Un bebé ‘real’, muy ‘social’… y sin nombre

23 julio 2013

Sea uno republicano o monárquico, le guste la información rosa o azul, no podrá evitar durante toda esta semana toparse con comentarios y noticias sobre el alumbramiento real en Reino Unido.

A menos, claro, que tenga a mano un botón a lo The Guardian para ocultar de forma elegante todo lo relativo al heredero. O se busque trucos como una extensión del navegador chrome que reemplaza fotos de bebés por gatitos o lo que uno quiera en las webs de Twitter y Facebook.

Las redes sociales, por supuesto, han recogido hasta el momento toda la expectación y la fiebre por saber qué ocurría dentro (y fuera, que el ambiente era más que curioso) del hospital londinense St Mary. Y Twitter ha sido el rey.

En las horas posteriores al anuncio oficial de Clarence House -que ha aprovechado la coyuntura hasta para hacer un Storify con aportaciones de sus seguidores en Twitter-, el lunes por la noche, se produjeron más de dos millones de menciones de la buena nueva, según ha confirmado la red social.

Si hablamos solo de los primeros minutos, se contabilizaron 25.300 tuits cada 60 segundos.

 

 

Los hashtags más utilizados fueron desde el principio #RoyalBaby, #RoyalBabyBoy y #RoyalBabyWatch. Desde que Catalina de Cambridge ingresara en el hospital y en las horas siguientes, explicaba Twitter, #RoyalBaby fue utilizado más de 900.000 veces. Y subiendo.

El anuncio del nacimiento se produjo, sin embargo y a todos los efectos, en papel, que para eso hablamos de una anciana monarquía europea:

 

 

Personalidades de todo el mundo comenzaron entonces a plasmar sus felicitaciones en sus perfiles sociales, aunque también lo hicieron otras cuentas, por ejemplo, las de algunas conocidas marcas -subiéndose al torrente-, como una de galletas y otra de helados:

 

 

 

La expectación era muy grande y los periodistas y fotógrafos que han estado durante horas apostados frente a la clínica se hacían fotos los unos a los otros para matar el tiempo, como podemos ver en este tuit de Paul Harrison, de SkyNews:

 

La mayoría de portadas de diarios en Reino Unido han recogido este martes la noticia, a la que han otorgado mucho, mucho espacio. Quizá, The Sun transformado por un día en The Son sea la más llamativa:

 

A la contra nos encontramos, por ejemplo, al satírico Private Eye:

 

Tras conocer que  el recién nacido era un niño, la web de los diccionarios de Oxford ofrecía en Twitter su generador de nombres de bebés para que los usuarios compartieran en las redes algunas propuestas; mientras otros optaban por aclarar en qué puesto sucesorio se encuentra la criatura.

 

 

Y, por fin, la imagen más buscada. Esta la ha colgado en Twitter Georgina Brewer, de ITV News:

 

 

Lo único que falta es el nombre. “Aún lo estamos pensando”, han dicho los padres antes de abandonar el hospital.

Los comentarios están cerrados.