BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

¿Qué hay que tener en casa para recibir al perro que acabamos de adoptar?

IMG_20160420_174221

¿Qué se necesitaría tener para adoptar un perro como Nova, cuyas fotos ilustran este post? ¿Qué hay que tener en casa cuando volvemos por primera vez acompañados de el nuevo miembro que acabamos de adoptar?

Ayer os comentaba lo necesario para atender las necesidades de un gato recién llegado, hoy os he recopilado lo que recomiendo tener cuando se adopta un perro adulto.

Lo primero no es tangible: mucha paciencia, tiempo para pasear mucho con él (no hay mejor manera de crear un vínculo y lograr que sea un animal equilibrado que los largos paseos) y un mínimo de conocimientos. Hay un PDF que conviene leer: Consejos para el cuidado y comprensión de perros adoptados. Y a mí me gusta recomendar también Las señales de calma, de Turid Rugass, el mejor libro para entender a los perros y como nos hablan. La web de SrPerro tiene mucha información útil y sus guías son del todo recomendable si vais a querer compartir ratos de ocio y compras con él en Madrid y Barcelona.

Y así muy resumido sí que os recomiendo que tengáis decidido de antemano las normas de conducta que se desean inculcar y que todos en la casa las hagan cumplir. Cada familia establece las suyas. Por ejemplo, a mí me da igual que suba al sofá por ejemplo, pero si no queréis, ningún miembro de la familia debe permitirlo, sin excepciones. La norma más básica que yo siempre recomiendo es no darle nunca comida mientras estáis sentados a la mesa. La comida humana está muy rica, pero no les sienta nada bien, y tenerles ansiosos y pidiendo cada vez que nos veamos en la mesa no es bueno ni para ellos ni para nosotros. Queremos perros bien educados con los que podamos ir de visita, tener visitas poco perrunas y salir a restaurantes. Y para evitar la ansiedad por separación, nada de muchas fiestas al llegar a casa (solo saludaremos y ya le haremos más caso cuando se haya calmado), y nada de irse despidiéndonos de él cómo si nos fuéramos a la guerra, cuanto menos interactuemos en ese momento, mejor.

Ojo también con la basura, tiene olores muy tentadores y es buena idea blindarla. Los perros adoptados a veces vienen de haber sobrevivido hurgando en ella, o de pasar hambre y estar a la búsqueda constante de alimentos, como los abuelilla que han pasado la guerra. En los perros grandes el váter abierto es claramente un bebedero, cuidado también con eso que muchas veces están impregnados de productos de limpieza.

No es recomendable darles viejos zapatos, el peluche roto del niño o calcetines con tomates para jugar. A ellos les encanta todo lo que concentre nuestro olor, pero habrá mucho riesgo de que no distinga luego los viejos de los nuevos y destroce algo que no debe.

En fin, podría seguir largo raro, pero os remito a la guía que os enlacé antes y vamos con las cosas que viene bien tener:

    • Cuenco de agua y de comida. A mí los que más me gustan son los que les obligan a comer despacio. Comer con ansia no es bueno para nadie, pero son especialmente recomendables para evitar la torsión de estómago, peligrosa sobre todo en razas grandes y gigantes. Los podéis ver en la foto. Los comederos elevados también ayudan. Para evitar la torsión tampoco conviene que haga ejercicio justo después de comer. Conviene calcular bien la cantidad de pienso que le corresponde y dividírselo en dos tomas. A las malas (o las de crisis), dos recipientes viejos que tengamos que no vuelquen o rompan fácil pueden servir.
    • Una camita que identifique como su lugar de descanso en el que no será molestado. Si se tiene una jarapa, alfombra o manta vieja y grande, también pueden servir. Mejor si se pueden lavar bien.
    • Pienso que conviene que sea de calidad. Por el precio y la marca lo podréis deducir, pero también podéis consultar con vuestro veterinario. ¿Cómo saber si le sienta bien? La respuesta está en el color y consistencia de las cacas (al principio es normal que estén un poco sueltos). Y no es preciso estar cambiándoles. De hecho Troya, que ya sabéis que es una saludable abuelita de 17 años, lleva doce tomando el mismo pienso tan contenta.
    • El sistema que proceda para viajar, trasportín que llevar a los pies si es un perro pequeño, maletero preparado o enganche para el cinturón de seguridad si es mediano o grande. Aquí tenéis más información sobre cómo viajar en coche con seguridad y atendiendo a la legislación vigente.
    • Correa, collar y bolsas de cacas. A gusto del consumidor. Lo único importante aquí es que sean confortables para el perro y para nosotros y que no se pueda soltar ya que el riesgo de que escale los primeros días es alto. Por eso el collar tiene que ir equipado desde el primer día con una chapa con nuestro móvil. Y no debemos soltarle hasta que no estemos muy seguros de que responderá a nuestra llamada. ¡Ah! Un bozal también viene bien. Mejor de nylon. Aunque solo sea porque en Cercanías de Renfe se puede viajar sin problemas con bozal.
    • Algún juguete. Los Kong clásicos son geniales, mis favoritos: casi indestructibles, se lanzan de manera semejante a una pelota y se puede meter comida dentro para que se diviertan sacándola. No hay perro al que eso no le guste.
    • Y chuches de perro de tamaño pequeño (cuantas más haya en la bolsa y más pequeñas sean, mejor), en su defecto salchichas cortadas en trocitos. Mejor que duren y cundan porque es más importante el gesto de premiarles que el tamaño de la chuche. Al principio hay que usarlas mucho: para que venga, para premiar que hace sus cosas fuera, que supera sus miedos al ascensor, escaleras… En cuanto descubramos si es de roer, de perseguir pelotas, de juguetes que pitan… sabremos qué más comprarle. No es mala idea llevarle a una tienda de animales y mostrarle juguetes a ver qué le hace gracia antes de gastar dinero a lo tonto. Igual que no a todos los niños les gustan los puzzles, no a todos los perros les gustan los aros de goma (por poner un ejemplo). Tula no sabe vivir sin huesos para roer y Troya sin pelotas, de tenis o goma dura.

Tula es una roedora nata, todo lo contrario que Troya. Flash preocupado al lado…

Un vídeo publicado por Melisa Tuya (@melisatuya) el 7 de Mar de 2016 a la(s) 12:59 PST

  • Luego hay cosillas que pueden venir bien, pero no son imprescindibles. Por ejemplo, yo suelo llevar en el bolso en cuanto hacemos excursiones largas o hace calor un bebedero plegable como éste, pero una bolsa de cacas puede ser un bebedero puntual fantástico. Kits de viaje para llevar comida y cuencos sin ocupar mucho espacio. Tula, con su pelo corto y su origen almeriense, va encantada con un abrigo impermeable, pero Troya jamás lo ha necesitado. Tiempo al tiempo… Hay todo un universo de productos pensados para perros, también os digo que pocos realmente necesarios.

¿Dónde comprar todo eso? Hay tiendas online y offline, cualquiera vale mientras no vendan animales. En las protectoras a veces tienen tienda propia y comprando allí les ayudamos.

IMG_20160420_172951
¿Quién hará sonreír a Nova? Por que sí, los perros pueden sonreír.

Nova es una joven cruce de labradora, noble y tranquila, que no llega al año de edad. Su mirada de tristeza te parte el corazón. Fue recogida de la cuneta, la atropellaron y dejaron ahí sin poder moverse. Tiene rotura de cúbito y radio y una operación por delante. En la protectora sevillana El buen amigo, necesitan ayuda económica para afrontarla, padrinos para Nova y adoptante cuando se recupere un poco.

Contacto: protectoraelbuenamigo@gmail.com

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Guau ad infinitum

    Lo más importante es dejarlo muchas horas solo. No olvidemos que el perro es un capricho para que nos haga monerías de 20:30 a 23:30, el resto del día nos vamos, curramos, comemos fuera, cervecitas,alternamos etc y al perro que le den. Y es que un ladrido es como el canto de un canario y los vecinos lo agradecen mucho.

    26 Abril 2016 | 8:52

  2. Dice ser Ish

    Hay pocas cosas más agobiantes para un perro que un bozal de nylon, que les abraza el hocico calentándolo y sin dejarles jadear (si está bien colocado). Los más cómodos para ellos, a riesgo de que parezcan Hannibal Lecter, son los de cesta, que les permiten llevar la boca abierta e incluso beber.

    26 Abril 2016 | 13:08

  3. Melisa Tuya

    Hola Ish, gracias por tu aportación que permite ampliar ese punto. Yo prefiero nylon y mis perros también, siempre y cuando sean livianos y les permitan abrir la boca. Te dejo una imagen:
    http://www.masquepeludos.es/wp-content/uploads/2014/03/Bozal-Ajustable-Nylon.jpg

    26 Abril 2016 | 14:09

  4. Dice ser Ish

    Te debo una disculpa entonces Melisa, estaba pensando en este tipo de bozales, que no les permiten si quiera jadear.
    http://www.norpesa.com/html/4140_NORPESA_SL_/img/big_prod_88199_.jpg

    Desconocía el modelo que me enseñas, aunque sigo pensando que para climas calurosos y en perros que han de llevar bozal siempre (PPP o perros con problemas), los de cesta son más adecuados por su ventilación

    http://t2.uccdn.com/images/1/2/3/img_como_elegir_el_bozal_de_mi_perro_31321_300.jpg

    27 Abril 2016 | 14:17

  5. Muy buen artículo. En unos días tendré un nuevo perro y me has ayudado mucho. Gracias!

    28 Abril 2016 | 11:19

  6. Felicidades por el artículo. Adopten perros, hay muchos que necesitan un hogar. https://www.collares-perros.es

    24 Mayo 2016 | 17:04

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.