BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Es oficial: el Atleti está en crisis

Oblak reacciona tras el primer gol del Villarreal (EFE).

Oblak reacciona tras el primer gol del Villarreal (EFE).

Hace poco más de un mes, en este mismo blog, hacía una llamada a la calma tras la derrota del Atleti ante la Real Sociedad. Decía que quedaba mucha liga y que no había que ser catastrofistas. Desde entonces, los de Simeone han cosechado dos derrotas (Real Madrid y Villarreal), un empate (Espanyol) y una victoria (Osasuna). A ello hay que sumarle una victoria en Champions ante el PSV y la derrota en Múnich ante el Bayern en la última jornada de la fase de grupos. Es decir, y sin sumar el partido del Guijuelo, dos victorias en seis partidos.

No es una buena cosecha. El Atleti es ahora sexto, a 12 puntos ya del Madrid, a 6 del Barça, a 5 del Sevilla, fuera de puestos Champions… El domingo, los rojiblancos tienen un duelo importantísimo ante la UD Las Palmas, que puede ser fundamental.

Este final de 2016 ha sido realmente malo en lo deportivo para el equipo. Y lo peor es que nadie tiene exactamente muy claro cuáles son los motivos de este bajón. Los síntomas sí parecen claros:

  • Falta de gol. Desde la marcha de Diego Costa, ha sido el gran debe del equipo. Antoine Griezmann ha cargado con la responsabilidad goleadora todo este tiempo, pero el francés lleva una mala racha y el equipo lo está notando.
  • Griezmann. Al hilo de lo anterior, parece que 2016, un año en general fantástico para el de Mâcon, el de su explosión definitiva en crack mundial, se le está haciendo un poco largo. Su crisis ha coincidido con el mayor torrente de elogios, portadas y anuncios.
  • El ‘9’. Kevin Gameiro ofrece trabajo, sacrificio, siempre buen criterio… pero sus seis goles, en plena crisis realizadora, parecen pocos. Es una mejora respecto a Jackson (lo tenía fácil, la verdad), pero no era la primera opción para el Cholo (él mismo lo dijo) y su efectividad no es máxima.
  • Medio campo. La lesión de Augusto fue muy lamentada, y con razón. Tiago es un año más viejo y el año pasado lo pasó casi en blanco por otra grave lesión. Koke, Saúl y Gabi están lejos del nivel de otros años. El capitán es un año más veterano, pero los canteranos están desconocidos. El hecho es que no se genera fútbol, ni ocasiones claras.
  • Defensa. Lo que siempre fue el punto fuerte del equipo, ahora está dando inquietantes síntomas de debilidad. Fallos antes impensables, la titularidad del puesto junto a Godín sin definir (¿Savic? ¿Giménez?), Juanfran en declive… es, quizá, lo más preocupante.

La cuestión, como os decía antes, es saber los motivos de los síntomas antes descritos. Podemos pensar algunas teorías:

  • La herida de Milán supura. Lisboa fue un palo durísimo, pero el equipo se levantó. Por eso, Milán fue aún más duro si cabe. Muchos jugadores no han vuelto a ser los mismos y lo que es peor, parece que el propio Cholo se dejó algo aquella noche de mayo en el Giuseppe Meazza. Quizá fue el fin de un ciclo.
  • El cambio de estilo. No está claro a qué se juega. El Atleti de 2014 y 2015 era una máquina, una apisonadora de hacer lo que tenía que hacer (fuera más o menos bonito). Y ante todo, era efectiva. Hoy hay una terrible indefinición que el Atleti achaca en sus resultados. Se supone que este Atleti iba a jugar más al fútbol, pero no lo hace, y es menos intenso que antes.
  • Es sólo suerte, una racha. Ojalá fuera el verdadero motivo. Goles que no entran, fallos que cuestan goles que antes no… Encadenar una buena racha dejaría todo esto en una anécdota.
  • Pérdida de realidad. Al Atleti le fue muy bien con el discurso del ‘partido a partido’ y de pensar en ser terceros. Las ínfulas de poner al equipo a la altura de Real Madrid y Barcelona parecen haber jugado en contra. El constante elogio, las insistentes referencias a que el Atleti es ahora un club global (véase la polémica del estadio y el escudo) y un equipo de los grandes de Europa (como si en los 70 no lo hubiera sido)… todo eso puede haber hecho mella en el equipo desde el punto de vista psicológico.

Sea como sea, el Atleti necesita como el comer que llegue ya el parón navideño. Reflexionar y hacer borrón y cuenta nueva. Quedarse con las cosas buenas (un cruce factible en Champions, el cuarto puesto aún a tiro…). Si no se hace así, la temporada puede hacerse muy larga.

5 comentarios

  1. Dice ser Thecentolloman

    El Atletico de Madrid vuelve al que ha sido su sitio por naturaleza…, es decir, por detras del grandioso REAL MADRID….., ha estado unos años con los grandes, pero ya tenia que volver a su estado natural de equipo mediocre, que es lo que siempre ha sido y ojo que cuando se vaya Simeone, la tonica va a ser que volvera a sus puestos reales, que es de media tabla para descenso…

    13 Diciembre 2016 | 07:17

  2. Dice ser Complutense

    Hace tiempo que noto cierto paralelismo entre lo que está pasando con el Atlético y lo que pasó en su día con el Valencia. Descenso a Segunda División, ascenso a Primera, temporadas buenas o muy buenas con finales de competiciones europeas, títulos, etc y finalmente vuelta al pozo, no de la segunda pero casi. Como aficionado atlético espero equivocarme pero…

    13 Diciembre 2016 | 11:14

  3. Dice ser igesar75

    Aparte de todo eso que has dicho, que estoy totalmente de acuerdo, la razón de fondo creo que es una falta de implicación total de los jugadores hacia el Cholo, ya que saben (o se huelen) que va a ser su último año aquí. No ya sus palabras después de la final de Milán, o las que ha hecho recientemente de “algún día entrenaré al Inter”, que la experiencia nos dice que las palabras se las lleva el viento, la clave es la modificación de su contrato por un año menos, que eso sí es un contrato firmado y no caben interpretaciones. Aunque sea hasta el 2018, le deja la puerta abierta para irse ya a final de este año sabiendo que ya no va a renovar.

    Ante esto, los jugadores se dejan ir y cumplen con lo mínimo indispensable para cumplir el expediente. Contra el Osasuna o el Guijuelo, te vale, pero el Villarreal ya no te perdona. En la jugada del primer gol de ayer por ejemplo, no ya el fallo de Tiago pasando hacia atrás (que también), pero Godín y Savic no meten la pierna. Eso el año pasado o hace dos era impensable. Y el fallo de Oblak en el segundo es una falta de concentración total, por no hablar del mano a mano fallado por Griezmann. Estos fallos, creo yo, vienen de la falta de motivación y de implicación de los jugadores arrastrados por la falta de motivación y de implicación del entrenador (y eso que si el Cholo me pide que me tire por un barranco, yo me tiro….. pero las cosas como son).

    Solo queda intentar quedar terceros, incluso ya casi firmaría quedar cuartos, ir al 100% a por la Copa, y acabar en Champions lo más lejos posible. No lo veo más allá de cuartos de final, a no ser que vuelva a tocar una perita en dulce tipo Leicester o Benfica (nunca se sabe…).

    13 Diciembre 2016 | 11:14

  4. Edu Casado

    Muy de acuerdo, igesar. Esp que dices es a lo que apuntaba cuando hablaba de la final de Milán. Se huelen el fin del ciclo

    13 Diciembre 2016 | 11:19

  5. Dice ser Ermadi

    Hablo desde fuera porque no soy seguidor del Atleti (aunque sí veo mucho fútbol), pero yo veo problemas más directamente futbolísticos que otra cosa, aunque la desmotivación que pueda haber en Simeone pueda influir. Ha habido una mala planificación de la temporada, no han fichado a nadie para el centro del campo cuando se ha visto que está envejecido (Gabi, Tiago e incluso Augusto), y a la vez falta calidad. Tiago sí es un tío con criterio, pero lento (y volvemos a lo mismo, mayor). Y Saúl y Koke sí tienen calidad pero no para jugar desde el medio centro.

    Por otra parte hay un excedente de extremos (Carrasco, Correa, Gaitán, incluso Sául), por el tipo de juego que le gusta a Simeone, y si encima Filipe Luis es casi extremo pues se provoca un atasco ahí que no veas.

    Y en ataque, fichas a un tío como Gameiro que no es mal jugador, pero para ser un 9 de referencia está un escalón por debajo de Diego Costa o Falcao. Incluso el año pasado que Jackson Martínez les funcionó fatal, Torres hizo una segunda vuelta fantástica (11 goles en 12 partidos, creo), pero este año pinta menos que la UGT con Franco.

    Luego ya hay cosas que sí dependen directamente del Cholo y que no entiendo, como pedir específicamente a Gaitán para luego no ponerle, y no confiar al 100% en Carrasco…. siempre le cambia y a veces no le pone de titular, parece que no se termina de fiar de él. Cuando con diferencia es el jugador más en forma del Atleti y uno de los pocos que marca diferencias.

    13 Diciembre 2016 | 14:06

Los comentarios están cerrados.