BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

“Lo quise tanto, lo pasé tan mal cuando murió, que no quiero más perros”

Me lo he encontrado con frecuencia. En la totalidad de los casos con perros. No digo que no pase igual con gatos, pero yo no me he topado con ello. Tal vez simplemente porque el no salir a pasear con ellos a la calle no propicia estos encuentros casuales. No lo sé.

Son personas a las que claramente les gustan los perros, que se paran a acariciar a las mías y me dicen, tanto a mí como a ellos mismos, que tuvieron un perro, que lo quisieron mucho, pero que lo pasaron tan mal cuando murió que no se plantean tener otro.

A veces me lo cuentan con el perro aún presente mientras saluda a las mías a golpes de rabo. “Ya está muy mayor, cualquier día nos da un susto, pero no tendré más perros”.

Un buen amigo compartió su vida con una perrita diminuta durante casi dos décadas, una ratonerilla con la que tenía una relación especial. Compartimos largos paseos y tenía claro que no habría otro perro. “Ella es mi perra y no creo que pueda sentir a otra como mía”. Cumplió su sentencia, pero su amor por los animales le empujó a tener dos gatos. Una forma de moverse hacia delante, de no quedarse encasquillado en el amor y el dolor.

Pero muchos no se mueven. Muchos siguen mirando a los perros que se encuentran por la calle, acariciando brevemente animales ajenos y recordando al que fue suyo sin atreverse a abrir su corazón a otro perro.

Se trata de una mezcla entre querer respetar la memoria del animal que se fue, sentir que se le traiciona si se acoge a otro en la familia y no querer sufrir tanto de nuevo.

Lo comprendo y respeto. Faltaría más. Pero yo no quiero vivir en un duelo sordo toda mi vida, no quiero que el miedo a perder de nuevo guíe mis pasos, no quiero negarle a otro animal la oportunidad de conquistarme, más aún sabiendo que ese animal está en el chenil de una protectora deseando entregar su devoción al humano que lo saque de ahí.

Desde el primer momento que invitamos a formar parte de nuestra familia a un animal deberíamos saber que sus vidas son más breves, que se irán. Deberíamos saber que habrá un peaje ineludible.

Yo estoy dispuesta a pagarlo tantas veces como sea necesario.

Cuando mi anterior perra murió, tan solo una semana después estaba acudiendo a la protectora a adoptar a Troya. Fui muy rápida, lo sé. Cada uno tenemos nuestros plazos. Yo no pretendía sustituir a Mina, sabía que no podría hacerlo. También sabía que no la estaba traicionando en absoluto al adoptar de nuevo. Y así recuperé mis rutinas, los paseos diarios, el alimentar, el cuidar, el verme asaltada por la felicidad en forma de can al abrir la puerta.

Puede que al principio sea extraño tener a un perro diferente, con otra personalidad, otros gustos, ocupando el espacio de aquel que tanto nos marcó. Puede que al principio nos cueste sentirlo nuestro perro. Será así durante poco tiempo, os lo aseguro.

Es cierto que si compartes tu vida con perros siempre encontrarás algunos que serán más especiales en tu memoria que otros, pero no pasa nada. Atesora la memoria de ese animal que tanto te marcó y disfruta del que ahora tienes, que también es especial y único y te lo demostrará si le das la oportunidad.

image

Titi es dulce, tranquila y cariñosa. Apenas pesa seis kilos y medio y está esperando un hogar en el albergue de Amigos del Perro en Langreo, Asturias.

Contacto: 619370991 adopciones@amigosdelperro.org

titi2

Otras entradas que te pueden interesar:

33 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Maria

    Acabo de perder a Ariel,mi gata, tenía 14 años. Tengo dos más,Greta de 15 y Cleo de 4. Cada una tiene su personalidad. Greta es cómo un apéndice de mi cuerpo, siempre está encima de mi,Cleo,al ser más pequeña es más torbellino, pero es como un perillo faldero, siempre te sigue. Ariel, era más independiente, observadora,.Hace 4 días nos dejó. Tenía una perforación en el intestino ,la operaron y en principio eso salió bien,pero perdía bilirrubina no saben por dónde y su cuerpo se llenaba.
    Todo eso en cinco días, ingresada.Sin comer,intubada.Hasta que puse fin.
    No puedo quitarme de la cabeza esos días de soledad, ese último día,cuando la vi y supe que era el final, yo no quería que sufriera, me decían que iba mejorando, que esperara,y ella allí sola, sin entender nada.No sé si ella ha tenido la misma sensación de abandono que yo siento. Jamás me lo perdonaré.
    Lo siento tanto Ariel.

    15 Noviembre 2016 | 9:48

  2. Dice ser Arancha

    Yo soy de las que tienen gato y lo he pasado tan mal con otros gatos que he tenido ya no quiero más. Y eso que mi gata aún vive. Pero he pasado tantas veces por ese último momento de la inyección, por ese dolor, que cuando mi gata, que tiene ahora 10 años, nos deje, ya no quiero volver a pasar por eso. Quizá sea egoísmo, pero así es cómo lo siento.

    15 Noviembre 2016 | 10:18

  3. Dice ser Antonio

    Conozco a una persona que le pasa eso con su gata, así que tan raro no es.

    Un saludo.

    15 Noviembre 2016 | 11:21

  4. Dice ser No solo con perros pasa eso.

    Aunque tu articulo expresa muy bien el dolor que se siente al perder tu mascota…tu parcialidad al orientarlo solo hacía los perros no me parece justa, vale que haces una pequeña aclaración al principio, pero aún así sigues insinuando en una mayor relevancia en los perros. Es compresible que no tengas casos con otros animales, por lo que se ve en tu articulo, eres de una organización canina y solo te mueves (con alguna posible excepción) en un entorno canino. Si conocieras más asociaciones y te abrieras a conocer otro tipo de animales (Algo muy típico de los amantes de los perros) verías que con muchos otros se genera una cercanía impresionante. Por ponerte casos: Loros, animales que viven en torno a 60 años, pueden estar toda una vida con su dueño, gatos, que aunque tienen sus momentos de independencia, demandan cariño y mimos como un perro, etc…En conclusión que el articulo es muy bonito, pero si que queremos quitar el miedo de la gente a adoptar otro animal tras morir su mascota, mejor generalizar, que son muchos los que necesitan adopciones.

    15 Noviembre 2016 | 11:38

  5. Dice ser Carlos

    La perdida de un animal es algo que llega a todos como a nosotros.

    Creo que el mayor consuelo es saber que su existencia ha sido feliz con nosotros que ha tenido nuestro cariño y le hemos dado lo mejor.

    Cuando tienes animales te das cuenta de lo mucho que te dan y casi por nada, y eso crea un vinculo especial con ellos, he pasado por un duelo muy doroso con los animales que he tenido, pero tambien he entendido que es muy bonito darle la oportunidad de estar a tu lado y darle tu cariño a otros animales.

    En mi caso ha sido algo casi obligatorio , seguramente porque moralmente me siento obligado viendo lo que les pasa a muchos que hay abandonados.

    15 Noviembre 2016 | 11:45

  6. Dice ser miau

    Ya salieron los gato-frikis a comentar…

    15 Noviembre 2016 | 11:45

  7. Dice ser No solo con perros pasa eso.

    Querido “MIAU”,

    Muchas gracias por darme la razón en lo que he puesto…

    Un saludo

    15 Noviembre 2016 | 11:58

  8. Dice ser Eduardo

    Wetty se llamaba mi Westi. Vino a mi, como casi todos vienen. Le compras un perro a tus hijos y al final, aunque ya lo intuias, es tu mascota.
    Estuvo 13 años a mi lado y 5 hace que se fue. No podria nunca poder devolver todo el cariño que me dió, ni en mucho tiempo.
    Aun recuerdo su mirada cuando el veterinario le inyectaba lo que segundos despuen supondria su adios. Me decia en ella, o por lo menos asi lo entendia yo. ” No ves lo que me estan haciendo?”. Tenia cancer de ganglios y estaba pasandolo mal. Me perseguira siempre ese momento.
    Me gustaria tener mas perros, pero lo anterior me impide conseguirlo.
    Tal vez olvide y adopte.

    15 Noviembre 2016 | 12:13

  9. Dice ser Bárbara

    Q mal lo pasé con la muerte de mis gatos…. sientes q se va una parte d ti. Siempre m digo q será la última vez, q mejor estar sola y no pasar por esa pérdida… pero al final siempre llega ese desamparadito q necesita un hogar y t mira a los ojos y t derrite… y ¿como negarle hogar y cariño? Sí q creo q debemos pasar nuestro duelo, pero, por desgracia, andamos cortos de hogares para tanto animalito indefenso y abandonado , q no creo q debamos ser tan egoistas como para solo dar amor a una mascota en nuestra vida….

    15 Noviembre 2016 | 12:22

  10. Dice ser Cris Muñoz

    Muy buen artículo. Pero si siempre pensáramos así, nunca nos enamorariamos por miedo a perder. Nunca tendríamos hijos por miedo a perderlos, a verlos sufrir, a no ser buenos padres…. Nos perderíamos todo lo bueno de la vida por miedo. Y es que es incluso bonito: si duele es pq existió! Un amor tan grande puro e incondicional como sólo te puede dar un animal. Seamos agradecidos con su recuerdo, valoremos y respetemos su memoria dándole la oportunidad de otro animal mejorando su vida… Que se note que hacer tenido animales nos ha hecho más sensibles, más maduros, más persona.

    15 Noviembre 2016 | 12:30

  11. Dice ser Carlos

    para dice ser Miau

    Hazte un favor y vete a trolear a otro foro , sobre furbol o la cobra de bisbal campeon.

    Gente como tu nunca van a saber que es querer a los animales y la naturaleza

    15 Noviembre 2016 | 13:12

  12. Dice ser lis

    pasa con todos los seres queridos que has tenido viviendo contigo,perros,gatos,pajaros (ójala dejen de venderse en tiendas) y otros.

    15 Noviembre 2016 | 14:49

  13. Dice ser blanca

    Se sufre mucho,y como es un sufrimiento que se puede evitar no teniendo otro animal,pues muchos no queremos volver a pasar una y otra vez por lo mismo,es de masocas, yo no tengo el corazón tan fuerte como para sufrir tantas pérdidas de buenos amigos.Conozco casos de auténtico consumismo de mascotas,dos,tres y hasta ocho animales en un piso y con una sola dueña( una vecina) y cuando se le muere uno enseguida lo sustituye por otro,eso parece una patología

    15 Noviembre 2016 | 15:05

  14. Dice ser F.Ángel

    En su día tuve gatos. Empecé con un macho grande, imponente y muy peludo; y un amor. Me dijeron que era un Angora Turco, posiblemente mezclado, ya que era rubio y blanco. Luego llegó mi gatita negra, pequeña, tímida y asustadiza, aunque también muy cariñosa cuando (por fin) llegaba a cogerte confianza. Esta me dijeron que tenía que tener algo de siamesa por la forma de la cabeza.
    Mi gatita se quedó embarazada, no de mi gato, si no de otro, y tuvimos dos gatitas más. A las dos las regalamos, a buena gente; pero una volvió por que en esa nueva casa estaba muy deprimida…

    En fin, durante un tiempo fuimos una familia tri-gatuna, hasta que empezaron a pasar cosas…

    Me temo que tengo un vecino que cría pájaros y no le hacen ni pizca de gracia los gatos. De hecho en el vecindario, cuando llegamos, había un puñado de gatos y, hoy en día apenas hay. No hace falta ser muy listo para saber quién puede estar detrás…

    En fin, a la gatita chica la tuvimos que volver a dar en adopción, por que se empezó a meter en la casa de ese vecino y nos dió a entender lo que iba a hacer con ella la próxima vez que la pillase…

    Mi gato, un día, tuvo una caída muy tonta, pero desde poca altura, y, sin embargo, empezó a vomitar sangre. Llegó muerto al veterinario…
    Me quedé con las ganas de hacerle una autopsia; por que sigo pensando que ese vecino tuvo algo que ver, y se cargó al único gato de todo el vecindario que apenas salía de casa…

    Por último, mi gatita negra empezó a salir, y un día ya no volvió. No sabemos si se perdió, si fue “adoptada” (tenía chip) o si tuvo algún tipo de accidente…

    En fin, me da mucha lástima pensar en mis gatos, y mucha rabia pensar en alguna gente tan desaprensiva como ese vecino…

    A mis gatos les “guardamos luto” una temporada, y luego acogimos a una gata una temporada; pero cuando vimos que también empezaba a explorar por “donde no debía” decidimos que debía ir a otra casa…

    Ya con el tiempo nos decidimos a adoptar a un perro.
    Al menos así evitamos el tema del vecino.
    Si algún día nos mudamos, o se muda el tipo ese (o se muere), lo mismo nos planteamos volver a tener un felino en casa…

    15 Noviembre 2016 | 15:58

  15. Dice ser Pedro

    A mi nunca me habian gustado los animales de compañia , pero por circunstancias tuve que quedarme con el de mi hermana una larga temporada.

    Lo cierto es que el animal me gano, y estuvo a mi lado en los malos momentos.
    Me ha hecho ver que los animales en general son buenos por naturaleza y la verdad no entiendo a la gente que intentan demonizarlos en peliculas y demas complicaciones de los humanos.

    Ahora el animal esta otra vez con mi hermana y la verdad es que le hecho de menos, me sorprende como un animal ha conseguido que mi percepcion de ellos haya cambiado completamente.

    Ahora no solo respeto a todos sino que me planteo adoptar a alguno.

    15 Noviembre 2016 | 16:00

  16. Dice ser Alma

    ME PASA EXACTAMENTE LO MISMO, LO MISMITO. PERDÍ A KIÉN PARA MÍ ERA MI HIJO, MI BÓXER Y NO PUEDO TENER OTRO,,,SIENTO K LO TRAICIONO,,,NO PUEDO NI MIRAR PERROS POR LA CALLE,,,ME HA DEJADO TAL VACÍO,,,,ES HORRIBLE. KÉ IDENTIFICADA ME SIENTO, ME PASA IGUAL. CÓMO PUEDO PONERME EN CONTACTO CON ESTA CHICA POR FAVOR? GRACIAS

    15 Noviembre 2016 | 17:00

  17. Dice ser El Andoba

    claro, claro penita por mi perro y gato que por ley de vida mueren a los 15 años y mientras si se mueren unos padres, hermanos, sobrinos …bueno eso es otra cosa ..es ley de vida ..no son gatos ni perros …
    Gente acomodada, friky y sin mas responsabilidad que vivir a su gusto, como decia mi abuelo, una guerra teniais que haber vivido ..
    Son los tiempos de hoy …

    15 Noviembre 2016 | 17:53

  18. Dice ser Mariam

    Mi trufa, querido se fue hace seis años….tambien dije que no tendria otro..pero el vacio que me dejo,,,al mes ya tube otro correteando por casa…..este se llama Pipo.. a Trufa le cogio un sindrome vestibular (paralisis de mitad del cuerpo a lo largo )i…tambien le tube que pinchar….pero primero le pinchamos en anestesia….y luego la otra del final…..pues ..he leido que sufren menos…. Y a mi Trufa querido nunca lo olvido porque vive dentro de mi

    15 Noviembre 2016 | 19:06

  19. Dice ser pokecris

    Yo tuve a mi Kaspita 11 años. Un bulldog frances sereno e inteligente que me dio alegría de vivir y su vida entera… y yo la mia. En marzo le operaron de cancer. El 9 de agosto decidimos que no podiamos dejar que sufriera más. Creo que es lo más duro que he hecho en toda mi vida. Tras 6 meses de enfermedad y dolor mi primer pensamiento fue que no quería más perros, ni gatos, ni pajaros ni nada que viviera menos que yo. Porque me podía el dolor, la culpa, la sensación de que podría haber hecho algo más. Hoy 3 meses despues no solo tengo un perro, tengo dos, que me estan devolviendo poco a poco la alegría y llenando un vacio muy grande que dejó mi gordo. Al principio incluso lloraba pensando que le estaba traicionando, olvidando… no es cierto, siempre le llevaré aqui dentro de mi y su recuerdo sigue ahi, formando parte de mi vida. Pero hoy Sugus y Romeo tienen la oportunidad de recibir amor, cuidados y una buena vida. Y por ello hoy soy feliz de nuevo.

    15 Noviembre 2016 | 20:43

  20. Dice ser Myriam

    Pancho estuvo 8 años con nosotros. Lo compartimos todo juntos. Al principio éramos 3, luego llegó el bebé y se convirtió en su guaridan y su sombra. Éramos una familia, los cuatro. Fuimos muy felices. Cuando le detectaron un cáncer, avanzando y sin posibilidad de tratamiento, fue devastador. Jure que no volvería a tener más perros. Pancho nos dejó una mañana gris y lluviosa, pero su recuerdo aún nos acompaña. Tanto es, que un día, sin pensarlo, visitamos una protectora y allí nos encontramos con unos ojos marrones, como los de Pancho, pero muy tristes y con muchas historias que contar. No lo pensé dos veces y le adoptamos. Se llama Titán, no ha llenado el hueco que dejó Pancho, sino que enseguida encontró el suyo. Y de eso hacen ya 5 años. Cuando sea su momento de marcharse, no sé qué pasará, pero sí sé que no todas las mascotas no tienen la suerte de Pancho y Titán, así que si puedo volver a ayudarles…No lo dudare!

    15 Noviembre 2016 | 21:01

  21. Yo tengo un adoptado desde hace 12 años y medio, él tenía un año cuando lo adopte, es un shit-shu muy cariñoso, pero ya me hago mayor y tengo artrosis, por eso lo cuido mucho para que me dure más tiempo, pero luego no quiero más porque me canso mucho y tendré muy poquita jubilación, con el mío tengo muchos gastos de veterinario y no quiero volver a repetir porque y si faltará yo? que sería de él? y tampoco quiero pasar por el momento de la inyección, que tiene que ser horrible, yo al mío no lo dejaré solo estaré con él hasta su último suspiro para que se vaya con mis caricias y mis besos que sienta que estoy con él

    15 Noviembre 2016 | 21:28

  22. Dice ser Lorena

    El pasado 23 de octubre sacrificamos a mi perro con el que compartimos vida durante 18 años. Pese a que toda mi familia estaba muy mentalizada que cualquier día sería el último, jamás pensé que pudiéramos sentir tanto dolor… Es cierto que lo primero que se dice en mi casa es que otro perro no vuelve a entrar porqué se pasa muy mal, pero espero y deseo poder dar en un futuro a otro perrito la maravillosa vida que le dimos al mío.

    15 Noviembre 2016 | 22:40

  23. Dice ser Yanira

    Yo he tenido toda mi vida perros! En mi familia era una cosa normal.. un miembro más de la familia. Pero llegó un momento en el que ya no era el perro de la familia, eran mis perros y yo era su dueña. Aún recuerdo un dia de reyes a aquella bolita de pelo blanca con manchas marrones, orejona y muuuuy juguetona. Era una cocker spaniel. La más bonita del mundo mundial. Por desgracias de la vida murió a los dos añitos atropellada. (No xq yo la llevara suelta) aquello me causó un trauma.. tanto, que caí en una depresión. No quería más perros en mi vida.. ni pasarlo mal, pero era inevitable. No podia más, necesitaba la rutina que ellos me aportan.. sus caricias.. y fue lo que me llevó a sentir que era hora de adoptar a otro animal, y así hice. La familia que lo tenia ya no le quería y lo ivan a sacrificar. Lo adopté con 5 añitos y murió con 12 (T-T) de esto hace 4 meses. Hoy por hoy tengo 2 perros más! Y esque tengo claro que no puedo vivir sin ellos. Te dan lo que necesitas. Te alegran la vida. Te hacen reir.. incluso llorar. Nunca se reemplaza a nada ni nadie. Dejas hueco para seguir ayudando a los que más lo necesitan! Y RECORDAR.. NO COMPRES, ADOPTA!!!!!!!

    15 Noviembre 2016 | 22:50

  24. Dice ser Casquillo

    “Me lo he encontrado con frecuencia. En la totalidad de los casos con perros. No digo que no pase igual con gatos, pero yo no me he topado con ello”

    Tan sólo con la mala fe que va estas primeras frases deje de leer. Eres una bocachancla que se ve que no ha compartido mucho con el resto de animales que no sea un perro, después irás de animalista por la vida y vas escribiendo estos artículos tan sesgadores y parciales.

    Como si es un hurón, una tortuga o un agapornis, son tus compañeros de viaje y se les coje igual cariño. Cazurrismo puro y duro.

    16 Noviembre 2016 | 1:43

  25. Dice ser Carlos

    Le pasa a todos aquellos que le gustan los animales. Siempre he estado rodeado de gatos y perros y cada vez que se va uno de ellos pues siempre estamos con esa frase. Pero en mi caso es solo cuestión de tiempo, supongo que cada persona le tarda el duelo pero al final siempre volveras a adoptar uno.
    Yo, hace poco, perdí mi Kitty que tenía 20 años… 20 AÑOS a mi lado, compartiendo mis alegrías y mis penas. Aún me duele mucho recordarla pero sé que cuando pase un tiempo, volveré a adoptar seguro.

    16 Noviembre 2016 | 4:51

  26. Dice ser Armando

    La frase “Lo quise tanto, lo pasé tan mal cuando murió, que no quiero más perros” me parece una frase de cobardes, de alguien que aunque ayudo en su día a un animal, ahora los deja a un lado. Solo teneis que ir a una perrera o a un refugio, para que DE VERDAD se os parta el ALMA.

    16 Noviembre 2016 | 7:20

  27. Dice ser Maria

    El pasado 21 de junio me encontré a mi chow chow muerto, cuando llegue a casa por la noche. Estaba tumbado, como si durmiera, y cuando entre a casa, fui a la habitación a cambiarme para bajar a pasearlo y no vino detrás a saludarme, me di cuenta que algo pasaba. Mi novio y yo no sabíamos que hacer, llamamos a la policía, a emergencias,…nadie nos decía nada. Nuestro veterinario no atiende urgencias…hasta que un veterinario desconocido nos facilitó el teléfono de una empresa incineradora. Os aseguro que el último achuchon que le di, el último tirón de pelo,…jamás lo olvidaré. Estuve una semana que no podía estar sola en casa . Si lo hacía no podía parar de llorar.
    Mi novio dijo mil veces que no tendríamos otro, pero…después de 8 años, hechas de menos esas cosas que te aportaba. Y el día 10 de julio drako entro en nuestras vidas. Es un cachorro muy muy diferente al otro, pero con el cual estoy aprendiendo un montón de cosas, y compartiendo momentos únicos. Si tu mascota se va, piensa en todo el amor que que puedes compartir. Y por desgracia, en los centros de recogida, hay muchos que necesitan de eso, amor y cariño.

    16 Noviembre 2016 | 8:11

  28. Dice ser Javier

    Yo perdí a mi Lagun hace ya 2 años y medio, cuando tenía casi 17 años. Entiendo todo lo que dices y es tan cierto…! No piensas en tener otro por los motivos que dices, y aunque aún hoy en día sigo soñando con él, despertándome con un ansia, entre lloros casi, sintiéndolo otra vez cerca pero siendo casi consciente de que es un sueño y no es real, y de que te estás despertando y se vuelve a cerrar esa pequeña ventana para estar con él de nuevo…

    Creo que dos años después, y en realidad desde hace ya bastantes meses, estoy deseando tener otro perro, o incluso perros, me encantaría tener dos la verdad. A ver cuándo lo puedo conseguir!

    16 Noviembre 2016 | 8:35

  29. Dice ser Ignacio

    Buenos días, a mi me pasa lo mismo con mi perro Thor, es de raza bobtail, es como un hermano más y aun sueño de él. Desde entonces no quise mas perros por 2 razones, temor a la muerte y que ningún perro será como él.
    Esroy de acuerdo con el comentario de no solo pasa a los perros, cada persona tiene un amor incondicional con los animales, da igual que sea un perro, gato, periquito, hamster.
    Un saludo a los que sufrieron la perdida de un animal.

    16 Noviembre 2016 | 8:37

  30. Dice ser Paola

    Hola, creo que si bien el artículo se centra en la pérdida de un perro, no quita que no se pueda sentir lo mismo por un gato.
    Esa persona, desde su propia experiencia, reconoce que no ha tenido esa ocasión, bien porque los perros sean más de su agrado porque sale más a pasear y le gusta estar al aire libre, o bien por cualquier otro motivo.

    Naturalmente, si no sabe lo que es tener un gato por casa, no puede hablar de ello. No hace falta tampoco tener comentarios negativos porque esta persona hable sólo de su experiencia con sus perros. Todos los animales merecen segundas oportunidades.

    Yo hablo desde la experiencia de un agaporni, dos perros y un gato.

    El primero que me dejó fue Max. Cocker Spaniel canela y tirando a pelirrojo con 6 años. El pobre enfermó bien pequeño y la medicación para sus secuelas minaron los órganos hasta que no pudo más. Le dimos los mejores 6 años que pudimos y él tuvo a bien despedirse de nosotros antes de marchar. Quizá no era el más afable, más bien era un pequeño gruñón con mucho carácter, pero que se hacía querer con los que vivíamos con él.

    Papillon, el agaporni, llamado así por la película que lleva el mismo nombre (y es que el pequeño cuando llegó a casa se las ingenió para huir hacia el patio), fue amigo íntimo de Max. Estuvo en mi familia 12 años y me lo había dado una amiga porque su otro agaporni lo maltrataba. Tras acostumbrarse a nosotros se hizo muy social, rondaba por la casa por donde quería, hasta salía a la terraza y no se iba. Se subía sobre Max y lo usaba como taxi si no quería volar.
    Adicto a las palomitas, las pipas Tijuana y mis cereales. Su ida fue confusa, estaban mis padres como cualquier otro día desayunando en la terraza en la playa y él andaba por ahí. Yo me había ido unos días antes y fue preguntarle mi madre sobre mí y empezó a volar en dirección hacia donde fue el coche.
    Intentaron cogerlo pero no hubo ocasión. Sólo espero que una familia se pudiera hacer cargo de él. Mi pequeño pirata.
    Eso sí, no volveré a tener un pájaro. Merecen volar libres.

    Jazz, mi perro desde hace 5 años. Me costó volver a tener perro..Tenía miedo de que pudiera enfermar como el anterior. Por suerte, su salud es bastante robusta y que siga así por mucho tiempo, que nos queda España por rutear. Con Papillon, coincidió un año. No se llevaban muy bien, y es que el lorito le dio un picotazo en el hocico como bienvenida y el perro se la tenía jurada

    Greco, este pequeño felino llegó hace un año y poco, con Jazz se lleva bien afortunadamente. Fue recogido de un patio muy pequeño y enclenque. Ahora está precioso y tiene esa mirada de “¿qué miras, mortal?”. Es muy bueno y apacible, yo digo que está “aperrunado”. Esperemos que dure muchos años con nosotros.
    Una vez mi madre sufrió un ataque de alergia por el gato, y mi padre planteó buscarle un hogar. Por suerte, tanto mi madre (que apenas podía respirar bien) tanto como mi hermana y yo, empezamos a rogar que no se fuera y hasta se me escapó alguna lágrima.

    Como digo, todos sabemos lo que duele perder un animal de compañía, pero no podemos lanzarnos al cuello sólo porque alguien sólo conozca la experiencia de compartir parte de su vida con una especie.
    Del mismo modo que unos prefieren gatos porque o son más caseros, o les gustan más, habrá gente que prefiera perros porque le gusta salir mucho a andar y así siempre hay alguien que acompañe, o porque les gustan más. No puedes dejar tampoco todo el día solo a un gato por muy independientes que sean.

    Y no hay nadie mejor que nadie por preferir a unos u otros.

    16 Noviembre 2016 | 10:52

  31. Dice ser Ignacio

    para el comentario anterior, me ha gustado mucho tu explicación, y se que va a sonar raro, por intentarlo no pierdo nada, quisiera conocerte mas si te parece bien, pulsa mi nombre y agregame al facebook. un saludo.

    16 Noviembre 2016 | 13:47

  32. Dice ser objetiva

    Cómo les gusta a algunos decir a los demás como deben vivir su vida.

    16 Noviembre 2016 | 15:10

  33. Dice ser Viejita nueva

    Mi perro Poti, también murió en casa, en mis brazos y con las caricias de todos (lágrimas incluidas que todavía hoy me cuesta retener).
    Su veterinario tuvo la amabilidad y el cariño después de tratarlo muchos años de venir a casa, cosa que le agradeceré toda la vida.
    Mi fox-terrier fuerte, valiente, divertido, entrañable murió en mis brazos, rodeado de todos a los que no había ofrecido su vida y compartido con nosotros, con muchas risas y juegos y algún que otro sofocón.
    Ahora tengo a otro perro, atletico, divertido, nervioso y muy teatrero, al que quiero muchisimo, y al que le agradezco que me llore y me salte cada vez que llego a casa.
    Un beso para todos los perros que comparten la vida con los humanos

    18 Noviembre 2016 | 10:30

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.