BLOGS

Barcelona

santiago

La última vez en Barcelona terminé, tras la grabación de Insuperables (TVE), de madrugada en la habitación de hotel de Santiago Segura celebrando su cumpleaños, con Pitingo y Sergio, atiborrándonos todos de fartons y horchata artesanal de El tío Che, hablando de mil y una cosas interesantes y admirando la cantidad de cosméticos que Segura traía consigo.

santiago2

En esta ocasión, acudía a un evento con una tendinitis en el pie y sabiendo que tendría que estrangular mi tobillo en unas horas con la tira de mis tacones. En las cajas de deportivas, como en las de tabaco, deberían advertir que el deporte puede matar.

Al bajar del tren, la bella ciudad me sorprendió con rizos (la humedad se nota mucho más cuando vienes de un sitio seco como la mojama) y plataneros, que hacen estornudar y cerrar demasiadas veces los ojos, por lo que en estas fechas esta rubia no sería apta para sostener un volante en Barna, sin llevarse a alguien por delante.

Una vez en el hotel y encima de la cama de la 1007, me esperaban un ramo de rosas, brochetas de fruta y unas chanclas moradas glitter con las que gustosa habría acudido al evento si el color me hubiera encajado. ¡Me encantan los detalles!

La cena tuvo lugar en el glamuroso Gatsby. Un show de los años 20, con un concepto muy similar al Lío de Ibiza, amenizó nuestra mesa y los originales platos, entre los que destacaban el huevo dorado que escondía en su interior una crema de patata y trufa y la barra de labios de foie; sentí mucho no poder entregarme en cuerpo y alma al baile, mientras una Elena Tablada, de inmaculado blanco, intentaba convencerme de que saliera a menear mis carnes entre la gente ya chisposa.

Acabé en el hotel con el tobillo como un rodillo y los hielos de la bebida abrasándome la piel, pero ni siquiera el haber perdido las formas de mi ser impidió que al día siguiente me dopara, a base de ibuprofeno, para descubrir ilusionada Barcelona una vez más, en busca de una deliciosa paella de marisco y el olor a mar.

Anduvimos más de la cuenta, con la felicidad a corderetas por lo que supone tener la lengua recorriendo como una hormigonera un helado de cucurucho, Snapchat recogiendo cada inmediato placer y un sol marinero encendiendo cada rincón de Barcelona.

Con 17 años pasé unas semanas en la calle Muntaner, arropada por una familia cuyo padre adoraba a los Beatles, comiendo en el vegetariano que regentaban y subiendo y bajando calles como un ascensor, las cuales parecían siempre la misma, a excepción de Paseo de Gracia, Las Ramblas y la Diagonal.

En mi visita me dio mucha pena ver el puerto anegado de inmigrantes vendiendo marcas falsas. No sólo hace mucho daño a la imagen de Barcelona, sino que me parece de auténtica vergüenza que se permitan estas mafias que venden réplicas ilegales de marcas conocidas, mientras a su lado unos entrañables puestos pagan religiosamente sus impuestos. Sorprendente, al menos, que no se desmantelen estos mercados que convierten, a ratos, una ciudad maravillosa en un paseo de manteros. Aunque, obviamente, yo no tengo nada en contra de esta gente que intenta ganarse la vida como puede, meras marionetas de otra gente sin escrúpulos.


manteros

La comida en la terraza del restaurante La Barceloneta, no decepcionó. Me quité a bocados las ansias de una deliciosa paella, hasta que no pude más. El postre lo acompañé de una montaña de hielo en mi pie y la siesta la pasé en la playa, atestada de gente con ganas de verano, y en la que unos paparazzis nos sorprendieron con la tripa llena, la ropa puesta y el pelo loco.

Volver a Madrid no apetecía. Con más pecas en la cara y mejor color de piel, a las 9 de la noche atravesamos el control de la Estación de Sants donde la mujer que ocupaba el puesto de seguridad, en lugar de estar pendiente de la pantalla con el interior de las maletas, escribía en whatsapp. Varios pasajeros le advertimos que eso no estaba bien, pero masculló entre dientes y se volcó de nuevo en la conversación que manejaba, que debía ser mucho más interesante que velar por la seguridad del tren.

En el trayecto: cena celíaca, un iceberg sobre mi calcetín rosa y una simpatiquísima tripulación que no paraba de preguntarme si me pedían una silla de ruedas al llegar al centro de la meseta. Pero una tiene que mantener una imagen… (risas)

Con las sábanas ya apagando mi estancia en la Ciudad Condal, bramé para mis adentros:  ¡viva Barcelona, viva la paella y, sobre todo… vivan los hielos!

barna

Avec tout mon amour,

AA

 

11 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser u0000

    Tienes toda la razón. Si vendieran productos hechos por ellos el problema no sería tan grave. Pero es que, además de que no pagan impuestos, venden cosas falsificadas.
    Se necesita tener una gran infraestructura para fabricar todo eso, es algo que sólo grandes mafias criminales pueden hacer. Mafias que se dedican al secuestro, la extorsión, el tráfico de drogas, ajustes de cuentas y un larguísimo etcétera. Hay que ser muy imbécil para creer que comprándoles estás haciendo algo solidario

    07 Junio 2016 | 10:26

  2. Dice ser ValleKas

    Claro, bonita… es que hay gente que no puede vivir de su imagen y tiene el horrible defecto de querer comer, a diario, y para eso tiene que vender bolsos, imanes…

    Es lógico que a algunos les molesta: les quita espacio para que puedan andar mucho más ámpliamente, les quita espacio vital, les molesta la imagen que esta “gente fea” y, sobre todo “pobre” da…

    Te entiendo… es normal!!!

    07 Junio 2016 | 10:26

  3. Dice ser Fran

    Mientras existan políticos populistas que no vean a los manteros y los extranjeros ilegales como lo que son: delincuentes, el país se irá irremediablemente a la mierda. Y cada día va a peor, hasta que estalle una guerra por la fractura social que provocan los comunistas.

    07 Junio 2016 | 10:35

  4. Dice ser u0000

    @2 Ganarse la vida no es incompatible con hacerlo legalmente

    07 Junio 2016 | 10:45

  5. Dice ser Jess Usopata

    Me temo que esta gente está a verlas venir, y venden lo que los que tienen dinero compran, curiosamente. Como preferimos Guccis y CHs y CKs chinos o turcos a los exotismos que no sabemos ni dónde colocar, pues eso.
    De todas formas no creo que la vista fuera mucho más estética si hicieran figurillas de madera africana (a la que aquí hay poco acceso gratis).
    Tampoco se podría pedir desmantelar, ya que no son mucho más estéticos, los saraos de desahogados que luego intentan aprender a escribir, y quizás algún día lo consigan.
    Si tus ojos te escandalizan…

    07 Junio 2016 | 10:45

  6. Dice ser antonia

    es muy fuerte que una actividad ilegal se haga a pleno dia y además la alcaldesa lo permite,
    pobre Barcelona, adónde vamos?…

    07 Junio 2016 | 11:31

  7. Dice ser con lo que jode comprar fakes...

    Es cierto. Si lo smanteros trabajaran la artesanía con su spropias manos se darían cuenta de lo que cuesta hacer la scosas, la idea original, el diseño, hasta el acabado.
    Deberían hacer artículos ellos y ellas confeccionados por sí mismos y ponerles marca de ellso mismos, con alguna publicidad explicando el origen de sus vidas y todo eso. Igual ganaban más.

    07 Junio 2016 | 11:49

  8. Dice ser Sergio

    Toda la razón del mundo, Adriana. Las calles de Barcelona se han convertido en un rastro, yo tengo mi tenderete de joyeria artesana y pago un dineral, ellos a 10 metros vendiendo marcas falsas y la policia sin hacer nada. INDIGNADO. Te doy las GRACIAS

    07 Junio 2016 | 12:08

  9. Dice ser joseluis123123

    la de la carta dice que no le gusta pero admite que tienen que ganarse la vida de alguna forma ¿ y no pueden ganarsela en otro de los 200 paises que hay en el planeta ?¿ y si vinieron a españa para trabajar y no trabajan porque no se largan otra vez a su pais ? esta gente buenista que no quiere que se adopten medidas contundentes contra los manteros hace que no solamente se acabe con el problema sino que sigan viniendo mas ante la permisividad que hay en nuestra sociedad con todo tipo de individuos.

    07 Junio 2016 | 16:51

  10. Dice ser Santiago Insegura

    .
    Cuidado con Santiago Segura, que ese tiene cara de ir mas caliente que un hereje de la Inquisicion jeje…
    Ahora te has roto el tobillo, pareces una muñeca de porcelana jeje… me acuerdo de una pelicula, dos negrotes con sendos miembros extralargos realizando el acto carnal con una blanca a la vez, el de abajo la tiene tan larga que se le rompe, porque eso no puede adoptar esas formas eslabonadas, jeje… El hombre reaccionó tarde a los movimientos salvajes de la amazona y se le quebró o se le partió como tu delicado tobillo jeje…. Me dio mucha pena, como los inmigrantes, tambien se ganan la vida, jeje… Yo fui a Barcelona, en la estacion habia un chino vestido como un pescador de rio, con un chaleco con muchos bolsillos y un sombrero de ala ancha me miró raro o a lo mejor eran sus ojos que son así, me miró como si el chino fuera yo, jeje… Ese no era japones porque iba solo, por eso se que era chino jeje… Los chinos son unos solitarios y ademas no hacen fotos, retienen las cosas en su cabeza, tienen memoria de elefante por eso se pueden distinguir entre ellos, es decir, los unos a los otros. El anuncio mas racista del mundo es un anuncio chino, pero ahora no quiero hablar de eso…
    Dice una señora bajita y gorda, yo no se como va ezo, yo no se como va ezo, yo miro hacia otro lado, meto el dinero en la maquina y espero a que salga el billete, yo no se como va ezo, tranquilo haz como si fueras sordo, oye perdona me puedes ayudar? esque yo no se como va ezo. En ese momento me gustaria ser chino a mi tambien o simplemente soltarle con los dedos levantandome los ojos, Lo ciento señola soy chino y no la entiendo. Yo quiero ir a Barcelona pero no sale Barcelona, miro su pantalla y veo solo recuadros de BARCELONA estacion A…, BARCELONA estacion B…. bARCELONA estacion C…. asi HASTA 30 veces, me cabreo un monton pero no digo nada, señora estas son las estaciones para ir a Barcelona, yo no puedo saber cual es su estacion, Ah bueno esa debe ser mi estacion, Pues entonces pulse el maldito recuadro que sale en la puta pantalla hija del demonio! ademas esa mujer creo que esta en todas las estaciones haciendo siempre la misma pregunta solo para incordiar, siempre te la encuentras, no falla nunca. En la estacion un hombre pelirrojo de origen desconocido con una falda a cuadros esta tocando una flauta con una bolsa de cuero, ¿Que ese tio es escoces? ¿se lo has preguntado acaso? pues callate la boca, podria ser perfectamente otro chino, una falsificacion, al otro lado el chino aparece de nuevo, me mira fijamente, a lo mejor me lo estoy imaginando, cierro los ojos, el calor es muy intenso y el chino puede ser solo un espejismo, a lo mejor ni siquiera existen los chinos reflexiono, eso seria muy malo entonces porque dicen que la multiculturalidad enriquece, sobretodo a las mafias y a los corruptos, estan explotados y los encierran en talleres ilegales. Un moro acompañado por tres sacos cubiertos con sabanas negras esta a mi lado, parecen fantasmas, pero son sus tres esposas, siento que me estoy enriqueciendo un montón, que agradable es conocer otras culturas y formas de ver la vida, las mujeres se esconden bajo sabanas porque el amor incondicional hacia el marido es tan fuerte que no quieren que otros hombres puedan meterse de por medio. Me enriquezco un monton gracias a esta bonita leccion sobre lo que significa el amor autentico.
    Los alemanes borrachos del vagon me acaban de convencer del todo, pero estos solo vienen a dejarse el dinero en los badulaques paquistanies y no se quedan mucho tiempo para enriquecernos con sus serenatas en plena calle a las tantas de la madrugada. Creo que nos deberiamos enriquecer hasta tal punto que seria mejor desaparecer junto con la propia nacion del mapa.

    07 Junio 2016 | 21:47

  11. Dice ser Isaac

    Mucha razón, nos están destrozando el pequeño comercio pero Barcelona como tu dices sigue siendo preciosa

    09 Junio 2016 | 19:54

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.