BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Ultras en el fútbol español: siempre ha habido permisividad

Lendoiro, compungido, da el pésame a uno de los ultras en el funeral de Jimmy. Le da una entrañable caricia. Perfecta representación de la relación entre muchos de los dirigentes del fútbol español, especialmente los más veteranos, con los aficionados más radicales.

Lendoiro en el entierro de Jimmy

Lendoiro en el entierro de Jimmy (LA VOZ DE GALICIA).

Me viene a la memoria Ramón Mendoza y su permisividad con los Ultra Sur. Y la excelente relación de Joan Gaspart con los Boixos Nois, que tuvieron barra libre en su etapa de presidente del FC Barcelona. O cuando el Frente Atlético se creyó dueño del club al entrar a un entrenamiento del equipo para exigir responsabilidades cuando los rojiblancos pasaban uno de sus peores momentos deportivos en un club que, una vez más, miró para otro lado.

Gil Marín ahora afirma que expulsa al Frente del Calderón. Palabras de escasa credibilidad. Este mismo miércoles por la noche, un miembro del Frente Atlético desvela en la Cadena Cope que en una reunión con Gil Marín se acordó que solo se expulsaría a los que participaron en la pelea y a los que tuvieran antecedentes  mientras que el resto de miembros del grupo podrían ir acudiendo al Calderón según se calmasen los ánimos, aunque con la promesa de que no habría cánticos ni insultos al respecto de lo sucedido en Madrid Río ni de índole xenófobo o racista.

Los jugadores, siempre reacios a mezclar política y fútbol, también han sido durante años flexibles con los ultras. Así, estos días recordamos las fotos de Raúl, Casillas, Luis Enrique en su etapa de jugador, Koke y Gabi, Carvajal e Isco, y un buen número más de futbolistas fotografiados con radicales y con bufandas y banderas representativas de grupos ultras.

En los próximos partidos veremos un control exhaustivo de los grupos ultras. La famosa “tolerancia cero” con la que se llenan la boca políticos y dirigentes. Pero en poco tiempo me temo que todo seguirá igual. Porque hay que recordar que hace 16 años un miembro del Frente Atlético asesinó a Aitor Zabaleta (un simple aficionado de la Real Sociedad que nada tenía que ver con el movimiento ultra, importante diferencia con este caso), y las consecuencias de ello fueron, al poco, inexistentes.

PD: ¿Alguien sabe algo de Ángel María Villar, presidente de la RFEF desde 1988?

 

3 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    No sé si el indeseable de Lendoiro tendría “eggs” para aparecer en el funeral si el muerto hubiera sido asesinado por un Riazor Blues.

    Clica sobre mi nombre

    04 diciembre 2014 | 21:36

  2. Dice ser Pedro

    Los periodistas también colaboráis con los ultras, pero bien que os lo calláis, los periodistas también fomentáis la violencia en el fútbol con con los fanatismos y los titulares, pero de eso no decís nada, solo hay que ver una tertulia de esas futboleras para verlo, pero es mejor tirar cartas a otro lado y no admitir su parte de culpa.

    05 diciembre 2014 | 00:43

  3. Dice ser manolove

    Todos sabéis quienes son los radicales, periodistas, policías, presidentes, pero acusáis a todo un grupo, que dentro de ese grupo un 10% son violentos, para que no se os descubra el pastel.

    Pero no os preocupéis, sin el altavoz del frente atletico, el calderón seguirá siendo un solo cántico. Todo esto lo haceis porque es el frente, lo que paso este fin de semana, no es peor que cuando los del valencia pegaron a una familia que iba a ver el futbol, pero eso bien que os lo callasteis.

    Solo hay que ver el documental de los ultra sur para ver como se le dora la pildora a unos y a otros se les da de palos.

    05 diciembre 2014 | 00:48

Los comentarios están cerrados.