BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

El Barça – Madrid más inesperado

Fue un clásico inesperado, confuso. Ninguno de los análisis previos acertaron. Todo lo que se pensaba que iba a suceder en el Barça-Madrid, acabó por no pasar… salvo el resultado.

El gran favorito era el Barça. Llegaba en un momento mejor y ante un rival tocado anímicamente y en un mal momento de juego. El resultado acabó por respaldar a esta tendencia, pero no así el cómo.

Bravo y Bale

Claudio Bravo y Gareth Bale (EFE).

Para empezar, este iba a ser el partido de Messi. Iba a ser el jugador desequilibrante, bien con sus goles, bien con sus asistencias. El argentino está en su mejor momento y, partiendo desde la derecha, crea enormes desequilibrios con sus diagonales y sus milimétricos pases cruzados. Ante el Madrid apareció poco, especialmente en la primera parte. Se echó al equipo a las espaldas con el 2-1 y su manera de esconder el balón desarboló a los blancos e impidió su reacción tras el tanto de Suárez. Se esperaba más, no cabe duda.

En el Barça hubo mucho héroe inesperado, empezando por el mejor del partido: Gerard Piqué. Tras dos años de zozobra, por fin se está volviendo a ver la mejor versión del central catalán. Atento al cruce, rápido, bien colocado y líder de la defensa, fue el gran culpable de que en el mejor momento de juego de los blancos el partido no se desnivelara para los de Ancelotti.

También merecen mención Mathieu, autor de un gol y sin fallos atrás, y Claudio Bravo, que se lució a tiros de Cristiano y Benzema para evitar que el Madrid se pusiera por delante.

Y mientras los mejores fueron los secundarios, además de Luis Suárez, conviene resaltar que el Barça perdió en demasiados momentos el centro del campo. Su gran seña de identidad desde hace muchísimas temporadas ha dejado de ser su punto fuerte para pasar a ser algo secundario, un trámite que solo tiene como objetivo llevar rápidamente el balón a los tres de arriba para que sean ellos los que decidan. Iniesta apareció poco y de manera poco trascendente, a Rakitic apenas se le vio y Mascherano aporta en defensa, pero no en control del juego. Busquets sigue siendo muy importante y se le echó en falta.

Que el Barça perdiera el centro del campo ante su rival fue responsabilidad de un gran Kroos y, sobre todo, del omnipresente Modric. El croata crea, destruye, avanza, presiona y es vertical como nadie. Todo lo hace con sentido y el juego del Real Madrid da un giro radical cuando está en el campo. Cuánto le han echado de menos los blancos.

Casillas y Ramos

Casillas y Ramos tras un gol del Barça (EFE).

El Madrid perdonó donde no suele, en ataque, y mostró fallos atrás. Ramos se despistó en el gol de Mathieu y Pepe en el de Luis Suárez. De Casillas, qué decir. Ni está, ni se le espera. Los milagros son cosa del pasado, las buenas paradas parece que también y en el segundo gol se volvió a ver a un Iker sin chispa. Ni paró el disparo ni estuvo cerca, se venció demasiado pronto.

Además, está el problema de Bale. Puede decidir cualquier partido en cualquier momento, pero deja la sensación de que está siendo desaprovechado, de que tiene talento y fuerza para dar mucho más, que en la derecha está encorsetado.

La Liga se aleja del Madrid, pero las buenas sensaciones animan a los blancos de cara a la Champions, donde espera su bestia negra. El Barça sigue con su tremenda racha, pero el partido es un aviso: no son tan superiores como parecía y Messi no va a aparecer siempre, hay que buscar alternativas en el juego. Esta vez sí aparecieron.

7 comentarios

  1. Dice ser Karl Marx

    Cómo no, de nuevo enseñando la vena más asquerosamente mourinhista.

    Ahora resulta que Casillas ni estaba ni se le esperaba. Que tendría que haber parado el segundo gol, a pesar de pillarle a contrapié. Los tres últimos remates que sacó casi en mano a mano en los últimos veinte minutos no existen.

    De verdad que me dais repugnancia los putos mourinhistas. Qué desagradecidos y que ascazo de gentuza sois.

    23 marzo 2015 | 18:54

  2. Dice ser Smollett

    A mí Mourinho me caía como una patada ahí mismo pero es que objetivamente Casillas no es el que era. Que sí, que hizo tres buenas paradas al final, pero es que si no, apaga y vámonos. En un equipo de la categoría del Madrid o del Barça no te vale un portero que te saque un par de balones, sino uno que te saque prácticamente todo. Del mismo modo que los delanteros deberían definir bien cualquier pase medio decentillo.

    Y eso me lleva a lo que quería comentar: estoy cansado de leer el lugar común de “el Madrid perdonó donde no suele, en ataque”. El Madrid está como está, entre otras cosas, porque los de delante fallan un montón. Es como lo de “el Madrid a la contra es letal”, que alguien me diga la última vez que el Madrid marcó tras una contra fulminante, probablemente no esté muy lejos del último gol del “especialista en tiros de falta” CR7. O sea, ni se sabe.

    23 marzo 2015 | 21:04

  3. Dice ser Sofía

    Gran partido. El Barça mandó durante 1 hora y el Madrid durante media hora. Ganó el mejor. Os recomiendo el mejor programa deportivo de radio que he escuchado en mucho tiempo: http://goo.gl/7llvWZ

    23 marzo 2015 | 21:10

  4. Dice ser Play Store

    Increibe, se lo digo sinceramente que no me lo podria creer, pero bueno, hay que aguantar.

    23 marzo 2015 | 22:46

  5. Dice ser Carla

    Esta vez le falló al Madrid la BBC. Muchos remates pero muy poco acertados. Y gracias a las manitas de Casillas no fueron 3 mas.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.con

    24 marzo 2015 | 07:38

  6. Dice ser TNT

    Hola, ¿ya te has enterado de para qué sirve el semicírculo del área grande o sigues pensando que el penalty de Messi al Rayo no debería de haberse repetido? ¿Cuándo piensas rectificar… o dimitir?

    24 marzo 2015 | 07:50

  7. Dice ser totokoki

    Normal.Lo normal en ese engendro de club.Iker lleva años salvando a esa banda de quedar a media tabla y de no comerse un rosco EN NADA. Y parece que hasta el impresentable de presidente que se han echao para su ruina le culpabiliza de la derrota…

    Normal.Todo jugador honesto,con calidad,deportista,comedido,con maneras y educación es defenestrado.En ese club de m.los que triunfan y a los que adoran es a los chulos,a los broncas,a los navajeros,a los prepotentes y a los mediocres.

    Esa es su historia y ese es su destino.

    26 marzo 2015 | 15:59

Los comentarios están cerrados.