasos agigantados. Es enormemente estimulante ver cómo están cambiando las cosas, cosas que antes parecían impensables y que ahora parece que se pueden conseguir.

Está habiendo noticias positivas de todos los puntos cardinales. En unas comunidades autónomas se avanza en unas cosas y en otras, en otras. Y de distintos colores políticos que es lo que a mí me parece más interesante. Pero también de todas las comunidades nos llegan noticias desastrosas. Soy optimista, pero sabemos dónde estamos y lo mucho que queda por avanzar. El trabajo es inagotable.

¿También en un plano político?
Estamos en una legislatura interesantísima por el hecho de que estemos en una legislatura abierta, sin mayoría absoluta, que obliga a la gente a ponerse de acuerdo. La protección animal se ha incluido ya en la agenda política de una manera muy potente que yo creo que ya no tiene vuelta atrás. Hay varios grupos parlamentarios que tienen su propia agenda en cuanto a presentar iniciativas relacionadas con el bienestar animal, con la protección animal, con erradicar el maltrato animal… y que haya varios grupos tanteando iniciativas de este tipo es tremendamente interesante porque estamos hablando de un asunto muy transversal y eso va a obligar a la gente a ponerse de acuerdo.

Se han logrado cosas interesantes como el acuerdo unánime de la reforma del código civil, que se puede decir que va de suyo porque lo pide el tratado de Lisboa, pero hasta ahora no estaba tan claro que hubiera una mayoría en esa dirección. Yo creo que ahora sí hay una mayoría como para aprobar una ley marco de protección animal, como para aprobar el sacrificio cero. Que incluso en comunidades con mayoría del PP estén planteándose mejorar las leyes de protección animal que tienen creo que demuestra que estamos en un momento de cambio.

¿Qué debería tener esa ley marco?
Esa ley seguro que va a abordar el sacrificio cero, seguro que va a abordar el tema de las campañas de adopción. Regulará o no la prohibición de venta de animales de compañía en función de si hay una mayoría que lo permita. Pero en el índice de contenidos de ese proyecto de ley estarán el 90% de cosas que se reclaman, como el registro de perros de caza. No creo que haya una mayoría para la prohibición de la caza con perro, pero todo eso entrará en el menú, en el índice de esa ley marco de protección animal.

¿Cuándo cree que será una realidad?
Yo espero que en esta legislatura. Depende de si la legislatura es larga para que haya tiempo para debatir estas cosas, de si Rajoy saca los presupuestos ahora en junio.

Hace tres años ya hubo una propuesta del PP de hacer una ley nacional que quedó en nada.
Hubo un amago cojo, solo de perros y gatos, de tenencia y compraventa, y avanzaron dos medidas muy potentes, no sé si como globo sonda, que eran el registro de los perros de caza y la prohibición de venta en tiendas. Y los dos recibieron, por supuesto, la reacción airada de los lobbies respectivos y el Gobierno decidió al final meter el tema en un cajón. Vamos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Ahora el gobierno no tiene mayoría absoluta y el Gobierno además de tener en cuenta la presión de los lobbies implicados tendrá que tener presente la de los otros grupos parlamentarios y la del movimiento animalista, que cada vez es más amplio y organizado y tiene una capacidad de influencia social enorme porque va con el signo de los tiempos.

(EFE/Ángel Díaz)

Esa ley se centraba en los animales de compañía. ¿Diría que serán los impulsores de esta mayor sensibilización?
Con el tema de los animales de compañía posiblemente va a ser más fácil alcanzar mayorías en las instituciones que cuando hablamos, por ejemplo, de la tauromaquia. Lo que pasa es que estoy convencido de que en el momento en que cambie el paradigma, en el que las administraciones se pongan del lado de la sociedad, del lado de reconocer los derechos de los animales y que los animales, todos ellos, son seres sintientes y por tanto tienen derecho a la protección de las leyes, eso evidentemente irá encaminado a cuestionar que haya animales en circos, que se maten herbívoros en espectáculos públicos después de unas torturas brutales, etcétera. Hay gente que comenzará convenciéndose de que no puede ser que en las perreras se mate alegremente a perros y gatos solo porque están abandonados, y de ahí pasará a que tampoco hay porque matar a otros.

(GTRES)

El problema de la agenda animalista es que es inabarcable. No tiene final. Por eso el propio ente animalista ha atendido mucho a la especialización y a que haya asociaciones de temas muy concretos. Y tiene sentido que así lo sea porque la complejidad de todo lo que estamos hablando es enorme. Nosotros tenemos que tener una visión global de todo y aprovechamos el trabajo de los que saben, de los centenares de asociaciones que trabajan con los centenares de casuísticas concretas relacionadas con los animales.

Como la causa es enorme a veces tenemos la sensación de que se consiga lo que se consiga, cada vez que tenemos una pequeña victoria, somos muy críticos y parece insuficiente. Cabe ese análisis y es legítimo, pero yo creo que las pequeñas victorias hay que celebrarlas.

¿A qué se refiere?
Por ejemplo, el hecho de que el Toro de la Vega ya no se pueda celebrar como se celebraba es un avance. Todavía es una barbaridad y al toro le acaban torturando y lo matan después, esa es la pequeña venganza que les queda, pero han perdido. Dentro de la lista de mayores barbaridades que hay que enfrentar, pues el Toro de la Vega ya no es la primera. Ahora hay que ir a por el siguiente. La batalla es larga y los objetivos son muchos. Alegrémonos de lo que hemos conseguido.

Los problemas son mil y nos llegan los mil problemas. Hay algunos que son de ámbito municipal, otros autonómicos, otros son cuestiones sociales. Intentamos servir de altavoz para todo y el formato de pregunta parlamentaria nos da mucho juego, pero realmente nuestro objetivo es trabajar en el ámbito propio que tenemos: Código Civil, Penal, Ley Marco de Protección Animal en la que encajarían la mayoría de propuestas que se nos hacen. Nuestro objetivo fundamental son una serie de asuntos que entendemos que son los que mejor pueden resolver todos los problemas que hay encima de la mesa, pero no hablamos todo el rato de todos los problemas que tenemos encima de la mesa. Desde la regulación de exóticos hasta la tauromaquia.

Antes hablaba de los lobbies de cazadores y taurinos, ¿les nota más preocupados?
Que el adversario esté preocupado es muy buena señal. Antes no lo estaban porque los animalistas eran una minoría extravagante.Ellos de repente se dan cuenta de que están perdiendo la batalla, van para atrás.

Pero el enemigo también juega. En estos momentos en que las corridas están en regresión estamos asistiendo a una proliferación de festejos populares con vaquillas. Y todo porque el empresario taurino que no logra vender reses para corridas lo que hace es vender vaquillas muy baratas para crear esa afición en los pueblos. Y es una tragedia que se está extendiendo mucho y que va a ser el siguiente problema que tenemos que afrontar.

Imagino que en los diez años de existencia de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales también ha vivido en primera persona ese cambio de paradigma.
En el embrión de la APDDA estaba Curro Garrido, uno de los padres fundadores, diputado verde por Sevilla. Defendía el Proyecto Gran Simio en la Cámara y se le ridiculizaba, y en la prensa más conservadora le dedicaban dibujos como la caricatura de Darwin. Y hace tres años el Gobierno del PP traspone la directiva europea relacionada con la investigación con animales y en su primer artículo lo que dice que esta prohibido experimentar con grandes simios porque son los más parecidos a los seres humanos. A mí lo que más me impresionó fue que lo describe “dícese de los primates no humanos”. Es decir, que reconoce que somos primates. Y aquellos mismos medios que se reían de Curro Garrido ahora aprueban sin ningún problema que nosotros somos primates y no se puede experimentar con ellos. Ese salto tremendo se ha producido solo en diez años.

¿Cuántos integrantes tiene ahora APDDA?
En el momento fundacional de la asociación había siete diputados, la mayoría catalanes y que provenían del mundo político verde, y ahora tenemos más de setenta y gente de todos los partidos. Y en todos los partidos hay gente preocupada por los animales y todos los grupos parlamentarios tienen en mente iniciativas relacionadas con los animales. Si en general los políticos tienen más preocupación de los animales es posiblemente porque ven esa preocupación en sus electores y ven que tienen que corresponder.

 Contenidos relacionados:

Irene Herrero, portavoz de ANAA: “Las protectoras tenemos que profesionalizarnos, hacer las cosas bien”

Hoy 20minutos ha publicado, en versión impresa y en online, un anuario que recoge reportajes sobre distintos tipos de temáticas. Uno de ellos es mío, sobre protección animal, un asunto que cada vez preocupa más a toda la sociedad. El 37,5% de los españoles cree que dentro de los próximos treinta años se prohibirán los espectáculos con animales y el 23,6% considera el buen trato a todos los seres vivos uno de los cuatros pilares que construyen una sociedad ideal (tercera ola del barómetro sociológico Ulises).

Para ese reportaje charlé con Chesús Yuste, de la Chunta Aragonesista y portavoz de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA), con Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity, y con Irene Herrero, Portavoz de la Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA), una veterana protectora madrileña que justo está celebrando su 25 aniversario. De esas conversaciones nacieron tres entrevistas que quiero compartir desde aquí con vosotros, porque no solo informan, también invitan a reflexionar. Hoy traigo la de Irene Herrero, el viernes publicaré la de Chesús Yuste y el sábado la de Isabel Buil.

Irene Herrero lleva veinte años implicada en la protección de los animales. Empezó a colaborar como voluntaria cuando aún era una niña de catorce años y ahora su vida está dedicada a ello. “No entiendo a la gente que está un tiempo y se olvida. Para mí una vez que conoces esta realidad es muy difícil cerrar los ojos y dejar de ver animales que necesitan ayuda”, explica con una sonrisa.

¿Crees que se está mejorando en materia de protección animal?
Yo soy optimista por naturaleza, pero sí que es verdad que ha habido mucho cambio desde que empecé en esto hasta ahora. Sigue habiendo mucha necesidad de avanzar en muchos aspectos, pero la concienciación de la gente,  que cada vez haya más personas que ve animales en la calle y se preocupa y avisa, la nueva ley de la Comunidad de Madrid, que ayuntamientos estén implicándose en la esterilización de colonias felinas, en que la recogida de animales esté bien organizada y bien hecha…(desde la administración son personas y al final si esas personas tienen esa sensibilidad o esa concienciación, pues también lo aplican a sus áreas de trabajo). Todo eso era impensable siquiera plantearlo hace veinte años. Todo el trabajo de las protectoras se va notando.

¿En qué habría que mejorar?
Llevamos pidiendo una ley de protección animal nacional durante muchos años porque los mínimos de cada comunidad autónoma son muy dispares. Cosas que en Madrid son delito en Castilla la Mancha no lo son. Es muy necesaria.

¿Dónde se notan más esas diferencias?
Las zonas más rurales son las más necesitadas. Sobre todo en Andalucía; la gente que está allí implicada en materia de protección animal está bastante desesperada. Galicia y Extremadura son zonas calientes también. En Castilla la Mancha la gente de Guadalajara está trabajando muy bien, pero Toledo o Ciudad Real son provincias sin ley. Levante está un poco mejor porque hay más extranjeros que ayudan y la conciencia europea es mayor que la nuestra. En el norte hay algo menos de abandono. Cataluña y Madrid son las más avanzadas.

¿Qué haría falta en esa Ley Nacional de Protección Animal?
Sobre todo el fomento de la adopción. Hay más adopciones, incluso se adoptan animales que era imposible que se adoptaran antes. El problema es que sigue habiendo muchos en adopción, muchos más que familias interesadas. Por ejemplo en Madrid hemos empezado con un sacrificio cero que está muy bien, que es el objetivo al que queremos ir todos, pero antes hay que hacer un trabajo de adopción, de concienciación, etcétera, por que si no al final acabas con un campo de concentración de animales que no tienen salida. La adopción debe ser la primera opción. Debería estar prohibida la venta en tiendas de animales, debería comprarse directamente acudiendo a un criador local y reconocido que trate bien a los padres. También la esterilización y la identificación de los animales: que estén bien censados, que se pueda hacer una trazabilidad desde que nace un animal, saber en manos de quién está.  Evitar la cría indiscriminada por particulares, regular la cría, el tema de que vengan animales de Europa del Este a venderse en tiendas. Eso es muy importante regularlo. Es curioso que durante toda la crisis la compra se ha mantenido y es más cara, pero es una compra fácil porque las tiendas lo que quieren es vender y les da igual que ese comprador vaya a poder mantener a ese animal. Sin embargo la adopción que es una opción más responsable ha bajado bastante.

¿Ese avance en la sensibilización de la sociedad tiene un reveso tenebroso? ¿Problemas nuevos que hayan aparecido o se hayan acentuado?
Creo que hemos avanzado bastante en todo. Sí que es verdad que, a lo mejor, como todo, cuando se mejora nos vamos a extremos. Los perros son perros y hay que tratarlos como tal. Bien, pero no humanizándolos. No hay que maltratarlos, pero tampoco humanizarlos y tenerlos en condiciones que no son buenas para ellos.

Luego está el tema de las modas. Los bulldogs franceses se pasaron de moda y ahora se están viendo bastantes border collies y pastores australianos, que encima son animales que necesitan mucha actividad mental. Y a ver qué es lo siguiente.

¿Esas modas se perciben en la protectora?
Sí que lo notamos. De repente no has tenido bracos de Weimar en toda tu vida y en un año entran tres. Se perciben menos porque sí que es verdad que esos perros de razas de moda no es que se abandonen menos, pero es más fácil cambiarlos de manos porque la gente se los queda más fácil y llegan menos a los centros.

¿En qué deberían mejorar las protectoras?
Habría que mejorar las adopciones, que sean realmente responsables. Han salido asociaciones como setas, que no tienen centros, que todo lo hacen por Internet, y hay que intentar yo creo autolimitarnos entre nosotros a gente que realmente funcione bien. Justo esta mañana he hablado con unos adoptantes que me decían “fíjate, a mí me habéis contado todo pero tengo amigos que han adoptado animales y no les han contado nada, ni sobre enfermedades que tenían, su comportamiento y se han encontrado con problemas serios”. Ahora que estamos despegando un poco más necesitamos organizarnos mejor entre nosotros y ser conscientes de que el trabajo que tenemos que hacer, tenemos que hacerlo bien. Menos corazón y más cabeza. El corazón hace falta de base, pero tenemos que profesionalizarnos, hacer las cosas bien y que la gente que adopte tenga una buena experiencia para que repita en un futuro.

Lee el resto de la entrada »

Sobre dar sedantes a nuestros perros o gatos durante un viaje

Hace ya tiempo que me hicieron esta pregunta, una buena pregunta que no estoy capacitada para responder pero que me parecía interesante contestar. Por eso pedí ayuda a dos profesionales, Cristina García y Ángel J. Rodríguez, del Hospital Vetersalud Segovia, que han respondido amablemente a mis cuestiones.

Cada vez más nos gusta viajar con nuestros animales, compartir con ellos nuestras vacaciones. En otros casos esos viajes son obligados. Pueden ser largos viajes en coche, en autobús, tren o avión (en trasportín con nosotros o en bodega. ¿En qué casos es recomendable una sedación?
Debemos preparar a nuestras mascotas (principalmente nos referimos perros y gatos) para dichos traslados. En estos casos podemos diferenciar entre perros y gatos y entre coche y el resto de medios de transporte. Los gatos, cuyo hogar está principalmente dentro de casa, a veces no aceptan muy bien el salir de este hogar. Para ello deberemos acostumbrarlos desde pequeños al trasportín. Nuestro objetivo es conseguir que entren y salgan sin problemas y toleren pasar ciertos ratos encerrados dentro, como parte de un juego de tiempo desconocido.

De esta manera podremos sacarlos de casa y subirlos a cualquier medio de transporte sin muchos problemas. Por supuesto el trasportín irá siempre cubierto para brindar una mayor sensación de seguridad al gato. Superada esta barrera deberemos sólo afrontar los problemas asociados al mareo principalmente. Para ello existen productos especializados en el mercado que carecen de efecto sedante, pero controlan muy bien las náuseas del mareo.

En el caso de los perros, podemos diferenciar entre el coche y el resto de medios de transporte porque el coche es un elemento cercano al que le podemos acostumbrar, igual que hicimos con el trasportín y el gato. Existen múltiples técnicas en positivo para convencer al perro del lugar tan seguro e interesante que es el coche de forma que finalmente, sólo tengamos que lidiar con las náuseas del mareo, nuevamente con productos específicos no sedantes. En el caso de viajar en otro medio de transporte, dependerá de la reacción de nuestras mascotas a los viajes, si viaja con nosotros o en un habitáculo diferente, acceso o no a la mascota durante el viaje, etc. Es en estos casos cuando podríamos plantear el uso de ciertos sedantes/tranquilizantes.

¿Cuál es el tipo de sedación, o los tipos de sedaciones más frecuentes?
Como sedación entendemos la obtención de relajación o calma por medio de productos químicos. Podemos hablar de tratamientos médicos y nutracéuticos/alternativos. Dentro del primer grupo los más usados son las fenotiacinas (siendo la acepromacina el más habitual) y las benzodiacepinas (diacepam, alprazolam). Las primeras consiguen que el animal esté más quieto, pero no calmado realmente, sólo que no puede expresarlo. Es decir, el animal es totalmente consciente pero no puede moverse, con lo que la experiencia puede ser más cómoda para el propietario pero aterradora para el animal. ¿Te imaginas como te sentirías tú si te ponen en contacto con algo que te aterroriza y no pudieras moverte?.
Lee el resto de la entrada »

Luzu: “Odio a la gente que trata mal a sus perros, que no les presta atención o que los abandona”

Este vídeo del youtuber Luzu publicado en su canal LuzuGames es de hace una semana. Uno de los youtubers más populares, ese nuevo oficio tan vilipendiado en el que hay grano y paja, como en todos. Un nuevo oficio que tomarse en serio y sobre el que no tiene sentido solo cimentar prejuicios.

Veo con cierta frecuencia a Luzu porque le gusta a mi hija. He podido ver que es un buen comunicador, que tiene un sentido de la ética y de la responsabilidad muy superior a los de muchos tertulianos de primetime televisivo y sabía por algún comentario suelto que tanto él como su pareja, Lana, son amantes de los animales y tienen gatos. No sé cuántos, no sé si adoptados, no tengo ni idea.

Hace un par de semanas me sorprendió muy gratamente verle ponerse tan serio como apasionado en medio de uno de sus vídeos para arremeter contra la gente que maltrata y abandona a los animales.

Que Luzu, que tiene tantos cientos de miles de seguidores sumando sus canales de Youtube y sus redes sociales, difunda la tenencia responsable y denuncie la baja calidad humana de aquellos que no tienen en consideración el sufrimiento animal tiene un valor enorme a la hora de crear conciencia y cambiar una realidad inmunda.  Y quise traerlo aquí, porque no puede ser que los medios de comunicación solo hablemos de los youtubers cuando alguno mete la pata, también se merecen que difundamos aquello que hacen bien.

Gracias Luzu.

Ahí arriba tenéis el vídeo, que os animo a ver. Todo arranca a partir del minuto seis, cuando contesta a la pregunta “Si tuvieras un perro, qué preferirías.. ¿ser un perro callejero o tener malos amos?”. Una pregunta que ya sabemos que es una trampa imposible, porque un perro callejero no tiene futuro, pero que sirve para que el youtuber vasco hablara así de bien (tened en cuenta que es la transcripción de una charla encendida):

Prefiero ser vagabundo que tener gente que me trata mal.

Os dije que esta pregunta me gusta porque va a ser una pregunta seria dentro de todo el vídeo. Odio a la gente que trata mal a sus perros, que no les presta atención o que los abandona. ¿Por qué no te vas tú a la calle y dejas a tu perro en tu casa? Un perro no tiene poder de decisión, lo único que quiere es una familia que le trate bien y cuando hay gente que los deja abandonados en medios de una autopista… ¿Cómo puedes irte a casa dejando atado a un perro en un poste en medio de la autopista? Yo tengo amigos y amigas que han encontrado a perros así, perros que se quedan esperando en el poste de la autopista en el poste en el que los han dejado. ¿Cómo es posible que tu perro tenga más valores que tú, pedazo de caca?.

Si alguna vez veis a alguien en vuestra familia o amigos que quieren un perro y que veis que son absolutamente incapaces de atenderle o que es solo un capricho, por favor, hablad con esas personas. Un perro es una responsabilidad, un compromiso y es algo genial, pero no puedes dejarlo por ahí. ¡Agh!

La hermana de Lana, concretamente, hace poco encontró un perro por la calle y cuando le miraron el chip llamó al número de teléfono de los dueños y le dijeron “sí, sí déjalo en la perrera esta que hay cerca de nuestra casa que cuando salgamos de trabajar los vamos a recoger”. La hermana de Lana dijo “no, no lo voy a dejar en la perrera, que lo va a pasar mal el perro. Yo me quedo con él y avísame cuando salgas de trabajar y te lo llevo. Total, que no llamaban y la hermana de Lana volvió a llamarles y les dijo “oye, que no lo he dejado ahí, que lo tengo yo, ¿dónde os lo llevo?” y le dijeron: “No, es que no queríamos al perro y lo hemos dejado en la calle”.

¡Uf! Te juro que me presentaría ahí y les pegaría un puñetazo en la cara. No soy una persona violenta, pero a la gente así la daría un puñetazo. Total, que la hermana de Lana se hizo cargo del perro hasta que encontró unos dueños que le querían de verdad.

Así que eso, sed buenas personas con los animales que no os han hecho nada.

Tal vez recordéis que llevo dos meses procurando traer entrevistas con personas célebres que defienden precisamente un trato ético a los animales, ya he entrevistado para este blog a la atleta campeona Isabel Macías y la ganadora del Planeta Espido Freire. Esto no es una entrevista, pero creo que encaja en el mismo espíritu y por eso lo he incluido en la misma categoría.

Y seguro que a Luzu no le importa verse acompañado en este post por Dama.

Dama es una perrita cariñosísima, súper alegre y juguetona. Como tantos otros perros llevaba días deambulando por el pueblo hasta que por fin pudimos recogerla. Al cabo de los días supimos que tenía dueño, pero ya no la querían y nos propusieron que si nosotros tampoco, le diéramos un palo y la matáramos. Increíble de asimilar, pensábamos que era una broma de mal gusto, pero no…

Le encanta que le den mimos y jugar con otros perritos. Es muy sociable y necesita quien pueda quererla de verdad. Nació en diciembre de 2015, pesa 11 kilos y se lleva bien con otros perros.

Está en Cádiz, pero se envía a otras provincias.

Contacto: chipidogchipiona@hotmail.es 622 31 50 62

Espido Freire: “Ni me planteé otra cosa que no fuera adoptar”

Tengo el empeño de traer a este blog una entrevista al mes, una charla con alguna persona celebre por sus méritos y que comparte su vida con uno o varios animales para hablar de su relación con ellos y de la protección animal en positivo, que falta hace. Empecé en noviembre con la atleta Isabel Macías que tiene una preciosa galga adoptada. Ambas corren como el viento y es un placer verlas, también leer sobre su relación.

Para esta segunda entrega tengo el honor de traer aquí a Espido Freire, escritora ganadora de un planeta y con multitud de obras publicadas de diversa temática. También conferenciante y, desde este mismo año, actriz de teatro. Os invito a leer su blog, que se llama Dentro del laberinto en homenaje a la fascinante película de Jim Henson interpretada por David Bowie y Jennifer Connelly, y sus redes sociales, que son un ejercicio liberador de prejuicios y un perfecto ejemplo de que las buenas reflexiones, la cultura y la calidad literatura casan perfectamente con el interés por la moda, por lo estético. También de su amor por los animales, con la negra Rusia y su preferencia por las flores acaparando protagonismo en su recomendable Instagram  y haciendo gala de que los animales no son complementos, son familia.

Espido Freire, que ha presentado hace muy poco la novela histórica juvenil El chico de la flecha (falta hacen también historias que acerquen la Historia a nuestros niños), ha hecho suyas muchas causas: la lucha contra la bulimia y la anorexia, la capacidad de reconocer y apartar a las personas tóxicas y la defensa de los animales.

La escritora convive con tres gatas, cuatro hasta hace no mucho, ha sido casa de acogida, ha apoyado (y sigue haciéndolo) diversas campañas que promueven la adopción y ha sido premiada por ello.

¿Cómo son (era en el caso de Iona) Rusia, LadyMacbeth, Ofelia e Iona?
Iona fue mi primera gata, una preciosa siamesa, gruñona, poco paciente con sus hermanas, y muy cariñosa y cálida con los humanos. La adopté ya adulta, apareció con una pata destrozada y muy descuidada. Vivió diez años conmigo, hasta que la edad le hizo desarrollar un problema renal incurable, y en el momento en el que parecía inevitable que comenzaba a sufrir, la dormí. Creo que el último gesto de amor que se le puede conceder a un animal muy querido es una buena muerte. Las otras tres gatitas entraron en casa como cachorros, tienen 11 años, son comunes europeas, (dos negras y una vaquita) y cada una de ellas tienen una marcada personalidad: Ofelia tiene un carácter encantador, aunque es muy tímida. Rusia, hiperactiva y curiosa, nunca para quieta. Y Lady Macbeth es mimosona, zalamera y un poco torpe.

Todas son adoptadas. ¿Por qué optaste por la adopción en primer lugar?
Ni me planteé otra cosa. Dentro de mi actitud ante los animales lo único coherente es adoptar, hacerme responsable de mis animales, esterilizar, y evitar abandonos, maltratos y proliferación de camadas indeseadas. Son compañeros de vida, no caprichos.

¿Concibes en algún momento comprar a un gato?

Si viera a un gato en muy malas condiciones y la única opción de salvarlo fuera la compra. En otras circunstancias no me veo haciéndolo, la verdad.

Sé que también has sido casa de acogida de decenas de gatitos. ¿Cómo ha sido la experiencia de ser el hogar temporal de animales necesitados? ¿La recomendarías?
La recomendaría si se tiene fuerza emocional, conocimientos sobre el comportamiento felino, tiempo y medios económicos. Es decir, de nuevo, la palabra responsabilidad. Los periodos en los que he tenido gatitos en acogida han sido los más divertidos, los más agitados y los más educativos de mi vida. Cuando están sanos son tronchantes y tiernos, cuando están enfermitos exigen un mimo y un cuidado que yo no creía capaz de dar, y la manera de entender a los gatos varió para siempre tras tenerlos en casa. Era, desde luego, una locura, mis gatas protestaban, yo dediqué una de las habitaciones de mi casa a cuarentena y parecía que entraba y salía en una UCI cada vez. Y luego, el desafío de encontrarles buenas familias… hice muy buenos amigos gracias a ello.

¿Tu amor por estos animales ha trascendido en algún momento a tu obra literaria?

Sí, aparecen por ahí… y espero dedicarles un libro en algún momento.

Hay mucha gente que cree que los gatos son interesados, egoístas, que saben valerse en la calle… ¿Qué opinas tú?
Es puro desconocimiento. Quien dice eso no conoce al gato casero: quizás tenga el recuerdo de algún gato callejero o no socializado, que le bufó o arañó. Los gatos criados con apego al ser humano, (a veces se les llama “amistosos”) son fascinantes. Curiosos, inteligentes, bellísimos, divertidos. Los hay perezosos y activos, mimosos o más despegados. En el caso de las mías son, además de pesadas de tan cariñosas, gatitas muy receptivas a mi estado de ánimo o de salud. Y, desde luego, abandonar a un gato casero es condenarlo a muerte. El gran problema es que mucha gente trata equivocadamente a los gatos como si fueran perros, o incluso humanos, y la comunicación con ellos no funciona así. Tomarse un poco de tiempo para entenderlos es la clave.

¿Qué crees que opinarían Rusia, LadyMacbeth y Ofelia?
Rusia no le dedicaría demasiado tiempo. Su cabecita salta de un interés a otro con gran rapidez. Ofelia intentaría explicar con toda paciencia qué hacer y cómo, y Lady Macbeth emplearía todas sus técnicas de seducción: dar golpecitos con la patita, hacerse el conejo, revolcarse como una croqueta sobre el suelo, cazarle algún juguete…

¿Qué recomendarías a alguien que desea adoptar a un gato? ¿Algún paso a seguir? ¿Algún consejo?

Que pregunte todo lo que necesite a la asociación o a quién lo tenga en adopción: que se fíe más del carácter que del físico. Que se comprometa a chipearlo y a esterilizarlo, con la seguridad de que es lo mejor para ellos. En realidad, las necesidades básicas de un gatito son muy pocas: buena comida, agua en abundancia, un arenero, un rascador, un cepillo, un cortauñas, un poco de malta. Muchísimo cariño y un poco de tiempo. Y que le den una oportunidad a los gatos adultos: dan muchos menos problemas, se conoce ya su carácter, y son igual de maravillosos. A veces hay casos de enamoramientos fulgurantes (yo lo he comprobado: a uno de los gatitos le faltaba una patita, a otra un ojo, los otros estaban sanos) y ahí no hay nada que explicar: es amor y ya.

Isa Macías, correr como un galgo, correr con un galgo



Mirad este breve vídeo, porque es una delicia
. En él aparece Isa Macías, atleta olímpica y subcampeona de Europa a la que sigo desde hace bastante tiempo porque es un placer leerla. Os aconsejo que fichéis su blog y sus redes sociales.

Junto a Isa corre tanto como juega una galga. Se llama Dina, tiene su propia cuenta de Instagram y es una galga que fue abandonada en Ciudad Real y ahora vive y corre en la mejor compañía por tierras de Zaragoza.

Viendo ese vídeo hace unos pocos días, pensé que sería interesante traer a este blog casos así, de animales que, como Dina, lograron su segunda oportunidad a manos de personas relevantes por su actuación en el ámbito del deporte, el arte, el periodismo, la ciencia… (se admiten sugerencias). Una forma de afrontar la protección animal en positivo (que falta hace), de difundir la adopción como primera opción cuando se desea sumar un animal a la familia, de que esas personas de mérito sean ejemplo a seguir.

Como Isa Macías y Dina han sido las que me han inspirado, con ellas empiezo.

Ilustración de 'El galgo Azul'.

Ilustración de ‘El galgo Azul’.


¿Dina es tu primera perra?

Si, la familia tuvo hace años un pastor alemán, pero yo era muy pequeña. Hasta que no comencé a vivir con mi pareja, no me podría ‘permitir’ el tener la responsabilidad de un perro por lo hermético de mi horario. Así que efectivamente, podemos decir que Dina es mi primera perra.

¿El pastor alemán también fue adoptado?
Creo recordar que nuestro pastor alemán vino a casa ya adulto, pero no sé si adoptado, eran otros tiempos. Dina es mi primera galga, y si tuviera espacio y tiempo, tendría un par más de este raza…estoy enamorada.

Puedes contarme un poco porqué decidiste adoptar, dónde fue y cómo fue el proceso.
Siempre había querido tener un perro, pero mis responsabilidades no me lo han puesto demasiado fácil hasta ahora, y en casa no querían. Mi marido, al ser de Dos Hermanas, conoce la fundación Benjamin Mehnert y la difícil situación de los galgos, y a mí esta raza siempre me había fascinado (será por mi pasión por correr). Así que, aunque no pudiese tener mascota, sigo a muchas fundaciones y asociaciones por redes sociales, e intento hacerme eco de algunos casos para intentar ayudar a encontrarles hogar. Y de una pequeñita de Zaragoza, Adopta Zaragoza, surgió mi flechazo con Dina. Vi una foto suya y la compartí, pero desde que la vi, pensaba que esa perrita era para mí.

Recuerdo que estábamos en Segovia de concentración, mi marido Luis, Kevin López (que tiene tres perros) y yo, y entre los dos me terminaron de convencer. Dina estuvo tiempo en una casa de acogida, pero no encontraba hogar, ¡era una señal!. Así que hablé con la asociación, fui a visitarla y después de acabar la temporada vinieron ellos a casa. El proceso fue sencillo, firmé el contrato y Dina vino sana y en regla a su nuevo hogar.
Te dejo la entrada que escribí en su momento.

¿Lo recomendarías? ¿Por qué?
Claro que lo recomiendo. Habiendo tantísimos perros necesitando un hogar, no me gusta demasiado la cría para comercializar. Si bien, cada uno es libre de elegir su mascota y su origen, a mí me encanta saber que Dina tuvo una oportunidad, además siendo una cachorrita. Creo que la adopción es un proceso muy bonito.

¿Por qué un galgo?
Porque veía que sería una raza a la cual nosotros podíamos darle la actividad que necesita: correr. Además, ahora que sé como son de carácter, creo que ya no podría tener otra raza y menos sabiendo el gran número de galgos que se abandonan cada febrero.

¿Cómo es Dina?
Es maravillosa en casa, duerme casi todo el día (de hecho en el piso casi es como un gatito), y aunque es algo cabezona en momentos dados, es muy cariñosa y expresiva. Tiene un carácter muy tranquilo, no se mete en las peleas del parque y le encantan los niños. Dina es extremadamente inteligente, y tiene una memoria espacial alucinante.

Un cosa que me gusta es que no ladra en casa, de hecho solo ladra para jugar o cuando ve a un gato. Aunque sí diré que es muy llorona. Terminas entendiendo que quiere en cada momento.

El vídeo en la que e la ve corriendo y jugando a tú lado es maravilloso. ¿Cómo es correr junto a un animal tan bien preparado para ello? ¿Lo hacéis con frecuencia?
Intento llevármela al menos un día todas las semanas, aunque tengo que buscar un entrenamiento que la estimule, que no la aburra por el ritmo y que tampoco sea de demasiados kilómetros. Porque ella es muy de correr a su aire, sin perdernos de referencia, pero se para, olfatea, persigue pajarillos…y al final termina haciendo series de cambios que la dejan exhausta. A mí me encanta poder entrenar con ella, a veces he salido solo a hacer un rodajito para poder sacarla, jejeje.

¿Te planteas competir en canicross con ella? Barreríais seguro.
¡Que va! Dina no cumpliría el reglamento de ir delante, no es muy de tirar corriendo, ella va a tu vera. Además, con mi competición ya tengo bastante… Seguro que si Dina hiciese canicross elegiría a Luis, que corre mucho más que yo (es que en la familia llevamos muy arraigada la competición).

1420821874646

Y no me puedo resistir a terminar trayendo a un perro que necesita la segunda oportunidad que tuvo Dina, un cruce de galgo que está en la perrera de Hellín y no deja de llorar. su tristeza es tanta que ha dejado de comer y necesita con urgencia acogida o adopción:

“No hay nada de malo en bañar a los animales, aunque no lo necesitan más que en raras ocasiones”

setterEstos días atrás la doctora Irene Manso, veterinaria en barkibu.com, un servicio de consultas veterinarias profesionales online cuyos profesionales además se definen como antitaurinos y a cuyas oficinas llevan a sus perros, y el doctor Josep Campmany, veterinario de Advance (Affinity), tuvieron la amabilidad de prestarse a responder a mis preguntas sobre los problemas dermatológicos de los perros y gatos, sobre todo de los primeros.

Las respuestas de uno y otro son interesantes y se complementan, así que aquí os dejo con lo que me contaron:

  • ¿Cuáles son los problemas dermatológicos más frecuentes en perros? ¿Y en gatos?

Irene Manso: yo diría que en ambas especies la alergia es el principal problema. Históricamente lo han sido las infestaciones por parásitos, pero la medicina evoluciona y con ella cambian los problemas. Ahora es más o menos raro que nuestros animales de compañía cojan parásitos gracias a los tratamientos preventivos en pipetas, collares o incluso comprimidos masticables, pero es cada vez más frecuente encontrar animales con alergias graves. Es posible que en gatos este cambio no haya sido tan grande por la forma de vida que llevan. La mayoría salen a la calle y muchos no son desparasitados con regularidad, pero creo que están siguiendo la misma tendencia.

  • Hasta dónde yo sé, razas como el Cairn Terrier, el Bulldog Francés, Fox Terrier, Poodle, Welsh Terrier o West Highland White Terrier son más propensas a tener problemas dermatológicos. ¿A qué se debe esta propensión? ¿Diría que los perros mestizos suelen ser menos propensos a tener problemas dermatológicos?

Irene Manso:Por desgracia se pueden añadir muchas razas a ese listado y yo pondría en cabeza a los bulldogs y tal vez a los sharpei. Los perros con pliegues en la piel tienden a tener muchos problemas de infecciones, predispuestos en la mayoría de casos por las alergias. Las alergias tienen un fuerte componente genético y se dan más en ciudades que en zonas menos contaminadas. Los más afectados dentro de estas razas son los perros de color blanco, que presentan una sensibilidad aún más marcada, tal vez por la sensibilización provocada por la radiación solar. No solo las alergias, casi todas las enfermedades son más frecuentes en animales de raza, y muchas se traducen en problemas de piel (tumores, problemas endocrinos, etc). Esta predisposición se debe a la consanguinidad o inbreeding, provocada por cruzar a animales emparentados.

Josep Campmany: estas razas son seleccionadas por unas características especiales de su piel, y en algunos individuos esta selección conlleva unos genes que incorporan algunas disfunciones que pueden derivar en enfermedades de la piel. En los perros mestizos al combinar genéticas tan dispares la posibilidad de que estos genes permanezcan es muy baja.

  • Por lo visto solo un 10% de los propietarios es consciente de que su perro sufre una dolencia dermatológica. ¿Cómo darnos cuenta? ¿Qué es lo que debemos vigilar?

setter2Josep Campmany: los propietarios, especialmente los de razas pequeñas, tienen un contacto muy directo con su perro, por ello es fácil detectar si hay muchos lamidos o si se rasca la oreja más de lo habitual. Es en estos momentos cuando debemos llevar al perro al veterinario para detener este tipo de situaciones de un modo sencillo o fácil antes de que vengan más complicaciones

Irene Manso: los problemas de piel son la principal causa de visita al veterinario, ya que por suerte, son bastante visibles y evidentes. Por desgracia para el veterinario son muy complicados de diagnosticar ya que hay muy pocas formas de presentación (lesiones) pero muchísimas causas para dar esos mismos síntomas. Son un quebradero de cabeza…
Lo que debemos observar es lo siguiente:
-Picor. Es normal que los animales se rasquen de vez en cuando, sobre todo cuando se desperezan. Si se rascan de manera muy frecuente y sobre todo si dejan de hacer otras cosas para rascarse (ej. parar de jugar en el parque para rascarse), decimos que tienen prurito.
-Pérdida de pelo. A veces los perros y gatos tienen zonas con menos pelo en la barriga en el caso de perros o en la base de las orejas en los gatos. Esto es normal, incluso existen razas como el perro crestado chino o el gato sphynx en las que el animal prácticamente no tiene pelo. Lo preocupante es cuando el animal pierde pelo en una zona en la que antes tenía; a esto lo llamamos alopecia.
-Lesiones en la piel. Pueden ser pápulas, pústulas, collaretes epidérmicos, eritema, etc., pero para que me entendáis, suelen ser zonas de piel inflamadas (rojas, aumentadas de tamaño y calientes). Un ejemplo son los granitos con pus a los que llamamos pústulas. Hay algunas lesiones como la hiperqueratosis o la hiperpigmantacion, que no entrarían en esa clasificación, pero son bastante evidentes. Cualquier cambio de color o de forma en la piel o anejos justifica una consulta veterinaria.
-Bultos. Pueden ser desde verrugas, abscesos hasta tumores. Para saber de qué se trata los veterinarios hacemos pruebas como punciones o biopsias.

Pueden presentarse varios problemas asociados, de hecho es lo más frecuente.

Lee el resto de la entrada »