BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

No, no pasa nada porque a un equipo de niños le metan 25 goles

Uno de los recuerdos más divertidos que tengo de la infancia es el día que perdimos 24-0 un partido de la liga de colegios con el San José del Parque. Yo, por cierto, era el portero.

Teníamos entonces 12-13 años, y cansados de jugar en el patio del colegio, decidimos apuntarnos a una liga. Como en clase éramos pocos, no creo ni que llegáramos a 15 chavales, y a alguno no le gustaba el fútbol, pues básicamente en un equipo de f-11, jugábamos todos. Vamos, que no había filtro, y había más de un paquetillo en el equipo. Era lo de menos en ese primer año repleto de ilusión.

Íbamos últimos en la clasificación, como no podía ser de otro modo, y aquella mañana tocaba visitar al San José del Parque, un enorme colegio de Conde de Orgaz que tenía dos equipos: el A (los muy buenos) y el B (algo más flojitos).

Como ha pasado algún año que otro, no recuerdo el motivo, pero la cosa es que ese día que teníamos el partido más difícil del año, no logramos juntarnos ni 11. Creo que finalmente éramos 9, y allí nos plantamos, a aguantar el chaparrón. Y yo, a recoger el balón del fondo de la red una vez tras otra, hasta 24 veces, con resignación.

Sinceramente, no tengo ni un mal recuerdo de ese día. Tuvimos otros encuentros similares, en los que encajamos no menos de 8-10 goles, y tampoco viene a mi memoria un mal momento de esa temporada. Odio perder, profundamente, pero aun así, ese año, con mi primer equipo de fútbol, fui feliz.

Y entonces leo que han echado a un entrenador de alevines porque su equipo le metió 25-0 a un equipo. Al parecer, el motivo que alega el club es que el técnico ordenó que se siguieran metiendo más goles. “Nosotros educamos valores, como el respeto al equipo contrario y esa actitud no podemos admitirla”, dice el club, el CD Serranos.

Esto demuestra que no entienden nada, absolutamente nada, sobre el deporte. Lo humillante no es que te metan 25, es que sean condescendientes contigo, que no te hagan más goles porque le des lástima al rival. Siempre, siempre, en cualquier deporte, quiero que el rival de lo máximo de sí, y si me caen 24, como aquel día de mi infancia, me dará igual siempre que yo lo haya dado todo, porque eso es lo que importa. En fin, que tengo la sensación que nos estamos volviendo todos locos con esta corriente de buenismo absurdo.

Mi equipo, al año siguiente. Muchos de estos chavales vivimos el 24-0 y seguimos jugando y pasándolo bien, obviamente.

¿Está la directiva del Barça pensando en vender a Messi?

Messi pasa de correr, está pensando en el Mundial”. Se lo oí a varios aficionados madridistas, ebrios de felicidad -entre otras cosas- tras la final copera de Mestalla. Pero no, es imposible que eso sea lo único que le pase a Leo, que se muestre pasivo en un partido así porque haya un Mundial dos meses después. Hay algo más.

Leo Messi

Leo Messi se lamenta en la final de Copa (EFE).

Es indudable que la gloria eterna le espera al argentino si levanta la Copa del Mundo este verano, es lo que le falta para codearse con los Maradona y Pelé en el olimpo del fútbol, pero ese argumento me parece válido para una ausencia espiritual en Granada, o en algún otro partido liguero, nunca en una final de Copa ante el Real Madrid.

El problema de Leo va más allá y su relación con la actual junta directiva parece estar en el fondo de todo. Juan Manuel Asensi, un histórico del clubazulgrana, admite que “algo ocurre con Messi y debe ser gordo” y apunta a “la actitud” del jugador como lo más preocupante del asunto.

Mientras, los diarios deportivos catalanes ya hablan de la venta de Messi como una posibilidad, algo impensable hace apenas unos meses, y las primeras filtraciones sobre que el argentino no se siente cómodo ya han aparecido. Era un dios para aficionados y prensa catalana, y ahora de repente se habla de que sí, que es una opción real que se vaya y el multimillonario PSG aparece en el horizonte.

Este verano se antoja como crucial para la directiva que heredó al mejor equipo del mundo y al mejor jugador del mundo. El equipo ya se lo han cargado, veremos si se atreven con la venta del ganador de 4 Balones de Oro. Aunque sea por 200 millones o más.