BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Los malos adoptantes (y la difícil tarea de entregar un animal en adopción)

Lo he contado alguna vez. Por mucho que veamos en las películas que una familia llega a un centro de protección, se pasea directamente por las jaulas, elige animal y se lo lleva a casa el mismo día, es poco probable que en las protectoras suceda así. Cuanto mejor sea la protectora, más en serio se tomarán el intentar asegurarse de que uno de sus animales irá a un buen hogar y no a uno que le traiga un nuevo abandono o malos tratos.

No os extrañáis si os encontráis ante largos cuestionarios previos a la adopción, entrevistas en las que se preguntará de todo, visitas al domicilio en el que vivirá el animal y la exigencia de un seguimiento posterior, presencial o mediante el envío de fotografías.

Tampoco es raro que se niegue una adopción a una familia que lo ha requerido. O que se niegue la adopción concreta de un animal del que se han encaprichado y se recomienden otros. Se hace pensando siempre en el bien del animal, en que acabe en buenas manos. Y no todos los animales encajan en todas las familias. Por ejemplo, un perro activo puede ser el compañero ideal para una pareja de jóvenes deportistas pero no ser el más indicado para una familia que tiende a apoltronarse en el sofá de casa, por bonito que sea y buen carácter que tenga. Conviene dejarse asesorar.

Aun así se equivocan, claro que sí. Son seres humanos. Y además llevan una maleta a cuestas de malas experiencias que les hace desconfiar. Puede ser que se equivoquen al negar una adopción a una familia que hubiera sido maravillosa. También pueden meter la pata (y la meten) cuando entregan a uno de sus perros o gatos a unos malos adoptantes.

Esa labor implica una gran responsabilidad, yo he oído a varios voluntarios que se encargaban de otras tareas reconocer que ellos no la querrían, que preferían cualquier otra.

Pero alguien tiene que llevarla a cabo. Y aquellos que asumen la delicada tarea tienen que ser conscientes de que será imposible acertar siempre, que meterán la pata. Merecen la comprensión de sus compañeros, de los potenciales adoptantes y de ellos mismos. no voy a decir que no pasa nada, pero sí que al que hace lo que puede, no se le puede pedir más.

image

Kero fue uno de esos casos especiales del albergue sevillano Gran Familia que parecía haber encontrado una familia también especial. Han resultado ser de esos malos adoptantes.

Kero pasó doce horas terribles con la pata fracturada, el hueso asomando, hasta que pudo ser rescatado. Perdió esa extremidad pero logró recuperarse y encontrar adoptantes en Barcelona. Dos años después lo devuelven.

Así me lo cuentan:

El sábado pasado lo dejaron en la jaula de una residencia, ni siquiera pudieron esperar a que alguien del refugio en Sevilla pudiera ir a buscarlo para desandar el camino que hace dos años emprendió hasta Barcelona lleno de ilusión. Kero era un estorbo, del que había que deshacerse lo antes posible y así lo hicieron.

Los malos adoptantes se tratan de evitar en cada adopción pero desgraciadamente están ahí y no pocas veces. Es cierto que no siempre acertamos, las personas que hacemos visitas previas intentamos tener en cuenta la mayor cantidad de cosas posibles en pro del bienestar del pequeño, pero podemos equivocarnos sobre todo porque la gente tiene muy buenas intenciones cuando se sienten Quijotes orgullosos salvando a un abandonadito, y muy poca paciencia cuando de educar a un perro se trata. Ahí se les acaba la magia, la buena voluntad, y todas las lágrimas que vertieron cuando sólo era una foto con una historia de abandono.

image

Así, a pesar de los esfuerzos que las asociaciones puedan hacer, muchas personas resuelven con demasiada facilidad “devolver” el animal.

Esta “devolución” no es más que otro ABANDONO, que lo tengan claro aquellos que lo hacen, porque eso de que ahora no lo quiero porque mis circunstancias han cambiado o porque hace esto o aquello que no nos gusta, son las mismas excusas que pone la gente que suelta a su perro en una carretera o lo deja en una perrera para su sacrificio, la diferencia es sólo que hay una asociación detrás, que carga con la irresponsabilidad de ese adoptante. Nada puede ser más triste y penoso, para quienes lucharon por encontrar para ellos una vida mejor.

Cuando te plantees adoptar a un perro, ten en cuenta todo lo que tantas veces hemos dicho: que es para toda su vida, que tienes una responsabilidad, que debes educarle y cuidarle, y que si tienes problemas, debes buscar soluciones, porque todos los que tenemos perros responsablemente nos encargamos de educarlos y de resolver las dificultades que su convivencia nos plantee.

Debes ser responsable de tus decisiones, eres TÚ quien libremente adquiriste un compromiso con él, porque él no te ha elegido a ti, sino TÚ a él. Eres TÚ quien prometiste cuidarlo y quererlo el resto de su vida, por eso te lo cedieron, porque si hubieses dicho que existía la más mínima posibilidad de que lo devolvieras si tus circunstancias cambiaban, JAMÁS hubiera partido hacia tu casa. Y esa es una pregunta que se te hizo. No lo trates como a un bulto, es un ser vivo, que siente y padece, no necesita tu lástima, ni tu “sensibilidad” necesita estabilidad y cobijo.

¿Qué sentimos? Rabia, impotencia, desconfianza absoluta en las “palabras” y “promesas” de las personas… Tristeza. ¿Qué siente Kero? Desconcierto, desolación, miedo, angustia… siete días ya metido en una jaula solo y lejos de los que quería.

A Kero le amputaron una patita debido a un accidente, ello no le impide hacer vida normal. Está en Barcelona y busca una familia de las de verdad, de las que están ahí en los buenos y en los malos momentos. Busca la familia que en sus tres añitos de vida nunca ha tenido.

Os rogamos que os volquéis en su difusión, no se merece lo que le han hecho. Es lo mejor que podéis hacer por él.

Es cariñoso con personas, ha convivido con niños. Es incompatible totalmente con gatos y con perros machos. Con hembras se lleva bien, pero con machos es chulito y hay que corregirlo. Necesita acogida en Sevilla o Barcelona o adopción en cualquier parte de España.

Contacto: anap@granfamilia.org

 

img-20161113-wa0013

27 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Manuel

    Hola Melisa Tuya,

    leo siempre tus Post y casi siempre estoy de acuerdo con todo lo que escribes. Pero siento decirte que no es oro todo lo que reluce. Al igual que hay malos adoptantes, tambien hay malas protectoras. O protectoras que al igual que los adoptantes te se ven desbordadas por falta de medios o cambios en su situacion y que de repente no les importa no hacer un seguimiento,o no rellenar unos formularios, o dar informacion que resulta que no es cierta
    Te lo digo por expereriencia y no quiero generalizar ni poner nombres, lo hecho, hecho esta. Ya que hace 3 años mi pareja y yo adoptamos dos perros. Bueno, uno era adopcion( una galgita ) y otro era acogida( cachorro de 7 meses de mezcla de Sharpei, q nadie queria porque parecia que se iba a hacer grande ), porque habian estado siempre juntos. Nos dijeron que estaban socializados y sin miedos, cuando los fuimos a ver nos dijeron, que la galga “era un poquito timida, que solo necesitaba tiempo”(pero la pobre tenia/tiene un trauma de caballo), el Sarpei habia heredado todos los miedos y angustias de la galga( porque habia vivido en una Jaula desde los 4 meses, con salidas esporadicas al patio, 0 socialización), a la que consideraba su mentora. En fin, la galga al entregarla estaba enferma, 40 de fiebre y con dermatitis aguda( no dijeron nada). En fin, no me quiero liar mas, en resumen, no hemos devuelto a los perros porque nos comprometimos con ellos. Pero tuvimos que buscarle una familia diferente a la galga, porque todos los adiestradores y escuelas nos recomendaron eso para que los perros pudieran desarrollarse y hacer vida normal, ya se fijaban en los miedos del otro. Parece que despues de muchas alegrias y tristezas y entrenar duro, se ve luz al final del tunel.

    Un saludo,
    Gracias por tus Post, sigue asi.

    23 Noviembre 2016 | 8:59

  2. Dice ser Y digo yo..

    Con la cantidad de parejas jóvenes sin hijos que hay en este país, con la caida tan grave de nacimientos, con el envejecimiento sin remedio de este país, con las perspectivas tan nefastas en cuanto a pensiones y pirámide demográfica y algunas páginas intentando que las personas se vuelquen en perros y gatos y pasen olímpicamente de tener o adoptar hijos…
    Sábido es que cuando una pareja joven adopta o le regalan un perro pasa de tener sus propios hijos.
    Infinidad de casos en el que una mujer joven en edad de tener sus propios vástagos en cuanto entra un perro o gato en su casa el proyecto de ser madre se acaba…
    Que triste país y que triste futuro con estas modas tan absurdas de cambiar el amor a lpos hijos por los de un chucho…
    Y así nos va, una muestra clara de sociedad en decadencia.

    23 Noviembre 2016 | 9:14

  3. Dice ser elena

    Que asco de gente. Cuando te llevas a un animal a casa,es una responsabilidad para toda la vida,sea como sea el animal. Yo me llevé a mi perrucha (dicho con cariño infinito) y tuve la suerte de que me salió un animal maravilloso, un perrita que venía educada y que fué abandonada por quedarse embarazada. Tuve la suerte de que viviese conmigo 13 años y uno de los peores momentos de mi vida fué,llevarla a sacrificar.
    Esperé 1 año y medio para buscar otra perrita,esta me la lleve de una camada recien nacida y….me ha salido “rarita” pero es mi perra y aunque me impaciento y no puedo evitar compararla con la otra,la quiero y jamás la abandonaría…jamás!
    Y que decir de mi gato,lo saque de debajo de un coche,hace ya 10 años y lo adoro.

    23 Noviembre 2016 | 9:21

  4. Dice ser Mariano

    No estoy completamente de acuerdo con tu “post”. Me parece muy bien que se haga un cuestionario, incluso que se hagan las visitas necesarias al domicilio. Podría incluso aceptar que se preguntara en el veterinario habitual del adoptante (en caso de que tuviera o hubiera tenido más animales) , pero estos cuestionarios que se suelen hacer, sinceramente me parece de lo más absurdo.

    Preguntas tales como “cuantos días te vas de vacaciones al año”, “Piensas cambiar de residencia en los próximos 15 años”, o “trabajo y nivel de estudios de los integrantes de la unidad familiar”, y así hasta más de 100 preguntas que tiene por costumbre hacer una protectora para poder acoger a uno de sus peludos. No es solo por lo absurdo de la mayoría de ellas, también es que, si alguien quiere puede mentir perfectamente, adecuando sus respuestas a lo que se espera de él.

    Llevo con perros desde que tengo uso de razón, la inmensa mayoría de ellos adoptados o recogidos de la calle, y al intentar adoptar alguno, me quisieron hacer este cuestionario. Me negué, a nadie le importa ni donde trabajo, ni las horas que lo hago, y por supuesto no se lo que pasará dentro de 15 años. Perdieron la oportunidad de dar en adopción a un perro, adulto y grande que quería para mi casa (no para guarda) a alguien responsable, con otro perro, y que piensa que los perros son parte de la familia, y por lo tanto la convivencia. Mi último perro, un cruce recogido de la calle se murio hace poco, con 16 años), y pretendía llenar su hueco con otro. Por nosotros y también por mi otro perro.

    Al final fuimos a otra protectora toda la familia (dos niños, mi mujer y mi perro) tuvimos una entrevista personal, donde no hubo preguntas especialemnte indiscretas, rellenamos un cuestionario más lógico y nos llevaron a casa una preciosa perrita que había estado abandonada hasta que la recogieron.

    Con esto quiero decir que me parece muy bien los cuestionarios, pero el intentar apretar las tuercas puede producir el efecto contrario al deseado, sin contar con que es claramente ilegal el pretender que se conteste algunas de las preguntas que se incluyen en el mismo

    23 Noviembre 2016 | 9:26

  5. Dice ser Aletheia

    La verdad es que cuando nosotros decidimos adoptar un gato nos daba un poco de miedo eso, que la protectora nos pusiera muchas trabas y el proceso se alargara demasiado (ojo, también lo entiendo, porque tienen que ver cada cosa que parte el alma). Al final fue todo bastante rápido, rellenamos por internet un cuestionario un poco largo (pero tampoco nada insalvable) y bueno, supongo que tener sentido común también ayuda. Es decir, por nuestro estilo de vida pensamos en un gato y no en un perro (yo soy casera a más no poder) y como nunca habíamos tenido gato, preferimos un gato adulto con el carácter “formado” para no llevarnos sorpresas o lidiar con la educación de un cachorrito, para no meter la pata. Preguntamos por dos gatos, y ya desde la protectora nos recomendaron a una, que tenía problemas de socialización con otros gatos, para que fuera la reina de la casa. En nuestro caso ni siquiera vinieron a ver la casa ni nada, y es más, si rellenamos el cuestionario el sábado, el jueves la estábamos recogiendo en la protectora. En parte creo que fue porque al tener problemas y no poder estar con otros gatos, tenerla en acogida debía ser complicado. Y bueno, no podemos quererla más, ni estar más contentos, a pesar de que tiene de vez en cuando problemas con las orejillas y nos rasca el sofá, jejeje.

    Por último, al que dice que una vez que se tiene mascota no se quiere tener hijos, simplemente responder que en base a qué sesudo estudio ha sacado esa conclusión. Yo tengo a mi gatita desde abril, y estoy embarazada de 12 semanas, y por supuesto que tengo cero intención de deshacerme de ella. Si hay problemas, se afrontarán con el apoyo de la protectora.

    23 Noviembre 2016 | 10:00

  6. Dice ser Puyipum

    Pues yo a veces he flipado con las protectoras a la hora de entregar animales en adopción ya que rozan lo paranoico y lo ridículo. Puedo entender que haya que asegurarse, que hay mucho cabrón caprichoso, gente sin sentido de la responsabilidad, y en ello haya que hacer seguimientos, perooo…cuento mi experiencia:

    Colaboro con varias asociaciones de gatos, y comparto, difundo y promuevo la adopción de los gatetes de las mismas y una vez una buena amiga se interesó por uno de ellos.
    Milagro! poca gente quiere adoptar y menos aún sin ser cachorro, así que la puse en contacto con la asociación y la mandé al contacto un wassap para que supiera que era una buena adoptante, ya tiene otro gato adoptado y siempre han tenido animales..
    Mi amiga me llama decepcionada, no le habían dado opción ya que su casa tenía patio y “se podía escapar” mi amiga les dijo que tenía vallas y medios para evitarlo, ya que tiene otro gato y sabrá cómo hacerse cargo. Nada que no, así que llamo yo y empiezan a cuestionarme, a decirme qué cuánto tiempo hacía que les conocía…de coña vamos
    LIMITAR ASÍ LAS ADOPCIONES hace flaco favor para los que quieren hacerlo, que cada vez son menos.
    Es RIDICULO, hacerse así una MALA PUBLICIDAD, entiendo que pueda haber reticencias pero no ser CONSPIRANOICO. Lo peor?? el pobre gatete que se ha quedado sin tener una excepcional familia debido a las paranoias de algunos que se dicen “amantes de los animales y querer su bienestar”

    El resto de asociaciones no he tenido problema alguno, tienen seguimientos, cuestionarios, entrevistas..pero no te dicen que NO de primeras sin conocerte.

    23 Noviembre 2016 | 10:55

  7. Dice ser Es obvio Aletheia..

    Que el número de mascotas (perros y gatos) aumenta en este país del mismo modo que disminuye mes a mes el número de nacimientos de seres humanos.Es una prueba muy clara que no lo digo yo, lo dicen las estadísticas.

    23 Noviembre 2016 | 11:12

  8. Dice ser Aletheia

    Claro, es culpa de las mascotas, no tiene nada que ver la precariedad laboral, la falta de recursos, el que ser madre sea ya una decisión voluntaria (y que no te miren mal si decides no serlo) y del hecho que los problemas reproductivos por la baja calidad del semen y el retraso en la decisión de procrear han aumentado.

    Según ese razonamiento, dado que las temperaturas son más altas por el cambio climático y cada vez hay menos niños, entonces la gente no tiene hijos por el cambio climático. Muy obvio todo, sí.

    23 Noviembre 2016 | 11:24

  9. Dice ser Todo influye..

    Es cierto que todo influye, pero no es menos cierto que mucha gente joven “pasa” de tener hijos y los sustituye por perros y gatos. Algunos medios de comunicación, algunas nuevas empresas han visto el negocio de las mascotas y todo lo que conlleva(veterinarios; alimentos para ellas etc…) un verdadero filón.Nadie apuesta ni favorece el nacimiento de seres humanos.
    En unos 20 o 30 años España será un inmenso geriátrico( eso sí, lleno de perros y gatos)…
    Y muchos/as de los que ahora pasan de ser padres de bebes en su vejez se acordarán que tuvieron oportunidad de ello y no quisieron.
    Saludos.

    23 Noviembre 2016 | 12:30

  10. Dice ser luis

    Tener un animal en casa es una responsabilidad. Hay que darles una vida digna. Se debería cumplir con un perfil sicologico para que te concedan un animal en adopción. Y nada de pajarerías y mercadear con ellos. eso debería estar prohibido por ley

    23 Noviembre 2016 | 13:00

  11. Dice ser Emma

    Hola, no entiendo muy bien como con una entrevista con preguntas tan peregrinas como las que relata Mariano se puede determinar si uno es buen o mal adoptante. Hace 10 años intenté adoptar un gato en una protectora… además de la entrevista querían visitar mi casa. No acepto intromisiones en mi vida privada y determinadas cuestiones y esa visita y posteriores cuando el gato se me entregase… no seguí con el proceso.
    Una chica que no podía hacerse cargo de una gatita me la ofreció por internet. Mi gata tiene en la actualidad 10 años, en esos 20 años he cambiado de domicilio y he tenido un hijo. Nada de lo cual me ha hecho plantearme el abandono de mi gata. Es más, ahora hemos aumentado la familia con otro gato.
    Entiendo que las protectoras tengan que hacer entrevistas… indagar en la adecuación de los adoptantes. Pero siempre dentro de la lógica y el respeto.

    23 Noviembre 2016 | 14:27

  12. Dice ser Yo misma

    Me sumo a la gente que cuenta las experiencias de las protectoras paranoicas. Entiendo que se ponga un cierto control, no obstante, hay casos en que se les va de las manos y los únicos que pagan las consecuencias son los pobres peludetes.

    23 Noviembre 2016 | 17:33

  13. Dice ser perra de caza

    Los de las protectoras deberían pasar exámenes psicotécnicos que garanticen su aptitud. Sería lo justo y adecuado.

    23 Noviembre 2016 | 22:01

  14. Dice ser absurdo

    Me parece una bobada que hagan tanto cuestionario y se pretenda asegurar tanto cuando en la vida casi nadie tenemos garantía de nada.No se si tendré trabajo siempre para comer yo imaginaos cómo voy a saber si podré pagar operaciones veterinarias de urgencia? o cómo voy a saber dónde viviré en cinco años,si tendré tiempo suficiente para sacar al perro todo lo que necesita( me puedo quedar inválida,o tener trillizos,o un niño con alergia al pelo del animal,o mi futura pareja aporta una mascota incompatible con la mía…Si mismo entre personas no se sabe qué nos va a pasar de aquí a poco y hasta la familia no te puede ayudar-o no quiere- a veces,como para garantizarle cosas a un otro ser.Si tanta garantía quieren,que se los queden en las protectoras para siempre.Al fin y al cabo dicen que no hay que adoptar por pena, y he comprendido que vivir con un animal es un capricho como otro cualquiera,no es necesario,al final es un negocio para fabricantes de cosas de mascotas y veterinarios

    23 Noviembre 2016 | 22:16

  15. Dice ser las cosas como son

    Bueno, lo del test y la entrevista no me parece mal. A mí me gustaría hacer un test, una entrevista y visitar su casa cuando alguien de alguna protectora quiera tener un hijo, no sea que ocupe un lugar detrás del gato.

    24 Noviembre 2016 | 0:36

  16. Dice ser las cosas como son

    @ absurdo
    Es absurdo afirmar que vivir con un animal sea un capricho cualquiera, se trata de una elección, no de un capricho.

    24 Noviembre 2016 | 0:38

  17. Dice ser De Teba

    Colaboro activamente en una protectora, he sido adoptante y casa de acogida en muchas ocasiones. La mayoría de criticas que estoy leyendo me invitan a pensar el desconocimiento que hay detrás de todo esto. Cuando yo envío un cuestionario, sé perfectamente que si me quieren mentir lo van a hacer, pero hay cosas que se ven rápido gracias al cuestionario. ( Si alguien esta informado de los cuidados y si pretende esterilizar o no). Después del cuestionario hablamos con las personas interesadas, y sobretodo vemos las reacciones del perro, de ellos, del paseo conjunto, etc.
    Más que el seguimiento lo que damos es apoyo preguntamos que que tal va, que si necesitan ayuda, que que tal se ha adaptado, sugerimos adiestradores y demás.
    Siempre procurando que la relación del animal y la familia sea la correcta. Siempre ofrecemos que antes de adoptar se acoja para que vean en “situ” el comportamiento del animal…
    Todo es muy difícil, es una labor muy dura, e intentamos hacerlo de la mejor manera posible. También aceptamos criticas productivas y retroactividad. Nos equivocamos, como humanos que somos. Poneos en nuestros zapatos, que además tenéis la oportunidad, colaborar una semana activamente con cualquier protectora, y entonces veréis que este post acierta de lleno en la situación actual de las protectoras.

    24 Noviembre 2016 | 1:27

  18. Dice ser Rocio

    Pues De Teba lo ha dicho estupendamente, esa es la tearea y la finalidad a lo que llamamos cuestionarios, visitas, etc. Vero muuucho desconocimiento en los comentarios (a parte de un troll obsesionado con la maternidad), puesto que lo que hacen protectoras y refugios debería ser una tarea por parte de las administraciones y no por parte de particulares.
    Respecto a quien dice que hay preguntas indiscrestas, pues déjame decirte que no te voy a preguntar cuánto ganas, o tu inclinación sexual o a qué partido votas, pero claro q es importante saber cuántas horas trabajas, para así poder saber del tiempo que dispones para dedicar a esa mascota. Y así muchas otras cosas.. no son preguntas por cotillear, puesto que obviamente importan.
    Y claro que nadie sabe lo que nos podrá pasar en un futuro pero como bien dice otro comentario, las adversidades hay q saber afrontarlas y quien realmente quiere tener una mascota como miembro más de su familia sabrá encontrar soluciones. Las cuestiones que plantea esa persona que dice q no sabremos que nos deparará el futuro es justo las excusas que da la gente cuando devuelven los animales: “es que he tenido un hijo y tiene alergia”, “es que me he echado un novio/a y no le gustan los perros/gatos”, “es que me voy a vivir a otra ciudad/pais”, “es que me mudo y no me permiten animales”… bla bla bla

    24 Noviembre 2016 | 9:03

  19. Dice ser soledad

    A colación de este artículo y muy en sintonia con lo narrado, hace unos días precisamente nuestra Asociación “Héroes de 4 Patas”, dedicada a buscarle adopción a perros de trabajo jubilados, redactó el siguiente COMUNICADO IMPORTANTE:
    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=618726761645375&id=370524179798969

    Gracias por poner voz a los que por desgracia no la tienen…

    24 Noviembre 2016 | 9:36

  20. Dice ser Alessio

    Una cosa, aquellos que estais pidiendo mas nacimientos de niños en vez de mas adopciones estais de coña ¿Verdad? Un consejo, dejad de meteros en la vida de la gente y que cada uno tenga o no hijos, ya que tenerlos es una responsabilidad muy grande, si queries mas hijos tenedlos vosotros.

    En cuanto a los cuestionarios y visitas a mi no me parecen mal, nosotros los adoptantes no vemos lo que hay detras, de todo lo que los VOLUNTARIOS viven y sufren por salvar a estos animales. A mi cuando adopte a mi gata no me importo dar mis datos, es mas, lo vi hasta necesario para que aconsejaran que peluda se adaptaria mejor a mi y me hizo saber que la protectora se lo tomaba muy en serio. Si no adoptais a un animal porque os sentis “dolidos” por preguntaros cuanto cobrais o como vivis entonces no os importa tanto la vida de esos animales.

    Un saludo.

    24 Noviembre 2016 | 12:23

  21. Dice ser Yomisma

    Creo, que como en todo el la vida, hay protectoras coherentes y protectoras paranoicas. Por unas no podemos juzgar otras. Pero, y lo digo por experiencia, hay gente que confunde profesionalidad con paranoia y obsesión. Son animales a los que hay que cuidar, jugar y darles cariño, pero no son personas ni hay que tratarlas como tal.
    Yo he tenido la mala suerte de encontrar una protectora de locas obsesivas que lo unico que han conseguido es que el pobre animal se haya quedado sin casa y haya enfermado en el refugio. Al final paga el que.menos culpa tiene.

    24 Noviembre 2016 | 17:49

  22. Dice ser las cosas como son

    Rocío, a otro perro con ese hueso. Insisto: A mí me gustaría hacer un test, una entrevista y visitar su casa cuando alguien de alguna protectora quiera tener un hijo, no sea que ocupe un lugar detrás del gato.
    Es sana curiosidad, como te sientes aludida lo llamas troleo, no cuela, las protectoras son un vivero de psicopatías, haz una encuesta o pregunta, esa es la imagen que proyectan el grueso de las protectoras.
    Ahora como argumento di que troleo.

    24 Noviembre 2016 | 20:12

  23. Dice ser Emma

    Estoy de acuerdo con que la gente de las protectoras hacen un trabajo que hay que agradecer. Pero no concibo que visitando mi casa o preguntándome ciertas cuestiones personales sepan si voy a cuidar bien o no a mi mascota.
    He conocido a gente te que ha abandonado a su perro ante el más mínimo contratiempo , o para castigar a un hijo que saca malas notas. Y a otra que aún poniendo en riesgo su salud ha conservado su gato.
    En el primer caso vivían en un chalet con 40 metros de patio y en El Segundo caso la vivienda completa no excedía de 40 metros cuadrados….
    Quien ve el alma de las personas visitando su casa o sabiendo cuánto gana uno al mes ?!
    Yo mismo en periodos de mi vida he trabajado 10horas al día y en otros periodos 5horas diarias, he vivido en un piso de 70 metros sin terraza ni jjardín y me he mudado a un chalet con patio de 50 metros. Y mis gatos han estado bien atendidos en todas las circunstancias….

    24 Noviembre 2016 | 23:13

  24. Dice ser Para: Y digo yo..

    No cuesta el mismo dinero mantener un perro que mantener un niño más de 18 años con alimentación y educación, partamos de ahí. Para nada es incompatible tener perros con tener hijos ni, por supuesto, se les quiere igual; a los perros les puedes querer muchísimo, pero de manera diferente a un hijo, si no puedes ver eso, pocos hijos has tenido tú, que eres muy gañán.

    Aparte (que parece que toda la culpa es nuestra, machista) las mujeres valemos para algo más que para parir indiscriminadamente y lavaros los calzoncillos, lo que pasa es que tenéis la mala suerte muchos de los que sois así de que nosotras también estudiamos y también trabajamos 12 horas para que nadie nos mantenga y, como vosotros, tenemos aficiones. Con lo cual, se tienen hijos cuando ambos han terminado de estudiar y tienen un sueldo estable y eso, si se quieren tener, que es estúpido obligar a alguien que no quiere niños a tenerlos, que luego vienen los niños ignorados y con muchísimo déficit de cariño por “rellenar pirámide”.

    Los niños, como los animales, se merecen amor y un lugar estable en el que vivir con personas que les adoren.

    25 Noviembre 2016 | 15:50

  25. Dice ser Julia

    Para Y digo yo:

    Mis abuelos tenían perros y mis padres nacieron
    Mis padres tenían perros, y yo nací (y mis 3 hermanos tambien)
    Yo tengo perros, mi hija nació y se crió con ellos y aprendió a amarlos
    Mi hija tiene perros y gatos, y dada su situación sociolaboral le es imposible tener hijos de momento, pero cuando los tenga (si llega a tener un trabajo que se lo permita) se criarán rodeados de perros y gatos

    Y esa es la historia de mi familia.
    Amar y tener animales no es incompatible con la maternidad/paternidad
    Tener un trabajo de 400€ mensuales SI

    25 Noviembre 2016 | 20:59

  26. Dice ser Dice ser Conchita

    A los que muchos han escrito diciendo que el que adopta un animal lo hacemos por capricho les diría no serán ellos los que adoptan por capricho por darle un capricho a su niño o un regalo de navidad y luego en verano no saben que hacer con el ?
    Yo en julio adopte a una perrita que tenia más miedo que amor y me a costado muchísimo que cogiera confianza yo a eso no lo llamo capricho,se me meaba y cagaba en casa cada 5 minutos limpiando y no lo llamo capricho, al sacarla a pasear me pegaba tirones con el riesgo de que se me escapará y no lo llamo capricho,y me lloro por las noches teniendo enfrentamiento con los propios vecinos y no lo llamo capricho.
    Satisfacción mucha ahora mismo nos tenemos un amor incondicional tanto ella a mi cómo yo hacía ella a eso sí que le llamo yo amor hacia los animales y no tener un capricho
    Por último yo no tuve hijos pero no por no querer o por querer sustituilos por un animal si no porque la naturaleza no me lo quiso conceder pero si tuve 14 sobrin@s que les hicimos compreder y hacer entender que se debe querer y respetar a los animales y ahora mismo ell@s lo están practicando con sus propios hijos.
    Sin más
    Por favor adopten por amor no por un capricho

    27 Noviembre 2016 | 20:10

  27. Dice ser Laura

    Hola,
    Aquí una más a la que han puesto trabas para adoptar. Con mi primer gato me pusieron problemas por vivir en un piso sin rejas en las ventanas y tener tres niños pequeños que pudieran “molestar” al gato. Acabamos comprando al gato por Internet. Unos 8 años más tarde decidimos adoptar un segundo gato. En este caso el problema fue que nos habíamos mudado a una casa con jardín, y el hecho de no vivir en un bunker nos hizo finalmente tener que optar de nuevo por la compra. Actualmente viven los dos gatos la mar de felices, compartiendo esa peligrosísima existencia con una familia de cinco humanos, dos felinos y un perro. Seguramente los que se quedaron en la protectora viven una vida más segura, sin escapadas al bosque y sin niños, bien protegidos en sus jaulas.

    30 Abril 2017 | 15:15

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.